Análisis: Pokémon Escarlata y Púrpura

Una nueva entrega y una nueva generación de Pokémon. Esta vez con la gran innovación de apostar por un mundo abierto. Luego de terminarlo, te contamos nuestra opinión sobre el juego.


Nintendo, Game Freak y The Pokemon Company publicaron en Switch, este 18 de noviembre, los esperados Pokémon Escarlata y Púrpura, dando inauguración a la 9na generación de Pokémon. Luego de terminarlo, y estando en camino de completar la Pokedex, te contamos nuestra opinión.

Pokémon Escarlata y Púrpura suponen un gran cambio respecto a los anteriores títulos de la saga. Ya es costumbre que entre generación y generación se añadan algunas cositas y se cambien otras, pero esta vez, los cambios no han sido nada sutiles, siendo el más llamativo, el pase al mundo abierto. Ahora tendremos, la total libertad para enfrentar los objetivos en el orden que queramos, como los gimnasios, lo que nos da una total libertad de exploración, como nunca antes en los juegos principales de la franquicia.

El juego se desarrolla en la región de Paldea, e inicialmente sigue el mismo eje de aquel chico que sale de casa hacia una aventura y recibe su primer Pokémon. La gran diferencia es que ahora perteneceremos a una academia llamada UVA, así que nuestro nuevo cuarto, se encontrará dentro de esta. Acá conoceremos un montón de profesores y alumnos con historias que se relacionan a nuestro gran viaje.


 Una actividad extracurricular nos terminará llevando a la búsqueda del tesoro, por lo que tendremos  3 distintos objetivos marcados, que de cierta forma siempre han estado ahí en la franquicia, aunque algunas de ellos no tan marcados como ahora. Travesía de la Victoria, que es básicamente la búsqueda de las 8 medallas para enfrentarte a la elite de la Liga Pokémon y convertirte en el campeón; Vía Stardust, que es el arco donde nos enfrentamos al team Star, los villanos de turno de esta entrega; y finalmente Senda Legendaria, que es la trama que sigue los eventos del Pokémon Legendario principal. 

El primer gran cambio es el mundo abierto, que ha resultado todo un gran acierto en el juego, salvo el problema de la optimización. Un juego de mundo abierto requiere más objetos en pantalla. y si bien se han logrado grandes trabajos de mundos abiertos con la potencia de la consola, como Xenoblade Chronicles 3 o Zelda Breath of The Wild, parece que Gamefreak no es tan experto en la materia, por lo que encontraremos un rendimiento desastroso, algo que sería hasta perdonable en un port, pero no en un juego que va en exclusivo para Nintendo Switch. 

Luego de un par de horas de acostumbrarnos al desempeño del juego, nos daremos que realmente todo lo demás es positivo. El mundo abierto funciona muy bien. Entrar a las batallas directamente, sin un pase de pantalla, y tener cámara libre en ellas, con el verdadero escenario rodeándonos en vez de un fondo de escenario, es un gran paso en la franquicia, aunque con esto terminemos teniendo gráficos menos definidos en los Pokémon en batalla.

El juego arranca de manera guiada, como nos acostumbra la franquicia, pero luego de visitar la Academia Uva y se nos encarguen nuestras misiones, nos encontraremos con un mapa que nos indica donde están nuestros 8 objetivos de Travesía, los 5 objetivos de la via Stardust y los 5 de la Senda Legendaria. Claro está, no nos dicen por donde empezar, así que nuestro viaje empezará como una prueba y error. O sea, si tomamos cierto camino, pero los Pokémon tienen un nivel muy alto, damos media vuelta y seguimos por otra ruta. Esa sensación de tener todo el mundo a tu disposición y no saber por donde empezar, la he sentido pocas veces como en juegos como Breath of The Wild, y tenerla en un título de Pokémon, fue algo que no podía creer mientras jugaba - creo que habré quedado con una sonrisa fija por más de 2 horas, en ese momento- 

Como en Espada y Escudo, podremos ver a los Pokémon Salvaje en el paso, por lo que no tendremos enfrentamientos al azar, y vamos a tener casi el control total de elegir con quien enfrentarnos. Y digo casi, porque una que otra vez nos chocaremos con algún Pokémon de casualidad o nos toparemos con un Pokémon pequeño camuflado por el césped. Nuevamente el juego incentiva el coleccionismo, porque desde el inicio, la variedad de Pokemon capturables en cada zona, será muy amplia. Otro de los grandes cambios y aciertos de esta entrega, es la posibilidad de entrar a nuestra caja de reserva de Pokémon desde el mismo menú, sin necesidad de ir a un centro Pokémon. Algo que terminará facilitándonos la vida en nuestra aventura. 

Otro agregado es que ahora podremos sacar a nuestro primer Pokémon de su pokebola para con un solo botón mandarlo a luchar automáticamente contra un objetivo al frente. De esta manera la batalla será automática e instantánea, sin tener que darle órdenes y sin animaciones. Una excelente manera de farmear de manera rápida. Los Pokémon que sacamos de nuestra pokebola a salir a pasear, también puede recoger objetos por el camino. 




También ahora podremos armarnos picnics en cualquier punto de la ruta, así nuestros Pokemon podrán descansar, y si dejamos a dos solos, hasta aparearse. En el picnic también podremos preparar diversas recetas que iremos aprendiendo en los restaurantes de las ciudades. Al prepararlas y comerlas, tendremos ciertas bonificaciones temporales. 

Un cambio que no nos ha gustado, es que ahora, aunque las ciudades son un poco más grande, la mayoría de puertas está cerrada. Así que ahora sentiremos la ausencia de ese proceso de revisión casa por casa cuando llegábamos a una nueva ciudad. Ahora, los restaurantes, gimnasios y nuevos centros Pokemon serán los únicos puntos de interés en cada ciudad, por lo que le termina quitando vida a esta parte del juego.


En esta entrega se añade una mecánica llamada terracristalización, que es algo así como las evoluciones mega o las formas Dinamax o Gigamax, las cuales han sido dejadas de lado en esta entrega (aunque esperamos verlas a futuro en alguna expansión).  Terracristalización es una forma que potencia los ataques según del Pokémon y modifica sus debilidades y eficacias, según su tipo. Todos los Pokémon se pueden terracristalizar a su tipo primario. Por ejemplo, Meowscarada es Planta - Siniestro, si se terracristalizara se convertiría solo en Planta. 

El detalle es que hay ciertos Pokemon especiales se pueden terracristalizar a otro tipo, por lo que añade un factor estratégico a las batallas. Por ejemplo si un Pokémon Volador tiene un teratipo de planta, y activamos la terracristalización, si nos atacan con un movimiento eléctrico este será poco efectivo. El único detalle es que los Pokemon no podrán aprender ataques de tu teratipo, si este es diferente a su tipos habituales. Lo bueno es que si aún no coincide el teratipo con el movimiento, tendremos x.1.5 de potenciador. Y si usamos un Pokemon el cual sus ataques coinciden con su teratipo, este se multiplica x2. También encontraremos TMs especiales para Pokemon terracristalizados. Usar el terracristal en Pokemon comunes, también resulta un factor estratégico, puesto que nos puede quitar las debilidades de nuestro tipo secundario.

 Los Pokemon con distintos teratipos se podrán encontrar en terracristales en el mapa, y estos brillarán desde lejos, por lo que será muy fácil encontrarlos. Una vez nos topemos con el cristal podremos empezar un raid de 4 jugadores en online, o en solitario junto a 3 IA, muy al estilo de los Raid de Dinamax y Gigamax de Pokemon Espada y Escudo. Una vez hayamos debilitado el Pokemon, podremos atraparlo. 



Las TM vuelven a ser de único uso, solo que a diferencia de otros títulos, podremos aprender como hacer TMs con la debida receta y materiales. Para obtener la receta de las TMs simplemente deberemos encontrarlas una vez estas TMs en el mapa. Automáticamente tomaremos conocimiento de su preparación. Mientras más raids hagamos, más materiales para su preparación encontraremos. Además también podremos comprar estos materiales, ya sea con el dinero tradicional del juego o el dinero de la academia. 

Otra de las grandes diferencias, es que el Pokémon legendario de turno (Koraidon en Escarlata y Miraidon en Púrpura) nos acompañará desde el principio, solo que no estará en  condiciones para luchar. Este Pokémon legendario se convertirá básicamente en nuestro transporte, teniendo como uso inicial, el de suplantar la bicicleta. 

 En esta entrega se elimina las MO Corte, Fuerza, Surf, y todas aquellas que nos venían acompañando desde la primera generación. En cambio, nuestro Pokémon legendario irá recordando ciertas habilidades, que de cierta manera servirán como reemplazo y nos ayudarán a llegar a lugares en el mapa, donde antes no podíamos llegar, Entre ellas tenemos más velocidad, poder saltar más alto,  nadar,  planear y escalar. 


Y precisamente donde iremos recordando cada habilidad de nuestro Pokémon Legendario es en la Senda Legendaria. Este arco está dividido en 5 partes y en cada una, deberemos buscar a un Pokémon Dominante y derrotarlo. Estos Pokémon dominantes se caracterizan por tener un tamaño descomunal,  y más HP del normal. En cada capítulo tendremos que derrotar dos veces a este Pokémon Dominante, y el segundo enfrentamiento, será ante un versión potenciada.

 En este arco nos acompañará Damián, un personaje que busca recetas saludables con especies ocultas.  Luego de vencer a cada Pokémon Dominante, con los ingredientes, preparará una nueva receta, y luego de que nuestro Pokémon legendaria coma de ella, recordará uno de sus poderes perdidos. Damián también nos acompañará a la acción en el segundo enfrentamiento de cada Pokémon Dominante. 



Por otro lado, la Senda Stardust también se divide en 5 actos,  donde deberemos enfrentarnos a los miembros de esta organización, que curiosamente son alumnos rebeldes de nuestra misma academia. Cada uno de estos episodios, nos traerá una batalla inicial contra un subordinado, seguidamente tendremos que elegir a nuestros tres primeros Pokémon para invadir la base y derrotar 30 Pokémon, con batallas instantáneas (solo mandándolos a atacar) , y posteriormente, tendremos el enfrentamiento con el líder de la base. En todos los episodios, acabará con una batalla muy peculiar donde Revavroom, un Pokemon que es prácticamente un Motor de carro, toma el control de un auto para atacarnos, sí, así como lo leen. 


El camino hacia la liga Pokemon es lo más tradicional que vamos a encontrar, pero también ha tenido cambios. Antes, en el mismo gimnasio, debíamos resolver unos puzzles, tomar unas cuantas batallas previas y terminar con la batalla contra el líder. Ahora en cada gimnasio tendremos un distinto reto, si queremos luchar contra el líder. Encontraremos por ahí algún gimnasio que nos proponga unas batallas previas como reto, siendo este el más tradicional, pero también encontraremos otros gimnasios que nos pidan cosas peculiares como mover aceitunas gigantes o seguir alguna coreografía de baile. En la Liga Pokémon, antes de tener la batalla contra los 4 de la elite y el campeón, antes tendremos que llevar un examen de conocimientos. Así que acuérdense el nombre de los líderes de gimnasio y su tipo de Pokémon.


Sorpresivamente, este será el primer título Pokémon que al llevarnos el título de campeón en la liga, no sigan los créditos del juego. Acá tendremos que terminar las tres sendas, para que finalmente se abra un último episodio de la senda legendaria, que nos llevará al arco final de la historia, junto a grandes batallas, Pokemon nunca antes vistos y grandes revelaciones. Una vez, concluyamos esto, saldrán los esperados créditos. Aunque como es costumbre, la aventura no ha terminado y nos esperan muchas más aventuras en  el postgame. 

Sobre el postgame, encontraremos mucho contenido, como para echarnos unas 10 a 20 horas, sumadas a las 35 que puede costarnos terminar la historia principal. Acá, podremos luchar nuevamente con los 8 líderes, volver a enfrentar la guía, encontrar a los otros legendarios, luchar en incursiones de terracristal con pokémon mas fuertes y completar nuestra Pokedex. 


El multijugador del título también está muy bien implementado. Nuevamente podremos tener batallas e intercambios en cualquier lugar del mapa, solo entrando al menú. El multijugador está abierto para cualquier jugador, pero si queremos jugar con alguien en específico, tendremos un sistema de códigos sencillo, simplemente dos jugadores deberán entrar a combate o intercambio introduciendo el mismo código de dígitos. Lo mismo pasa para los raids contra los Pokemon terracristalizados. La novedad en multijugador es que ahora tenemos una opción llamada Circulo Unión, en el centro pokémon, en donde podemos iniciar una aventura cooperativa, solo con amigos, de hasta 4 jugadores y explorar el mundo abierto acompañado. 

 Los nuevos Pokémon nos han gustado mucho, las nuevas evoluciones (aunque son pocas) son toda una locura y las versiones región Paldea de algunos Pokemon también nos han dejado gratamente sorprendidos. Nuevamente, tendremos que rompernos la cabeza o averiguar en Internet como evolucionan ciertas especies, pues varias de ellas tendrán evoluciones novedosas y complicadas. Igualmente, tanto Púrpura como Escarlata contarán con algunos Pokémon exclusivos, incluidos los Ferros, que mientras en Púrpura pertenecen al futuro, en Escarlata pertenecerán al pasado. 

Gráficamente, tenemos un problema importante de rendimiento. Sabemos que Switch no es una consola muy potente, pero también sabemos que se pueden hacer mejores cosas gráficamente, por lo que no creemos que el juego esté totalmente optimizado. El framerate es a veces molestoso, dando tirones a veces al pasar de área. Hay algunas animaciones en el fondo que se hacen a menos de 5 frames, y es totalmente fastidioso. Creo que simplemente se vería mejor desapareciéndolas.  A nivel de texturas, los escenarios también dejan mucho que desear, sobre todo la parte soleada del Área Cero, que realmente a primer contacto es un dolor a los ojos. Esperemos Game Freak pueda solucionar este problema de rendimiento, ya sea con técnicas de reescalado o una mejor optimización.



Conclusión

Pokemon Escarlata y Púrpura es la bocanada de aire fresco que necesitábamos en la saga. El mundo abierto cambia las reglas totalmente, y buscar nuestro próximo objetivo, nunca fue tan entretenido y adictivo. Explorar, encontrarte Pokémon en nivel mucho más alto que los tuyos y darte cuenta que no es el camino, es una sensación que la linealidad de los anteriores títulos no nos permitían. Tener todos los puntos objetivos marcados en el mapa, pero no saber como llegar y a cual ir primero, nos da una libertad brutal, que pocos juegos se atreven a dar. Y por último las terracristalizaciones, son un reemplazo novedoso, sencillo y funcional, para las formas Dinamax y Gigamax, añadiendo una capa más de estrategia a las mecánicas de pelea. 

Claro, no todo es color de oro, y el rendimiento gráfico es un total desastre, a nivel que puede opacar para algunos la experiencia de esta gran aventura. Esta optimización tan mala, podría ser perdonable para un port, pero para no un juego exclusivo de la consola. No obstante, creemos que ni esto, puede opacar todos los aciertos que esta entrega de Pokémon consigue. 


Lo bueno: 

- Mundo abierto cambia reglas totalmente 
- Tener tus 18 objetivos trazados desde el inicio y decidir como afrontarlos
 - El nuevo grupo de Pokemon es muy balanceado
-  La mecanica de  terracristalizaciones 
- Mucho por hacer en el postgame

Lo malo

- Rendimiento gráfico y de frames del juego
- Los sprites en 3D de los Pokemon no lucen tan bien como Espada y Escudo, debido a la cámara libre y contar con los escenarios reales en el fondo. 

NOTA
92/100



Análisis hecho con un código de Pokémon Escarlata y uno de Pokémon Púrpura para Nintendo Switch*

Publicar un comentario

0 Comentarios