Análisis - Sword Art Online: Alicization Lycoris

Sword Art Online regresa con un nuevo juego, esta vez basado en el arco del Underworld. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión


Sword Art Online: Alicization Lycoris salió a la venta el pasado 10 de julio para PS4, Xbox One y PC (Steam). Luego de jugar Fatal Bullet,  entrega que nos dejó con un buen sabor de boca, la valla se había puesto muy alta, por lo que vimos inicialmente en los trailers, pensamos que el juego prometía bastante. Ahora, que lo hemos jugado a fondo te damos nuestro veredicto final. 

El juego nos transporta al Underworld donde despierta un Kirito que no recuerda muy bien como llegó ahí. Kirito conoce a Eugeo, quien a su vez está buscando a Alice. Mientras Kirito intenta conocer más las reglas de este mundo virtual, ayudará a Eugeo a encontrar a Alice. Misteriosamente, hay recuerdos de la infancia de Kirito, donde convivia con Eugeo y Alice como mejores amigos, claro, nadie recuerda ahora nada de eso. 

El juego se divide en dos partes muy marcadas, tanto como en el ritmo de juego como en la historia. La primera es el capítulo 1 del juego, que abarca todo la primera temporada Alicization y es fiel a la historia original. Más o menos estamos hablando de un aproximado de 15 horas. La segunda parte del juego, abarca del capítulo 2 al 6 y nos presenta un mundo mucho más abierto, donde la historia pierde importancia y la jugabilidad toma el protagonismo. Desde el capítulo 2, la historia se toma sus licencias, presentando una historia nueva y paralela. 


El juego es un rol de acción con pinceladas de novela gráfica, aunque el primer episodio más parece una novela gráfica con pinceladas de rol de acción. Podemos tener un grupo de hasta 4 peleadores en escena, pero solo podremos ir rotando el control entre los dos primeros de nuestro grupo. Entre los personajes jugables tenemos a Kirito, Eugeo, Alice, Medina, Sortiliena, Asuna, otros nuevos personajes y todo el harén que va siguiendo a Kirito desde anteriores entregas. 

Esta vez, el título opta por un mundo abierto entrelazado. De hecho por donde se le quiera mirar, es un gran avance a comparación de Fatal Bullet que se dividía en zonas. Si bien no es un mundo muy variado o muy interactivo, resulta bonito recorrerlo y se siente muy bien la sensación de libertad. 

Las peleas reciben un lavado de cara y ahora nuestro objetivo principal será ir armando cadenas de golpes a nuestros enemigos para ir causándoles más daños. Esta será la clave en batalla, por lo que el juego no nos permitirá apartar la vista de la pantalla, ya que golpear y golpear por inercia no nos servirá de mucho. 



Nuestros personajes contarán con habilidades pasivas, activas y de armas, que iremos desbloqueando en un árbol de habilidades, gracias a los  PHs. Mientras más avanzemos en nuestro árbol más puntos de habilidad nos pedirá por desbloqueo. Algunas de estas se desbloquearán logrando retos especiales, llegando a ser algunas de estas las más difíciles de conseguir. Nuestros personajes también cuentan con ataques especiales, con los cuales si damos un golpe acertado, causaremos gran daño a nuestro enemigo. 

Por otro lado, podremos comprar armas y armaduras, pero en gran parte del juego, esto será una opción casi innecesaria o mal implementada, puesto que siempre el arma que nos dan en la historia será mucho más eficaz, siendo mucho más conveniente mejorar esas armas en el herrero, en vez de adquirir otras. 




El gran problema es que el sistema de batallas termina haciéndose cansado a las 10 horas del juego, si bien cada vez tenemos más habilidades y eso lo hace más interesante, las batallas son tan largas y muchas veces tan repetitivas, que en un juego de más de 50 horas, quieras o no te terminan cansando. 

El juego se divide en misiones principales, secundarias, peticiones y reliquias. Muchas veces para estar en un nivel adecuado vamos a tener que desviarnos obligatoriamente hacer estas opcionales. Lo malo es que en varias ocasiones ni siquiera las misiones principales son interesantes, siendo muchas veces "elimina tal bestia","elimina estas 4 plantas para eliminar esta planta más grande. Y ahora hazlo varias veces". El único respiro entre ir de un lado a otro a matar enemigos será la parte de las conversaciones, las cuales también pueden ser largas y poco interesantes si no eres fan de la saga.  



Hasta ahí se podría decir que jugablemente estamos ante un juego de rol pseudogenérico de mundo abierto con una licencia importante. Lo malo es que para llegar a esta parte del juego, que ya de por sí es repetitiva, habrá que pasar por una parte que es prácticamente insufrible, el bendito capítulo 1.

Ahora si hablaremos más de este odiado capítulo de 15 horas. Si bien el juego inicia de manera muy explicativa y con un ritmo decente, este se empieza a estirar como un larguísimo tutorial, para terminar siendo un infierno de batallas sucesivas y horas de conversaciones. Aunque claro, lo malo acá es que en todo esta recta final, los lugares de guardados son muy escasos, y como no tenemos un autoguardo que nos acompañe mientras avancemos, si uno de todos esos jefes que nos enfrentamos en sucesivo nos mata, deberemos soplarnos toda esa hora de nuevo. Nuestro único miedo no será que estos jefes nos venzan, sino también deberemos enfrentar posibles crasheos, que nos obligarán a empezar este sector desde 0. 

Ojo que los crasheos no son cosa solo del primer capítulo, estos pueden ocurrir generalmente en jefes (cerrándose el programa) o en las pantallas de cargas (quedándose congeladas eternamente). El juego ha ido recibiendo al menos dos actualizaciones desde que lo jugamos, la última fue de 8 Gigas y llegó ayer. Esperemos que alguna de estas hayan corregido la mayoría de estos fatales errores, que no sabemos si son exclusivos de PC.



Gráficamente el juego ha dado un buen salto. Los escenarios se notan atractivos, los personajes muy correctos. Con HDR activado en la PC los contrastes llegan a ser muy marcados y las iluminaciones muy llamativas. El juego puede jugarse en 4k, donde se ve fenomenal. Aunque como punto negativo, nunca te indica a cuantos FPS va el juego, lo más raro es que estos no parecen subir por más que le bajes la resolución. 

Definitivamente "gráficos" es el único apartado donde tenemos una notable evolución, auque tiene sus carencias por otros lados. En las conversaciones, los sprites moviendo la boca abundan, siendo las escenas de animación contadas en el juego, casi ausentes. Esto termina restándole peso a escenas con carga narrativa de gran importancia.

Respecto al sonido la música es correcta, los efectos son sencillos pero funcionan. Acá destacaríamos principalmente el trabajo de voz en los personajes, que pese a las carencias con las ausencias de animaciones, han podido trasmitir emociones acompañando a los sprites. 



Conclusión: 

Lamentablemente Sword Art Online: Alicization Lycoris no fue lo que ansiábamos. Esta es una entrega con muchos defectos, bugs, misiones monótonas, un inicio insufrible, mal sistema de guardado, entre otros muchos defectos. Un juego que solo podría defender un fan a muerte de SAO. 
Podríamos invitar los fans más acérrimos a jugarlo y sacar sus propias conclusiones, pero en nuestro punto de vista un seguidor de la saga merece mucho más. 

Lo bueno:

- Optar por el mundo abierto
- Poder cambiar la ropa de los personajes
- Buen trabajo de voces 
- El sistema de cadenas es interesante, aunque pensamos que debe pulirse.

Lo malo: 

- Gran cantidad de bugs y crasheos. (Se nos habrá cerrado el juego más de 10 veces).
- Un capítulo 1 realmente estresante.
- Misiones principales muy poco interesantes.
- Las batallas empiezan a dejar de ser interesantes, cuando empiezan a ser muy repetitivas y largas.
- Carencia de escenas de animación.


NOTA
50

Análisis hecho con un código para PC brindado por Bandai Namco Latam*







No hay comentarios.