Análisis: Utawarerumono: ZAN

Jugamos este spin off de Utawarerumono de estilo musou, y te contamos nuestra opinión.



Utawarerumono: ZAN es un spin off, para PlayStation 4, de una saga de juegos de rol nacida en 2002 en Japón. Aunque por esa época la franquicia no era para nada conocida en este lado del charco. Sus recientes juegos en PS4 y PSVita, y el fácil acceso al manga y anime gracias a Internet, han hecho que Utawarerumono gane un fiel séquito fuera de su país natal.  

Una familia se encuentra un día en un bosque cercano a su pueblo a un hombre gravemente herido y con amnesia llamado Haku, ellos deciden llevarlo a su casa y curarlo. Sin recuerdos, Haku decide vivir en paz en aquel pueblo donde ha sido acogido. Los problemas empezarán cuando la gente de su nuevo pueblo es oprimida por el emperador, lo que lo llevará a dirigir toda una revolución.



Utawarerumono: ZAN es un juego tipo musou donde deberemos vencer a grandes cantidades de enemigos. Para eso, tenemos un grupo de 4 peleadores, de una panel de 12 que poco a poco se irán desbloqueando, mientras pasemos el modo historia.

El juego se divide en 4 modos: 'historia', 'battle recollections', 'free mission' y 'battle arena'. Battle recollections es casi idéntico a modo historia, solo que cada capítulo tendrá misiones secundarias que nos darán más PB y experiencia, además de que se omiten las escenas de historia. Los últimos dos modos, son los más "hardcore" del juego, aunque recomendamos hacer los 2 primeras secciones de free mission antes de terminar el juego para desbloquear rangos y poder conseguir mejores habilidades y objetos en la sección 'equipment upgrade'.

El título no es precisamente largo, una tarde bastará para completar el modo historia. El modo historia solo de 17 capítulos que pueden pasarse entre 10 a 20 minutos, a excepción de los capítulos que no traen batalla y son de historia, que pueden pasarse en menos de 5 minutos. 



Generalmente, un musou tiene una escalera de dificultad marcada. Hace sencillo el juego al inicio para poder aprender las mecánicas, luego la cosa se complica, y todo dependerá de nuestro farmeo y estrategia. Con Utawarerumono: ZAN no es precisamente así. En el modo historia solo hemos muerto definitivamente 2 veces, y la técnica de reanimación recién la descubrimos a la mitad del juego, ya que antes de eso, ninguno de nuestros peleadores había caído inconsciente.  Solo tuvimos que parar a farmear un poco para enfrentarnos al enemigo del capítulo 16, que nos supuso el mayor reto del juego.

Los otros modos de juego no es que sean más complicados. Por ejemplo, si hemos pasado la historia, battle recollections y hacemos las free mission una tras otra, tendremos el nivel y mejoras suficientes para enfrentarnos al reto de turno sin mayor dificultad.



Respecto al tipo de misiones, muchas de estas son destruir cientos de enemigos para finalmente enfrentarte a un boss; alguna de estas son son enfrentamientos con jefees; y en otras, habrá que destruir enemigos, tratando de evadir a un boss al cual no podremos hacer frente. Entre las misiones más raras, encontramos una casi al inicio en la que solo deberíamos correr, algunas de recolección y una tipo de misión donde tendremos que superar un nivel con un solo personaje.

Sobre los bosses, la cantidad es muy escasa, y esto hace que nos encontremos con el mismo boss más de una vez en el juego, incluso en el modo historia. Ninguno requiere una táctica o patrón especial para ser derrotado, al menos que vaya más allá de botarlo al suelo para golpearlo más veces cuando esté aturdido.


Aunque no podemos negar que el ritmo del juego resulta entretenido, y aunque el sistema de batalla es modestamente correcto, tiene lo suficiente para hacernos pasar unas cuantas horas pegados a él.  Uno de nuestros incentivos para seguir jugando es llenar esta barra de mejoras, al menos con los 4 personajes que más uses. Para eso si tendrás que recolectar gran cantidad de bp pasando numerosas misiones.

Si sigues ese camino, podrás hacerle frente a los jefes más aguerridos del juego que se encuentran en la opción battle arena, que viene a ser, lo más pro o dificultoso del juego. 

Ya que el juego es solo para PlayStation 4, mencionaremos los trofeos como otro incentivo para jugarlo. Hacerse con el trofeo de platino no es tarea difícil teniendo en cuenta que el modo historia lo pasamos en una tarde. Este trofeo podría caer en menos de 10 horas horas de juego, ya que no es necesario mejorar a todos los personajes al máximo para eso. 



Hablando de las mejoras en personajes, el juego nos ofrece 4 tipos de personalización y/o mejoras. La primera son las 'Habilidades' las cuales las podemos equipar a nuestros personaje, mientras más  los entrenemos, más slots para habilidades tendremos. La segunda son 'Técnicas', power ups y especiales equipables. En tercer lugar tendremos las mejoras, de las cuales hablamos en el parrafo anterior, y este es el tipo de personalización que más tiempo nos tomará. Finalmente, los outfits, que son más de aspecto visual, solamente.



Para encontrar algunas técnicas, habilidades y outfits será necesario visitar el apartado de 'Medallas Militares' en menú principal. Esta es un cartilla tipo bingo, donde cada círculo nos prenta un reto o condición especial, que al cumplirlo, nos darán una recompensa. Cuando completemos laguna linea entera, recibiremos premios especiales, ya sea linea vertical u horizontal. 

Por otro lado en 'upgrade equipment', tendremos un tipo de loot boxes, pero solo con moneda del juego, donde podremos encontrar y/o mejorar diferentes objetos como habilidades, técnicas y outfit. Cada vez que superemos un bloque de niveles en el apartado 'free mission' se liberará un nuevo nivel de rareza en los objetos que podremos encontrar. 



Utawarerumono: ZAN también cuenta con un cooperativo online, que por el momento, no es lo más llamativo del juego. Aunque una vez en batalla la conexión es buena, hay muchos problemas con el matchmaking, a tal grado que pasamos de jugar este modo un par de veces al no encontrar partidas.

Gráficamente, el juego luce muy bien, en su estética anime. Los escenarios son pocos, pero lo suficientemente variados para el tipo de juego que se propone. El juego usa mucho más imágenes con poco movimiento y textos para la historia, en vez de escenas de video; y si tenemos en cuenta que el texto está en inglés, sino conocemos muy bien el idioma, muchos preferiremos pasar de ellas.

 Respecto al sonido, es uno de los apartados más llamados por su soundtrack. La música dentro del juego, puede ser uno de los ingredientes que hacen el juego llegue a ser adictivo pese a los simple o fácil que puede llegar a ser. Los jefes finales también tienen temazos que acompañan las batallas, convirtiendo un momento de machacabotones constante en un momento épico. 



Conclusión:

Utawarerumono: ZAN es un musou light. Si estás buscando un gran reto, quizás este no sea tu juego, pero si eres fan de la saga o quieres adentrarte a este estilo de juego, ZAN cuenta con los requisitos suficientes para que se gane un lugar en tu corazón. Mención honrosa a la música del juego y la posibilidad de llevarte un platino fácil para tu cuenta. 

Lo bueno:

- Sistema de mejoras
- Música acompaña perfectamente al juego.
- Variedad de personajes utilizables y que todos tengan un arma o modo de ataque distinto.
- Que lleguen este tipo de juegos (más japoneses) a América. 
- Posee un gran final

Lo malo:

- El juego llega a ser muy fácil. No se siente una escalera de aprendizaje muy marcada.
- Es muy corto. La historia principal te la acabas en 3 horas o menos. 
- La manera de contar la historia es muy simplista.


NOTA

75


No hay comentarios.