Análisis: Chorus

 Un juego de naves de mundo abierto acompañado de una gran narrativa que nos acompañará durante el viaje. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión final.


El 3 de diciembre Deep Silver puso a la venta Chorus, un juego de naves de mundo abierto, con ciertos toques RPG, que llega a PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox Series, Xbox One y PC. Luego de varias horas de juego, te contamos nuestra opinión final. 

En Chorus encarnaremos a Nara, piloto del Forsaken, una nave autoconsciente con la tecnología y armamento más sofisticado. Nara tiene la habilidad de desplegar sus sentidos para descubrir lo que a menudo es indetectable para sensores tradicionales. Nuestra misión será destruir la siniestra secta El Círculo liderada por El Profeta. Organización de la que fuimos parte y ahora somos el miembro fugitivo más buscado.

Esta es la base para adentrarnos en esta aventura shooter de naves en 3D de mundo abierto y con algunas características RPG, en donde deberemos aceptar misiones principales y secundarias, adquirir nuevas habilidades, nuevas partes para nuestra nave, y a su vez, mejorarlas todo lo posible. Todo esto, acompañado de una potente carga narrativa que está presente en todo momento. 


Lo primero que resalta en el juego es la importancia que se le da al arco narrativo del juego. A través de conversaciones, siempre estaremos enterándonos de datos importantes como la trama o curiosidades del lore del juego. Nara como eje central de juego funciona muy bien. El misterio de su pasado y su posibilidad de ver recuerdos del espacio, todo es un excelente centro para contar, a manera de conversaciones con el Forsaken, todo lo que está sucediendo en el universo del juego. 

Generalmente nos podremos mover de manera libre por el mapa, pero este siempre nos marcará nuestro punto de destino, tanto como misiones principales como secundarias. El mapa generalmente será espacio abierto por lo que llegar al objetivo no necesitará de mucha vuelta, solo seguir el punto marcado.  Entra las misiones, tendremos que escoltar a alguna nave, salvar alguna comunidad, derribar fuerzas enemigas o recolectar objetos. Las historias secundarias traen muchas veces historias pequeñas y curiosas de habitantes de esta galaxia, ayudándonos a adentrarnos un poco más en el lore del juego. 


Respecto a la jugabilidad, el título consigue un sencillo mecanismo con los joystick para movernos libremente en todas las direcciones sin llegar a ser complicado o tedioso. El juego busca que te concentres en los disparos, y realmente al no haber un auto apuntado, dar con el enemigo será nuestro punto de concentración, sobre todo, teniendo en cuenta que estos objetivos generalmente serán de tu tamaño y con una velocidad similar a la tuya. Y si esto fuera poco, algunos llevan campos de fuerza en la parte delantera, por lo que habrá que colocarse por detrás, antes que estos reaccionen y también volteen. 

Para hacer más versátil el lado shooter, estaremos equipados con tres tipos de armas: ametralladoras, lasers y misiles, cada una con un tipo de uso recomendado en batalla. Por ejemplo, las ametralladoras nos dan la oportunidad de acertar más fácil a lo lejos, pero hacen menos daño; los lasers son recomendados para targets en movimiento que estén a una distancia prudente; mientras que los misiles son los que más daño provocan, pero a su vez, podemos fallar más contra blancos en movimiento.

Entre misión y misión podemos visitar el bunker para poder hacer mejoras en nuestras armas, en su estructura o para cambiar sus modificaciones. Las mejoras las podremos obtener en misiones o comprarlas en el mismo bunker. Los créditos para esto los conseguiremos generalmente en misiones, pero también encontraremos cajas de créditos sueltos en el espacio abierto. Mejorando y cambiando las parte del Forsaken podremos cambiar los stats de nuestra nave, además con su constante uso, estos subirán de nivel, dándonos beneficios adicionales. 


Nara y el Forsaken también estarán previstos de distintas habilidades, como rito de los sentidos que es la mencionada habilidad sensorial de Nara; trace de fluidez que es la posibilidad de fluir por las corrientes;  rito de caza que es una especie de teletransportación, entre otras, siendo un total de 6 que harán la jugabilidad mucho más variada.

Sobre la dificultad, "normal" es la manera en el que el juego nos recomienda afrontar la aventura. Podríamos decir que el juego en esta dificultad llega a ser muy retador, teniendo en cuenta que habrán misiones que nos obligarán a repetir varios objetivos en caso muramos. Si queremos disfrutar más de la historia y la experiencia, sin tener un juego muy retador,  podemos optar por la dificultad más baja. Aunque la dificultad fácil tampoco nos regalará las cosas, por lo que si eres medio manco,está super recomendada. Aunque si jugarlo en fácil daña tu orgullo, pero alguna parte se te hace muy difícil, también puedes bajarle la dificultad solo por ese momento y volver nuevamente a normal. Si te gustan los retos, también puedes subir la dificultad y hasta jugar con muerte permanente. 

Respecto a la duración, el juego dura aproximadamente 10 horas si vamos por los objetivos principales, y podría superar las 15 horas, si somos completistas. Dada la naturaleza de este mundo creado, tranquilamente el juego pudo haber aprovechado para agregar opciones multijugador o hasta misiones procedurales en formas de eventos o retos diarios. No nos sorprendería que algo así se agregue en expansiones, ya que el mundo y los elementos están listos para recibir un tipo de juego así. 

Chorus es un título para todo tipo de jugadores, gracias a sus opciones de dificultad en batalla, puesto que por el lado de la exploración siempre seremos guiados, siendo muy difícil que los jugadores más casuales terminen perdiéndose o estancándose en algún punto.


Gráficamente el juego luce muy llamativo. En la nueva generación de consolas nos da la posibilidad de jugarlo en modo calidad o modo rendimiento. Nosotros lo jugamos en una Xbox Series X y si bien en ambos modos el juego va a 4k, el modo calidad contiene mejores texturas, mejores efectos de partículas y supuestamente ray-tracing. Es una pena que tengamos que elegir, pero si recomendamos un modo, es el rendimiento, dada la fluidez que se consigue al jugar con 60 fps, siendo esta muy importante en este tipo de juego.  Finalmente la diferencia gráfica no termina siendo mucha,  y si juegas lejos de tu televisor, probablemente casi ni notes la diferencia. 

El mundo de Chorus juega bastante con las luces y sombras, por lo que nos ha extrañado que el juego no cuente con HDR en Xbox Series X. Respecto a las animaciones faciales, creemos que pudieron haberse mejorado un poco, la animación facial de Nara nos hace recordar un poco a la de Mass Effect Andromeda, claro sin llegar a un nivel tan catastrófico. 

Respecto al sonido, podremos destacar la mezcla de audio, que es muy disfrutable sobre todo al jugarlo con audífonos. La banda sonora es correcta y acompaña muy bien bastantes momentos. Por otro lado, las voces para Nara y Forsa consiguen transmitir emociones correctamente, y sobre todo, consiguen no saturar pese a estar presentes constantemente en casi todo nuestro viaje.



Conclusión:

Chorus lleva los shooters de naves a otro nivel con varios aciertos, pero también con claras carencias. No podemos dejar de pensar que el universo creado para este juego pudo explotarse aún mucho más. Igualmente, Chorus es un entretenido juego de mundo abierto de naves, acompañado de una potente narrativa, que si no revoluciona el género, al menos está dando buenas ideas para que otro lo haga.


Lo bueno: 

- Visualmente muchas veces es sorprendente

-  El sistema de armas misiles, laser y ametralladora, cada uno para un uso concreto

-  Jugárselas por un juego de naves no lineal

-  Lo único difícil del juego son las batallas, y que el juego permita elegir la dificultad sobre eso, lo abre a muchos más jugadores.


Lo malo

- Se pudieron mejorar las animaciones faciales

- Algunas opciones multijugador le habrían sentado bien

-  Gráficamente al principio pareciese que hubieran pulido todo al detalle para deslumbrar, pero una vez arranca bien el juego, esta belleza visual es muchas veces infrecuente. 

- Creo que los gráficos pueden optimizarse mejor, sobre todo en el modo rendimiento.


NOTA
80/100

Análisis hecho con un código para Xbox Series X/S brindado por 3NMEDIA


Publicar un comentario

0 Comentarios