Análisis: Crysis Remastered

 Un año después de su salida en Epic Games y consola, el juego aterriza en Steam. Nosotros aprovechamos para probarlo y te contamos nuestra opinión


Este 17 de septiembre salió a la venta Crysis Remastered en Steam, luego de haber tenido un año de exclusividad con Epic, Esta es una remasterización del juego del 2007 que salió a la venta en PC, Xbox 360 y PlayStation 3.

El equipo Raptor es enviado a las Islas Lingshan para rescatar a un equipo de arqueólogos cuando ejércitos de Corea del Norte se apoderan de la isla. Esta fuerza especial llamada Raptor, donde se encuentra nuestro protagonista, está equipada con nanotrajes que les permitirá controlar la situación ante las fuerzas coreanas. Y así como el juego inicia como una suerte de los primeros Far Cry, un descubrimiento alienígena cambia totalmente las reglas del juego.

Estamos ante un shooter en primera persona desarrollado por Crytek, los mismos creadores de Far Cry. Solo que esta vez en vez de ser un sandbox, estamos ante un juego más lineal, que si bien es cierto, a veces podemos tomar uno que otro desvió, la estructura es mucho más lineal, dividido en capítulos y siempre solo con una misión principal a la mira. 

Nomad es el protagonista de nuestro juego y es el segundo al mando de los Raptor. Nuestro personaje tendrá equipado un nanotraje dispositivo corporal de alta tecnología, que hará a nuestro personaje más fuerte y ágil, además de brindarnos habilidades especiales y ser un protector ante temperatura.

Entre las habilidades de uso general, tenemos un salto con propulsión, corrida con propulsión, blindaje, camuflaje y ataques de cuerpo a cuerpo con superfuerza. Usar cada una de estas acciones requiere energía, por lo que no podemos mantener ninguna de estas habilidades activadas todo el tiempo No obstante, bastará con dejarlo de usar sus beneficios un momento para que esta barra empiece a recuperarse nuevamente. 

Algo similar pasa con nuestra barra de vida, si recibimos daño constante, esta disminuirá y si llega a 0, moriremos. Pero bastará solo con evitar cualquier tipo de daño unos cuantos segundos y ya empezaremos a recuperarla gradualmente, hasta llegar a su totalidad. 


Aunque claro, nuestra mejor ayuda ofensiva serán las armas. Acá no tendremos un equipo fijo el cual podremos ir mejorando o algo por el estilo, sino tendrá un sistema más sencillo, en el que prácticamente usaremos lo que tengamos a la mano. Al mismo estilo de Gears, Halo o Far Cry, las armas y municiones, las cogemos de enemigos caídos. Y aunque aparte de las pistolas básicas podemos almacenar más de 2 tipos de armas primarias, muchas veces nos veremos en la necesidad de cambiarlas para usar una con munición.  

Y es que las municiones en este juego son un bien muy preciado. Y si bien en la primera parte del juego donde nuestros enemigos son los coreanos,  no tendremos problema con municiones, ya que cualquier soldado caído nos las dejará. En la última recta donde los alienígenas cefalópodos serán nuestros principales enemigos, la cosa se complica un poco, ya que este tipo de enemigo no dejará municiones por razones obvias. Claro, esta escasez se dejará de sentir cuando tengamos en nuestra mano la arma con tecnología alienígena, así que el problema será solo eventual.

El juego destaca por tener una buena implementación entre lo narrativo y lo jugable, sobretodo teniendo en cuenta que estamos hablando de un juego del 2007. En todo momento sentimos que vamos directo al grano, por lo que a grandes rasgos muchos podemos terminar pensando que el juego nos puede quedar chico. Y bueno, realmente no estamos ante un juego tan largo, en nuestra primera pasada, el título podría durarnos unas 8 horas, pero ya sabiendo lo que hay que hacer, podrías acabártelo en menos de 5 horas. 

Como mencionamos el juego empieza con la propuesta de un shooter de guerra, donde nuestro enemigo es un ejercito. Cuando nos enfrentamos por primera vez con los soldados con copias de nanotraje, sentimos por primera vez el cambio de mecánicas que empieza a darte el juego. Ya no solo te enfrentas a un soldado común que está en desventaja ante ti, ya que tienes el nanotraje, ahora te enfrentas con enemigos con habilidades similares a las tuyas, como camuflaje y blindaje. Y para terminar, en la recta final del juego, el ritmo se vuelve a alterar ya que ahora tendremos que vencer a alienígenas flotantes que pueden desde dispararte hasta embestirte. Podríamos decir que pasamos de un Far Cry para terminar en un Mass Effect. 


Respecto a la jugabilidad, puede que haya un envejecimiento en la mecánica de disparos por ausencia de mira en muchas armas al momento de apuntar, por lo que podría provocar que tengamos problemas de puntería en un inicio, al menos hasta que nos adaptemos al juego. Si bien esto se corrige en Crysis 2, parece que no tuvieron intenciones en hacerlo para el remastered de la primera entrega. Otra de las mecánicas que envejeció mal es el control del jet, en la recta final del juego, puesto que su manejo puede ser desesperante, si no estás acostumbrado. 

Gráficamente el juego sigue siendo una maravilla. Como mencionamos, jugamos la versión Steam, y lo hicimos con una RTX 2080 Ti Founder Edition. Al jugar con una tarjeta de NVIDIA, el título nos da la posibilidad de activar el DLSS, el cual puede centrarse en desempeño, equilibrado, calidad y ultrarrendimiento. Más o menos dependiendo de la opción, pudimos jugarla entre 4K con 40 fps  y 4K con 60 fps, con el raytracing activado. Si bien el juego se ve hermoso en zonas abiertas e iluminadas. Cuando llegamos al núcleo, nos sorprendió lo bien que se veían los efectos de partículas en su interior, sin duda un gran añadido de esta remasterización. 

Salvo una que otra textura que se cola por ahí, el juego parece algo totalmente nuevo, al menos jugándolo en las calidades más altas. Lo que si logra desentonar, son los rostros de personajes y escenas de transición, ya que son las mismas animaciones faciales del 2007, solo que remasterizadas, y sobre eso, mucho no se puede hacer. 


Respecto al sonido, el juego no nos da muchos perfiles de sonido, por lo que deberemos limitarnos a tener un menú para bajar o subir el volumen a distintos apartados. Tanto el OST como los efectos de sonido no llegan a estar a la altura de los shooters actuales, pero están bien.  Recomendado jugarlo con headsets para un sonido más envolvente, puesto que la dirección del sonido será muy importante para no caer ante nuestros enemigos. Si tenemos dolby atmos virtual para auriculares comprado, te recomendamos bastante usarlo, ya que el sonido consigue ser más inmersivo. 

Conclusión:

La primera entrega de Crysis sigue siendo sorprendente al día de hoy, y Crysis Remastered, es la mejor manera de volver a vivir esta experiencia. Muchos dicen que una remasterización no era necesario, pero jugarlo con el raytracing activo, con los efectos de partículas, texturas y todo lo demás al máximo, es una experiencia digna de nueva generación.  Lo que sí, se pudo aprovechar en actualizar un par de mecánicas y renovar todos las escenas de historia, ya que estas transiciones sí han envejecido mal. 

Lo bueno:
- Gráficamente, el juego parece muchas veces un título totalmente nuevo.
-  Una historia muy atrapante, con un giro que cambia totalmente las reglas del juego
- Corto, pero va directo al grano.
-  Las habilidades de nanotraje

Lo malo:

- Siempre hay una que otra textura por ahí que termina cortándote el rollo de juego nuevo, pese a tener todo al máximo
- El sistema de apuntado no ha envejecido muy bien
- Generalmente todos los rostros se ven muy generación PS3, desentona con el resto del juego. 
- El control del jet sigue siendo estresante.

NOTA
83

Análisis hecho con una código para Steam brindado por Crytek*






Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch