Análisis: ZTE Blade A71

 ZTE  lanzó a finales del 2021 una versión mejorada de su gama de entrada que supera a los previamente lanzados Blade A51 y Blade A31. Nosotros ya lo probamos y te contamos nuestra opinión


A finales del 2021 se puso a la venta el ZTE Blade A71, equipo de gama de entrada que presenta mejores specs que los anteriormente lanzados A51 y A31. El equipo puede encontrarse por 599 soles sin plan telefónico y el precio puede reducirse por debajo de los 450 soles con un plan post pago y vía portabilidad. El equipo está disponible en los colores gris, azul y verde. 

El ZTE Blade A71 cuenta con un procesador Hunisoc SC9863A Octa-core(4 x 1,6 GHz  y 4 x 1,2 GHz ), 64 GB de capacidad de almacenamiento (expandible con Micro SD),  3 GB de RAM y una batería  de 4000 MAh. Respecto a sus cámaras tenemos 3 en la parte trasera: una principal de 16 MP con abertura f / 1.8, una ultrawide de 8 MP f/ 2.2 y una de profundidad de 2 MP con f/2.2 de abertura. Mientras que la cámara selfie cuenta con 8 MP.


Nuestro primer contacto con el ZTE Blade A71

En la caja del producto encontramos el equipo ZTE Blade A71, un case protector transparente, audífonos, cable de carga, cargador, manuales y certificado de garantía. Definitivamente un gran punto a favor la inclusión de audífonos. 

El equipo cuenta con una pantalla que ocupa el 82.6% e incluye la muesca de la cámara en la parte superior central. La parte trasera es de plástico, pero con una texturización que mejora el agarre y le da un aspecto más elegante.

El equipo cuenta con un jack tradicional 3.5 mm en la parte superior,  ranura para la tarjeta SIM y MicrosSD en el lateral izquierdo, sensor de huella dactilar al lado derecho y las bocinas en la parte inferior, al lado del puerto de carga tipo C.  Las medidas son de 16.52 cm de largo, 7.52 de ancho y 0.82 centímetros de alto, mientras que su peso es de 180 gramos.

 


Un muy buen juego de cámaras 

Debemos reconocer que generalmente no tenemos muchas expectativas por los kits de cámaras de los equipos de gama de entrada. Sin embargo, las cámaras del ZTE Blade A71 han conseguido sorprendernos, incluso a llegar a ser competentes dentro del rango de la gama media. Si bien es cierta la baja iluminación y el movimiento son sus peores enemigos, con la luz adecuada y poco movimiento, podemos conseguir fotos sorprendentes. 


Cámara principal, exteriores. f/1.8 ISO 50 , vel 1/1818 s

Cámara gran angular, exteriores f/2.0 ISO 50 , Vel 1/1404 s


La interfaz de la cámara podría considerarse muy completa para tratarse de un dispositivo de entrada. Tenemos la opción "Panorámica" para hacer paneos; modo "bokeh" que nos permite controlar la apertura virtual y dar efecto de desenfoque; "retrato", que nos permite hacer un selfie automático resaltando el rostro; "automático" que buscará la mejor manera de hacer las fotos dependiendo las condiciones; el modo "Video"; "Experto" que se traduce como el modo profesional; y "más", donde encontraremos las opciones "Lapso de Tiempo", Foto Modo Nocturno, Secuencia, Código QR, Ráfaga y Filtro. 

Entre las curiosidades de los modos disponibles hay que mencionar que el modo Experto está limitado para fotos y no es compatible con grabación de  video; y el Modo Automático cuenta con ícono en la parte superior derecho que nos permitirá acceder a la cámara gran angular. Por otro lado, el modo Ráfaga nos permitirá hacer hasta 30 fotos seguidas. 

Selfie Modo Retrato f/2.0 ISO 50 v 1/64 S



Foto Bokeh f 1.0 (virtuales) ISO 125 v 1/33 s 


Foto Modo Noche f/ 1.8 ISO 3200  V 1/10s


En definitiva las cámaras del ZTE Blade A71 nos han sorprendido positivamente, sobre todo en comparación con equipos del mismo rango de precio. Podríamos afirmar que este es uno de los puntos más sobresalientes del equipo.

Respecto al video, va a 1080p con 30 fps en la cámara trasera, mientras que en la selfie llega a 720p 30 fps. No obstante si lo comparamos con las grabaciones que suelen darnos los equipos de gama de entrada, podemos decir que el Blade A71 consigue grandes resultados tanto en su cámara principal como con la selfie.  E incluso, en interiores con baja iluminaciones, puedes obtener resultados decentes.  Esto lo convierte en un equipo completo y económico para la creación de contenido.


Si lo quieres para videojuegos, es mejor pensarlo dos veces

Y siempre que un equipo de gama media o gama de entrada nos sorprende con un apartado sobresaliente, tiende a cortar alguna que otra característica. Como mencionamos, el equipo tiene un procesador modesto y solo 3GB de RAM, que ciertamente es una cantidad de memoria muy justita para estos tiempos, por no decir casi insuficiente. 

Ese es el motivo,  por lo que los juegos más exigentes serán un verdadero problema para este equipo, y si bien es cierto podremos jugar tranquilamente un gran catálogo de títulos, algunos más exigentes como Call of Duty Mobile, PUBG New State o Genshin Impact, podrían llegar a ser hasta injugables por sus tirones de frames o sus bajos fps. 


 
Por ejemplo, para poder jugar a Call of Duty Mobile solo podremos elegir calidad gráfica baja con cuadros de segundos intermedios, y si bien así, el juego generalmente es fluido, sufre tirones de frames de cuando en cuando y tiene problemas con la carga de texturas. Por otro lado, con Genshin Impact, si bien el equipo nos deja instalarlo, luego de descargarlo, tiene tiempos de carga molestosos y el framerate lo hace prácticamente injugable. 



Un equipo muy útil para el consumo audiovisual

El ZTE Blade A71 cuenta con una pantalla de 6.52 pulgadas con una resolución de 720 × 1600 Píxeles y una densidad de pixeles por pulgada de 269. Si bien es cierto nuestra pantalla es de 720p +, algunas apps de video como Youtube podrán procesar el video hasta en 1080p con 60 fps, y con esto conseguiremos resultados sorprendentes, gracias a su colorido panel LCD que puede reproducir 16 millones de colores (8 bits) y a una iluminación de pantalla decente. 

Respecto al sonido, el volumen es lo suficiente alto para que un dos o tres personas puedan disfrutar contenido tranquilamente en una sala, pero eso sí, lo bajos no son muy buenos, por lo que si realmente quieres una buena experiencia de sonido, lo mejor será utilizar auriculares. 

Por último si bien es cierto solo contamos con 4000 MaH , recordemos que acá estamos moviendo un equipo con un procesador modesto, memoria reducida y una pantalla a 720p, por lo que la duración de esta puede cubrirnos por largas horas de entretenimiento. 



MiFavor UI 10 una interfaz que puede gustar como no

Si bien es cierto el sistema operativo del ZTE es Android, este tiene una capa de personalización llamada MiFavor UI, característica de equipos ZTE. Esta interfaz resalta por tener una pantalla de bloqueo con noticias no muy bien personalizadas y por una agrupación en orden alfabético de arriba a abajo de nuestras apps. Esto es algo que muchos pueden considerar ordenado, no obstante algunos usuarios podrían sentir que su diseño es muy cargado. Por lo demás, tendremos casi la misma experiencia que con cualquier otro Android. 



Conclusión: 

ZTE Blade A71 destaca por su juego de cámaras y está recomendado para el usuario que quiera crear contenido con un equipo económico. Su punto flojo es el rendimiento para gaming, así que si esta es tu prioridad, recomendamos mirar para otro lado. Finalmente, este es un gran salto respecto al A51 y A31, pero también tiene un importante salto de precio, lo que lo pone en un rango junto a otros equipos mucho mejor balanceados. 


Lo bueno

- Buen kit de cámaras. Modo noche decente, muy buenos selfies, cuenta con gran angular, grabación de video muy buena para un equipo de gama de entrada.

- Diseño atractivo, parte trasera texturizada, agradable al tacto.

- Caja incluye audífonos, cargador, case


Lo malo

- No es lo suficientemente potente para mover bien los juegos más exigentes

- Carga de 10 W, muy lenta

- Bluetooth 4.2 

- Precio se acerca peligrosamente a gama media


NOTA
78/100

Nota en base a especificaciones y relación entre calidad/precio*

Publicar un comentario

0 Comentarios