Análisis: Actraiser Renaissance

El renacimiento de un clásico, luego de 30 años. Ya lo jugamos, y te contamos nuestra opinión final.


El 23 de septiembre, y anunciado el mismo día en el Nintendo Direct, salió a la venta Actraiser Renaissance, un remake del primer Actraiser, hecho desde 0. Publicado por Square Enix, el juego no solo se puso a la venta en Switch, sino también en PlayStation 4, PC y móviles. 

Nuestro protagonista, el Lord of the Light junto a su ángel compañero, tendrán la difícil tarea de poblar reinos y enfrentar las fuerzas malignas lideradas por Tanzra, quien antes había convertido en monstruos a todos los humanos y dividido la tierra en 6 continentes, que fueron asignados bajo custodia de sus secuaces. 

Básicamente esa es la premisa, que nos pone en una interesante mezcla de juego de plataformas con juego de simulación de creación de ciudades. Y aunque probablemente la parte plataformera se pueda vender como la parte principal, la realidad es que pasaremos muchísimas más horas en la parte de simulación, haciendo crecer 6 distintos continentes desde 0. 

El juego empezará poniendo nuestros pies en Fillmore. El Maestro o Señor de la luz tendrá que hacer camino en un nivel de plataformas, derrotando a las fuerzas del mal, antes de intentar poblar el reino. Este será nuestro Acto 1 en esta región.  Luego de eso, con solo 2 personas y un templo se empezará a poblar la región, intentando hacerla más grande, mientras, a su vez contrarrestamos los ataques enemigos. Una vez esta región esté construida a su tope y con gran cantidad de población, y tengamos la fuerza necesaria, se nos propondrá realizar el acto 2; un nivel de plataforma más, para derrotar al guardián de ese continente, y este pueblo ya pueda prescindir de nuestra ayuda. 

Una vez salgamos victoriosos, podemos seguir a la siguiente región, pero no podemos elegir cualquiera, puesto que hay enemigos mucho más fuertes en otras regiones, así que cada vez que seleccionemos una región, el ángel nos dirá si estamos listos o no para enfrentar su recuperación. En este caso nuestro siguiente objetivo será Bloodpol,  y luego Kasandora, Aitos, Marahna y Northwall, en este orden. Cada continente contará con un acto plataformero al inicio, un núcleo de simulación basado en la creación de la ciudad y finalmente un acto plataformero de cierre, siempre en ese orden. 

Sobre el lado plataformero, el juego funciona muy bien. Nuestro Señor de la Luz tendrá una espada para ataques físicos y a su vez, diversas magias, las cuales no estarán disponibles desde el inicio, sino que iremos aprendiendo una por una, cada vez que recuperemos un reino. Los niveles son generalmente cortos y terminan siempre con un boss. Los enfrentamientos serán algunos más duros que otros. Mientras hay jefes que podrán vencerse hasta parándonos al lado y dando espadazos continuamente, hay otros que necesitarán que tengamos cuidado y hasta sigamos un patrón o estrategia.

Mientras más enemigos matemos en el nivel, mejor preparados estaremos para el jefe, ya que nuestro personaje tendrá una barra ovalada que se irá llenando mientras más cristales recolectemos de enemigos derrotados. Esta barra tendrá diversas marcas, cada vez que superemos una de esas dentro del nivel, aumentará nuestro ataque o nuestra magia. Si llenamos la barra al máximo, nuestro personaje será 100% más fuerte en ataque físico, 100% más fuerte en magia, y además tendrá la oportunidad de reencarnar una vez, reviviendo en el mismo lugar donde murió, listo para continuar las cosas tal cual las dejó. 

Dentro de los niveles también encontraremos estatuas de ángeles doradas que nos darán pergaminos que aumentarán nuestra cantidad de magia total permanentemente, estatuas de ángeles de piedra para recuperar vida y/o magia, y unas estatuas que servirán como checkpoint. Un detalle muy importante es que nuestro personaje contará con 5 vidas, cada vez que perdamos una, regresamos a la última estatua checkpoint, pero si perdemos las 5, regresaremos desde el inicio del nivel. Claro, eso es modo normal, porque en modo difícil, tendremos 3 vidas y en modo fácil tendremos vidas infinitas. La dificultad de juego también hará a los enemigos más débiles o fuertes. 

Las magias con la que nuestro personaje contará son Fuego Radiante, Hielo Penitente, Meteoro Injusto, Respiro Bendito (cura), Aura Retributiva y Luz Resplandeciente. Así en ese mismo orden, las iremos aprendiendo conforme vayamos liberando los reinos. Las últimas magias también consumirán más PM, pero para ese entonces, nuestro personaje ya se encontrará en un nivel alto y contará con los puntos de magia suficientes para realizarlas varias veces. 

A propósito de subir de nivel, no hay manera de hacerlo dentro de los niveles de plataforma, siendo cumplir misiones en el modo simulación, la única manera de ganar experiencia y así subir de nivel a nuestro héroe de la luz y su ángel. 


Respecto al lado de simulación, termina teniendo el gameplay más complejo, siendo acá donde terminaremos pasando la mayoría de tiempo. Una vez lleguemos a un reino, tomaremos el control de el ángel, quien será el protagonista acá. Empezaremos con solo 2 personas en un templo. Nuestro objetivo es con una serie de milagros, ir abriendo camino a la tierra, para expandir el territorio habitable. Estos milagros son truenos, lluvia, sol, huracanes y terremotos.  Por ejemplo con luz del sol podemos secar charcos o pantanos, con truenos destruir escombros y convertirlos en tierra habitable. 

Mientras expandimos nuestro terreno, se irán construyendo casas, campos y talleres, a la vez que nuestra población va aumentando. Claro, en estos continentes aún quedan guaridas subterráneas de donde siguen atacándonos monstruos y demonios, por lo que nuestro ángel deberá estar atento para contrarrestarlos con su arco, disparándoles flechas. Cuando nuestra tierra y nuestra población sean lo suficientemente grandes, acompañados del Lord de la luz, podremos invadir estas guaridas para limpiarlas y acabar con el núcleo de una vez por todas, todo eso en un mini nivel de plataforma.


Para hacer crecer nuestra civilización y que suba su nivel (podemos subirla hasta nivel 3), deberemos cumplir misiones y también superar misiones de acecho. Para esto, así como cada continente tiene un guardián enemigo, nuestro bando también tendrá un guardián de esencia humana, pero con grandes habilidades, siendo él quien liderará junto al ángel, la creación del reino. 

Las misiones de acecho son donde se pondrá a juego nuestra estrategia. Acá los enemigos nos atacarán y para eso deberemos armar previamente nuestra defensa, poniendo barricadas, Puertas de Entrada, Torres de Magos y Torres de Arqueros. Así contrarrestaremos parte del ataque enemigo y evitaremos que las hordas lleguen a nuestro templo. Nuestro guardián también entrará en acción acá, siendo nuestro ángel quien podrá guiarlo a qué posición ir y donde atacar.  En un principio solo tendremos un guardián en pelea, pero mientras vayamos liberando regiones, podemos llegar a tener hasta 3 guardianes peleando en los asedios, uno propio de la región y 2 invocados. 

Como ser divino, nuestro ángel no se preocupará por las vidas de las personas en particular, sino más bien con el éxito y desarrollo de toda la población. Y a veces para construir hay que destruir. Tal vez con una de las mecánicas más crudas, aunque pase desapercibidas como eso, varias veces necesitarás destruir las creaciones de los humanos (matando algunos cuantos a su paso), para que otro humanos vuelvan a construirlas, pero con los conocimientos y recursos que poseen en la actualidad. Eso quiere decir, más o menos, que si en un recuadro teníamos 3 casitas de nivel 1, donde entraban 5 personas; podemos tirar un rayo, y si nuestra población ya se encuentra en nivel 3, crearán ahí mismo casas más grandes donde entren 12 o más personas. Igualmente los talleres o campos destruidos, serán reconstruidos de una manera superior. 

Una vez que hayamos completado un reino, más adelante cuando volvamos, podremos encontrar algunas misiones extra más, esto servirá, entre otras cosas, para ganar más experiencia para subir de nivel a nuestro lord y al guardián respectivo. 


Una vez acabemos el juego, aparecerá un portal que nos dirigirá a un nuevo reino llamado Alcaleone. Ese post game tratará básicamente de un nuevo mapa donde echar raíces a una nueva civilización. No tendremos un acto 1 previo a la parte de simulación, pero cuando acabemos con esto, tendremos un nivel acompañado del secret boss del juego. Definitivamente será un reto algo más difícil que el resto del juego, tanto en la parte simulación como la plataformera.

Alcaleone no tendrá un nuevo guardián de nuestro bando, sino que viajaremos con los 6 guardianes para enfrentar los acechos en estas tierras. Ahora podremos usarlos con más libertad, aunque según la historia, siempre nos impondrán uno o dos guardias obligatorios en batalla. También este arco servirá bastante para levelear al Lord of the Light y los guardianes. 


Una vez acabemos el juego, también se nos desbloqueará el modo especial. Un modo en el que solo tendremos que superar uno por uno los niveles de plataformas, en cualquier dificultad y obteniendo puntajes. Acabar todos los niveles en distintas dificultades en este modo, tiene un trofeo/logro correspondiente, por lo que los más completistas acá encontrar algo más para exprimir. 

El juego tiene una duración aproximada de 15 a 18 horas, incluyendo la parte de Alcaleone. Si le quitamos la parte de simulación el juego a lo mucho podría llegar a las 2 horas. Pero sin lugar a dudas, pese a lo que muchos pueden esperar, la parte de simulación llega a ser más entretenida y adictiva, incluso que la parte plataformas. Aunque eso sí, para arrancar con la parte de simulación, puede ser algo complicando, ya que nos presentan muchas mecánicas, y una que otra no de manera muy clara, y sobre todo, teniendo en cuenta que el juego no tiene doblaje al español, uno que otro dato se nos termina perdiendo. 


Gráficamente el juego ha tenido un renovado visual muy acertado. El cambio gráfico era necesario, no bastaba solo con volverlo a hacer con más calidad gráfica, sino también cambiar el estilo artístico, que ya había quedado muy anticuado. En este aspecto todo salió bien. Si bien el juego por temas de resolución y detalles no luce como un juego de actual generación y ni intenta hacerlo, si consigue ser visualmente atractivo para los nuevos jugadores. No sabemos en qué resolución corre en consola, asumimos que en 1080p, pero no existen mejoras visibles al jugar la versión PS4 en una PS5, por ejemplo. 

Respecto al sonido, los temas han sido regrabados, y aunque suenan muy bien, muchos no transmiten esa nostalgia que solían tener los MIDIS. Si eres de los que jugó el título en su tiempo, y quieres volver a experimentar el juego, pero con la misma música, tendrás la oportunidad de cambiarla cuando quieras en el menú de opciones. Respecto a los efectos de sonido, son correctos para el tipo de juego. Obviamente no explota el sonido envolvente, pero usa algunos recursos 5.1 para efectos de sonido. Finalmente, el juego no agrega voces, y hubiera sido tal vez un añadido importante.


Conclusión: 

Actraiser Renaissance sigue siendo tan adictivo como lo fue en los 90's, y salvo un par de mecánicas, este remake, que pretende ser un calco del original en lo jugable, conserva muchos factores para ser una propuesta interesante para el público actual. 

Quizás no fue un juego para su época, donde seguramente el público no era tan inmenso como lo es ahora, y tal vez por eso, en la segunda entrega se decidió por cortarle todo el lado de simulación. Nosotros creemos, que esa mezcla de plataformas/simulación es la esencia distintiva de la franquicia, y si se espera explotar la saga para nuevas entregas, lo cual sería un golazo, no lo hagan solamente por el lado plataformero.  


Lo mejor:

- Una buena duración

- El diseño de los jefes y los enfrentamientos.

-  El modo simulación, una vez se le agarramos costumbre, es muy adictivo

- Un postgame muy bueno con jefe secreto

- Tiene muchos detalles para los completistas


Lo peor: 

- El modo simulación tal vez no es muy amigable al inicio

- No tiene textos en español


NOTA
86/100


Análisis hecho con un código para PS4 brindado por Square Enix*


Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch