Análisis: Wreckfest

Uno de los juegos de carreras más brutales y destructivos ha llegado a consolas. Nosotros ya lo jugamos y te contamos que nos pareció.


Desarrollado por Bugbear Entertainment y distribuido por THQ Nordic, Wreckfest es un juego de carrera atípico donde predominan los choques y explosiones a diestra y siniestra.

Es el clásico "Carrito chocón" que te subías cuando eras pequeño en las ferias, solo que ahora podrás sentir la adrenalina manejando vehículos de todo tipo, inclusive un Bus de transporte escolar.


Este arcade tiene todo lo simple que uno desea en un juego de carreras. No existen cinemáticas, diálogos que puedan ralentizar tu experiencia, sino simplemente te lleva a la acción en las pistas de carreras.

Nos alejamos del todo de los típicos juegos como Forza Horizon o Need for Speed, para enfocarnos en la destrucción y hacerle el mayor daño al rival hasta lograr el objetivo. 


El juego tuvo un largo periodo de versión de acceso anticipado en ordenadores y ahora de forma pulida y oficialmente se perfila para hacernos recordar que este género de carreras destructivas no debería de pasar de moda jamás.

Competiciones alocadas:

Cada competición consiste en carreras 'normales' como 'batallas a muerte' hasta lograr salir victorioso siendo el último jugador en la pista.

Cada competencia es una mezcla de acción frenética, accidentes alucinantes y logros de objetivos que te dan durante cada carrera.


Existen además misiones secundarias dentro de la misma carrera, como llegar entre los 3 primero puestos, chocar a un vehículo o hacer que otro carro se estrelle contra el pavimento.

Carrera y destrucción:

Estas dos disciplinas pueden llegar ha ser hasta de 24 jugadores donde tendrás competir según tu opción.

En el modo carrera, la misión es llegar en primer lugar manejando sin reglas algunas para así poder disfrutar al máximo tu travesía.


El tipo de carrera puede ser por equipos, individuales o eliminatorias.El modo destrucción tiene como finalidad sobrevivir acabando con todo rival que se interponga y de lejos el modo más divertido de todos.

Podremos disfrutar de hasta 27 pistas entre ambas competiciones dejando un amplio catalogo para disfrutar.


La Inteligencia Artificial:

En los videojuegos suele ser molesto tener que lidiar con la IA porque no representa mayor dificultad, pero en Wreckfest la IA tiene un solo objetivo, el de eliminarte como sea. Son tan agresivos que inclusive piensas que estás jugando contra otras personas. No te da la sensación de que estuvieras jugando contra la máquina, cosa que viene bien al juego.


La inteligencia artificial da un gran rendimiento sobretodo en dificultades mayores. Esto aporta mucho para que tu juego se sienta placentero.

Aspecto visual:

El juego está muy bien elaborado, las gráficas son muy buenas y cada detalle que se muestra cuando algún carro choca, te hace sentir que estás en el lugar del accidente.

La fluidez con las que se puede disfrutar de las carreras demuestra el buen trabajo que la desarrolladora finlandesa puso en práctica.


La mayoría de los vehículos no se mantendrán ilesos por más de un minuto, por lo que son esos detalles que el motor gráfico hace su trabajo.

Modos de juego:

El modo Trayectoria tenemos acceso a una serie de eventos donde tendremos que conseguir puntos, para así desbloquear más eventos que serán  más desafiantes.

En estos eventos podemos escoger los modos estándar del juego, pero con restricciones en el modelo de vehículos a usar. 


Los mejores eventos son los especiales, aquellos que establecen condiciones únicas y que son todo un locurón.

Uno de los eventos es el Deathmatch donde tu personaje estará piloteando una cortadora de césped, donde podremos ver como nuestro personaje sale volando por los aires.


Además hay carreras de igual forma piloteando un corta-césped, pero con algunos oponentes llevando una especie de tractores gigantes.

Cada evento especial es una sacada de carcajadas asegurada y si sufres de asma, más te vale usar tu inhalador antes de entrar a estos modos, porque sin duda te ahogarás de tanto reír.


Sistema de progresión:

El método es simple, gana muchas partidas, obtén dinero y mejora tu auto. Consigue muchas piezas y pimpea tu vehículo para que sea lo dejes mismo Rápido y Furioso, cosa que así no tendrás rival en las competencias.


Puedes llegar hasta chetar tu carro, pero sería algo para nada entretenido porque el vacilón es llegar a competir a lo loco.


Multijugador:

El modo contra gente engloba todos los modos posibles de juego y es gratificante saber que no hay problemas de lageo, ni caídas de frames durante la competencia, pero eso si, deberás de esperar un tiempo estresante antes de ingresar a la partida.


Hay muchos servidores y salas que te darán acceso a las competencias y si lo tuyo es el multijugador, pues disfrutarás al máximo de las carreras o por el otro lado decidir malograrles la partida a otros competidores si lo tuyo es ver destrozado todos los vehículos.


La música: 

Es algo alucinante jugar y sentir la adrenalina mientras que escuchar música metal, esas canciones que te recuerdan mucho a tu época rebelde del instituto.



Conclusión: 

Wreckfest es sinónimo de adrenalina y destrucción colosal. Puedes convertir una carrera de autos en una masacre lleno de cuerpos volando y partes de automóviles regados por la pista. Visualmente es muy genial y tanto los modos y la gran variedad de vehículos te hace disfrutar mucho este juego.

Lo Bueno:

La acción y adrenalina.
Disfrutas  mucho destruir otros vehículos.
Los modos tanto en solitario como multijugador.
Los diferentes vehículos para elegir.
La música.

Lo Malo:

El tiempo de carga es muy largo.
El sistema de frenos durante la carrera es algo inestable.
El sistema de progresión es lento.


NOTA: 8/10

No hay comentarios.