Análisis: Atelier Ryza - Ever Darkness & the Secret Hideout

Jugamos el nuevo Atelier,  y luego de haberlo terminado, te contamos nuestra opinión


El 29 de octubre Gust y Koei Tecmo sacaron  a la venta Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout para Switch, PlayStation 4 y PC (Steam). Luego de haberlo jugado un par de semanitas y haberlo terminado, te contamos nuestra opinión.

Ryza es una chica común y corriente, hija de granjeros y con el único sueño de conocer más allá de su aldea. Un día, junto a sus amigos Lent y Tao, decide aventurarse a su sueño, terminando envuelta en una historia con alquimia, mundos oscuros y enemigos de las sombras. 

Atelier Ryza en un RPG que podría dividirse fácilmente entre 50% batallas por turnos y 50 % recolección y alquimia. Durante sus 30 a 40 horas de duración, viviremos la historia de Ryza, Lent, Tao, Klaudia, Empel y Lila, en su intento de devolver la paz a Kurken Island; todo esto, mientras poco a poco Ryza se va convirtiendo en una experta alquimista.



Hay que aclarar que el tema de la alquimia en el juego no es secundario, y muchas veces para avanzar en la historia se requerirá de mucho esfuerzo en este tema. Es por eso que la recolección y farmeo toman un punto muy importante en el juego, ayudando también a alargar la duracción de este. 

En un inicio, Ryza iniciará con su afición con la alquimia en su casa. Más adelante, junto a sus amigos, ella construirá su propio taller de alquimia, el 'Atelier Ryza', el cual se convierte en nuestra zona principal en todo el juego. 

El Atelier Ryza es el lugar donde haremos alquimia, podremos descansar y guardar nuestra partida (en un inicio esto se hace en nuestra casa). Además, acá estará nuestro enorme baul de objetos, lugar donde depositaremos todo lo que hayamos recolectado en cada viaje. 



Para hacer alquimia deberemos unir una serie de objetos, el cual se precisarán en una receta. En base a eso, deberemos depositar cierta cantidad de ingredientes, teniendo en cuenta que, a mayor calidad de los objetos mezclados y más objetos usados, mayor calidad del producto final. 

El juego nos irá dando poco a poco algunas recetas, pero también nos obligará a descubrir otras, tomando rutas opcionales en las recetas para crear un objeto. Una vez hayamos descubierto esa variación por primera vez, pasará a formar parte de nuestra lista de recetas.

Es importante mencionar que buscar por nosotros mismos estos caminos alternos, será primordial en el juego para poder mejorar armas, equipo, para subir nuestro nivel de alquimia y hasta para encontrar objetos necesarios para seguir avanzando con la historia principal. 



Para recolectar la mayoría de objetos necesitaremos de algunas herramientas. Empezaremos con nuestra vara, pero poco tendremos que ir creando otras como: caña de pescar, atrapainsectos, hacha, un cortador y una vara explosiva. Algunos objetos solo podrán conseguirse con cierta herremienta, pero habrán otros lugares donde se podrá usar más de una herramienta, y depende de cual elijamos, supondrá el objeto que nos encontremos. Por ejemplo, si una planta la cortamos con el cortador, conseguiremos esa planta; pero si la chancamos con el martillo, tendremos un extracto liquido de ella. 

Muchas veces, para avanzar la historia, el juego nos pedirá crear cierto objeto y nos dará una receta; lo malo es que no nos dirá donde encontrar los ingredientes para crearla. Es ahí donde empezará nuestra aventura de exploración. Lo bueno es que una vez ya hayamos encontrado ese ingrediente por primera vez, una guía en nuestro menú de opciones nos indicará en que lugares podremos encontrarlo.

Lo más complicado llegará, sobretodo para quienes no se han apasionado por la mecánica de creación, cuando la historia nos pida crear algún objeto que nos pida cierto nivel de alquimia. Ahí cuando nos demos cuenta que estamos 10 o 15 niveles bajo el nivel requerido, es cuando tendrá que gustarte sí o sí el proceso de creación y el descubrimiento de nuevas recetas. 



Respecto a las peleas, nos encontramos con unas peculiares y divertidas batallas por turnos. En donde nuestra meta consistirá en incrementar nuestro nivel de Tactics para poder atacar más veces por turno y también tener más potencia en nuestras magias.  Para esto, nuestros personajes solo deberán usar sus ataques simples, ya que otras opciones gastarán puntos de AP, los cuales deberemos sumar para poder llegar a un nivel superior de Tactics. El nivel de tactics oscila entre 1 y 5, y se reinicia con cada nueva batalla. 

Cada personaje tiene alternativas de magia que irán incrementando cuando vayan subiendo de nivel, algunas de support, otras de ataque. Esta opción es la requerirá más AP, así que si queremos subir de tactics, habrá que aguantar su uso y recién usarlas con todo cuando estemos en nivel 5.

Debemos mencionar que solo podremos controlar a uno de los 3 personajes en pelea, aunque podemos cambiar el control en medio de la batalla. Obviamente estar atento al cambio de turno en todas las peleas es algo muy estresante, es por eso que para adaptarse a lo que nosotros queremos, los personajes que no controlemos, pueden adaptarse a modo pasivo (solo usan el comando ataque) o  modo agresivo (usan las magia mientras haya AP disponible).


Pero por más que nuestro nivel esté alto y hayamos llegado al nivel 5 de Tactics en la batalla, nuestro daño no será realmente significante si no hemos creado y mejorado nuevas armas. Además, los enemigos más voraces podrán no dejarnos cargar nuestro nivel de Tactics, por lo que también necesitaremos un buen equipamiento. Ese es otro de los motivos por los que el juego hace la alquimia tan elemental.

Finalmente, cada personaje tendrá un ataque final, que solo podremos usar manualmente (la CPU no lo contará como opción para nuestros personajes cuando estemos en modo agresivo). Este ataque, llamado Fatal Drive, es recomendado usar solo para dar el golpe de gracia en la pelea, ya que al usarlo, nuestros personajes regresará al nivel 1 de Tactics.



Por otro lado, tendremos una serie de actividades secundarias que podemos hacer en el juego. Por ejemplo, peticiones de ingredientes de gente del pueblo, clonación de objetos, exploración de zonas, búsqueda de tesoro o un sistema llamado travel bottle que nos permitirá recolectar ingredientes partiendo de uno similar. Todo esto nos mantendrá entretenidos y ocupados decenas de horas, incrementando mucho más la duración del juego.

Atelier Ryza se presenta en 3 dificultades: fácil, normal y dificil. Lo bueno es que puedes cambiar en cualquier momento de dificultad y no enterviene esto para nada en los trofeos y logros. Así que si un enemigo te hace la vida imposible, puedes bajarle la dificultad y luego de vencerlo, volver a subirla. 



Sin embargo todas estas cosas extras, el full recadeo en la historia o las veces que te obligan a farmear tu nivel de alquimia, parecen querer suplir un poco una historia y aventura principal que no es lo suficientemente larga. Muchas veces hasta nos reiremos de las veces que nos hacen ir a un sitio para luego ir a otro, luego volver y luego regresar al otro sitio, solo para tener conversaciones. Otro factor que se repite mucho, es cuando parece que hemos llegado a nuestro objetivo, pero resulta que requerimos encontrar o  crear un objeto, por lo que primero deberemos subir nuestro nivel de alquimia, crearlo y regresar. 

Regresando a los puntos buenos, algo que nos gustó bastante es la cantidad de enemigos opcionales que encontraremos. La mayoría de ellos nos dejarán algun ingrediente importante o un trofeo al caer, por lo que no está demás peinar todas las zonas del juego de arriba a abajo en el tramo final o después del ending. 

A propósito del ending, luego de terminar el juego, tienes la opción de seguir jugando y completando las cosas que te faltaron o puedes empezar un new game + conservando varios de los objetos de tu primera partida. 



Gráficamente, el juego luce muy atractivo, siendo el Atelier más bonito hasta la fecha y haciéndonos recordar bastante a Dragon Quest 11. Los escenarios son muy llamativos y los efectos de día y noche se ven fascinantes. El framerate permanece correcto en PS4 normal, hasta en las batallas con más elementos en pantalla. 

Respecto al sonido, los efectos son correctos, pero lo que más llama la atención es la música. Desde el soundtrack que nos acompaña en el juego, hasta los hermosos temas de opening y ending. 



Conclusión: 

Con Atelier Ryza: Ever Darkness & the Secret Hideout, tenemos la entrega más divertida y mejor pulida de la franquicia. Un RPG adictivo, aunque no para todos, que te hará hacer perder la razón de las horas con sus numerosas recetas de alquimia y sus entretenidas batallas. 

Recomendado para todos los amantes del JRPG que aún no hayan probado esta franquicia, y para los asiduos en esta saga, definitivamente compra obligatoria. 


Lo bueno: 

- El sistema de batallas
- Gráficamente llamativo
- Los personajes son fáciles de querer
- Cantidad de ingredientes y recetas 
- Voces en Japonés. 

Lo malo: 

- Sentir la pegada cuando te enteras que necesitas subir mucho tu nivel de alquimia para seguir el juego, puede ser frustante. 
-  Recurre mucho al recadeo o a pedidos que necesitan farmeo para alargar sus horas de juego. 
-  No tiene subtitulos en español  


NOTA 
87

Análisis hecho con un código para PS4 brindado por Koei Tecmo*

No hay comentarios.