Análisis: Souldiers

 ¿Qué pasaría si Metroid, Castlevania y Dark Souls se juntaran para hacer un solo videojuego? Souldiers viene para resolverte esa interrogante.


Escribe: Mauricio Lazón

El estudio indie español Retro Forge lanzó su primer videojuego al mercado con Souldiers, un clásico Metroidvania con animaciones tipo pixel art y mucha inspiración en diversos RPG de antaño. Pero, además de la inspiración en Metroid, Souldiers tiene mucho de los llamados soulslike, con su alto grado de dificultad y con la probablemente alta cantidad de veces que tendremos que morir para ir mejorando nuestro progreso en el juego. Esta combinación hace que Souldiers sea un juego bastante singular y sin dudas una experiencia distinta para disfrutar, aunque como repetiremos muchas veces a lo largo de la review, no es un juego para tomarse casualmente por su grado de dificultad, pero un buen reto para quienes buscan una experiencia nueva. Souldiers fue lanzado oficialmente el pasado 2 de junio y está disponible en PC, Xbox One, Xbox Series X y Series S, PlayStation 4, PlayStation 5 y Nintendo Switch.

La historia inicia con una reunión del consejo real en Zarga, nación en la cual vivimos. Solo llegamos a ver la finalización de esta reunión, en la que los miembros han decidido optar por una estrategia para defenderse frente al asedio del ejército de Dadelm. Cuando los personajes están por retirarse, Arkzel, conjurador y miembro del consejo real, habla de hacer un cambio de estrategia. Acto seguido, los soldados que esperaban el asedio de Dadelm son sorprendidos por un terremoto que les sepultó en las montañas. Dentro de las montañas logramos conversar con una Valkiria, que nos dice que estamos muertos y nos encontramos en una especie de limbo. Nuestro único destino será acompañarla ya que de no hacerlo simplemente desapareceremos en el lugar. Aquí Brigard, quien lidera a los soldados, decide tomar el primer paso y adentrarse al lugar a donde nos envía la valkiria, acto que anima al resto a seguirle y es aquí donde podemos elegir a nuestro personaje para la historia. Las opciones son: Scout, Arquero y Conjurador, cada uno con su respectivas características en cuanto ataques y estrategias. Hacemos nuestra elección y así habremos empezado nuestra historia en Souldiers.




De aquí, la trama nos llevará por diversas partes de Terragaya, el lugar entre la vida y la muerte, donde nuestro héroe y el resto de soldados intentarán avanzar a fin de aferrarse a la esperanza de continuar viviendo. La travesía nos llevará por diversos tipos de ambientes donde iremos encontrando también a otros soldados, vivos y muertos, como también a los generales del ejército. Les anticipamos que estos mapas son bastante amplios y tomará bastante tiempo poder completarnos, y se siente mucho la diferencia entre nivel y nivel, con ambientes y enemigos distintos para cada uno. Ya desde el primer nivel, llamado Guarida de las Arañas, podemos ver el gran nivel de detalle y la ambientación particular que hacen cada nuevo escenario una experiencia distinta.

El juego fue testeado en una consola PS4, y los controles básicos son los siguientes: X para salto, golpe con cuadrado, rodamos con círculo y con triángulo hacemos un golpe fuerte o secundario según el personaje que hayamos elegido. Con L1 podemos activar nuestro escudo, el cual tiene una barra de resistencia y al quedarse vacía no nos permitiría defendernos por unos minutos. L2 nos permite lanzar objetos como bombas para poder vencer enemigos o abrir camino en cierto tipo de ambientes



. Además, tenemos disponibles objetos para recuperar nuestra barra de vida, barra de maná y también algunos objetos que mejoran nuestras características temporalmente. Nuestros personajes también subirán de nivel mientras avanzamos en el juego, y con cada nivel subido podemos ir mejorando nuestras maestrías, que nos otorgan habilidades para nuestros personajes que se pueden accionar con ciertos comandos. También podemos ir equipando armadura y armas que encontremos en el camino, lo que también nos da muchas oportunidades de ir combinando y probando nuevas estrategias para seguir avanzando en el juego.

Como mencionamos antes, la forma de jugar y la estrategia será basada en el personaje que elijamos. El scout es una categoría completamente melee, teniendo un ataque corto y un ataque cargado con algo más de distancia. El arquero es un personaje más ágil, sus flechas tienen un pequeño período de carga, por lo que no podemos estar disparando flechas por doquier sino tenemos que ir calculando cuántas vamos tirando para no quedarnos con las manos vacías en plena pelea, y si no tenemos alternativa podemos usar nuestro golpe secundario que consiste en lanzar nuestro arco como si se tratara de un bumeran. Por último, el mago se convierte en una especie de híbrido, ya que cuenta con un ataque cuerpo a cuerpo como principal y lanza proyectiles como golpe secundario, siendo este golpe también afectado por un contador que se reinicia cada vez que lanzamos un ataque. A lo largo de la historia también iremos desbloqueando otros poderes para cada personaje y además podremos equipar elementos naturales que tienen alta efectividad frente cierto tipo de enemigos o sirven para ir desbloqueando sectores del mapa.



En cuanto a la dificultad, seremos claros: Souldiers es un juego difícil. Constantemente prueba tus habilidades para resolver puzzles y también tu capacidad para alternar estrategias de combates y poder usar la más adecuada para vencer al enemigo. Lo cierto es que el juego sí nos da oportunidad de ir mejorando nuestras habilidades, equipando nuevos objetos que mejoren nuestras estadísticas o también usando un poder que sea efectivo ante ciertos rivales. Pero también te encontrarás momentos que pueden calificarse como injustos, donde la muerte será súbita y con nula chance de hacer algo más. La recomendación: ser pacientes y no desistir. Es cierto que podemos elegir la dificultad al iniciar, pero esto afectará directamente a los logros que podemos obtener en el juego, aunque si solamente queremos vivir la experiencia del juego y no nos interesa tanto el reto, es una buena opción.

La duración de Souldiers es bastante larga. Vencer el juego puede tardar aproximadamente unas 30 horas, ya que los niveles suelen ser muy grandes y para avanzar hay que terminar acciones en un extremo para luego volver al otro lado y continuar con el nivel. Esto hace que evidentemente un capítulo nos pueda llevar 1 hora para completarse e incluso más si vamos a por los cofres y otros objetivos del nivel. Sin embargo, podemos grabar nuestro progreso en medio de la partida gracias a los múltiples puntos de guardado en los mapas, por lo que no hay necesidad de completar un capítulo en una solo sesión, y la verdad es recomendable ir avanzando de a pocos para no saturarse con el juego.




Para completar el juego en su totalidad, tendremos la facilidad de tener la información porcentual al lado de nuestra partida, así podremos saber qué tan avanzados estamos en la obtención del 100% del juego. Además, también tendremos un bestiario que completar y otra información más para los archivos del juego, así que tendrás mucho que explorar si eres de las personas que quiere completar el juego hasta el más mínimo detalle. Tenemos también disponibles los trofeos en las consolas PS4, Xbox y también en Steam.

Los gráficos de este juego están en pixel art, emulando un poco a los juegos clásicos de NES y SNES pero con una mejora gráfica y movimientos mucho más fluidos. La cantidad de detalles que podemos encontrar nivel a nivel es una muestra del gran trabajo que ha realizado el estudio español para recrear la experiencia de los RPG clásicos, añadiendo ventajas de los motores gráficos actuales. Incluso la intro del juego tiene un estilo similar al de un anime y es uno de los puntos a destacar.

La banda sonora de Souldiers es bastante buena, colocando al jugador en el ambiente de RPG con canciones de estilo medieval y de epopeya. Todos los enemigos cuentan con sonidos propios, los que les da un gran nivel de detalle y además te permite ir identificando tan solo por el ruido al rival al que te enfrentas. No existe doblaje de voz para el juego, así que nos tendremos que contentar con leer lo que nuestros personajes quieran decir a lo largo del juego.




Conclusión

Souldiers llega para no posicionarse solamente como un metroidvania más, sino para destacar entre la competencia con su buena combinación de elementos y referencias de otros juegos. Con una dificultad alta y con un reto bastante bueno para los amantes del género, Souldiers garantiza tener una experiencia buena y sobre todo muchas horas de juego mientras vamos avanzando en nuestra aventura. En aspectos técnicos, el uso de pixel art se siente muy bien justificado por su temática retro y la música también se siente característica de los clásicos de este género de videojuegos. Totalmente recomendado.


Lo bueno
 
- Combinación perfecta de metroidvania y soullike.
- Gráficos bastante pulidos con el pixel art.
- Altas horas de juego gracias al contenido amplio del juego.
- Cada personaje es completamente distinto y nos da diversas experiencias de juego.
 
Lo malo
- Dificultad bastante alta.
- No cuenta con voces.

NOTA
85/100


Análisis hecho con un código de PS4 brindado por Dear Villagers*

Publicar un comentario

0 Comentarios