Análisis: Cobra Kai: The Karate Kid Saga Continues

Completamos Cobra Kai: The Karate Kid Saga Continues y estas son nuestras impresiones. 

Cobra Kai: The Karate Kid Saga Continues, desarrollado por Flux y lanzado el pasado 27 de octubre de 2020 para PS4, Xbox One y Nintendo Switch, es un juego basado en la popular serie de de Youtube/Netflix, tal y como lo indica su nombre.

Historia

Cobra Kai se desarrolla paralelamente a lo acontecido en la segunda temporada de la serie y la historia se irá contando en forma de cómics conforme avanzamos los niveles. Cabe resaltar que antes de iniciar el juego, el juego nos da la opción de elegir entre dos dojos, cada uno cuenta con su propia historia y para ver el final del juego es necesario completar la aventura con ambos bandos.

Jugabilidad

Como mencionamos, esta entrega nos da a elegir entre dos dojos: Cobra Kai y Miyagi-Do, cada uno con sus propios personajes seleccionables, entre los que tenemos a Miguel, Hawk o Johnny, Sam, Tory, incluso el mismo Daniel LaRusso, y distintas habilidades por desbloquear.

Cada dojo que definirá el estilo de lucha de nuestros personajes. Cobra Kai recurre a la fuerza, el poderío ofensivo y el fuego como poder elemental; mientras que en Miyagi-Do se opta por el equilibrio, la defensa y el poder del hielo. Además, cada bando posee su propio árbol de habilidades exclusivo que nos permite potenciar a nuestros personajes, teniendo que usar las monedas que dejan caer los enemigos para poder lograrlo.

Los controles son bastante sencillos y entendibles, incluso si tenemos en cuenta que mientras más progresamos, más poderes desbloquearemos. Básicamente tenemos los botones de patada y puño (como en los beat ‘em up de antaño), salto y uno muy útil que es un pequeño esquive.

A esto tenemos que añadirle que podemos hacer muchas combinaciones de golpes para crear distintos combos, así como los poderes especiales de cada personaje para finalizar dichos combos.

Para progresar y descubrir habilidades tendremos que ir derrotando a los enemigos de los escenarios y recoger las monedas que sueltan, una vez obtenidas, podremos dirigirnos a nuestro dojo para ir desbloqueando habilidades completamente nuevas.

La duración del juego es bastante aceptable, especialmente si consideramos que contamos con dos dojos, por lo que duplicamos la experiencia del juego. Por otro lado, los niveles suelen seguir la misma mecánica y es que cada vez que nos encontramos con un enemigo, dejaremos de avanzar hasta que los derrotemos a todos.

Con respecto a los jefes, estos pueden presentar cierto nivel de dificultad, aunque es relativamente bajo. Sobre todo si tenemos en cuenta que podemos cambiar de personaje en cualquier momento de la partida, también que podemos equiparlos con prendas que aumentan su resistencia o daño, así como curarles la salud consumiendo ciertos ítems.

Esta entrega cuenta con un modo multijugador offline, que hará más entretenida la experiencia de juego. No obstante, no cuenta con un modo cooperativo online y que en estos tiempos son indispensables en cualquier entrega. 

Gráficos

Los gráficos dejan mucho que desear, definitivamente los gráficos no son los apropiados para consolas de la actual generación (PS4, Xbox One, Switch y PC). Incluso las animaciones pecan de ser demasiada simples y sin explotar todo el potencial que tienen las máquinas de hoy.

Por otro lado, los escenarios están bien realizados. Lamentablemente estos tienen el terrible fallo de no ser muy interactivos, a pesar de contar con máquinas arcade, expendedoras, postes de luz, autos estacionados, muebles, juegos para niños, entre tantos, estos no siempre serán interactuables. Solo hay un pequeño número de objetos en el escenario con el que podremos dañar a nuestros adversarios, cosa que es bastante lamentable si tenemos en cuenta que se trata de un juego de 2020.


Sonido

En el apartado sonoro, las melodías se adaptan perfectamente a los escenarios del juego. No obstante, estos pueden ser muy repetitivos. Por otro lado, los efectos de sonido son aceptables para lo que se exige en este tipo de entregas.

Conclusiones

Estamos ante un beat ‘em up que nos puede hacer recordar a los clásicos de antaño como Double Dragon, Final Fight, Streets of Rage, entre otros. Sin embargo este género no ha tenido una gran evolución, sin embargo está teniendo un pequeño resurgimiento.

Tampoco es que se trate de un mal juego, sin embargo tiene varios puntos flojos y es una prueba más de que hacer un videojuego basado en alguna serie o película, no sale del todo bien.

Lo más interesante de esta entrega es el sistema de dojos pues, aparte de tener que jugarlos para ver el verdadero final del juego, estos le dan un pequeño valor rejugable al título, pues es interesante tener que ir descubriendo y desbloqueando nuevas habilidades para nuestros personajes.

De todas formas este es un título que se recomienda para pasar un buen rato mientras derrotamos a los villanos y restablecemos la paz en la ciudad.


Lo bueno:

  • Jugabilidad fácil de entender.
  • Licencias de la serie.

Lo malo:

  • Poca interacción con los escenarios.
  • Gráficos bajos para la época.
  • No cuenta con un modo multijugador online.
  • Música repetitiva.


Nota:

 70


Análisis hecho con un código para PS4 brindado por Sandbox*. 


No hay comentarios.