Análisis: Nickelodeon All*Star Brawl

Ya jugamos el "Smash de Nickelodeon" y luego de varias horas de juego te contamos nuestra opinión


El 5 de octubre, Game Mill puso a la venta Nickelodeon All*Star Brawl para consolas y PC. Luego de estar más de una semana probando la versión de PlayStation 5, te contamos nuestro veredicto.

Nickelodeon All*Star Brawl nace para llenar ese vacío de otras plataformas por la ausencia de Smash. Si bien es cierto, varios juegos han intentado seguir esta formula ganadora, muchos pocos han tenido la suerte de tener una vida longeva como Brawlhalla de Ubisoft, la mayoría se ha estrellado contra la pared.  ¿Game Mill,  Ludosity y Fair Play Labs pudieron hacer un trabajo decente con los personajes de Nickelodeon? Pues, desde ya te decimos que no anda nada mal. 


Nickelodeon All Star Brawl introduce 20 personajes de Nickelodeon, pertenecientes a grandes y reconocidas franquicias como Bob Sponja, Rugrats, CatDog,  Los Thornberrys, Red and Stimpy, Las Tortugas Ninja, entre otros. Trayendo consigo personajes emblemáticos como Reptar, Patricio, Bob Esponja, Lincoln Loud, entre otros. Además con el acierto de presentar un nivel jugable por cada personaje en el panel. 

El primer acierto del juego es darse el trabajo de aprovechar cada característica del personaje para elaborar su abanico de movimientos.  Cada personaje tiene una serie de movimientos y animaciones, tratados con mucho cuidado, aunque podríamos decir que se nota mejor trabajo en algunos personajes como Bob Esponja, del cual han usado hasta animaciones que han sido memes dentro del roster de sus movimientos.


El sistema de batallas funciona muy bien, y se nota ciertas licencias a comparación de Smash, aunque a esta altura no le encontramos mucho sentido que se hagan cambios de botones tan intuitivos como el de saltar. Aunque definitivamente, una vez nos quitemos el chip Smash de la cabeza, adaptarse a los controles del juego es super sencillo. 

Nickelodeon All*Star Brawl nos trae los apartados de juego Batalla, Arcade y En Línea. Además encontraremos el apartado de Opciones y el de Extras, en este último encontraremos galería de imágenes, podemos escuchar el OST del juego, ver los créditos y ver los movimientos detallados de cada personaje. 


En el modo Batalla, podemos armar nuestro enfrentamiento con distintas opciones, jugar con 1, 2 o 3 amigos, con la IA, por equipos, y obviamente, elegir las reglas de la batalla; si queremos que sea por vidas, por tiempo, cuantas vidas o tiempo queremos, entre otras opciones. Por otro lado, si elegimos luchar con la IA, podemos elegir su nivel de dificultad de 1 al 9. Si vienes de Smash, seguramente todas esas opciones te parecerán super familiares. 

La novedad en Nickelodeon All*Star Brawl es el modo deporte. Un modo de juego, que nos pondrá en un escenario, como si fuera una batalla normal, pero con la diferencia que nuestro objetivo será golpear una pelota hasta introducirla en el arco (en forma de estrella) de los/el enemigos. Tendremos una cierta cantidad de tiempo y ganará quien ese lapso haya metido más goles. Lo genial, es que igualmente los jugadores se pueden golpear y matar, aunque claro, solo servirá para distraer o inutilizar un rato al enemigo, ya que ambos bandos tendrán vidas infinitas y no importa la cantidad de muertes para el resultado. 


Por otro lado, tenemos el modo Arcade, donde el personaje que elijamos deberá rendir una serie de batallas consecutivas, uno vs uno. Acá la dificultad se marcará desde Muy Fácil hasta Muy Difícil. En las plataformas donde tenemos trofeos/logros, el juego nos recompensa por jugar el arcade con distintos personajes, por ganar un arcade sin perder vidas y por vencer una partida arcade en el modo Muy Difícil. Sin lugar a dudas, para algunos usuarios serán buenos incentivos que convertirán muy rejugable este modo. 

Finalmente en el Modo En Linea, tendremos la oportunidad de hacer batallas rápidas; de hacer batallas competitivas, ganando o perdiendo puntaje según nuestra victoria o derrota; y tendremos la oportunidad de Crear Sala para poder jugar con quien nosotros queramos, bajo nuestras propias reglas. Si bien es cierto, al inicio encontramos mucha gente dispuesta a pelear, con los días del juego encontramos problemas como servidores que se desconectan, esperar para el matchmaking, usuarios que solo entran para matarse y así contabilizar peleas para ganar el trofeo de las 50 batallas online, entre otros problemas frustrantes. 


Respecto a la duración, si eres fanático del juego online, del competitivo, o por tu casa siempre pasa gente para retarle unas peleítas, el título te durará gran cantidad de horas. Por nuestro lado, se nos haría interesante sacar ese Trofeo de Platino que no se ve tan difícil, pero seguramente de ahí,  no lo tocaremos hasta que llegue alguna visita o algo por el estilo. Por suerte, el peso del juego hará que no sea problema dejarlo instalado en nuestra plataforma de preferencia para volver a usarlo cuando necesitemos. 

A nuestro parecer, una decisión errónea con el juego, fue poner de golpe el panel de 20 personajes.  Para nosotros, desbloquear personajes en Smash era una de las cosas más bonitas del juego, uno de esos placeres que duraban solo unos días, pero eran muy gratificantes. Sabemos que próximamente el juego traerá DLCs de pago para ampliar su panel, pero hubiera sido genial, encontrarnos en un inicio con un panel de 8, y desbloquear con horas de juego, los otros 12 personajes restantes. Definitivamente creemos que le pudo agregar más tiempo de vida al juego, al menos para el jugador más casual. 




Gráficamente el juego luce decente. Resaltamos las animaciones de algunos personajes, y los backgrounds de los escenarios que siempre esconden detallitos de las franquicias a donde pertenecen. En la PS5 luce genial, fluido a 60 fps estables y a 4K, pero en sí, podría disfrutarse en cualquier plataforma y resolución, mientras conserve los 60 fotogramas, puesto que es un juego sin muchos efectos visuales, texturas, ni uso de partículas, teniendo casi siempre una imagen colorida, pero plana. 

Respecto el sonido, podría destacar más el OST, los efectos de sonido solo cumplen. El detalle más lamentable, definitivamente es la ausencia de las voces de los personajes. Sabemos que reunir las voces de tantas franquicias de Nickelodeon, hubiera sido otro presupuesto mucho mayor, pero realmente hubiera sido genial que cada uno tenga aunque sea un par de líneas al empezar o terminar la batalla y unos cuantos gags en medio de ella. A veces, teniendo a los personajes en total silencio, pareciese que estuviéramos jugando con skins, le quita vida a los personajes. 


Conclusión

Nickelodeon All*Star Brawl consigue destacar en lo jugable. Ofreciendo más opciones y trabajando en el juego online, podría encontrar un público fiel, amante del competitivo. Para el público en general, puede ser que la fiebre de diversión no dure mucho, puesto que todo el contenido está de golpe a la mano, no hay campaña, ni un sistema de desbloqueo de personajes que te haga sentir cierto progreso.   Eso y la carencia de voces, tal vez sean los puntos negativos más grandes del juego, a nuestro parecer.  

Nickelodeon All*Star Brawl no se acerca al mítico Smash Bros, pero entretiene, resultó mejor de lo que pensamos, y probablemente hasta sea superior que PlayStation All-Stars Battle Royale.

Lo mejor: 

- Si eres fan de Nickelodeon te pegará justo en la nostalgia
- En lo jugable está muy bien cuidado
- El cariño y detalle con el que se le han hecho las animaciones a algunos personajes
- Buena cantidad de escenarios
- El juego de football

Lo malo: 

- Que falten voces le juega muy en contra
- Todo el contenido liberado sin necesidad de horas de juego
- El sistema online aún es muy básico
- Muy plano visualmente


NOTA
72/100

Análisis hecho con un código para PS5 brindado por Solutions 2 GO*

Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch