Análisis: Final Fantasy VII Remake Intergrade (PC)

 Final Fantasy VII Remake llega a PC y ya lo puedes jugar hasta en 4K con 120fps



Square Enix lanza hoy en PC, vía Epic Games Store, Final Fantasy VII Remake Intergrade, luego de un buen tiempo como exclusivo para PlayStation. . Esta edición incluye el juego base y la expansión Intermission protagonizada por Yuffie. ¿Vale la pena este port? ¿Es una mejor versión que la de PS5? Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión final

Final Fantasy VII Remake es una reinterpretación y profundización del juego original, no viene a ser un  remake al pie de la letra. Este remake está pensado para salir a la venta en distintas entregas con 2 o 3 años de diferencia. Esta primera entrega, abarca  el arco de Migdar,  y logra expandir toda esta parte que originalmente duraba unas 6 horas, a todo un juego completo, de al menos, 30 horas de duración.

Por otro lado, Final Fantasy VII Remake Intermission  empieza con la llegada de Yuffie a Midgar, está dividido en solo 2 episodios, sin embargo estos son hasta 2 o 3 veces más largos que un episodio del juego base. Por lo que terminar la aventura de Yuffie rápidamente, podría tomarnos un promedio de 5 horas

El juego base y la expansión tienen cada uno su propio menú de inicio. Si estás pensando cual jugar primero, lo recomendado sería jugar primero el juego base y luego el DLC.  Pero si quieres ir probando la expansión sin esperar mucho, puedes jugar Final Fantasy VII Remake hasta terminar el capítulo 9 (aquel que Cloud se viste de mujer); luego  jugar el capítulo 1 de Intermission, y ni bien acabe; seguir con el juego base del capítulo 10 al 18. Una vez terminada la historia principal, ya podrás jugar el capítulo 2 de Intermission sin preocuparte de spoilers. 


Sobre Final Fantasy VII Remake: 

Final Fantasy VII Remake cambia totalmente el esquema de fondos prerenderizados a escenarios completamente en 3D. El juego se divide en 18 capítulos, y si bien muchas veces es un juego completamente lineal, otras podremos hacer pequeños desvíos para hacer misiones secundarias o farmear. Eso sí, en la mayoría del juego no tendremos libre movilidad del mapa, por lo mismo muchas de las misiones secundarias serán perdibles. 

El sistema de juego original era por turnos, pero con el sistema Active Time Battle, en el que nuestro personaje podía usar su turno cuando esta barra ATB se llenara. Final Fantasy VII Remake cambia su sistema de batalla por una libre de acción en tiempo real, dejando la barra ATB solo para el uso de magia, objetos y habilidades. Este remake también incluye un modo de juego clásico, que puede activarse en cualquier momento del juego, este permite que los personajes ataquen y se defiendan solos, mientras nosotros nos preocupamos solo de las acciones ATB. 


Los personajes jugables en este remake serán Cloud, Barret, Tifa y Aerith, dejando la incorporación del elenco protagónico restante para la futura segunda entrega. Si bien tenemos algunos primeros vistazos de personajes como Caith Sith o Red XIII, estos por el momento no serán jugables. Como en el juego original, solo podremos tener a 3 en batalla, pero la historia está armada como para que siempre, al menos uno de estos 4 personajes esté alejado del grupo, por lo que no habrá que preocuparnos por hacer cambios en nuestro team o ponernos a pensar a quien dejar fuera. 

Entre las acciones de batalla podemos atacar, defendernos o esquivar libremente; y usar magias, habilidades y objetos gastando ATB; pero también habrán 2 mecánicas extras que nos servirán de mucha ayuda. Una será Limite, nuestros personajes tendrán también una barra  que se irá llenando mientras combatimos, cuando esta se llene, nuestro personaje podrá hacer un ataque especial.

La otra mecánica es la invocación, que será una barra extra que aparecerá sobre nuestros stats y al llenarse podremos elegir que uno de nuestros personajes haga una invocación. La invocación dependerá de la esfera de invocación que tenga equipada nuestro personaje, sino tiene ninguna, no podrá hacer invocación. Una vez activada esta mecánica nuestra invocación peleará libremente, pero también podremos usar nuestro ATB para que realice habilidades especiales. Apenas la criatura entre en pelea, la barra summon empezará a bajar,  y la invocación desparecerá cuando la barra se gaste o la batalla se acabe. 



El progreso de nuestros personajes se verá afectados no solo por las subidas de nivel, sino por la arma, armadura y accesorio que estemos usando. En este caso la armadura no serán ropajes completos, sino solo brazaletes, pulseras o aros. Al contrario, nuestros accesorios pueden ser equipamientos más grandes como chalecos, botas o muñequeras.  Nuestra arma y armadura tendrán ranuras para insertar esferas. Estas esferas las encontraremos en cofres, en tiendas o tiradas durante nuestra aventura; y podemos encontrar esferas con distintas magias, con alguna habilidad pasiva o de incremento de VIT , PM o magia. Nuestra arma también tendrá una ranura especial para añadir una esfera de invocación. 

También tendremos el apartado "Mejora de Armas". Al subir de nivel ganaremos PA que podrán ser gastados en un árbol de habilidades para nuestras armas. Este árbol será con un sistema planetario, con un estilo similar al cristarium de FF XIII. Lo bueno es que estos PA tienen validez simultanea para todas las armas del personaje, así que no tendrás que preocuparte en qué arma gastarlo, ya que si ganamos un puñado de APs, todas las armas recibirán la misma cantidad de AP.  En el árbol de habilidades de arma podemos recibir mejoras de ataque, defensa, magia, nuevas ranuras para esferas, entre otras mejoras.


Como mencionamos, Final Fantasy VII Remake profundiza mucho más en el arco de Migdar, presentando nuevos personajes y dándole más importancia a algunos que no tenían tanto protagonismo en el juego original. Los que más podemos destacar es el trio de Jessie, Bigs y Wedge, sobresaliendo este último personaje y su amistad con sus gatos. Han conseguido darle la profundidad debida para que al momento de la explosión del reactor nos interese mucho más su destino. 

Este Remake también juega bastante introduciendo nuevos capítulos narrativos, sobresaliendo el gran capítulo 9 donde pasamos de un torneo liderado por la icónica Hell House, a meternos unos pasos de baile con Cloud al estilo Dance Revolution, para finalmente tener a un Cloud vestido de mujer intentando infiltrarse en los aposentos de Don Corneo. Estos como otros grandes añadidos como la secuencia de motos, los espectros, los pedidos de Chadley, entre muchos más. 



Sobre Final Fantasy VII Intermission

La historia empieza con la llegada de Yuffie a Midgar, lugar donde se reune con parte del grupo Avalancha con el objetivo de organizar un robo al mismo edificio de electricidad de Shinra. Su objetivo será apoderarse de la materia suprema, pero ella no estará sola, pues en su viaje estará acompañada con Sonon que formará parte de nuestro equipo jugable. 

Como mencionamos, Intermission está dividido en solo 2 episodios, sin embargo estos son hasta 2 o 3 veces más largo que un episodio del juego base. Por lo que terminar la aventura de Yuffie rápidamente, podría tomarnos un promedio de 5 horas. Aún así, encontraremos contenido extra suficiente, como para poder doblar ese marcador. 

El sistema de batalla permanece casi igual al juego base. Entre las acciones de batalla podemos atacar, defendernos o esquivar libremente;  usar magias, habilidades y objetos gastando ATB;  realizar un ataque Límite que podremos efectuar llenando una barra mientras combatimos; y  la invocación, que será una barra extra que aparecerá sobre nuestros stats y al llenarse podremos elegir que uno de nuestros personajes la use. A esto se le suma una mecánica que sincroniza a Yuffie y Sonnon, lo que les permite al momento de hacer habilidades, hacer ataques especiales en pareja. 



Como en el juego principal, el progreso de nuestros personajes se verá afectados no solo por las subidas de nivel, sino por la arma, armadura y accesorio que estemos usando. Nuestra arma y armadura tendrán ranuras para insertar esferas. Estas esferas las encontraremos en cofres, en tiendas o tiradas durante nuestra aventura; y podemos encontrar esferas con distintas magias, con alguna habilidad pasiva o de incremento de VIT , PM o magia. Nuestra arma también tendrá una ranura especial para añadir una esfera de invocación. Acá podremos conseguir la invocación Ramuh (o Lamú),que no aparece en el juego base.

También tendremos el apartado "Mejora de Armas". Al subir de nivel ganaremos PA que podrán ser gastados en un árbol de habilidades para nuestras armas. Este árbol será con un sistema planetario, con un estilo similar al cristarium de FF XIII. Lo bueno es que estos PA tienen validez simultanea para todas las armas del personaje, así que no tendrás que preocuparte en qué arma gastarlo, ya que si ganamos un puñado de APs, todas las armas recibirán la misma cantidad de AP.  En el árbol de habilidades de arma podemos recibir mejoras de ataque, defensa, magia, nuevas ranuras para esferas, entre otras mejoras. 

Final Fantasy VIIR Intermission es una aventura simultánea a la aventura principal del juego. Incluso en parte del primer episodio podremos ver como a lo lejos nos cruzamos con Tifa y Barret. Sin embargo no tendremos ningún cruce directo con los personajes protagónicos de la historia de Cloud. No obstante algunas acciones de un bando pueden afectar indirectamente al otro.

Entre las mécánicas de mundo abierto nuevas para este DLC tenemos, la posibilidad de lanzar los shurikens de Yuffie, lo que le permitirá realizar acciones a distancia, como romper cajas, activar switches o colgarnos de alguna plataforma. Esta no es solo una acción que haremos un par de veces, sino un añadido que toma gran protagonismo en estos dos episodios.


El otro agregado completamente nuevo es un minijuego llamado Fuerte del Condor, un minijuego el cual muchos NPCs nos retarán, nuestro objetivo será ganarles y subir el nivel del reto. Este tipo de minijuego será algo similar a Plants vs Zombies o en parte Final Fantasy XII Revenant Wings, en donde que la batalla será automática y nosotros solo deberemos preocuparnos de ir poniendo nuevas únidades en lugares estratégicos. En una de las batallas nos sorprenderá un personaje importante del juego base, una interesante manera de darle otro lazo más a estas historias. 

Intermission introduce de manera excelente a Yuffie. El primer episodio es grandioso y muy divertido. Sin embargo el inicio del segundo, no es que nos haya parecio mal, solo que pensamos que este DLC era muy corto como para desperdiciarlo subiendo pisos y trepando plataformas. No obstante, la última parte del segundo episodio nos dejó con la boca abierta, con grandes batallas, acompañadas de un arco argumental potente y con muchas cosas inesperadas. Las escenas finales fueron la cereza del pastel, que no nos dejaron otra que dejar el mando y dar un par de aplausos, además de volver a revivir el hype por la espera de FF VIIR parte 2. 

Sonon por otro lado, aunque en un principio nos parece un acompañante genérico para Yuffie, en el paso de estas escasas 5 horas, consigue ganarse nuestro cariño y un espacio en nuestro corazón. 


Sobre la versión para PC

Creo que la diferencia más destacada de este port con la entrega lanzada para PlayStation 5, es que la versión de la consola de Sony nos obligaba elegir entre correr el juego a 4K con 30 FPS en el modo calidad y si querías jugar a 60 fps, tenías que elegir el modo rendimiento que bajaba la resolución del juego cerca a los 1440p.  Si tenemos una PC potente, esta versión nos permite jugar hasta en 4K con 120FPS, obviamente con la calidad gráfica en alto. 

Ojo que el consumo gráfico del juego no es muy alto. Nosotros con una RTX 2080 TI Founder Edition podíamos llegar a 4K con 80 fps tranquilos con todo en alta, acompañados también de un disco SSD, 32 GB de RAM y un procesador i-core 7 de 9na generación. Aunque nosotros, al tener un monitor de solo 60 HZ, decidimos limitar el framerate a ese número de frames. 



El juego gráficamente en su calidad máxima, se ve muy similar a la versión de PS5 en alta calidad, con algunas pequeñas diferencias en las texturas. La gran diferencia es que dependerá de tu maquina poder alzar los FPS a 60, 90 o 120 fps, rompiendo esa barrera molestosa de frames que nos ofrecía el modo calidad de PS5. Así que si eres de los que odiaban ese dilema de tener que elegir modo calidad o modo rendimiento, en tu PlayStation, esta versión es para ti. 

Como verán en las imágenes, la variedad de opciones de imagen y sonido, tampoco es tan amplia como lo amerita sementaje juego triple A en PC. En ajuste de gráficos no contamos con opciones de Raytracing, NVIDIA DLSS, o Fidelity FX de AMD, tampoco una lista de opción gráfica desglosada como por ejemplo dividiendo los efectos del agua, de partículas, cabello, suelo. Se extraña la gran variedad de opciones gráficas que tenía el Final Fantasy XV. Acá fuera de la resolución, frames y brillo, solo podemos alterar texturas, sombras y personajes de fondo. 

Con la opciones de sonido pasa lo mismo, no encontramos perfiles personalizados de audio para parlantes, audífonos o home theater. De igual manera notamos que hay cierta personalización automática. El título llega a ser envolvente si lo juegas con headsets, con un sonido excelente. Aunque eso no quita que nos hubiera gustado tener más posibilidades donde meter mano.


Final Fantasy VII Remake puede jugarse tanto con teclado como con mando. Si optamos jugar con un mando de PlayStation, obviamente tendremos los botones correspondientes en pantalla. Lo bueno es que si jugamos con un mando de Xbox también aparecerán sus botones en pantalla con sus debidos colores. Especialmente preferimos jugarlo con el mando de Series X.  Aunque hay un pequeño error que no pasa de ser simplemente un detalle y es que en el símbolo de triangulo de PlayStation que generalmente está como símbolo de interacción, se ha quedado impregnado en esta versión. Aunque para nosotros, no es nada molestoso, sino más bien una curiosidad.


Conclusión:

Final Fantasy VII Remake Intermission reinventa y le rinde homenaje a la entrega original. La historia de Cloud vuelve a contarse mejor que nunca, acompañado de un sistema de batalla moderno, un sistema de progreso ágil y nuevas historias que profundizan más el arco de Midgar y sus personajes. Por otro lado, a la expansión Intermission, un capítulo protagonizado por Yuffie, nos va prepararando el camino para una segunda parte, con un par de sorpresitas al final. 

Gracias a esta versión PC, se acaban los límites de 4K con 30 FPS, por lo que si tienes una PC potente  y quieres disfrutar este título en su máximo esplendor, no deberían dudar en adquirir esta versión.

Lo mejor

- La manera en que se profundiza el arco de Midgar

- El capítulo 9 del juego base es un desvío de guión muy divertido

- El nuevo sistema de batalla funciona muy bien

- Poder jugarlo a 4K a 120 FPS

- Gráficamente es una maravilla en zonas abiertas. Se podría hacer un cuadro con cada screenshot, y tiene un modo fotografía que ayuda bastante a hacerlo.

-  Incluye el DLC Intermission protagonizado por Yuffie

Lo malo: 

-  Faltan opciones visuales y de sonido

-  Al ser exclusivo de Epic, no cuenta con sistema de logros externo. Aunque el mismo juego tiene su propio sistema de logros


NOTA
97/100

Análisis hecho con un código para Epic brindado por Square Enix Latam*





Publicar un comentario

0 Comentarios