Análisis: Halo Infinite

 Halo vuelve con un multijugador muy sólido y una campaña sorprendente. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.


El 8 de diciembre Microsoft lanzó oficialmente Halo Infinite, esperada secuela de la icónica franquicia protagonizada por Master Chief. El juego ya está disponible en Xbox Series, Xbox One y PC, vía Steam y Microsoft Store. 

Luego de un preocupante primer gameplay trailer, que desencadenó una serie de retrasos y la suspicacia de muchos, todo parecía indicar que Halo Infinite no iba a estar a la altura como secuela para tan importante franquicia. Sin embargo, nuevos gameplays y una beta multijugador anticipadas, nos dejaban la tranquilidad de que se estaba trabajando en algo muy bueno. Hoy, luego de haber terminado su campaña y haberle dedicado buen tiempo a su multijugador, confirmamos que Halo Infinite es mucho más de lo que muchos, incluídos nosotros, esperábamos. 

Luego de los eventos de Halo 5, tenemos a un Master Chief a la deriva vagando por el universo, un misterioso piloto salvará el destino de nuestro héroe con su nave. Tras un pequeño momento de tranquilidad, el Jefe Maestro ahora deberá recuperar una inteligencia artificial llamada Arma y conocer el destino de Cortana. Master Chief volverá a ser perseguido, aunque con la diferencia de que ahora nuestro héroe armará una serie de bases y ejercito desde 0, en una aventura que deja el formato episódico, para coquetear muy de cerca con el juego de mundo abierto.

La campaña de Halo Infinite arranca de una manera tradicional, más lineal, con un gameplay que en esencia es muy similar a otras entregas. Luego de hacernos calentar por más de una hora y poniendo a pruebas nuestras habilidades, las puertas se abrirán a un gran mundo abierto que se pondrá a nuestra disposición para ser explorado. 

Es acá cuando la linealidad se rompe. Si bien es cierto, Halo siempre nos ha dejado movernos por pequeños mundos abiertos en cada episodio, ahora la cosa cambia totalmente. Se rompe el formato episódico, y este gran mapa se convierte en un sandbox, lleno de misiones principales, secundarios y otros puntos de interés. Y así nos presenta, la campaña más grande y completa hasta la fecha, y para nosotros también, la más divertida. 

La Campaña de esta entrega está dividida en una serie de misiones principales que podemos seguir tranquilamente  gracias a un marcador amarillo en el mapa. Si queremos ir solamente por la historia, podemos seguirlas sin distraernos en el resto, pero si queremos ser completistas o simplemente prepararnos mejor o desbloquear más cosas antes de las últimas batallas, tenemos una inmensa lista de contenido secundario por hacer. 


Sobre el contenido secundario, como mencionamos, una vez que estamos libres en el mapa abierto podremos ver las misiones disponibles. Fuera de seguir las misiones principales, encontraremos Bases de Operaciones Avanzadas invadidas por el enemigo. Una vez venzamos a todos los mercenarios y nos apoderemos de la BOA, podremos ver en un ratio zonal que otras misiones se encuentran disponibles.  Así que para poder completar todas las misiones secundarias, lo recomendable es primero recuperar todas las BOA. Lo bueno es que al recuperarlas, será una base para nosotros, donde podremos armarnos, equiparnos con un vehículo y servir también como punto de viaje rápido. 

Entre otras misiones secundarias que pondrán a prueba nuestras habilidades tenemos Llamadas de Auxilio y Fortalezas, con grandes cantidades de enemigos. En las primeras, por lo general habrá que ayudar a un comando aliado, mientras que en Fortalezas, se tratará de una invasión con múltiples objetivos. 

Lo bueno es que todo este contenido secundario se siente retribuido. En primer lugar tendremos más puntos de Valor, con los que podremos desbloquear más armas y vehículos en nuestra base. De hecho completar los 3200 puntos de Valor que nos piden para desbloquear todo, requerirá de haberse peinado todo el mapa de arriba a abajo. Otro de los beneficios importantes es que en estas misiones secundarias también encontraremos Nucleos de Spartan con los que podremos mejorar las habilidades del Master Chief. 

Finalmente, con este semi factor RPG, podríamos decir que el juego recompensa al jugador por completar el material secundario antes de completar el principal, puesto que haciéndolo, dispondrá de mejores habilidades y armas para poder enfrentar los retos más avanzados.  Y es que, mientras más avanzados estemos, nos encontraremos contra enemigos más agresivos, que son capaces de acabar con nosotros en un par de descuidos. 

Por eso, se agradece también que el juego conserve distintas dificultades, haciendo que cualquier tipo de jugador pueda tomar un reto a su medida. El modo normal es el modo recomendado para superar el juego, y requerirá de dedicación y bastante concentración. Aunque ojo que el modo fácil tampoco te regalará las cosas, puesto que igualmente los jefes y las grandes hordas de enemigos seguirán siendo un gran reto acá. Lo bueno es que en este modo puedes permitirte ser un poco más descuidado. 

Respecto al gameplay, podemos destacar todas esas pequeñas mejoras como shooter que posiblemente no son muy visibles en un primer contacto, pero que marcan la evolución de Halo y colocan a Halo Infinite un paso por delante de los demás títulos de la franquicia. La inteligencia artificial de los enemigos, la reacción del enemigo respecto de a qué parte del cuerpo les disparemos y la interacción entre enemigos, hacen que Halo Infinite se sienta como probablemente el shooter más sólido del año, y eso que por ahora solo estamos hablando de la campaña.


Aunque sin duda el verdadero protagonista de la campaña y el que pone a Halo Infinite en otro nivel, es el gancho, quien llega para cambiar totalmente las reglas del juego. Este gancho no solo es un item extra del que podremos agarrarnos de determinados sitios, sino que puede agarrarse de cualquier tipo de superficie que encontremos, y cambiará totalmente la manera de ver el mapa abierto. Ahora ya no habrá que buscar por donde dar la vuelta para subir, solo bastará con agarrarte del gancho en una superficie que esté dentro de su ratio e impulsarte hacia allá. El gancho también será muy útil contra enemigos, ya que nos arrastrará hacia ellos,  y ahí podremos noquearlos de un golpe directo. Si los enemigos están sobre una nave, cogernos del gancho con ella nos ayudará también a robársela al enemigo. 

Completar la campaña de Halo Infinite nos ha tomado un promedio de 18 horas, teniendo en cuenta que hemos conquistado todas las BOA y hemos completado casi todas las misiones secundaria. Esto la pone entre el doble y triple de tiempo de lo que una campaña de Halo suele durar. Aunque si tomamos en cuenta que el multijugador de esta entrega es gratuito, Halo Infinite realmente necesitaba una campaña suficientemente sólida como para justificar esos 60 dólares de precio. Y vaya que lo lograron. 


Respecto al multijugador, encontraremos distintos modos tanto para 4 vs 4 como para 12 vs 12. El abanico es muy amplio y nos ofrece estilos de juego como Batalla de Equipos Grandes, que son partidas de 12 contra 12 en mapas grandes; Arena por Clasificación, donde empezarás sin radar con un rifle y deberás enfrentarte a otros Spartans para avanzar de rango; Fiesta, donde apareces con armas y equipamiento aleatorio en distintos mapas de Arena; Asesino TCT, donde serás tú contra todos; entre otros modos. 

Los mapas 4vs4 son generalmente pequeños, generalmente  un poco más pequeños a los que acostumbra a tener Call of Duty, pero cargados con un disño tan brillante como para poder aprovechar cada espacio y que premian al jugador constante que conoce todo recoveco de él.  Por otro lado, el modo 12v12  ofrece una experiencia más parecida a Battlefield, grandes mapas con espacios suficientes para el uso de vehículos, espacios ideales para snipers, en general se prestan para batallas más estratégicas. 

En general todos los modos son funcionales y muy divertidos, pero el problema es el sistema de progreso, que no es tan simple como el de otros shooters y que podría ir dejando atrás a gran parte de sus jugadores, con el paso de las semanas. Aunque damos por hecho que conseguirá mantener una importante cantidad de jugadores, como Halo siempre lo hace.  Como siempre, un constante y prolongado tiempo de juego nos dará excelentes gratificaciones como armas o vehículos nuevos, y una gran cantidad de piezas de skins para nuestro Master Chief, muy interesantes para nuestra personalización. Aunque sí, la progresión es muy lenta.



No obstante, al jugar simultáneamente la campaña con el multijugador, muchas veces por inercia en este último intentamos usar nuestro gancho. Si bien es cierto, el gancho está presente como un objeto de juego no conservable, con la campaña nos quedamos con el chip de tenerlo con nosotros siempre. En el multijugador, todos se pelearán por ese gancho, y probablemente muy pocas veces lo tengamos con nosotros, por lo que este objeto no llegar a ser un factor principal en el gameplay. Definitivamente, optar por este objeto como uno permanente en el multijugador, habría cambiado totalmente las reglas del juego.

Gráficamente el juego luce muy bien a amplios rasgos. Hay cosas que visualmente sorprenden, pero hay otras que visualmente podrían parecer ser muy del 2015. Hemos jugado el 70% de nuestro tiempo de juego en una Xbox Series X y 30% en PC. En la Series X nuestra experiencia fue muy grata, el juego corre a 4k dinámicos con 60 fps en modo calidad, mientras que en rendimiento va con 1080p a 120 fps. Al no tener una TV de 120 HZ, probamos todo el tiempo el juego en modo calidad.  No obstante 60 fps es suficiente para tener una excelente experiencia visual en un shooters, y tomando en cuenta que los 60 frames son constantes, la experiencia en esta consola es muy gratificante. 

Al jugarlo en PC, nosotros usamos una RTX 2080 Ti Founder Edition, acompañada de 32 GB de RAM, disco SSD y un iCore 7- 9700. Con esta combinación, pudimos correr el juego en Ultra a 4K con un frame rate voluble entre 50 a 60 en zonas abiertas, mientras que cerradas se conseguía uno más estable entre 58 y 60. Si bien el frame rate no era tan estable en el mundo abierto con nuestra configuración, en comparación a una Series X,  podíamos ver mucho más detalle en la configuración ultra, mostrándonos un mundo más rico, con más detalle y con fondos más enfocados. Si hubiéramos querido jugar a 60 fps estables  en la PC, bastaba con mover un par de cosas gráficas, pero apreciarlo en su máxima calidad visual y jugar así sin problemas, ha sido una excelente experiencia. 


 Respecto al sonido, lo que más destacamos es su OST y su mezcla de sonido. El soundtrack del juego tiene excelente temas que destacan, sobre todo, en los momento de pelea más épicos. Recomendamos jugar el título con headsets, un home theater o algo que simule un ambiente de sonido 3D. La inmersión que consigue el juego es sorprendente y no solo te ayudará  a tener mejores reflejos en el multijugador, sabiendo de que lado viene el enemigo, sino que hará que tu aventura sea más placentera. El juego cuenta con un doblaje en español latino que no está nada mal, pero si no te acostumbras a que te llamen el "Jefe Maestro", siempre puedes jugarlo en su idioma original. 

Conclusión:

Si el gameplay mostrado en el 2020 no hubiera sido tan criticado, quien sabe si ahora hubiéramos estado recibiendo semejante juegazo. El retraso realmente valió la pena. Halo Infinite es una experiencia completa que destaca por una sólida campaña que coquetea con el mundo abierto, rompiendo totalmente el esquema episódico. Además, de un multijugador que seguramente tendrá pegado a una gran comunidad por bastantes años. Definitivamente, es mucho más de lo que esperábamos para una secuela. 

Lo mejor: 

- Una campaña mucho más larga y  divertida

- El gancho cambia completamente el gameplay en la campaña, cambiando totalmente las reglas del juego. 

-  LA IA de los enemigos 

-  Jefes retadores en la campaña

- Un multijugador con gran abanico de opciones

Lo peor: 

-  Progresión lenta en el multijugador

- Algunos bugs que malograban nuestra experiencia en el multijugador cuando lo jugábamos desde PC. 


NOTA
89/100




Publicar un comentario

0 Comentarios