Análisis: Mario + Rabbids Sparks of Hope

El mejor juego de Ubisoft de los últimos años



El 20 de octubre llegó a Nintendo Switch la esperada secuela de la serie "XCOM" de Mario y los conejos, Mario + Rabbids Spark of Hope. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión final.

Mario + Rabbids Sparks of Hope es una secuela directa de Kingdom Battle, tan directa, que prácticamente encontraremos a nuestros personajes en un merecido descanso luego de su gran última aventura.  Ahora tendremos que defender a los Sparks, misteriosas y poderosas criaturas en forma de estrella, que están siendo amenazados por Cursa,  una entidad que consume a los Sparks y esparce su materia conocida como Darkmess por toda la galaxia.



Nuevamente estamos ante un shooter de estrategia por turnos donde los personajes de Mario y de Rabbids serán los protagonistas. Si bien la base jugable se mantiene como herencia del título anterior,  hay importantes cambios en esta entrega, por suerte, todos para bien. Y si bien Kingdom Battle ya era un juego sólido por donde se le vea, Sparks of Hope consigue ser, en todo sentido, una evolución de eso. 

En primer gran cambio es el movimiento. Antes nos movíamos guiados por  Beep 0, eso quiere decir que asignábamos un lugar objetivo dentro de nuestro rango movible, y el personaje se movería automáticamente hasta ahí. Ahora el movimiento es libre dentro de nuestro rango de distancia de movimiento por turno.  Eso sí, ni bien disparemos nuestra arma, ya no nos podremos mover más.

Obviamente, antes del disparo, podemos hacer aprovechar nuestro turnos para aparte de movernos: hacer acelerón para barrer al rival, hacer un salto sobre algunos de tus compañeros para aumentar tu rango de movilidad,  usar objetos, habilidades, y ahora a todo eso, le sumamos el uso de Sparks.


Cada Spark nos cederá un tipo distinto de power up en batalla. Hay un total de 30 sparks, y algunos de ellos son conseguibles solo haciendo misiones secundarias. Solo podremos usar los sparks en batalla siempre y cuando estén equipados a nuestros personajes. Los sparks nos ofrecerán tanto power ups de support como de ataque. 

Respecto a los personajes jugables, tenemos a Mario, Luigi,  Peach, Rabbid Peach, Rabbid Luigi, Rabbid Mario,Rabbid Rosalina, Edge y Bowser, la mayoría de estos están disponibles desde el inicio, y por suerte no hay personajes perdibles. Depende la batalla del nivel, podremos usar 2, 3, 4 o más personajes. Aunque la propuesta de la mayoría de niveles es que podamos usar a 3. 

Cada personaje tiene sus propias habilidades y un arma distinta, por lo que cada uno se diferencia por el tipo de disparo o ataque que puede realizar. Por ejemplo, Mario puede hacer dos disparos por turno, Mario Rabbid ataca de cerca o el disparo de Peach hace daño a todo lo que se encuentre dentro de un rango de espacio. También habrán niveles que se nos obligue a usar cierto personaje, pero no hay que preocuparnos mucho por levelear a todos, puesto que todos nuestros personajes suben experiencia en batalla, así hayan estado en la pelea o no. 


Sparks of Hope también cambia en como se distribuye el contenido en cada mundo. En este viaje, usaremos una nave espacial para viajar entre planeta y planeta, y cada uno de ellos, será un mundo abierto lleno de misiones principales y contenido secundario esperándonos. Cada nivele principal estará diferenciado por una banderita sobre alguna expansión de Darkmess, generalmente tapando el camino hacia otra zona.  Aunque fuera de eso, encontraremos gran cantidad de enemigos paseando por el mundo abierto, y si les hacemos frente, empezará una minibatalla frente a unos cuantos enemigos. 

Generalmente cada mundo nos espera con rutas bloqueadas y otros misterios para que poco a poco vayamos explorando. Nuestro Beep 0 será de gran utilidad en el mundo abierto, porque gracias a él tendremos un mapa,  podremos curar a nuestro equipo a cambio de dinero, entre batalla y batalla, además de irnos mostrando nuevas utilidades, como la búsqueda de objetos, ondas destructoras,  la creación de caminos, entre otras.


Los jefazos también brillan en este título. Siendo cada uno un reto muy distinto. Mientras que algunos enfrentamientos pueden parecer batallas tradicionales, hay otros que requerirán de más estrategia y hasta seguir ciertos patrones. Y si hay que dar un consejo, es no cantar victoria antes de tiempo, porque la mayoría tendrá que perder su vida más de una vez para finalmente ser vencido.

Por otro lado, nuestros enemigos no pueden cambiar de armas, solo skins de armas. Así que los paquetes pixeles o steampunk del pase de temporada o las armas que puedes comprar en las tiendas del juego, solo servirán para que luzcan cools, y no modificará en nada su poder. Así que todo dependerá de nuestro nivel y nuestro árbol de habilidades. 

Y es que sí, también tendremos un árbol de habilidades con los que podemos mejorar 5 aspectos de nuestros personajes. Independientemente de nuestro leveleo, en ciertas batallas ganaremos puntos de habilidad. Nosotros podemos distribuir estos puntos a nuestra elección o dejar que se distribuyan automáticamente.  Acá podemos mejor el daño o alcance de nuestra arma, aumentar nuestra zona de movimiento, nuestra vida, sumar un acelerón extra o aprender nuevas habilidades. 


Respecto a la duración, el juego puede superar tranquilamente las 25 horas, y por mucho, si decidimos explorar bien cada mundo. La diferencia de Kingdom Battle con Sparks of Hope son la cantidad de cosas que en este juego podrás hacer en cada mundo. Todos los secretos y batallas extras que esconden. Además como si fuera poco, luego de superarlo, nuevas misiones estarán disponibles en ellos. 

Respecto a la dificultad, hay para todos los gustos. Relajada, para los jugadores más casuales, clásica que es la experiencia estándar de como debería jugarse el título y exigente, para los jugadores más hardcore. No obstante también puedes crear una experiencia personalizada, con items como Amenaza del Enemigo, Gestión de Salud de los Héroes y Gestión de Habilidad de los Heroes. El problema es que hay una opción que prácticamente nos regala el juego, y esta se llama invulnerabilidad, que es como cheatear el juego, puesto que activándola, no recibirás daño en batalla. Definitivamente, no recomendamos tenerla activada porque malograría la experiencia de juego, pero podría usarse en situaciones particulares como algún nivel que hayas intentado más de 10 veces y no puedas pasar.


Gráficamente el juego luce espectacular. Siendo la misma consola que en su antecesor, esta vez han logrado un acabado gráfico más pulido, con personajes más detallados y escenarios que se sienten mucho más vivos. Tanto el mundo abierto con los escenarios de las batallas lucen más llenos de detalles y están llenos de cosas por interactuar. En el juego anterior, el mundo abierto parecía un bloque 3D con acabado, ahora todo luce como debería de lucir un mundo animado en 3D. Además sigue conservando ese toque especial, que hace parecer que el juego realmente estuviera hecho por Nintendo.

Respecto al sonido, la banda sonora deslumbra en todo momento. El estilo de la música es épica, incluso podría caerle a pelos a un RPG animado medieval. No es precisamente el OST que armaría Nintendo, pero creo que consigue ser igual de destacable. Respecto a las voces, si bien los personajes de Mario solo emiten sonidos, los personajes de Rabbids si tienen pequeños diálogos. El problema es que no hay opción de idioma. El juego solo detecta el idioma de tu consola, y al no tener un doblaje en español latino, automáticamente nos vamos a tener que comer un español de españa, y para ser sinceros, algunas veces nos ha parecido un poco irritante. Si bien un doblaje español latinoamérica sería mucho pedir, al menos sería bueno tener la opción de poner las voces en inglés, manteniendo los textos al español. 


Conclusión:


Mario + Rabbids Sparks of Hope es una evolución en todo sentido de su antecesora. Es el ejemplo perfecto de como debe ir mejorando una saga, deshacerse de lo que no funciona y mejorar lo que no es perfecto. Mario + Rabbids Sparks of Hope es un juego redondo, repleto de contenido y en donde se nota mucho cariño y detalle en su creación. Visualmente el juego luce mejor que el anterior, y con todos los cambios añadidos, podría convencer hasta quienes no se animaron por Kingdom Battle.  Ubisoft ha demostrado a Nintendo nuevamente que Mario sigue estando en buenas manos.

Lo bueno

- Movilidad libre 
- La exploración en los planetas
- La formula sigue funcionando muy bien
- Gráficamente luce mejor que su antecesor

Lo malo

- No hay opciones multijugador
- Podría ser muy permisivo con las opciones de dificultad
- Voces de español de España, weon. Español de España. 


NOTA
90/100

Análisis hecho con un código para Nintendo Switch brindado por Ubisoft

Publicar un comentario

0 Comentarios