Análisis: Monark

Un JRPG sombrío con ideas muy buenas, pero que en el papel no se ve plasmado. Con un sistema de combate muy interesante y una historia atrapante, Monark busca llegar a ser el inicio de una nueva saga. ¿Lo logrará?. Luego de incrementar nuestro EGO y grindear durante horas, te contamos qué tal nos pareció.

Monark es un videojuego de rol con combates por turnos a cargo de Lancarse y FuRyu que llegará el 22 de febrero para PC, PlayStation 4, PlayStation 5 y Switch. Un juego que se desarrolla en la escuela Shin Mikado y donde nuestro protagonista deberá de incrementar su Ego para romper los pactos establecidos por los Pactbearers y eliminar la Niebla corruptora que rodea el lugar. Es una historia que encaja perfectamente en un anime gracias a sus personajes, trama y estilo visual. Sus mecánicas de juego serán su mejores fortalezas, pero cae mucho en lo repetitivo a lo largo del juego.

Esta entrega está realizada por ex-desarrolladores de Shin Megami Tensei y Persona conformado por antiguos trabajadores de Atlus y esa esencia se nota de inmediato. Un RPG táctico con un protagonista sin nombre que se encuentra en un misterioso lugar rodeado de un elenco de personajes adolescentes y una típica 'mascota' que servirá como para aliviar tensiones.

Todo lo clásico que nos tiene acostumbrado Atlus lo veremos en esta entrega, cosa que es algo bueno y nos invita a jugar algo que de por sí tiene un sello garantizado. Tendremos las clásicas preguntas interpersonales y filosóficas, cosa que será habitual en el juego para de esta forma moldear el Ego del protagonista (Constitución de estadísticas).

Como en la serie Shin Megami Tensei, los jugadores entran en contacto con varios personajes que representan diferentes creencias. Mejor dicho, la persona con la que estés de acuerdo filosóficamente afectará lo que rodea en la historia. Claro que tendremos varios finales en el juego, pero siempre existirá uno que sea el final canon.

Historia:

Nuestro personaje principal despertará en medio de la niebla sin tener recuerdo alguno (Así es, otro protagonista desmemoriado). Ni siquiera es capaz de recordar a su pequeña  hermana Chiyo Aikawa por lo luego deberá de ir buscando la forma de recuperar la memoria. Durante el proceso, nuestro héroe tendrá que enfrentarse a un peligro que ha puesto en jaque la escuela. Una serie de fenómenos están ocurriendo, pasillos llenos de niebla y colegiales perdidos en el limbo que serán un peligro para ti y tus compañeros.

La culpa de todo esto la tienen los Pactbearers, humanos que han realizado un pacto con un MONARK obteniendo poderes sobrenaturales. Esto trae como consecuencia la perturbación de la realidad donde están las personas del lugar. La mejor solución para evitar una catástrofe mayor es volvernos Pactbeares para así poder combatir a los otros enemigos. 

Los Pactbeares están divididos en 7 al mismo estilo de los pecados capitales. Tenemos la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza. Ojo que no todos son enemigos, sino que pueden ser aliados tuyos que buscan el mismo fin en común.

El Ego:

Es la representación psicológica del juego y muchas veces lo tendremos presente. En mejores palabras el Ego es la constitución de estadísticas como atributos en base a los pecados para nuestro protagonista. 

Para subir puntos de Ego tendremos que realizar algunos test como si de una prueba psicológica se tratase. Además varios de estos puntos podremos obtener de manera aleatoria luego de los combates contra los enemigos y activando cristales alter ego esparcidos en el mapa (te pedirán una cantidad exacta para obtener bonificación permanente).

Otherworld:

Es un mundo paralelo a nuestra realidad donde se accede mediante tu teléfono móvil al recibir una llamada misteriosa. Para ello solo debes entrar desde el menú del juego. En este lugar se librarán batallas contra seres infernales y en su momento contra los jefes de cada capítulo.

Una vez localizado el Pactbear tendremos que destruir los tres ideales para romper el pacto que tienen con su Monark. Estos ideales son extractos de historia del personaje de turno por lo que así conoceremos más de ese Pactbear y además sirve como una forma de extender el juego por muchas horas más.

Para acceder a este territorio lo que tenemos que hacer es recorrer lugares llenos de niebla siguiendo el indicador de 'quest' en zonas repartidas en todo la escuela. Zona de los de segundo año, primer año, biblioteca, etc. En estos lugares repletos de niebla habrá gente en modo zombie sin mentalidad propia y el inicio de un gran problema.

Como nuestro protagonista irá acompañado de un compañero de turno si así lo permites, ambos recorrerán la escuela y una vez accedan a las zonas de niebla un medidor de MAD irá incrementándose. Esta barra de locura si llega al 100% significa que estás acabado. Aunque en teoría eres regresado a la enfermería donde partirás desde el inicio.

Sin embargo el trayecto se va complicando cuando recibes una llamada siniestra lo cual por medio de pistas te aconsejan no contestar. De hacerlo te enviarán a un combate contra enemigos de niveles abismales por lo que se recomienda contestar para luchar si tienes un gran nivel. Otro problema, es que si te abstienes a contestar la llamada, los estudiantes de alrededor empezarán a perseguirte y si estás cerca ellos arrojaron un grito espantoso atrapándote en un aura mortal.

Para evitar estos problemas, más aún porque habrán muchos puzzles en la zona que te harán pensar mientras que evitas a enemigos y el incremento de MAD. Una solución es acercarte al pequeño Vanitas y hacer una llamada para enfrentarte a enemigos acorde a tu nivel. Esto hará que se disipe la llamada peligrosa y seguir con tu misión.

Jugabilidad:

El sistema de juego de MONARK es muy bueno, te da la sensación de querer combatir muchas veces, ya que es muy táctico. Podremos controlar a un grupo dentro de un campo en el que somos libres de recorrer un espacio determinado dentro de un círculo. No tanto como un juego de rol táctico basado en una cuadrícula sino más bien la libertad de movimiento que tendremos por turnos nos hará sentir como un Final Fantasy 12.

Esta naturaleza de libre elección da un sabor diferente a las tácticas que se experimentan en Monark, ya que los jugadores no están sujetos a una cuadrícula y pueden utilizar cualquier parte del campo en su beneficio. La ausencia de una cuadrícula también encaja con el tono caótico del juego.

Para realizar ataques podremos usar Arts o Authorities. Los Arts son ataques poderosos, pero que consumen tu vida por lo que deberás de estar al pendiente de tu barra de salud constantemente. Estos ataques tienen buenos rangos dependiendo del personaje que podrás ir desbloqueando desde tu árbol de habilidades. 

Los Authorities por su parte son ataques que incrementan tu barra de locura por lo que si abusas mucho de ellos podrás llegar a 100% rápidamente y ese personaje dejará de hacernos caso a los mandos, empezará a hacer acciones aleatorias, y, tres turnos más tarde, caerá.

Como los combates son muy tácticos y lo que buscas es tener un buen rango al final para obtener una buena cantidad de espíritus para mejoras de habilidades. Hay un comando genial que se llama 'Defer' que al activarlo puedes ceder tu turno al compañero para que de inmediato realice una acción. Claro está que lo negativo es que aumentan su porcentaje de locura.

Sistema de niveles y habilidades:

Acá en Monark no subirás experiencia a través de los combates como en los RPG habituales, sino que al finalizar un encuentro recibiremos una cantidad de espíritus que servirá para desbloquear o mejorar habilidades y al hacerlo con cada uso poder subir de nivel. 

Al inicio puede que cueste algo el obtener espíritus, ya que los enemigos dropean poco, pero a la larga y conforme los enemigos sean más fuertes, el dropeo será abundante. Otra forma de obtener espíritus es desmantelando piezas de equipos para nuestros compañeros demonios. 

Cada personaje humano y demonios que tengamos disponibles posee su propio árbol de habilidades y por ende requieren un mayor farmeo para optimizarlos de la mejor forma. Incluso tus demonios pueden ser customizados a tu antojo. Cambiar la forma del cuerpo, tamaño, color de pelo y voz para luego equiparlo en tres zonas vitales: cabeza, cuerpo y piernas. 

Como son pocos los combates a nivel historia y muy puntuales, nosotros deberemos de empezar a grindear por nuestra cuenta. Si nos vamos a nuestra base podemos llamar por nuestro teléfono para empezar luchas contra pecados capitales. Esto será una constante en el juego y podrás pasar mucho tiempo para mejorar a tus personajes. Lo recomendable es tener la mayor cantidad de puntos para mejorar al protagonista para subir los stats, ya que si él muere es un Game Over fijo.

A parte de que es tedioso el tener que combatir para farmear, también se siente repetitivo, ya que son los mismos combates contra los mismos enemigos. Puede que aumenten enemigos o cambien de posición un poco, pero a las tres peleas ya no encuentras mayor reto.

Audiovisual:

El juego gráficamente se ve muy simplón, los escenarios y enemigos en forma de calavera se sienten muy básicos. Es como si todo el presupuesto se vaya al diseño de los protagonistas, en su forma de combate y animaciones especiales. Felizmente yendo al lado del diseño, es agradable tener a un talento como el de So-bin. Un ilustrador surcoreano mejor conocido por el arte realizado en Overlord, Danmatsu no Millennion y Ryokuyou no Quester Lyric: Tamashii no Chouso. Las ilustraciones de todos los personajes son nada menos que excelentes; la atmósfera oscura y los diseños increíblemente extravagantes de cada uno de ellos.

Se podría decir que es precisamente ese tono sombrío que logra generar angustia al momento de jugar el juego. Tan solo ver los diseños puedes notar que algo oscuro los rodea, que una entidad maligna está a punto de aparecer y que a lo mejor logre mantenerse lleno de tensión a lo largo de tu experiencia al jugar.

A nivel musical también es notable gracias a que las canciones vocales fueron a cargo de Virtual Youtubers contratados por KAMITSUBAKI STUDIO, un sello creativo japonés centrado en YouTube que se dedica a crear un "mundo V" nuevo y diferente a través de la creación de música. Habrán intérpretes como KAF, CIEL, koko, Harusaruhi, Isekaijoucho y RIM que pondrán su toque de magia creando un mundo aún más alucinante. 

Finalmente una cosa que logró aumentar mi barra de MAD fue que los puzzles encontrados durante los capítulos son demasiado estresantes y frustrantes. La principal razón es porque no sueltan pistas adecuadas y prácticamente te dejan en el aire. El tener que abrir cajas fuertes, ingresar a la PC para ingresar una ID y Password donde dios sabe cuál será hacen de que el juego llegue a cansar si andas rompiéndote la cabeza durante muchos minutos. No digo que no existan puzzles, que al fin y al cabo logré descifrar, sino que rompe la ilación del juego y cuando están en un punto lleno de hype si consigue bajar la adrenalina de golpe.

Conclusión:

Monark  logra ser un JRPG interesante gracias a sus mecánicas de juego y un sistema de combate bien armado. El problema es cuando estos enfrentamientos los tienes que hacer repetidas veces contra el mismo oponente pasando horas farmeando y para así poder subir de nivel a nuestros personajes. La historia es bien sombría, pero entra en el patrón de lo predecible por más que hayan diferentes rutas que puedas tomar. El apartado gráfico y visual están muy geniales, cosa que le ayuda mucho al juego dejando en la balanza que este es un título que tiene cosas buenas y otras que se quedan en buenas intenciones. Son más de 80 horas repartidas entre un porcentaje mediano de trama y otro porcentaje enorme de farmeo. 

Lo Bueno:

  • El diseño de personajes es muy bueno.
  • Tiene una trama misteriosa y siniestra.
  • Las mecánicas jugables son lo mejor del juego.
  • La música es una maravilla.
  • Hay muchos personajes jugables.

Lo Malo:

  • Pasarán una gran cantidad excesiva de tiempo farmeando.
  • Los mapas y enemigos son repetitivos y sin variedad.
  • Solo está en inglés y encima usan términos complicados.
  • Los puzzles llegan a ser muy cansados y tediosos.
NOTA: 
73/100

Análisis hecho con un código para PlayStation brindado por Nis America*



Publicar un comentario

0 Comentarios