Análisis: Resident Evil Village

Ya jugamos Resident Evil Village. ¿Es una secuela digna de la 7? ¿Logró llenar nuestras expectativas? Te lo contamos en las siguientes lineas. 


El pasado 7 de mayo Capcom sacó a la venta Resident Evil Village para PlayStation 4, PlayStation 5, PC, Xbox One y Xbox Series. Nosotros ya pudimos jugarlo a fondo, y finalmente estamos listos para contar nuestra opinión. 

Resident Evil Village continúa los eventos de la entrega 7. Ethan, Mia y su hija Rosemary se han mudado Europa, lejos de Louisana y todo lo ocurrido. La nueva familia parece estar viviendo sus días en tranquilidad, hasta que un día, sin aparente motivo,  Chris Redfield y gente de la BSAA entra a su casa, mata a Mia y secuestra a Ethan y a Rose (ojo que esto pasa en los primeros minutos y hasta se vio en el trailer, así que no es spoiler). 

Algo misterioso sucede y el vehículo que transportaba a Ethan y a Rose es destruido. La pequeña bebe no está y Ethan despierta sin saber qué rayos está pasando. Caminando, nuestro protagonista llega a una villa que parece estar abandonada, aunque no pasará mucho tiempo hasta que es atacado por licantropos hombres con rasgos de lobos que parecen haber sido infectados con un virus.

Ethan deberá buscar a Rose y para eso deberá derrotar a Madre Miranda y sus secuaces, los cuales están dividos en distintos puntas de la zona. Esa es la premisa de este nuevo título, que mezcla muy bien el gameplay de Resident Evil 7 con Resident Evil 4.



Resident Evil Village nos trae de vuelta el gameplay en primera persona como en la entrega anterior, pero nos presenta zonas más abiertas, recibimos más municiones y peleamos con más enemigos, como las entregas más pegadas a la acción. Digamos que es un híbrido del Resident de terror con el de acción, que puede variar tanto su gameplay en el recorrido del juego que en un momento puedes sentir que estás jugando un survival horror, en momentos se siente 100% Resident Evil, en otros Titanfall, y hasta una pequeña parte nos hace venir a a la cabeza el recuerdo de un Call of Duty Black Ops o Modern Warfare. 

Podemos sentir que la acción no tardará en llegar cuando solo unos minutos después de haber recibido la pistola básica, recibimos una escopeta. Además, los licantropos nos reciben con todo, incluido un ser gigante con mazo, con la pinta de destrozarnos con un par de golpes.  Luego de ese gran recibimiento, nos vamos dando cuenta por donde apunta el juego, diciéndonos que este no va a ser un juego de sobrevivencia pasillero donde tienes que cuidar muy bien tus balas, sino uno en el que vas a tener que atacar con lo que tengas y como puedas. 


Resident Evil Village es, posiblemente después de la 6ta entrega, el Resident Evil más largo, siendo considerahblemente más largo que la entrega anterior. Y es que aunque a Resident Evil 7 le llovieron elogios, muchos coincidieron que el juego terminó quedándoles corto. Village tiene mucho más contenido, y lo más importante es que nada se siente de relleno, incluso tiene el gran tino de hacer cada parte del juego diferente para poder bordear las 12 horas sin caer en lo repetitivo. 

El nuevo mapa de esta entrega tiene como centro la Villa, lugar al que volveremos luego de superar cada zona. Deberemos enfrentarnos a los secuaces de Madre Miranda quienes están distribuidos en distintos refugios,  planteando cada uno un desafío distinto. Tenemos a Lady Dimitrescu y sus hijas  en el Castillo, La Casa de muñecas de Donna Beneviento,  La Presa donde encontraremos a Salvatore Moreau, el Fuerte y La Fabrica donde sucede el "arco" de Karl Heisenberg.


Cada vez que volvamos a la villa, tendremos algo nuevo por explorar, porque en cada avance tendremos alguna llave u objeto nuevo que nos permita pasar a otras zonas. Acá también encontraremos al Duque, el comerciante del juego, que aunque también lo podemos ubicar en las zonas a las que viajaremos,  en el centro de la villa lo encontraremos con seguridad, siempre. 

En la tienda del duque podremos comprar objetos o armas, mejorar armas y vender objetos, aunque también se suma un nuevo añadido en el comercio, la posibilidad de cocinar. Aunque suene algo trivial, puede servirnos de mucha ayuda, ya que trayendo los ingredientes para la receta una sola vez, tendremos una mejora de stat para nuestro personaje, algo que nos puede servir de mucha utilidad, sobretodo si andamos jugando en los modos más exigentes. 



Como en otros Resident Evil, todas las armas que estén en tu poder y mejoras que consigas, se mantienen en el New Game+, algo que también puede ser muy útil para volver a jugar el título en una dificultad más difícil. Por otro lado, la tienda en el menú principal del juego se desbloquea al acabar el juego y todos los puntos recaudados en tu primera partida pasarán a estar disponibles desde un primer momento, apenas sea desbloqueada. Puedes ganar más puntos rejugando el título o jugando el modo mercenarios. 

Una vez compremos con puntos alguna arma en el menú principal, tendremos que comprarsela al duque en nuestra partida del juego, pero por un precio ridiculamente bajo, por lo que nos daremos cuenta rápidamente cuales son las que hemos desbloqueado. Por otro lado, si ya hicimos todas las mejoras existentes a una arma, por una buena cantidad de puntos podremos convertirla en un arma de munición infinita en el menú principal.


El juego trae tres dificultades en un comienzo y una extra mucho más retadora cuando acabemos por primera vez el juego. Recomendamos tener nuestra primera partida en la dificultad "Normal", y hacer el new game+ en difícil, ya con algunas recetas hechas, nuestras armas mejoradas y con un par de estas con munición infinita. Si te sientes preparado, también puedes ir por la dificultad mayor 'Aldea de las Sombras'. 

Como decimos, nosotros recomendamos la dificultad normal para empezar, no es suficientemente exigente, pero tampoco te deja relajarte. Algunas hordas de enemigos y algunos boss nos has hecho exaltarnos y ponernos nerviosos, pero no lo suficiente como para que maten a nuestro personaje. En nuestra primera pasada, solo un boss a la mitad del juego y el boss final, fueron lo suficientemente feroces como para matarnos un par de veces. 



Hablando de boss, cada uno es un reto totalmente diferente y una experiencia de pelea increible. Tenemos desde una pela casi desarmados y muy poco convencional, hasta un enfrentamiento al estilo Titanfall.  Destacamos el diseño de los boss principales en sus versiones transformadas o de pelea, por así decirlo. y también, el protagonismo y personalidad que le han dado a cada miembro del clan de Madre Miranda, que consiguen sumar bastante al juego. 

Resident Evil Village en la mayor parte del juego parece contarnos una historia aparte, que nada tiene que ver con Umbrella y toda la trama que se ha ido construyendo hace decadas, para finalmente, en las 2 últimas horas, darle explicación a todo, incluso a lo que creíamos ridículo y sin sentido. Y es que Village ha conseguido con su final, anexar más de lo pensado este título con la historia principal de la saga, terminando con una escena que nos presenta un guiño de una continuación prometedora, y que tal vez esté un poco más relacionada a nuestros protagonistas de siempre. Con este ending quizás aporte mucho más a la historia que el final de varias entregas. 


Por otro lado, como extra tenemos el modo Mercenarios, que después de terminar el juego se puede obtener en la tienda del menú por solo 100 PE, un costo algo insignificante, con todos los PE que recibiremos en ese momento, después de acabar el juego. Mercenarios en Resident Evil Village consigue transmitir ese sentimiento arcade de progreso, donde vas desbloqueando nuevas habilidades y adquiriendo nuevas armas.

Lamentablemente, uno de los factores más inmportantes de este modo de juego se queda por el camino: poder jugar con el personaje de la saga que más nos guste. Dado que el juego es en primera persona, obviamente plantearse esto estaba de más, pero creemos que quizás este modo no debió llamarse Mercenarios, y  tener un planteamiento más cercano al Modo Pesadilla de Resident Evil 7.

Respecto la versión PS5. Resident Evil Village hace un uso adecuado de la vibración del dualsense, además aprovecha las ventajas de los gatillos hápticos para brindar cierta resistencia según nuestro tipo de arma.  

Por el lado gráfico, es un título que juega mucho con las sombras e iluminaciones. Pasillos oscuros iluminados con velas o lamparas, interiores con luz tibia, exteriores nocturnos, día soleados. Es por eso que si tenemos la oportunidad de activar el HDR, no lo pensemos 2 veces, así podemos aprovechar más las iluminaciones y sombras. Si cuentas con una plataforma next gen, recomendamos activar  el ray tracing, puesto que tener luz real haciendo reflejo, hace que el juego luzca mucho mejor que con una luz artificial de decorado. Si tu TV o monitor no cuentan con HDR, te recomendamos seguir muy al pie la configuración de brillo del juego, para que no nos perdamos mucho visualmente.

La versión de PS5 corre a 4k con 60 fps sin raytracing y con raytracing baja ligeramente entre 3 a 10 fps, según la zona. Algo que seguramente ni diferenciaremos en el juego. En general, la versión PS5 luce perfecta, solo hay algunos pequeños detalles de texturas en los exteriores que cargan a nuestra vista cuando nos movemos muy rápido por el mapa, pero son unos cambios casi imperceptibles, al menos que juegues pegado a la pantalla como nosotros.

Los tiempos de carga en PlayStation 5 son inexistentes dentro del juego y también cuando entramos a él. Supera con clara ventaja a  Xbox One, PS4 y PS4 pro que demora 30 segundos aproximadamente en cargar, pero también supera en menor medida a la versión de Xbox Series.


Respecto al sonido, el juego intenta sacar provecho a todas las opciones sonoras posibles, tanto audífonos, sistemas de sonido o parlantes de TV, ofreciéndonos opciones también para ampliar o disminuir los rangos sonoros.  Recomendamos jugarlo con headsets, sobretodo compatible con tecnología de audio 3D o virtual surround como nos presenta en las opciones. En esta opción tendremos un sonido envolvemente con efectos direccionales. Así podremos saber de que lado están nuestros enemigos o qué tan cerca están de nosotros.

Para el juego, el aspecto sonoro lo protagonizan los efectos y los sonidos ambientales, pero tampoco podemos dejar de lado los grandes trabajos que se hicieron tanto en el doblaje en inglés como en el soundtrack del título, haciendo mención honrosa del tema vocal final. 

 


Conclusión:

Resident Evil Village equilibra correctamente la experiencia de sus entregas más ligadas al terror, con las más ligadas a la acción. Un título que se atreve a explorar más en su jugabilidad y a su vez consigue que en todo momento se sienta muy Resident Evil.

Rejugable, adictivo y variado son algunas de las características que podemos atribuirle a esta nueva entrega, acompañada de una misteriosa historia que empieza algo ajena a la saga y que termina atando sus cabos relacionándose magistralmente a esta.  Uno de las entregas más largas de la franquicia, pero que a su vez nos da todas las herramientas para poder acabarla en menos tiempo que otras entregas. 

Un título que todo amante de la franquicia debería tener. 




Lo bueno:

- Duración
- Muy rejugable
- Uno de los mejores Resident Evil
- Variedad en el gameplay
- Juega bastante con las iluminaciones y sombras, aprovechando el HDR y raytracing
- Que finalmente se hayan animado a deslindarlo de Resident Evil Reverse
- Los villanos se roban el protagonismo en esta entrega. 

Lo malo

- El mercenarios no termina de convencernos por el sencillo hecho de suprimir la elección de personajes
- Tener que esperar para Resident Evil 9


NOTA
97


Analisis hecho con un código para PS5 brindado por Theo Games*


No hay comentarios.