Análisis: The Ascent (PC y Xbox Series X)

Un shooter de vista isométrica que encuentra su punto fuerte en el cooperativo


Curve Digital sacó a la venta The Ascent, este 29 de julio, para Xbox One, Xbox Series S/X y PC vía Microsoft Store o Steam. Además el juego también está en disponible en PC y Xbox para los usuarios de Game Pass. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.

En el juego seremos un trabajador esclavizado por The Ascent Group, compañía que tiene a su poder a toda la gente del distrito. Tu deber es encargarte de las tareas que te asignen, hasta que un dia la corporación colapsa, los  sistemas de seguridad fallan y el distrito empieza a ser atacado por corporaciones. Ahora deberás intentar sobrevivir, mientras exploras el mundo de Veles y descubrir  qué hay detrás de este colapso. 

Esta es la premisa para introducirte solo o hasta con 3 amigos a una frenética aventura donde serás permanentemente atacado y donde no te quedará otra más que armarte hasta los dientes, mejorar tu armadura, protesis y habilidades, y derribar hordas de enemigos.


Ni bien empezamos nuestra aventura, luego de unos consejos básicos, pondrán nuestra primera arma en nuestras manos y seremos atacados por enemigos. Es así como nos recibe este juego, preparándonos para las centenas de ataque que vendrán a continuación.Los enemigos serán muy rápidos por lo que tendremos que apuntar rápidamente a nuestro objetivo, si bien la vista isométrica nos ayudará en la puntería, tampoco nos dejarán las cosas regaladas por lo que el joystick derecho nos ayudará rápidamente apuntar en 360°. 

Para esquivar las balas y todo lo que nos ataque tenemos dos opciones, la primera es rodar, una buena opción para no romper nuestro ritmo de ataque, pero que igualmente puede ser peligrosa, sobretodo si estamos rodeado. La otra manera será escondernos detrás de alguna superficie, donde además podemos alzar nuestra arma y seguir disparando.



Nuestro personaje podrá equiparse 2 armas, una principal y una secundaria. Las armas las encontraremos en cofres o venciendo enemigos. Además estas pueden tener upgrades en las tiendas, mejorando sus stats. Las balas son infinitias en este juego, pero entre cartucho y cartucho tendremos un tiempo de espera donde la arma no se podrá usar, este tiempo variará según las características de la arma y según las mejoras que haya recibido. Como si fuera poco, también podemos personalizar nuestrar armas con skins, lo que la hará solo visualmente más llamativas. 

El tiempo de reacción que nos pide el juego es muy pequeño, por lo que un cambio de arma, mientras la otra aún no carga, nos salvará de emboscadas o situaciones peligrosas. Por otro lado, si los enemigos están muy cerca a nosotros podemos dar un golpe con onda de choque que los dañará y apartará, pero también necesitará cargarse para volver a ser usado.  También tendremos granadas y explosivos, los cuales podrán volver a usarse no luego de tiempo, sino que tendremos que vencer enemigos para que el circulo de granadas de la parte inferior se llene y así podremos lanzar nuevamente un explosivo.

Mientras más enemigos venzamos, más experiencia recibiremos y más rápido subiremos de nivel. Vencer enemigos también significará recibir puntos de habilidad, con los cuales podremos tener mejoras en nuestras características, independientemente de nuestras subidas de nivel. Podemos mejorar con puntos de habilidad los siguientes apartados: Sentido táctico, tasa de golpes críticos, manejo de armas, puntería, equilibrio, evasión, constantes vitales y batería corporal.

Nuestro personaje también podrá cambiar su casco, parte superior y parte inferior de su conjunto, pudiendo encontrar ropas u armadoras que nos ayuden bastante incrementando nuestras estadísticas. Por último nuestro personaje también recibirá Protesis o aumentos, de los cuales podremos equipar para conseguir mejoras independientes.

 


El juego lo avanzaremos mediante misiones. Tendremos misiones principales las cuales se marcan en pantalla con un símbolo verde y también misiones secundarias las que se marcarán con un símbolo amarillo. Estos marcadores nos dirán siempre a donde ir, y si aún asi nos perdemos, apretando una de las direccionales, se nos trazará unas líneas rojas que nos dirán exactamente como llegar a tal punto. 

Y es que en The Ascent es imposible perderse, acá lo complicado será vencer a las hordas de enemigos que se nos presentarán, incluído una gran variedad de jefes aguerridos, que encima nos atacarán acompañados de enemigos comunes. Este es el verdadero reto del juego, por lo que la exploración nos resultará más que nada un paseo. 

Pero el juego resulta ser algo repetitivo, y eso que solo tiene una duración promedio de 20 horas. Además que muchas veces se nos puede hacer muy difícil si lo intentamos afrontar solo, sobretodo teniendo en cuenta que no hay dificultades disponibles. Por lo que lo ideal para disfrutar el juego al máximo es jugarlo con amigos. Hasta 4 jugadores pueden embarcarse en esta aventura, y estarás aliviado de tener 3 aliados cuando los enemigos te ataquen por todos los frentes.


Además, aparte de disfrutar el juego online, también tienes la oportunidad de jugar en multijugador de manera local. Aunque para eso, deberás crearle un personaje al segundo jugador.  Lo mejor de este modo cooperativo local, es que ambos jugadores compartirán la misma pantalla, así que esta no se dividirá, y no tendremos esos problemas visuales como reducción de resolución, fps o simplemente reducción de campo visual.

Gráficamente el juego luce extraordinario. Pese a que el juego posee vista isométrica, que digamos es una opción visualmente menos llamativa a comparación de un shooter en primera o tercera persona.  The Ascent aprovecha esa ventaja de recursos obtenida por su propuesta de cámara, para poder pulir cada detalle del escenario, luciendo muchas veces como un verdadero triple A. La recreación del mundo con estética cyberpunk también es muy correcta, creando un ambiente muy inmersivo desde un inicio.

Captura en PC con el raytracing activado

Jugamos el juego en una Xbox Series X y en una PC armada con una RTX 2080 Ti Founder Edition. Y si bien en ambas versiones el juego logra lucirse excelente a 4K con 60FPS, en PC tuvimos algunas ligeras diferencias gráficas a favor, destacando el Ray Tracing, opción con la que el juego no cuenta en la versión de consola, por el momento. La RTX 2080 TI Founder Edition de NVIDIA nos dio la posiblidad de poder jugar a 4K 60 FPS, con todo en Ultra y con las Sombras, Reflejos y Oclusión Ambiental del Ray Tracing activado. Además el juego es compatible con DLSS, opción compatible en todas las RTX que nos permite tener mejor desempeño gráfico con menos recursos.

Por otro lado, la versión PC cuenta con un abanico visual de opciones mucho más grande, que seguramente sabrán aprovechar los adictos al máximo rendimiento. Eso sí, el juego no es compatible con HDR en ninguna de las 2 plataformas, por lo que si dejamos activada esta opción en la PC, solo perderemos colores. Esperemos que en una actualización lo sea, porque las luces y sombras del juego, se prestan para un rango dinámico más amplio.


Respecto al sonido, la ambientación musical de fondo es correcta, al igual que los efectos de sonido. Los ajustes de audio nos dan cierta versatilidad pudiendo elegir si queremos audio para tv, auriculares, home theater, o si queremos usar un modo contrayente, donde no haya mucha diferencia de decibeles,  opción ideal para no hacer mucha bulla. Si tenemos Dobly Atmos virtual comprado en nuestra cuenta, podemos usarlo en cualquier audífono o headset estereo para aprovechar una experiencia más inmersiva. 

Conclusión: 

The Ascent fue una sorpresa inesperada. Probablemente no llamó mucho la atención al momento de su anuncio, pero resultó ser un hermoso shooter isométrico y un importante agregado al catálogo de Xbox, sabiendo sobretodo, aprovechar las ventajas de nueva generación de las series X/S. El juego no inventa nada, ni mucho menos, pero consigue ser divertido y rejugable con amigos. Su punto fuerte es el provecho que han sabido sacarle al potencial gráfico para crear una ambientación al steampunk con detalles dignos de ponerse en un cuadro, en todos lados. 

Lo mejor:

- Los escenarios y ambientación son increibles.

- Tiene la duración justa

- El cooperativo es muy divertido

- Las peleas contra jefes

Lo peor:

- Algunos bugs como un error donde en partes el juego no se  traducía (que ya fue corregido afortunadamente) y otros bugs, como que a veces las opciones para volver al menú principal no te dejan salir del juego a los primeros intentos.

- Errores en el matchmaking en modo online

-  La historia es muy sencilla y nada motivadora


NOTA
80/100

Análisis hecho con un código para Xbox brindado por Renaissance PR*





Publicar un comentario

0 Comentarios