Análisis: Rubber Bandits

 Jugamos Rubber Bandits y te contamos nuestra opinión


Flashbulb Games sacó a la venta este 2 de diciembre, el título Rubber Bandits, que llega a PlayStation 4 (optimizado para PS5), Xbox One, Xbox Series  y PC. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión. 

No cabe duda que recientemente se ha hecho más difícil encontrar juegos multijugador de corte casual. Incluso los estudios independientes prefieren apostar por experiencias para un jugador con mayor ambición narrativa y temática. Afortunadamente, desarrolladoras como flashbulb games apuestan por crear títulos en los que podamos masacrar a nuestros amigos (o a desconocidos en línea) y morir de risa por las situaciones ridículas que ocurren en la pantalla, títulos como Rubber Bandits, un “Beat em up” con movimiento 3D y físicas excéntricas. Entonces, será este título un oasis para las personas que buscan una experiencia multijugador o quedará enterrado entre tantos títulos que apuestan por experiencias más “modernas”.



Al igual que Gang Beasts, entrega que despertó el interés en este género particular, Rubber Bandits es un Beat em up con atención especial al multijugador. Tomaremos control de un criminal hecho de goma (de ahí el nombre del juego: “Bandidos de goma”) y tendremos que competir contra otros jugadores utilizando todo lo que tengamos a nuestro alcance, en este caso podremos blandir armas como tubos, escopetas y bastones o, si queremos ponernos creativos, conos, escobas y sillas. En el arsenal también podemos encontrar sables de luz y a Mjolnir como referencia a Star Wars y al dios del trueno respectivamente, pero fuera de estas dos opciones, el surtido de armas es bastante tradicional y la verdad es que todas se sienten exactamente igual.

Este tipo de entregas utiliza la física y animaciones exageradas o graciosas para enriquecer la experiencia y Rubber Bandits no es la excepción. Podemos ver a los personajes retorciéndose y tambaleándose de un lado a otro, esto se complementa bastante bien con los efectos de sonido y gritos de dolor de los personajes al recibir un golpe o al caer por un precipicio. Es una pena que después de unas cuantas partidas logramos notar que el excéntrico retorcer de los personajes en realidad obstruía nuestra visión al momento de calcular los rangos de las armas o la distancia a la que se encontraban nuestros rivales.



Como también común en otros juegos del género, no solo contaremos las armas que recojamos, sino que podemos utilizar las trampas y obstáculos de los mapas a nuestro favor. Definitivamente hay pocas cosas más satisfactorias que presionar un botón para hacer caer un puente donde se encontraban todos nuestros rivales. También existen un par de “power ups” que se activarán apenas los toquemos, pero los únicos que pudimos encontrar fueron una armadura que nos protegerá del daño y una onda de hielo que congelará a los enemigos que se encuentren en el radio de la explosión. La ausencia de una mayor variedad de power ups los hacen parecer como una idea que incorporaron apresuradamente al último minuto.

Uno de los puntos más flacos de esta entrega lamentablemente tiene que ver con la variedad de modos en la que podemos jugar. En lo que respecta al multijugador, contamos con un gran total de 2 modos: Brawl y Heist. El primero es sencillo, ser el último jugador de pie. Heist es donde el juego toma un rumbo ligeramente más interesante. Durante cada partida de este modo podremos recolectar billetes, estos se quedarán con nosotros, pero al recibir daño caerán todos a nuestro alrededor y nuestros rivales podrán recogerlos. Luego de un momento se abrirá una ruta de escape que podremos tomar para huir con todos los billetes que hayamos podido obtener y así obtendremos nuestra puntuación a lo largo de una serie de partidas. El modo concluye cuando un jugador llega a la cantidad objetivo de billetes. Este modo podría ser mucho más caótico y divertido si no fuera porque solo aparecen un máximo de 10 billetes por partida, lo cual resulta en combates extremadamente cortos sin mucho tiempo para que ocurran eventos divertidos y memorables. 



Creemos que es importante mencionar que tuvimos muchos problemas durante las partidas en línea. No hubo problemas de latencia o lag, pero si desconexiones repentinas a pesar de contar con una velocidad de internet alta y estable. Entendemos también que esto podría no tener que ver con Flashbulb games sino que podría ser un problema con el servicio en línea de Sony o una variedad de factores fuera del control de los desarrolladores. Sin embargo, que una experiencia con enfoque multijugador tenga este tipo de problemas con frecuencia en pleno 2021 no deja de ser un enorme problema.



También existe un modo arcade, pero este simplemente consiste en una cantidad exagerada de misiones al estilo Heist, pero estas ni siquiera son complicadas o muy variadas. Nos encontraremos en los mismos mapas que están disponibles en el modo multijugador, pero se nos pondrán como oponentes inteligencias artificiales que no ponen mayor resistencia. Nuevamente la inclusión de este modo se siente forzada o para cumplir con una lista de requisitos previos al lanzamiento.

Algo positivo del modo arcade es que es una forma bastante decente de obtener billetes. Así es, los billetes no son solamente la puntuación al final de las partidas sino una moneda dentro del juego que podemos utilizar para desbloquear nuevos bandidos para utilizar en las partidas. Es una pena que muchos de los personajes cuesten una cantidad ridícula de billetes e incluso otros estén limitados a ser compramos como un contenido adicional de aspectos. Más indignante aún es que varios personajes sean solo versiones de color dorado de los ya existentes en la selección inicial.




Algo que sin duda hace bien Rubber Bandits tiene que ver con su presentación. Los personajes y escenarios dan la impresión de estar jugando en una maqueta con divertidos muñecos de goma. Lo único negativo respecto a los escenarios del juego sería la falta de variedad temática en estos. Entendemos que trata de criminales robando bancos o museos, pero abordar otras temáticas no habría hecho daño. La banda sonora no es nada del otro mundo y no notamos la presencia de alguna pista particularmente memorable, pero la música del juego contribuye bastante a crear un ambiente de locura y descontrol, definitivamente una sensación que todo juego de este género debe aspirar a lograr.

Conclusión:

Flashbulb Games claramente tuvo las mejores intenciones al momento de desarrollar Rubber Bandits, pero lamentablemente esta entrega no resalta mucho en ningún punto. Todas las armas se sienten genéricas fuera de las armas de largo alcance e incluso las menos tradicionales como los sables de Luz o Mjolnir no logran causar un impacto distinto en las partidas. La variedad de modos en un juego con enfoque en el multijugador es un verdadero pecado y la velocidad con la que terminan las partidas evita que ocurran con naturalidad momentos memorables o divertidos. También fue bastante decepcionante encontrar tantos errores de conexión sea culpa de los servidores de Flashbulb o no. A un precio de 20$ en la Playstation Store es algo difícil recomendar una entrega con tan poca variedad.

Pros:
-Es un Beat Em Up con enfoque multijugador.
-Temática de “goma” bien lograda.

Contras:
-La brevedad de las partidas juega en contra.
-Serios problemas de conexión en los modos online.
-Variedad de modos bastante pobre.
-Las armas, tanto de corto como largo alcance, se sienten demasiado similares.


NOTA
 65/10


AUTOR: José Vilchez Vivanco                              

Análisis hecho con una copia de PS4 brindado por Sandbox Strategies*



Publicar un comentario

0 Comentarios