Análisis: Alan Wake Remastered

El terror psicológico regresa a las consolas de nueva generación y por primera vez a PlayStation. Un remastered que no solo ha mejorado el juego original sino que además incrementa el buen trabajo que hizo Remedy en su momento. Nosotros ya lo jugamos y te contamos qué tal nos pareció.

Alan Wake Remastered es un juego de acción aventura y terror psicológico en tercera persona desarrollado por Remedy Entertainment y distribuido por Epic Games. Un título lleno de suspenso que nos pondrá en la piel del famoso novelista Alan Wake en su desesperada búsqueda de su esposa que desapareció cuando estaban de viaje en una pequeña ciudad en las montañas llamado Bright Falls. El juego está disponible desde el 5 de octubre en PlayStation 4, Xbox One, PS5, Xbox Series y PC.

Han tenido que pasar más de 10 años para que la desarrolladora finlandesa vuelva a sonar en la órbita de los fanáticos del juego. Si bien el Alan Wake original ha envejecido muy bien, un lavado de cara era necesario para que vuelva con fuerza para las nuevas generaciones de consolas. El trabajo que han hecho con la remasterización no solo ha generado de que el juego haga el llamado para aquellas personas que lo conocieron en su momento, sino que ahora llegar a un público nuevo que recién se adentrará en esta historia maravillosa y puedan ser parte de lo que la vieja escuela sintió en su momento. El juego incluye además sus dos DLC como para sentir más placer y seguir viviendo experiencias junto a Alan Wake.

Historia:

Alan Wake es un famosísimo escritor del género terror psicológico, su nombre suena en todas partes, sin embargo este ha pasado unos años con un bloqueo que no le permite escribir nuevas historias. Para ello, Alan junto a su esposa Alice viajan a Bright Falls, una ciudad en las montañas para servir como un momento de paz y relajación para el escritor. Al poco tiempo de estar en contacto con el lugar, Alan empieza a tener pesadillas donde se le aparecen presencias oscuras que quieren lastimarlo, pero logra evitar cualquier suceso gracias a una voz que le indica que la luz será su arma más poderosa contra estos seres.

Una vez en el pueblo, Alan recibe las llaves del hospedaje de la mano de una misteriosa anciana. Más tarde Alan y Alice logran llegar al lugar, una pequeña  cabaña en una isla en medio del lago Cauldron que servirá como centro de paz para nuestro escritor. Sin embargo, Alice tenía otros planes en mente, ya que había organizado todo para que Alan pudiera inspirarse y empezar a escribir nuevamente. La reacción de Alan fue contundente al dejar la cabaña luego de pelear con Alice, pero esto solo marcó el inicio de su pesadilla.

Alice tiene pánico cuando está en lugares oscuros y es precisamente cuando Alan la deja sola que la cabaña se queda sin luz de manera extraña. Alice empieza a gritar para luego ser arrastrada al agua por una sombra. Alan trata de ir a su rescate viendo una figura dentro del agua con la forma de Alice. Nuestro protagonista decide tirarse al agua para rescatarla, pero todo será en vano. Ha pasado algo de tiempo cuando Alan despierta luego de quedar inconsciente solo para darse cuenta que constantemente deberá de enfrentarse a las presencias oscuras que querrán acabar con él. Todo le parece familiar, tanto así que va encontrando manuscritos contando parte de lo que el mismo Alan Wake había escrito. Su misión era clara, era salvar a Alice, ya que estaba convencido de que aún seguía con vida, pero en su camino deberá de lidiar con la policía que piensa que está enloqueciendo y es un sujeto peligroso.

Jugabilidad:

Puedes controlar a Alan Wake bajó la vista de una tercera persona pudiendo moverse libremente en un lugar algo semi abierto. Un survival horror donde tu mejor aliado será una linterna que irás obteniendo capítulo a capítulo ya que suelen perderla cada vez que el escenario cambia (De día es tranquilo, pero de noche empieza la locura). 

Nuestro personaje cuenta con armas de fuego como pistolas, rifles y una escopeta que le servirán para acabar con la presencia oscura siempre y cuando estos estén expuestos. Para poder debilitar los poseídos deberemos alumbrarlo con la linterna o usar otros mecanismos que tengan luz. Esto hará que los enemigos pierdan su escudo de oscuridad y sean blanco fácil para tus armas y así acabar con ellos.

No creas que solo usarás linterna y armas de fuego, también tendrás disponibilidad de usar bengalas, pistolas de bengala y granadas de luz. Sin duda serán de mucha utilidad, ya que a diferencia de las armas, la luz que irradian estos objetos serán mortales para el rival.

Alan también deberá de ser precavido durante su viaje entre zonas, ya que la batería de tu linterna podría agotarse por lo que tendrás que usar pilas para cargarlo y si en caso no tengas ni armas ni luz, lo mejor será correr hacia un punto seguro como lo son los postes de luz. Ojito que deberás de calcular bien tus movimientos porque Alan Wake no tiene mucha estamina por lo que se cansará muy rápido si empiezas a correr como loco. La mejor opción que tienes si estás desprotegido es esquivar a los enemigos en el momento exacto del ataque para tener una mejor posición y así escapar o prepararte para luchar.

Hay enemigos de todo tipo en el juego, están las gente que ha sido consumida por la oscuridad que suelen ser más débiles, también están los fornidos que requieren que los alumbres más tiempo para así acabar con un rifle si se presenta el caso, objetos inanimados que te obstruyen tu camino y te golpean, maquinaria pesada, cuervos molestos y jefes de turno. Felizmente Alan Wake podrá tener en algunas ocasiones asistencia de algún aliado como también tener el uso de vehículos que te servirán para arrollar a más de uno. 

La vida de Alan Wake se puede recuperar de a pocos luego de recibir daño, y consta del tipo de ataque del enemigo para que siga con vida o llegue a morir. Felizmente los autoguardados son regulares por lo que si llegas a perder podrás intentarlo de nuevo con una mejor estrategia. En el juego podremos encontrar muchos puntos de interés como también coleccionables. Habrá oportunidades donde veremos un televisor transmitiendo un programa ficticio llamado Night Springs con episodios un tanto creepy, pero que no querrás perderte. También habrá radios esparcidos por todos lados que transmitirá un programa de entrevistas para luego poner música. 

Además de todo esto, habrán manuscritos en gran cantidad con pedazos de historias que el mismo Alan Wake escribió, pero que no recuerda. Usualmente estas hojas esparcidas te spoilea que es lo que sucederá más adelante, tanto así que habrá situaciones donde otras personas lo verán a Alan como alguien profético y peligroso. Los famosos coleccionables siempre estarán presentes y acá están en forma de botellas con café, son 100 en total y una tarea difícil obtener todos principalmente cuando algunos están bien escondidos en zonas muy oscuras. Finalmente habrán unas latas apiladas que tendrás que votar para que cuenten. Esto lo ves en el menú de estadísticas.

En todo el mapa existe algo de ayuda manifestado en baúles. Dentro obtendrás buena cantidad de objetos útiles para tu viaje como armas y bengalas. Estos baúles están escondidos, pero el mismo juego te otorga pistas indicando su ubicación mediante pintas en forma de flechas que podrán ser visibles con la luz de tu linterna.

Un remasterizado muy correcto:

Si de por sí el juego se veía bien para la época con un estilo muy innovador en cuanto a la jugabilidad, le sumamos ahora un pulido muy gratificante en cuanto al diseño tanto de personajes como de la arquitectura del lugar. Ojo que no estamos ante un remake sino a un remasterizado que si al principio no puedes notarlo, otra es la cosa cuando se comparan las escenas de la antigua versión con la actual. 

Las texturas se ven muy geniales teniendo una resolución que puede llegar hasta a 1440p escalado a 4K y 60 fps tanto para PS5 y Xbox Series X. Por si fuera poco, las consolas de anterior generación también se sienten muy bien con unos 30 FPS, con 1080p y 900p en cuanto a la resolución. Las cinemáticas se ven increíbles luciendo el buen trabajo que se está haciendo y las estructuras como lugares de Bright Falls serán puntos donde se puede apreciar mejor las mejoras. 

Puedes visitar las cabañas, la granja de los hermanos Thor y Odin Anderson, la estación de policía y sobre todo las zonas oscuras y siniestras que te recorren constantemente durante tu viaje. Como este título juega mucho con las luces y sombras, el ambiente se siente muy siniestro, ves la niebla en todos lados y lo peor es la presencia oscura que te atacará frecuentemente. Toda estas ambientaciones y enemigos son un cúmulo de aciertos que la remasterización ha logrado explotar y engrandecer a un juego que de por sí ya se sentía increíble. Podrás ver de una mejor forma el rostro de Alan Wake y notar que realmente es el mismo personaje que sale en partes del juego (Alan Wake en la vida real). Se han mejorado los rostros y se notan mejor sus apariencias y no tanto como si fuera un personaje creado de forma computarizada.

Audio y banda sonora:

Este título juega mucho con el sonido del entorno, de su ambientación y en muchas ocasiones hará que te sugestiones durante tu viaje. En zonas oscuras te hará ver para todos lados, ya que puede saltarte encima algún poseído. Cada sonido es más perturbador que el otro, podrás sentir como el ambiente pesado está rodeándote, como la oscuridad roza tus oídos, cuando alguien se acerca o inclusive cuando alumbras con tu linterna a algún enemigo. Todo suma y ese ambiente cargado que engloba hace de que el juego sea sensacional, va un paso hacia adelante y te hace recordar al temor de las películas de terror japonesas.

La música es solo la cereza del pastel. Las canciones que se usan te hacen sentir como si fuese un final de temporada de alguna serie que te ha generado hype y son en momentos precisos que te harán sentir que estás dentro de tu propia película. También podrás escuchar estos temas extraordinarios en las radios que encuentras, pero sin duda ese repertorio con temas como Space Oddity de David Bowie y otras bandas como Poe, Poets of the Fall entre otros grandes artistas hace que el juego sea una joya con piezas musicales que marcaron una época y que se agradece que hayan mantenido las licencias para este remasterizado.

Conclusión:

Alan Wake Remastered sigue siendo una obra maestra gracias a su narrativa exquisita y su formato episódico donde encontrarás giros de trama que te dejarán con la boca abierta. El remasterizado solo acrecienta el gran trabajo que hizo Remedy en su momento y que ahora uno puede disfrutarlo con una mejor resolución, mejor modelado de personajes, estructuras más detalladas y locaciones de noche que te harán sentir muchas sugestión de forma escalofriante.

El juego te puede durar unas 10 horas que pueden ser más si quieres obtener los coleccionables. Su jugabilidad es muy buena y en donde tu mejor arma principal será la linterna, ya que así podrás evitar que los poseídos se acerquen a ti. Claro está que existen las bengalas y armas, pero no siempre contarás con estos objetos. Un título que es imprescindible en tu colección y que te enganchará de principio a fin. Conozcas de antes este juego o si eres nuevo de todas maneras lo disfrutarás.

Lo Bueno:

  • Una gran narrativa con buenos giros de trama.
  • La jugabilidad es sensacional y que uses tu linterna como protección es alucinante.
  • La oscuridad que te rodea te sugestiona demasiado.
  • Un remasterizado le suma muchísimo al juego que ya de por sí ya era bueno.
  • El sonido suma mucho a tu experiencia más aún si estás con headphones.
  • Las voces latinas están muy a la altura.
  • Los personajes secundarios aportan bastante a la trama.
  • Encontrar los manuscritos y como lo lee Alan Wake solo te hace querer saber más de lo que está pasando y pasará.
  • La banda sonora.

Lo Malo:

  • Alan Wake se cansa mucho al correr.
  • Algunos bugs que pueden ser corregidos con actualización.

NOTA:
 90

Publicar un comentario

0 Comentarios