Análisis: Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin

Jack junto a sus otros compañeros buscarán la forma de acabar con Chaos y así salvar al mundo de una época de oscuridad. Con una jugabilidad adictiva y dificultad moderada nosotros lo jugamos contándote a continuación qué tal nos pareció.


Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin es un juego desarrollado por Team Ninja, Koei Tecmo y publicado por Square Enix para las plataformas de PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series y PC. Un RPG de acción que nos llevará al universo Final Fantasy como una especie de Re imaginación de su primera entrega. Un spin off con una jugabilidad adictiva, pero que flojea en su aspecto técnico. Acompaña a los Guerreros de la Luz en su búsqueda por acabar con Chaos. El juego está disponible desde el 14 de marzo.

Uno cuando lee Team Ninja puede imaginarse lo que se vendrá en este juego y no será para menos, ya que contará con una jugabilidad muy desafiante. Cuántos hemos renegado mientras no podíamos matar a un jefe de Nioh o por otra parte, celebrar con algarabía cuando lo derrotamos y celebramos gritando a lo grande. En este Final Fantasy pasaremos por momentos similares dependiendo de la dificultad que escojamos. 


En una comunidad donde las quejas por la dificultad de los juegos siempre sonarán, acá no tendrás que preocuparte tanto, ya que si te acostumbras rápidamente a todas sus mecánicas de juego lo podrás disfrutar gratamente. Lo mejor de todo es que no estarás solo, sino que también te acompañará dos amigos durante el combate usando la IA o por el contrario entrar al modo online y buscar aliados que te ayuden. Sea como sea, podrás disfrutar del juego sin que te llegues a frustrar.

Historia:

“Cuando la oscuridad amenace con destruir el planeta, cuatro guerreros escogidos saldrán de las sombras, cada uno con un cristal, con el fin de restablecer el equilibrio entre la luz y la oscuridad”. Con esta profecía de por medio es cuando Jack, Ash, Jet y Neon formarán un grupo que logre acabar con un mal que asola el planeta llamado Chaos. Partiendo de que la premisa es la misma del juego original, acá notamos muchos cambios, pero que calzan perfecto con lo que vemos, sin embargo el primer tramo del juego se siente muy abrupto dando inicio a algo de forma repentina.


Comenzaremos el juego con Jack, Jet y Ash enfrentando al peligroso Tiamant que servirá como tutorial del juego para luego darnos paso a otro tutorial para conocer mejor el sistema de juego. Luego se muestra una cinemática presentando el reino de Cornelia, lugar donde nuestros protagonistas se conocerán y mostrarán que cada uno de ellos porta un cristal oscurecido de cada elemento. 

Estos ofrecen sus servicios al Rey de Cornelia para eliminar el peligro que asola el mundo, nos referimos a Chaos. Así es, esta palabra la escucharemos hasta el cansancio pudiendo decir que es casi una obsesión. Pues bien, antes de partir, la princesa del reino, Sarah les pide de favor encontrar a un caballero que desapareció llamado Garland. Una vez en el lugar requerido, los guerreros se toman con Garland y combates, pero para su sorpresa nota que no es Garland ni Chaos, sino Neon la cuarta integrante del grupo de los Guerreros de la Luz.


Todos se unen y parten en la búsqueda de Chaos, conseguir las piedras elementales y en su viaje librar asombrosos combates con criaturas conocidas en el lore de Final Fantasy. El problema radica cuando todo se siente que empieza de porrazo. Uno no sabe cómo consiguen las piedras oscuras al inicio, todos los personajes se vuelven amigos de la forma más rápida posible, está el afán obsesivo de Jack por acabar con Chaos sin que digan si es alguien a vencer o algo que encontrar. Todo es muy ambiguo, pero claro está, esto se explica mucho más adelante en la historia, pero es un inicio lanzado abruptamente.

Jack es un personaje demasiado serio y sin emociones haciendo que no logré empatizar con él. El tiene un solo objetivo y si, es vencer a Chaos. Sus diálogos son tan  cortantes que se pierde mucho parte de las interacciones y si hablamos de su narrativa algo bizarra se podría decir que encaja perfectamente. Por su parte sus amigos en el viaje,  Jet y Ash son un casi alivio dentro del juego. Un 'casi' porque tampoco llegan a deslumbrar ni resaltar tanto. Jet podría ser el protagonista más fresco gracias a sus comentarios ligeros en base broma por lo que llega a complementarse con Ash quien es alguien parecido a Jack solo que al menos si habla más seguido. La otra integrante es Neon, que de lejos es la que más me ha gustado poder conocer, ya que un toque femenino le venía hacer falta por mucho a este grupo. 

Jugabilidad:


Dejando de un lado la historia tenemos el aspecto jugable del juego. Stranger of Paradise Final Fantasy Origins nos muestra un mapa mundi que nos dará acceso a misiones tanto principales como secundarias. Cada misión vendrá con una serie de requisitos de nivel y recompensa tras finalizarlo. Algo triste es saber que no contaremos con un mundo abierto como es habitual en la saga, sino que será reemplazado por exploración en dungeons de forma lineal en misiones escogidas desde el mapa.

Una vez finalicemos una misión principal, automáticamente aparecerá la opción de realizar misiones secundarias en el mapa. Acá tendremos tendremos una variedad de objetivos que van desde acabar con cierto número de enemigos hasta enfrentarnos a un jefe en especial.

Las zonas que te toparas en el juego son fáciles de recorrer, en su mayoría, y otras serán un tanto laberínticas, donde tendrás que acceder activando switch o rompiendo objetos para acceder a nuevas zonas. También mencionamos que estos lugares varían y no se sienten repetitivos. Habrán espacios abiertos donde jugaremos activando objetos para cambiar el clima, otros lugares como una nave o las clásicas cuevas llenas de criaturas aterradoras.

Solo controlaremos a Jack por lo que el resto acatarán órdenes directas de él. La IA de los compañeros es muy buena y aportan mucho durante las batallas. Esto es una ventaja sobretodo cuando te enfrentas a jefes finales de las mazmorras, ya que te darán un respiro y poder planificar el siguiente ataque mientras que tus amigos apabullan al jefe de forma continua.


Podremos realizar ataques normales, cubrirnos y evadir como parte fundamental de nuestros movimientos. A partir de acá tendremos una serie de combinaciones que podremos realizar para mejores ataques. El jugador podrá marcar al rival para tener una mejor postura de combate y una vez derrotado tendremos la posibilidad de absorber el alma del enemigo para aumentar nuestra barra de PM y así poder realizar técnicas y habilidades. Tanto nuestros personajes como los enemigos tendrán una barra de vida y una barra de ruptura. Si esta barra es rota ambos, héroes y villanos perderán estabilidad por unos segundos pudiendo ser atacados. Por nuestra parte si rompemos la ruptura del rival podremos acabar con ellos de inmediato sin importar la cantidad de vida que posean. Esto se le llama efecto de Rompeánima y te servirá de mucho en los combates más aún cuando usarlo te permitirá incremento y relleno de tus PM

Como parte de los fundamentos de la batalla también podremos realizar acciones de ataque llamadas destrezas activas. Cada trabajo que posea nuestro protagonista nos llevará a utilizar distintos ataques aprendidos. Como el juego posee una gran cantidad de movimientos útiles, también tendrás la opción de Corazánima. Si mantienes pulsado el botón indicado adoptarás la postura Corazánima la cual consumirá postura, pero si te atacan estando así podrá rellenar tus PM. Si presionas el botón correcto en esta postura al momento de recibir el golpe, podrás lanzarte con un ataque normal frente al enemigo. Usar Corazánima te dará mucha ventaja, ya que es un contraataque muy poderoso, pero disminuye tu ruptura, sin embargo puede ser contrarrestado con guardia.

Jack podrá usar destrezas inmediatas dándole la posibilidad de recibir ataques enemigos que posean una barra morada en la cabeza. Si usas Corazánima podrás aprender una destreza rival y además podrás usarla presionando el botón indicado. Ojo que esto no consumirá PM por lo que será una buena ventaja. Si esto te pareció poco, Jack también tiene la posibilidad de usar Luminiscencia, una destreza genérica que le permitirá realizar Rompeánima si hay rivales cerca y además no te romperán la postura a ti por un límite de tiempo.


El catálogo de ataques combinados de Jack es muy amplio y mientras más subas de nivel en tu árbol de trabajo más serán las técnicas que aprendas. Estas técnicas podrán ser asignadas en un cuadro de movimiento llamado destrezas combinadas. Acá podrás realizar combos de distinto tipo y con las técnicas aprendidas. Recuerda que estos movimientos también consumen MP por lo que deberás de ser precavido.

Árbol de trabajos:
 
Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin tiene como fortaleza un árbol de trabajos típico de los juegos de Final Fantasy. Empezaremos con el trabajo de Esgrimidor lo que nos dará la opción de usar espadas enormes y a su vez realizar golpes poderosos al oponente. La ventaja es que se nos permitirá tener hasta dos tipos de trabajos para poder ir alternando dependiendo de la situación. Hay una gran cantidad de trabajos disponibles que podrás ir aprendiendo a lo largo del juego.


Por ejemplo el trabajo de Mago Blanco nos dará la opción de poder curarnos, revivir, ponernos escudo, realizar ataques de luz, usar la revitalia, etc. Si combinamos este trabajo con el de Mago Negro podremos ser un guerrero de magia al 100% dando la posibilidad de realizar ataques de larga distancia. Lo genial de estos trabajos es que al subir de nivel ya sea derrotando enemigos o usando piedras de ánima tendremos la opción de aprender sub trabajos dentro de este. Para ello tendremos que seguir una serie de parámetros y escoger la mejor ruta dentro de este árbol. Todos los trabajos pueden llegar hasta nivel 30 tanto para Jack como para el resto. Sus amigos podrán aprender distintos trabajos a lo largo de la campaña que te dará cierta ventaja al momento de elegir la formación. 

Equipos:

Acá podemos decir que el sello de Team Ninja se nota a leguas, ya que el dropeo de equipos será una constante. Literalmente cada enemigo te soltará una pieza de equipo que te ayude a mejorar las estadísticas de tu personaje. La cantidad de objetos equipables que puedas poseer en tu inventario se verá copado con cada nivel prácticamente, pero esto tiene una lógica y es por la gran cantidad de trabajos disponibles que existen. 


Los equipos van desde armas, piezas para la cabeza, escudos, conjuntos, protectores para el pecho, botines, brazales y partes para las piernas. Cada uno de los objetos se dividen por niveles y colores (mostrando la rareza de estos). Además algunos tendrán bonificaciones mejorando atributos dependiendo del trabajo que tengas. 

Lo malo de estos equipos es que es tanta la cantidad que habrán varios que no sirvan a los pocos minutos de jugar el nivel y eso de estar cambiando constantemente es cansado. Felizmente hay una opción de ponernos la mejor opción recomendada y así salir de este problema. En el mapa podremos hablar con un herrero para poder desmontar piezas para ganar materiales de mejora. Con estos materiales podremos incrementar stats necesarios para nuestras armas y equipos que dependen de la rareza. Lamentablemente estas mejoras son muy pobres y solo te aumentan porcentajes bajísimos que se sentirá como una pérdida de tiempo por lo que mejor vas a farmear a otro lugar.

Nuestros personajes no suben de nivel en sí, sino que lo hacen a nivel grupal dependiendo del equipo que posean. Es por ello que es necesario el poder farmear equipos en todo momento. Si por A o B viajas a una mazmorra que está por encima de tu poder grupal, podrás ganar algunos combates y al equiparte con los objetos que arrojan podrás aumentar tu nivel rápidamente.


AudioVisual:

Si bien el combate es una delicia dentro del juego, su aspecto técnico deja mucho que desear. Habrá momentos que sientas que el juego no está bien optimizado para las consolas de nueva generación y esto solo se ve en las cinemáticas. Los enfoques en los protagonistas se ven bien, pero su entorno y NPC se ven muy mal. Es como si por ahí se viera un estilo de acuarelas usado en otro título sin mayor gusto y verlo acá no es muy vistoso que digamos. 

Los diseños de personajes están decentes sin llegar a ser una maravilla. Con solo el hecho de encariñarte con Neon y no importarte Jack por ser alguien inexpresivo hace que no quieras que participe mucho en los diálogos. Hablando de ello, algo que me dejó pensando es la mala traducción que tiene el juego y es que hay momentos donde los protagonistas dicen una cosa (Idioma inglés) y en el texto dice otra totalmente distinta. No se entiende la razón, pero puede llegar a confundir. 


Las cinemáticas son contadas que puedes ver entre misiones principales. Además de ser cortas, te hace pensar que todo lo bueno se ha llevado la parte jugable. Esto sin mencionar que en el mapa te dan la opción de hablar con la gente del pueblo que tristemente es un diálogo tan insignificante en pocos segundos que no tiene ni pies ni cabeza. Más lo que hace es perder tiempo en algo que pudo omitirse o por  lo menos dejar que interactuemos en una zona pequeña dentro.

Lo que sí hay que rescatar es que el juego va muy bien  en cuanto a la jugabilidad, no existen ralentizaciones ni problemas de rendimiento (Para ello te piden priorizar FPS o rendimiento). Los diseños de los enemigos es alucinante y es excelente ver que si se han dado el trabajo para hacerlos correctamente. Se nota de lejos el cariño por todos ellos y por dar un ejemplo: Ver al Tomberi matarnos constantemente es gratificante y nostálgico.


Las mazmorras que visitaremos se han sentido como una oda a los juegos clásicos de Final Fantasy. Ver escenarios tan hermosos inspirados en las entregas antiguas logró sacarme un par de lágrimas y si esto se le suma a su banda sonora pues decimos que sí le atinaron al recrear esto. Es precisamente la música lo que hace que este juego te enganche, ya que si eres seguidor de la saga notarás que varias melodías son precisamente aquellas que en su momento escuchaste alguna vez.

Conclusión:

Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin es un spin off a la altura, con una jugabilidad increíble, difícil y adictiva. Narrativamente anda bien, pero flaquea en el tramo final del juego. Tiene un árbol de habilidades muy bien construido y la gran cantidad de trabajos que puedes usar le da mucha variedad al momento de jugar. Su aspecto técnico es flojo en las cinemáticas, pero es compensado al momento de visitar mazmorras repletas de enemigos , donde se nota el cariño por mostrarnos a personajes conocidos por los fanáticos haciendo que tu aventura sea la más placentera. Por último podemos mencionar que su banda sonora es muy hermosa y te generará mucha nostalgia si has jugado títulos anteriores. Un título recomendado sin duda para los más fieles de la saga.

Lo Bueno:
  • La jugabilidad es adictiva gracias a las muchas mecánicas de juego que tendrás.
  • El árbol de desarrollo está muy bien armado y la cantidad de trabajos que hay te dará una buena progresión y estrategias de combate.
  • Hay mucha referencia a títulos antiguos de Final Fantasy.
  • La banda sonora es notable.
  • Se nota el cariño al momento de mostrarnos el diseño de los enemigos clásicos de Final Fantasy.
  • La dificultad es moderada, pero hay la opción de cambiar el nivel.
Lo Malo:
  • La trama se siente abrupta y se descuida mucho.
  • Un aspecto técnico que deja mucho que desear en las cinemáticas.
  • Los subtítulos no van acorde con lo dicho por los personajes.
  • No logras empatizar con los personajes.

NOTA: 
89/100

Análisis hecho con un código de PS brindado por Square Enix Latam*

Publicar un comentario

0 Comentarios