Análisis: Infernax

 Escribe: Retrotriped


¡Probamos Infernax! Un juego de plataformas en 2D, pero en el cual se respira el alma de un RPG. Esta aventura medieval fue desarrollada gracias a una alianza de los estudios independientes Berzerk Studio y The Arcade Crew; y se estrena nada más y nada menos que el día de los enamorados en Switch, PS4, Xbox One y PC. ¿Necesitabas un pretexto para no ver al toxic?



Berzek Studio y The Arace Crew publican hoy en Switch, Xbox One, PlayStation 4 y PC, el título de plataformas estilo 8 bits 'Infernax'. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión. 

Lo primero que resalta en Infernax es que su esencia bebe directamente de la época de la NES. No solamente por los gráficos en 8 bits, sino por la disposición del menú, los controles y hasta la banda sonora. 

Lo siguiente es que nos encontramos ante un videojuego exclusivamente para adultos, mensaje que queda muy claro desde un aviso que se nos muestra en el primer fotograma y que luego podemos corroborar por las fuertes ideas de corte religioso que se tratan.

Por último, el juego pretende venderse como uno gore y es que, aunque existen cinemáticas violentas (especialmente cuando nuestro protagonista recibe mucho daño), no llegan al punto de sentirse lo suficientemente fuertes o grotescas como para entrar en esa categoría.




Historia

Seguiremos las aventuras del Lord Alcedor, un respetado caballero medieval que regresa de las cruzadas a su patria, el Ducado de Upel, solo para darse cuenta que una poderosa magia oscura la está asolando.

Aunque Alcedor está cansado, se siente con la responsabilidad de emprender esta nueva aventura llena de monstruos y demonios a los cuales deberá enfrentar para devolver la paz.

Una característica única y muy interesante en este juego es que, gracias a su planteamiento de RPG, se presentan diversas situaciones en las que se debe tomar una decisión crucial para poder continuar. La historia del videojuego tendrá giros dramáticos dependiendo de qué elecciones se hagan y nos llevará a desbloquear uno de los múltiples finales que hay.




Gameplay

Resalta a primera vista la enorme influencia que ha tenido Infernax por otros juegos de corte similar como Castlevania o Metroid. De hecho, hay pequeños momentos en los que casi casi podría considerarse una especie de spin off de uno de los juegos mencionados.

El juego cuenta con una perspectiva de tercera persona, con un personaje de movimiento lateral y la posibilidad de saltar y agacharse.

Aunque pareciese un juego clásico de plataformas, la cosa cambia cuando te das cuenta que puedes visitar casi cualquier lugar del mapa desde el principio. Esta impresión de mundo abierto, bloqueado inteligentemente por situaciones naturales dentro del contexto del juego, le da un giro completamente nuevo con respecto a los demás.




Infernax, además, cuenta con dos variables muy bien diferenciadas como monedas de cambio: la experiencia, que se usa para potenciar las habilidades propias del personaje (como la fuerza de sus golpes, la resistencia de su cuerpo o la cantidad de maná); y el oro, que se invierte en la mejora de la armadura y armamento, además de comprar alguno que otro hechizo mágico.

Como buen juego RPG, Infernax le da la posibilidad a Alcedor de contar con un arsenal de mejoras que se podrán adquirir y utilizar en favor de completar la misión.

Primero hablemos de los potenciamientos propios del personaje, que se pueden adquirir en diversos altares religiosos distribuidos en todo el mapa y que permitirán a nuestro protagonista asestar golpes cada vez más fuertes, obtener vida para resistir más ataques enemigos y aumentar la cantidad de maná para lanzar más hechizos. Cada potenciamiento puede mejorarse hasta cinco veces, aumentando su efectividad y, al mismo tiempo, su precio en puntos de experiencia.

En segundo lugar, podemos hablar del equipo, que básicamente consiste en una armadura y una porra, las mismas que pueden mejorarse tanto comprando los elementos en una tienda o consiguiéndolas en mazmorras.




Y por último, pero no por ello menos importante, debemos hablar de los hechizos, los mismos que se pueden comprar, conseguir gratuitamente y mejorar de acuerdo a diversas circunstancias.

Existen ocho tipos de hechizos que van desde conjurar unos rayos que dañan a todos los enemigos de la pantalla, están los que curan y absorben vida, y terminan por otros que invocan seres espectrales para luchar a tu favor.

Es importante notar que la disponibilidad de los potenciamientos, como el equipo, armamento y hechizos van en función a las decisiones que se tomen durante el juego. Puede darse el caso que ciertos elementos no estén siempre presentes.




Diseño de niveles 

Infernax goza de un extenso mapa basado en secciones en las que no tienes la obligación de limpiar a los enemigos para continuar, sin embargo, se recomienda mucho eliminarlos porque, con cada baja que hagas a las filas del mal, obtendrás experiencia y oro para mejorar al personaje. 

Este mapa puede recorrerse en gran parte casi desde el principio de la historia. Si bien es cierto que el juego hace un gran trabajo para guiarte hacia tu próximo objetivo, terminas siendo libre de poder ir a otro lugar para ganar experiencia o para explorar y es que, cabe decir, este juego cuenta con una gran cantidad de secretos, la mayoría de ellos relacionados a encontrar jefes especiales que, vale decir, tienen un diseño visual muy interesante.

Además del extenso mapa abierto, el juego cuenta con una gran cantidad de mazmorras y castillos con un diseño muy desafiante y con enemigos cada vez más extraños y poderosos.




Jefes de área

Aunque se han comentado muchas cosas positivas de este juego, el apartado de los jefes es algo que sí merece la pena tomarse con pinzas.

La dificultad del juego, ya sea en el extenso mapa principal o dentro de sus mazmorras termina siendo más o menos elevada, cosa completamente opuesta con los jefes a los cuales, después de resistirle un par de ataques, se vuelven extremadamente predecibles y sencillos de vencer.Esto no es algo que ocurra con solo los primeros, sino con todos. Tan solo basta con aprender el patrón de movimiento para derrotarlos sin mucho esfuerzo.

Esto no desmerita la elevada calidad visual de estos gigantescos personajes que, antes de enfrentarte en batalla, te regalan una microcinemática en donde se puede apreciar toda su naturaleza grotesca y visceral con lujo de detalles.

Estos jefes, una vez vencidos, pueden volver a observarse en una especie de biblioteca que Infernax nos presenta en el menú principal. Completar el juego solo una vez no llenará esta biblioteca así que si buscas “atraparlos a todos” tendrás que triplicar el esfuerzo.




Gráficos y sonido

Lo justo y necesario para disfrutarse. Desde el segundo uno podemos notar y respirar que estamos ante un juego muy inspirado en la década de los ochenta, de la clásica NES.Su gráfica en estilo de 8bits está tan bien lograda y aprovechada que ningún detalle se pierde y, al contrario, permite disfrutar la aventura.

Si nos queremos poner muy exigentes, podríamos diferenciar el evidente cariño especial con el que se han diseñado los jefes de área pues, luego de admirar su entrañable diseño, nos quedamos pensando en si no hubiesen podido ponerle un poquito más de esfuerzo al resto del juego…

Infernax no cuenta con una banda sonora memorable, tiene los sonidos justos y música de fondo pensada, evidentemente, para cumplir. Si bien es cierto que esta cambia entre las diversas mazmorras y se basa en las limitaciones propias del hardware que intenta emular, se nota un desinterés en dejar este apartado para el final.

Multiples finales

Quizás uno de los aspectos más importantes de Infernax es su rejugablidad y es que, dependiendo de las decisiones y acciones que se hagan durante el juego, lograremos un final diferente cada vez.

No solamente ello, pues las acciones también abrirán diversos árboles de mejoras y adquisición de hechizos a los que no podrá accederse si no se mató a determinado enemigo en determinado lugar.

Y para poner la cereza en el pastel, tomar ciertas decisiones en Infernax nos abrirá mazmorras ultrasecretas, con enemigos y jefes muy especiales que, una vez vencidos, llenarán un espacio en nuestra biblioteca de demonios, en el menú principal.



Conclusión:

Infernax es un videojuego muy entretenido, con unas gráficas cumplidoras y una amplia rejugabilidad. Hay que poner mucha cabeza al momento de tomar las decisiones que nos presentan pues, dependiendo de ellas, descubriremos determinadas mejoras y/o enemigos.

Infernax puede resultar, hasta cierto punto, corto de duración si se intenta jugar de un tirón, pero dado que genera un interés natural para descubrir más de su mitología, es que inspira en pasarse más de dos veces.


LO MEJOR:

El control del personaje

El diseño visual de los jefes

Rejugabilidad asegurada.

La variedad de potenciamientos y mejoras.


LO PEOR

Música repetitiva y sin mucho para destacar.

Las gráficas en general pudieron mejorar un poquito más (después de ver a los jefes).


NOTA
85/100

Análisis realizado con un código para Nintendo Switch brindado por Masamune*

Publicar un comentario

0 Comentarios