Errores de conexión eléctrica más comunes al usar electrodomésticos

Hay muchos sistemas que nos ayudan a cuidar los aparatos eléctricos y proteger a las personas, pero también varias acciones que podríamos evitar al momento de conectar un aparato eléctrico.



El Perú tiene un gran problema: la mayoría de inmuebles no tiene la infraestructura adecuada para poder soportar la cantidad de energía eléctrica que una familia promedio necesita para realizar sus actividades. De hecho, muy pocas casas o complejos departamentales cuentan con pozos a tierra, factor fundamental, ya que esta instalación eléctrica funciona como un mecanismo de seguridad que se encarga de ser un desfogue a la energía residual que queda en los equipos eléctricos o electrónicos y que muchas veces es el causante de los problemas. 

Hay muchos sistemas que nos ayudan a cuidar los aparatos eléctricos y proteger a las personas, pero también varias acciones que podríamos evitar al momento de conectar un aparato eléctrico. Por ello Forza, líder en sistemas de protección menciona algunos de los errores más comunes que se comente al usar un electrodoméstico.

1. Romper la tercera punta del enchufe de los electrodomésticos. Normalmente, pensamos que esta tercera parte de la cabeza del enchufe es innecesaria ya que muchos tomacorrientes no cuentan con esta entrada extra. Sin embargo, su función principal es conducir la energía eléctrica excedente al suelo para desmagnetizar el electrodoméstico y así, poder evitar cualquier tipo de cortocircuito. Para este tipo de enchufes es recomendable utilizar regletas protectoras de sobretensión o reguladores de voltaje que cuenten con las tres entradas necesarias para el correcto funcionamiento de los aparatos eléctricos.

2. Conectar todos los electrodomésticos a un solo enchufe o extensión. Es común que, por razones de comodidad, uno suela conectar todos los aparatos eléctricos de una sección del hogar en un mismo enchufe o extensión, sin embargo, casi en su totalidad, estos no poseen la fuerza necesaria para soportar el paso de tanta carga eléctrica. Para esto se recomienda utilizar diferentes conectores para cada tipo de electrodomésticos, por ejemplo, las lavadoras y refrigeradoras, por la naturaleza necesitan de sus propios tomacorrientes o supresores de picos eléctricos para protegerlos en caso de irregularidades en la distribución de la energía eléctrica. 

3. “Yo lo puedo arreglar”. Muchas veces creemos que uno puede arreglar los problemas eléctricos del hogar, sin tener en cuenta la complejidad del problema y la necesidad de ciertas herramientas especializadas que uno no posee. El uso indiscriminado de la cinta aislante para pegar cables uno sobre otro, solo lograra poner en riesgo tu vida y la de tu familia, por eso es recomendable usar regletas certificadas de protección para reducir el riesgo de un corto circuito, o si el problema resulta complejo, el llamar a un electricista profesional. 

4. No separar las llaves eléctricas según áreas o sectores específicos. Otro error bastante común al momento de la instalación de redes eléctricas es el no separar las llaves según el área o equipos que va a alimentar. Se recomienda planificar con anticipación el uso que cada llave tendrá para no tener confusiones en un futuro y poder actuar rápido en caso de accidentes eléctricos. 


Publicar un comentario

0 Comentarios