Análisis: Babylon's Fall

¿ Es tan malo como dicen? Definitivamente el público de Square está en contra de los juegos como servicios, al menos, fuera de los juegos móviles. Nosotros ya lo probamos  y te contamos qué vale la pena y qué no, de este polémico título.



El 3 de marzo, Square Enix puso a la venta Babylon's Fall, título desarrollado por ellos mismos, junto a Platinum Games. Al parecer, la dupla perfecta ¿Qué podría salir mal? Babylon's Fall está disponible en PlayStation 4, PlayStation 5 y PC vía Steam. Luego de dedicarle varias horas de juego, te contamos nuestra opinión final. 

El imperio pone a pruebas distintos grupos de esclavos con un dispositivo mágico llamado Gideon Coffin , los sobrevivientes a la inserción de este dispositivo serán los elegidos en convertirse en Centinelas, además de recibir de este grandes poderes, incluyendo la posibilidad de manejar armas mágicamente. Ahora los elegidos deberán formar grupos para adentrarse a la Torre de Babilonia y recuperar tesoros peligrosamente custodiados. 


Antes de iniciar el juego, tendremos la oportunidad de elegir 3 clases: Huysian, una clase balanceada con afinidad con armas como espadas o lanzas y para un ritmo de batalla rápido;  Agavian se inclina a ser un caballero más pesado, destinado a usar armas pesadas como martillos;  y finalmente Geleilion, clase indicada para atacar de lejos, y aprovechar la alteración de estados del enemigo, como el envenenamiento.  Si recién empiezas el juego, lo recomendado sería ir por cualquiera de las dos primeras clases, a nuestro parecer. 

Babylon's Fall está pensado como juego por servicio. Un título con constantes actualizaciones donde el jugador se verá recompensado, conectándose regularmente, ganando misiones y adquiriendo pases de temporada. Eso no quiere decir que el juego no tenga campaña, porque entre misión y misión, Babylon's Fall va desarrollando su historia con escenas de video y conversaciones, ofreciéndonos un avance en la historia, aunque muchas veces no tenga mucho que ver con lo que hacemos en el gameplay. 

Cada misión tendrá una duración de 10 a 20 minutos, y en ella deberemos recorrer pasillos desde un punto A  a un punto B, y en el trayecto aparecerán hordas de enemigos, dividiendo cada horda en un capítulo de la misión. En cada misión podremos encontrar de 3 a 5 capítulos en promedio, a excepción de las misiones finales de cada zona, en la que generalmente solo hay que enfrentarnos a un inmenso boss.  Puede ser que entre capítulo y capítulo, seamos atacados por enemigos en el trayecto, pero siempre serán grupos pequeños, y por lo mismo, menos peligrosos. 



El sistema de combate de Babylon's Fall es simple pero funcional. Tendremos dos espacios tradicionales para ataques comunes y estos pueden ser usados por distintas armas. Por ejemplo, podríamos poner un ataque simple y rápido poniendo una espada, mientras que en el otro botón asignamos uno lento y fuerte como con un martillo. Fuera de eso, en los gatillos podemos asignar dos armas a nuestros ataques especiales, los que hacen uso del mencionado Gideon Coffiin. Estos saldrán de nuestra espalda tipo de un cofre espiritual y consumirán energía, la misma que podemos reponer fácilmente combatiendo.

 Sin lugar a dudas estos ataques especiales con el Gideon Coffin serán mucho más potentes que los comunes, pero al consumir nuestra barra de energía muy rápido, no los podremos usar todo el tiempo. Aunque sin lugar a dudas, la posibilidad de manejar 4 armas, dos de manera tradicional y dos de especial, dan una versatilidad al combate muy interesante y novedosa.  Además, encontraremos bombas, espadas y arco y flechas consumibles, que tendrán 5 usos y se podrán usar con el Gideon Coffin, remplazando temporalmente nuestras armas equipadas. 


Entre misión y misión nos encontraremos en una zona central, que actúa también como zona de descanso y gestión. Acá podremos visitar la tienda, el herrero, conversar con los NPCs, cobrar nuestras recompensas de misiones, ver nuestros logros, equiparnos nuevas armas y armaduras, y sobre todo, poder aceptar misiones. Si bien es cierto, cada cosa que podremos hacer tiene su zona y NPC, muchas veces también podremos hacerlas desde el menú principal, como cobrar recompensas por ejemplo. 

Cada misión que aceptamos va a teniendo un nivel de equipo sugerido. Acá nuestro personaje no gana experiencia por pelear, ni sube de nivel mejorando sus stats, sino que dependeremos mucho de nuestras armas y armaduras. Por eso, habrá que ir renovando cada cuanto nuestro equipo por uno de más alto nivel, que nos ofrezca mejores incrementos de stats, y si se puede, con un color de rareza más alto. Por suerte cada misión que realicemos nos veremos recompensados con bastantes piezas de equipos, y lo mejor es que podemos repetir la misma misión, y si obtenemos mejores resultados en cada capítulo, recibiremos mejores piezas de equipo.

Nuevamente tendremos una división de rareza por colores en los objetos, donde el gris es el más común, verde el poco común,  luego azul, morado, dorado. La división clásica de rareza. No obstante más raro, muchas veces no significará mejor. E incluso habrán ocasiones en que más nivel tampoco sea un aval de superioridad. Por lo que siempre al equipar algo habrá que revisar cuanto suben o bajan los stats con esa nueva pieza. 

Cada misión puede afrontarse de uno a 4 jugadores. Es mucho más divertido y sencillo jugar de a 4, y a veces puede ser frustrante y lento jugar en solitario, sobre todo en las misiones más avanzadas. Lamentablemente, la comunidad del juego no nació de forma tan masiva, y tampoco se le vaticina mejor futuro,  así que cada día nuevo que jugábamos nos costaba mucho más completar nuestro team de 4 jugadores. Lo bueno es que la sesión también puede iniciarse con dos o tres jugadores, cantidad suficiente para hacerle frente a tus enemigos, y tener una sesión entretenida.  Ojo que cuando aceptamos una misión, deberemos estar atentos, puesto que si no encontramos otros jugadores dentro de un tiempo, el juego nos lanzará a la misión solos, si en la cuenta regresiva no cancelamos la sesión. 

Ya en la misión, todos los jugadores recibirán las mismas recompensas y monedas, no tendrán que dividírselas ni luchar por ellas. Además, si se nos acaban las 5 pociones y morimos, otro de los jugadores podrá ir a revivirnos. Podemos repetir este mecánica de revivir sucesivamente, pero mientras más revivan a jugadores en batalla, peor calificación final por capítulo tendremos. 

El progreso del juego empieza siendo rápido, pero conforme avanzamos, este se va volviendo más lento. Cada paso adelante, el nivel recomendado de equipo se va a incrementando, y a partir de la cuarta tanda de misiones, ya veremos como el nivel requerido va superando nuestro nivel. Claro, la idea, como buen juego de servicio que es, es repetir misiones, conseguir mejores puntajes, conseguir mejores equipos y seguir avanzando. Algo que no estamos seguros que todos tendrán la paciencia para hacer. 


Y si vemos el sistema de progreso para obtener las recompensas de la temporada del juego, incluidas las del season pass, caemos en cuenta que los desarrolladores pretenden que el usuario gaste tiempo en este título como lo harían en un Call of Duty Warzone o un Fortnite. Cada 1000 BP subiremos un nivel en el progreso de la temporada, y podremos desbloquear poco a poco algún cosmético imposible de conseguir por otra vía. Para llegar a 1000, vamos a tener que cumplir varios objetivos diarios y semanales, puesto que po misión superada, generalmente recibiremos solo 50 BP.  Aunque como mencionamos, por suerte las recompensas de temporada son solo cosméticas y no pay to win, ya que también puedes comprar BP con dinero real. 

Babylon's Fall podría haber sido un éxito moderado si nos hubieran planteado una campaña de 10 a 15 horas lineal o semilineal, al estilo hack and slash, con una progresión como Bayonetta. Sin embargo, como si Marvel's Avengers no hubiera sido suficiente mala experiencia, se optó como un juego por servicio. Babylon's Fall tiene mecánicas funcionales y hasta novedosas, pero malgastadas por la terquedad de tener un juego de actualización constante, que tenga pegados a los jugadores por varios años. Irónicamente, se consiguió todo lo contrario. 


Gráficamente, el juego está definido por un detallado estilo acuarela, que realmente para el tipo de juego, no queda tan bien. Tal vez si se hubiera optado por diseños más animados, otra sería la historia. Creo que los gráficos faciales podrían ser lo más molestoso, pero por suerte, siempre estaremos cubiertos de armaduras, muchas veces con diseños muy buenos, que terminarán cubriendo la simpleza de los rostros. Y sí, este estilo acuarela también termina chocando visualmente en un inicio en los escenarios, que como si fuera poco, muchas veces son muy genéricos. Aunque seguramente, con el paso de las horas  nos acostumbraremos a ellos, puesto que siempre tendremos nuestro foco de atención en nuestro personaje y nuestros adversarios

Y hablando precisamente de nuestros enemigos, este es otro de los puntos donde el juego se luce más. Encontraremos una gran cantidad muy variada de enemigos, pero definitivamente, lo que más llamará nuestra atención es el diseño de los jefes. Encontraremos jefazos con diseños dignos de los juegos más conocidos de Platinum Games o Square Enix, diseños sorprendentes, que mientras avanzamos en el juego no hacen más que mejorar. 


Y bueno, generalmente estas icónicas batallas con jefes van acompañadas de un glorioso soundtrack, que sinceramente si este juego muere prematuramente, tendrían que hablar seriamente de cómo reciclarlo y volverlo a utilizar a futuro.  Definitivamente, el OST del título es uno de los puntos más destacados, dándonos una primera probada de su misticidad, desde el minuto uno, acompañando majestuosamente el menú inicial. (Al menos el tema del menú principal recíclenlo, por favor). 

Por otro lado, los efectos de sonido no destacan, pero cumplen para un hack and slash. Las voces las podemos encontrar en japonés e inglés y acompañan bien las escenas de video, que seguramente muchos van a saltar más de una vez, dado que estas nunca llegan a hacer realmente un match con el gameplay del juego.  Por último, no hay textos en español, un impensable paso atrás, que no encuentro otra excusa que pensar que ya se imaginaban que el juego sería un fracaso. 


Conclusión:

Babylon's Fall tiene mecánicas novedosas, un sistema de batalla funcional, jefes con diseños imponente y un soundtrack brutal, opacado totalmente por un sistema de juego de servicio y actualización constante,  y un diseño artístico estilo acuarela que no llega a convencer. ¿Podrá atrapar algunos jugadores a largo plazo?, seguramente, aunque harán falta muchos cambios y actualizaciones. 

Lo mejor: 

- Diseño de jefes
- Soundtrack grandioso
- Poder usar 4 armas y las mecánicas del Gideon Coffin
- Diseños de algunas armaduras
- Los diseños de algunas armaduras

Lo peor: 

- Escenarios genéricos
- El sistema de progresión de temporada lento
-  No hay mucha gente para completar tu equipo en el matchmaking. Comunidad pequeña con peligro a seguir disminuyendo. 
- Algo repetitivo
- Cada vez tu progreso en las misiones será más lento.
- Las armaduras cosméticas terminan siendo las más bonitas. 


NOTA 
65/100

Análisis hecho con un código de PC brindado por Square Enix *

Publicar un comentario

0 Comentarios