Análisis: One Piece Odyssey

La longeva saga de One Piece está de vuelta, esta vez en un JRPG que nos permitirá revivir las aventuras del sombrero de paja en una historia original. Nosotros ya lo jugamos y luego de acompañar Luffy y compañía te contamos qué tal nos pareció.

One Piece Odyssey es un juego desarrollado por ILCA y producido por Bandai Namco para PS5, PC, Xbox Series X/S, PS4. Un JRPG por turnos que contará las aventuras de nuestro pirata favorito sombrero de paja y cómo quedarán atrapados en una isla misteriosa junto a sus nakamas. La desarrolladora ILCA, los mismos encargados de traer Pokémon Diamante Brillante y Pokémon Perla Reluciente han tomado la batuta de adaptar este videojuego conmemorando los 25 años de este manga/anime. La pregunta es: ¿Estará a la altura de esta mítica saga?. 

One Piece es una historia de piratas creada por el mangaka Eiichirō Oda. En esta aventura conoceremos a Luffy quien tiene el sueño de ser el rey de los piratas una vez llegado al One Piece. Junto a él lo acompaña el espadachín Zoro, la navegante y ladrona Nami, el cocinera Sanji, el guerrero valiente y mentiroso Ussop, el médico de la tripulación Chopper, la arqueóloga Nico Robin, el carpintero Franky, el músico Brook y más adelante se unirá a ellos el rey del mar Jinbei. Todos con habilidades únicas, combatirán contra otros piratas y tripulantes de la marina con el fin de seguir sus convicciones y creer que es lo correcto para ellos. En su adaptación al anime, One Piece cuenta con más de 1000 episodios y desde hace más de 20 años están en la cima de popularidad muy por encima de otros animes como Naruto, Bleach o Dragon Ball Super actualmente.

Historia:

One Piece Odyssey nos presenta una historia original, supervisada por su mismo creador y donde reviviremos como una especie de fanservice las aventuras que los sombrero de paja tuvieron en el pasado como su paso por Arabasta, Water Seven Marineford por mencionar algunos. Hay que tener en cuenta que dentro la línea de tiempo en el anime, estaremos en pre Wano por lo que no contaremos con Jinbei, tampoco veremos a otros personajes que acompañaron a Luffy en el Sunny luego de Dressrosa como Kinemon, Carrot o Law. Otra cosa que hay que remarcar, es que visitaremos lugares icónicos del manga en su momento, pero no en su totalidad por lo que puede llegar a decepcionar a algunos que no hayan visitado ciertos lugares del pasado.

Cuando el barco de Luffy el Sunny Go se estaba acercando a una isla misteriosa, estos fueron succionados por este lugar naufragando. La isla conocida como Waford es conocida por ser una isla legendaria repleta de tesoros y rica en cuanto a historia. Mientras que el grupo buscaba reunirse conoceremos también a una chica algo extraña de nombre Lim quién será pieza fundamental en esta aventura. Junto a ella también conoceremos a Aido, un explorador que le indica a los sombreros de paja que están en un lugar aislado de la civilización. No obstante cuando el grupo se había unido, Lim usa su fruta del diablo (Un una fruta que le da poder), para arrebatarle los poderes a Luffy y compañía. 

Todos han sido afectados por este poder, excepto Franky y Brook quienes se quedaron cerca al barco para repararlo. Uno como es el carpintero es lógico, pero Brook está en su forma fantasmal, ya que su cuerpo yace en el fondo del mar y esperan sacarlo pronto. Acá el primer problema que tiene el juego y es que no contaremos de inicio ni con Franky ni Brook por lo que si eres fan de ambos personajes puede que te sientas algo triste.

Lim usó sus poderes porque pensó que todos los piratas son malos, por lo que le dice a Luffy que si desean recuperar sus poderes deberán de viajar a través de sus recuerdos. Es acá cuando la historia va tomando forma y recorreremos lugares conocidos y lucharemos nuevamente con los enemigos icónicos de cada saga. Sin embargo, para que el juego no se sienta repetitivo, existe un cambio en las historias, ya que los recuerdos siempre son confusos y algunos eventos han cambiado o no suceden como debería de pasar. Además los enemigos ahora son más poderosos, puesto que Luffy y los otros ahora también lo son. 

Jugabilidad:

One Piece Odyssey es un JRPG por turnos donde controlaremos a todos los personajes jugables dentro de la historia. Tanto su exploración como su diseño de niveles están muy bien cuidados para que el usuario pueda identificarse de inmediato con sus nakamas favoritos. Partiendo primero por su exploración podemos decir que tiene una parte positiva y otra negativa que resta experiencia al juego.

En su parte atractiva tenemos a que cada personaje puede utilizar movimientos únicos dentro del mapa para realizar una acción en específico. Por ejemplo con Luffy podremos llegar a zonas alejadas gracias a su poder de goma, ya que le permite estirarse en zonas amplias. Otros personajes como Zoro, pueden romper puertas gracias al corte de su espada. Sanji, por su parte, puede detectar zonas de interés donde encontraremos materiales de cocina. Nami es la encargada de encontrar dinero tirado por distintas zonas al ver una marca en forma de Berry (Moneda del juego) y así con cada integrante del juego.

La parte que logra desconectarse del juego llega cuando tenemos zonas muy lineales, mapas donde tendremos que ir de punta A al B sin darnos la oportunidad de perdernos y explorar. Lo peor es cuando forzosamente tendremos que hacer misiones secundarias para seguir avanzando, quitándole el ritmo a la historia principal, ya que constantemente nos harán regresar sobre nuestros pasos para cumplir una misión sin sentido.

Dentro de la misma exploración otra de las cosas que no se encuentra sentido es que al controlar por ejemplo a Luffy, se supone que este se estira y puede acceder a zonas alejadas, sin embargo cuando están en lugares donde hay un muro pequeño no te permitirá saltar adecuadamente gracias a una pared invisible. Lo mismo pasa cuando obligadamente el juego te dice que debes de ir al punto de la misión si es que decides explorar por otras zonas alejadas del objetivo. Estos pequeños detalles puede llegar a ser frustrante, peor cuando sabemos que es un juego lineal, ya que si lo comparamos con One Piece World Seeker podíamos ver como Luffy prácticamente volaba en todo el mapa gracias a su habilidad.

Lo mejorcito está en su combate y se nota claramente que el trabajo en ello. Primero que nada podemos ver lo colorido en su interfaz de lucha y como están distribuidos los personajes (Hasta cuatro en zona de lucha y el resto espera). El ángulo de las posiciones de los combatientes es visualmente genial, permitiéndonos apreciar tanto al héroe como a los enemigos. Esta distribución recuerda mucho a las luchas de Persona 5 por lo que te sentirás familiarizado si lo jugaste.

El Sistema de combate es muy entretenido y es una maravilla. Cada uno de los participantes posee un atributo especial que los distingue. Están divididos en tres tipos como son poder, rapidez y técnica. Como si se tratara de Fuego, agua y viento estos atributos son más fuertes que el otro al mismo estilo de Pokemon. Lo bueno es que el mismo juego te muestra cuando a los enemigos se les marca en la cabeza si son débiles a los atributos de los personajes. El área de combate es algo amplio por lo que cada lucha es distinta a la otra. Se distribuirá a los participantes de manera aleatoria en zonas del campo de lucha junto a enemigos lo que nos permitirá crear una estrategia para acabar con ellos de manera constante. 

Habrá habilidades donde de un golpe juntemos a los enemigos, como también otros poderes que les hará daños elementales. Así es, tendremos daños de atributos como quemado o parálisis dándonos ventajas, pero ojo que el enemigo también podrá causarnos esos mismos daños elementales por lo que se recomienda siempre precaución.

Dentro de los combates también aparecerán de forma aleatoria escenas dramáticas que nos mostrarán conversaciones entre nakamas y nos pedirán que cumplamos un objetivo en específico para obtener mayor bonificación al final del combate. Algo gracioso es que se ha mantenido la esencia del juego cuando por ejemplo veamos como Zoro y Sanji discuten, como Sanji no golpea mujeres o como Robin usa la técnica de agarrada de zona baja solo a enemigos machos.

Dentro de su ruta en la aventura habrá desvíos de misiones llamado enlace de recuerdos que nos permitirá cumplir misiones y conocer un poco más a los personajes. También si andas algo cansado puedes realizar fiestas como excusa para recuperar energía y tener banquetes.

Nuestros nakamas también pueden equiparse con objetos que obtendremos en objetos y compras. Esto nos servirá para subir estadísticas como ataque, defensa, vida, etc. Por su parte, Ussop tiene la ventaja de crear objetos que le permitirá lanzarlo a los enemigos. 

Hablando de enemigos y de la forma como están distribuidos quitando a los jefes finales. One Piece Odyssey hará recordar en parte a Dragon Quest, digo en parte, ya que este juego es lineal comparado con el último Dragon Quest. Sus zonas, los enemigos que aparecen en el campo y hacen respawn de forma constante, los NPC que te encuentras en los pueblos y en el mapa, el diseño de los monstruos con caras peculiares te hará sentir esa sensación de familiaridad. Ahora bien, esto se acaba cuando esos mismos enemigos se van repitiento luego solo cambiando de color. Además, para los que aman One Piece puede que estar luchando constantemente con animales pierde lógica, ya que en su mundo de One Piece más se combate contra humanos, usuarios de fruta del diablo, hombres pez y hasta minks. Claro, que habrá momentos donde te topes con bandidos en el juego lo cual se agradece y le da más lógica al juego.



Audiovisual:

El juego ha recreado un mundo visualmente bonito y muy fiel a lo que ya conocemos en el anime. También es gracias a que Oda sensei ha formado parte de su diseño de los nuevos personajes y enemigos. El estilo cel shading caricaturesco le viene bien a One Piece, ya que ese es su estilo y se agradece que su esencia se mantenga. Esto se puede notar en las conversaciones, rasgos faciales, uso de habilidades perfectamente recreadas del anime y si le agregamos que sus voces originales están dentro del juego puede que sientas que este juego se trata de un arco más del anime.

El juego puede ser disfrutado en PlayStation 5 permitiendo alternar entre modo rendimiento con mayor fps y modo gráfico con una mejor resolución. Una vez elegida la opción ya no hay marcha atrás. Algo que hay que destacar es su duración y es que podrás disfrutarlo al máximo entre 30 y 40 horas. Su dificultad es muy sencilla, salvo uno que otro jefe y si estás tratando de farmear para subir de nivel tienes la opción de acelerar los movimientos. 

Conclusión:

One Piece Odyssey funciona bien como JRPG, gracias a un muy pulido sistema de combate, tanto en sus mecánicas de juego como en su aspecto visual, pero falla como mundo explorable. El juego es lineal, no te da libertad a perderte en su mapa y las constantes paredes invisibles junto a limitaciones de acceso es algo que ha podido mejorarse. Su historia original sin ser novedosa es muy entretenida, te hace sentir como si vivieras un arco de relleno en el anime y es gracias a sus personajes tan queridos que este juego logra funcionar. Los movimientos especiales de cada nakama, las actuaciones de voz, el diseño de personajes nuevos y enemigos, logrará enamorar y atraer a todo fanático de la franquicia One Piece. El juego nos invita a revivir eventos del pasado de la saga desde una perspectiva nueva y eso lo hace atractivo sin ser repetitivo. 

Lo Bueno:

  • Una historia entretenida y disfrutable.
  • Luffy y compañía se roban el show por donde lo veas.
  • El sistema de combate es vistoso y logra gustar.
  • Si eres fanático de One Piece te encantarán los guiños que muestran.
  • La duración del juego.
  • Las actuaciones de voz.

Lo Malo:

  • Un mapa lineal.
  • Las limitaciones de movimiento de los personajes.
  • Hay muchas misiones secundarias obligatorias que se usan para alargar la historia.
  • Dificultad sencilla.

NOTA:

 72/100


Análisis hecho con un código de PlayStation brindado por Bandai Namco*

Publicar un comentario

0 Comentarios