Análisis: Giraffe and Annika

Este 25 de agosto llega a Switch y PS4 este título de ritmo y aventuras. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.



NIS America saca a la venta Giraffe and Annika para Switch y PS4, este 25 de agosto, luego de unos meses después de su lanzamiento en Steam. Luego de pasarnos el juego y haber probado los retos rítmicos en todas las dificultades, te contamos si vale la pena este título.

Estamos ante un título de aventuras en el que deberemos probar nuestro ritmo en diversas pruebas musicales. En este título encarnamos a Annika una pequeña niña que es transportada a una misteriosa isla donde queda sin recuerdos. Ahí encontrará a Giraffe, personaje que la ayudará a encontrar distintos fragmentos, así la pequeña Annika pueda saber a donde pertenece.

Esta historia se va desarrollando como si se tratara de un cuento. Annika tendrá que ayudar a personas y animales de la zona, así va encontrando información y objetos que la ayuden en su búqueda. Estamos en una historia que va directamente al grano, no tiene misiones secundarios y eso ayuda a que cada capítulo de la historia se tratara de una novela infantil o un cuento. Annika se irá envolviendo en una historia cada vez más misteriosa que parece estar involucrada directamente con su familia. Giraffe siempre estará ahí acosenjándonos o dándonos ideas, pero nunca participará activamente en nuestra búsqueda.




El juego se caracteriza por sus retos rítmicos. Situación por la que Annika tendrá que pasar antes de conseguir un fragmento o en alguna que otra situación crucial.  Digamos que aunque tampoco sea la mecánica más original del mundo de los videojuegos, es la que más representa este título y que termina dándole una identidad. Además Giraffe and Annika consigue que cada una de esas 5 melodías jugables logre una experiencia única. Lo malo es que esto termina siendo solo el 20 o 15% del juego, por lo que se hace extrañar mientras estamos explorando la isla y buscando los fragmentos. 

El otro 80% del juego es de aventura. Una parte de esta se centrará en buscar o conseguir algo para poder entrar a un calabozo, y la otra intentar superar este calabozo. Annika no cuenta con ningún arma y constantemente en mazmorras se verá atacada por fantasmas, por lo que no le quedará otra que moverse con cuidado y evadirlos. Estas partes pueden ser las más dificultosas, debido al lento salto de Annika. La velocidad de su caída hará que muchas veces no calcules bien y termines ahogado o en algún precipicio. También podemos ver que hay un pequeño input lag cuando movemos a Annika, que en un principio es molestoso, pero luego ya terminaremos acostumbrándonos. 



Annika no podrá atacar, pero está llena de accesorios que se irán desbloqueando o iremos consiguiendo en el camino. Por ejemplo, en un inicio nuestro personaje no podrá correr ni saltar, pero mientras va avanzando la historia iremos consiguiendo estas habilidades. También tendremos una cámara, un reloj, un bolso y una serie de llaves para distintas puertas de colores que nos permitirán cruzar a nuevas zonas del mapa donde antes no podíamos llegar.  

El juego puede completarse en menos de 4 horas. Incluso hay un trofeo que te motiva a hacerlo en 4 horas y media. Eso no quiere decir que el juego solo te vaya a durar 4 horas. Nuestra primera pasada nos tomó algo de 6:30 hrs, muchas veces porque en varias partes del juego terminamos perdidos o frente a un puzzle que no sabíamos como resolver. Por otro lado, porque en cierta parte de la historia, el juego te obliga a conseguir una buena parte de los meowsterpiece para poder avanzar con la historia principal, y si en tu aventura los pasaste de largo, tocará volver sobre tus pasos y buscar bien. 



Los Meowsterpiece son el coleccionable más importante del juego, porque sin haber encontrado unos cuantos no puedes terminártelo, pero también porque le da nuevos trajes a Annika. Además tendremos los paper scrap, trozos de papel con un mensaje secreto que iremos encontrando dispersos en la isla. 

Una vez superemos cada uno de los 5 juegos de ritmo que encontraremos en el juego, en cualquier dificultad, no será necesario volver a recorrer el calabozo para volvernos a enfrentar al reto. Tendremos en el menú de inicio, un acceso rápido a los juegos de ritmo, que nos permitirá afrontar nuevamente estos retos las veces que queramos, y en la dificultad que queramos, además de ir ganando puntos para canjearlo por imágenes bonus del juego. 



La dificultad del juego es ligera, pero no todo será tan fácil como el inicio, así que tampoco hay que confiarnos. Las malas localizaciones de checkpoint y el control tosco hacia el personaje nos pueden jugar malas pasadas y hasta lograr estresarnos un par de veces. La dificultad de los ritmos también puede ser adaptable, por lo que este sería un juego que hasta niños de 10 años podrían terminar sin mucha dificultad, y dada que la historia es como un cuento, seguramente los disfrutarían bastante. 

Una de las motivaciones para sacarle al jugo a este título, sin duda son los trofeos, y esto el juego lo sabe muy bien. Ahí se encuentra en desventaja la versión Switch, pues no tiene trofeos externos, pero Giraffe and Annika sabiendo  lo que puede ayudar a su rejugabilidad este sistema, añade a todas las versiones un sistema de logros interno que podemos revisar en el menú de inicio. 


Gráficamente el juego posee un estilo tipo anime con algunas pinceladas del estilo del Studio Ghibli. Este estilo ayuda mucho a que funcione esta historia y logra hacerla sentir muy familiar desde el inicio. Desde los conejos que deberemos encontrar hasta la tortuga que nos transporta a la otra orilla, todos los personajes lucen muy amistosos y parecen estar llenos de personalidad. Los villanos no se quedan atrás, pues lucen grandes e imponentes, generando un rápido contraste con lo que nos tiene acostumbrado al juego.

Respecto al sonido, tenemos un soundtrack que se luce,y no sorprende en nada que se venda por separado en Steam, pues realmente consigue sobresalir. Muy aparte de las canciones de fondo, el trofeo de oro se lo lleva el soundtrack de los juegos de ritmos.



Conclusión:

Finalmente, podemos confesar que el juego termina siendo una buena idea, pero que necesita pulirse más. No nos explicamos como siendo los juegos de ritmo, lo más llamativo del título, solo conforme una pequeña parte del todo. Esperemos que un Giraffe and Annika 2 tenga la oportunidad de existir,  logre corregir sus errores y pulir sus aciertos. 

No obstante el juego llega a ser una alternativa atractiva para los amantes de los juegos de ritmo o para quienes quieran jugarlo con niños o darselo como regalo.  

Lo mejor: 

- Una historia estilo cuento apto para todos. 
-  Sus juegos de ritmo
- Sistema de logros que motivan la rejugabilidad

Lo peor:

- El movimiento de Annika puede mejorar muchísimo.
- Muy pocos retos de ritmo. 
- Se apoya mucho del recadeo y de los coleccionables para poder hacer durar un poco más su historia principal. 


NOTA
70

Análisis hecho con un código para PS4 brindado por NIS America*







No hay comentarios.