Análisis: Steel Assault

 Una pequeñísima dosis de perfección estilo retro


El 28 de septiembre Tribute Games y Zenovia Interactive sacaron a la venta en Switch y PC, el título de acción y plataformas 2D, con estilo 16 bits, 'Steel Assault'. Un título que nos evocará experiencias de aquellos plataformeros que tanto amamos en consolas como Super Nintendo o Game Boy Advance. Nosotros ya lo jugamos, y luego de acabarlo unas cuantas veces, te contamos nuestra opinión.

En Steel Assault encarnaremos a  Taro Takahashi, con quien recorreremos 5 niveles cargados de peligro en busca de de derrotar al general Magnus Pierce y sus secuaces. Taro estará acompañado de la guía de Sonia y Hans, que aunque se encuentran a lo lejos se encuentran en constante comunicación con Taro, dándole todos los pasos a seguir. 



En realidad tampoco hay mucho que decir de la historia, ya que son muy pocos los datos que el juego nos da entre capítulo o capítulo, entre conversaciones de Taro con sus rivales o sus compañeros. Aunque realmente este aspecto no importa mucho para ese tipo de juegos, si hubiera sido excelente que se profundice un poco. Ya que nuestro único contexto inicial es una marca en una pantalla que indica que en una planta se encuentra Magnus, y que este es nuestro target. La nave de Taro cae para sorpresa de sus compañeros que lo observan por videollamada (asumimos), y ahí empieza la aventura.

Estamos ante un plataformero muy al estilo 16 bits que nos remonta bastante a juegos de Super Nintendo, pero sobre todo a títulos de Gameboy Advance, los cuales gráficamente eran muy parecidos, pero ya tenían la potencia de tomarse algunas libertades gráficas imposibles en la época de Super NES, como vemos acá. Definitivamente este un título disfrutable mucho más en portátil, así que si no fuera porque la edición de Steam es más barata para varios países de Latinoamérica, recomendaría sobre todas las cosas la versión de Switch. 


El distintivo de este juego será la tirolesa, accesorio principal de Taro que nos servirá para agarrarnos de paredes y así poder colgarnos en cualquier tipo de plataforma. La tirolesa de por defecto va hacia el lado izquierdo y derecho, pero con nuestra direccional podremos cambiarle la dirección de arriba hacia abajo o a cualquier punto de inclinación.  También la podemos usar la tirolesa como látigo, que será precisamente nuestra manera de atacar, y atacando, también será una buena manera de evadir disparos enemigos, puesto que de con la fuerza del látigo los contrarrestaremos. 

Otras de las acciones de Taro serán el doble salto, y el barrido. Que mezclados con la tirolesa, nos harán imparables. Además de otras acciones, que aunque no están detalladas, igualmente son recursos que tenemos en juego. Como por ejemplo, al momento de saltar ir tirando la tirolesa al aire nos permitirá una caída más lenta por lo que en nuestro salto o caída, podremos llegar más lejos.  En los niveles también encontraremos 2 tipos de objeto, uno para recuperar vida y otro que cubrirá nuestra arma de electricidad, y permitirá lanzar rayos eléctricos, al menos mientras tengamos energía, en la barra media luna que tenemos envolviendo al avatar de personaje.


El juego está dividido en solo 5 niveles, los cuales tendrán un jefe final y también uno que otro miniboss. Las mecánicas de la tirolesa, invitan a que los niveles no sean planos de izquierda a derecha, y por lo general habrá que subir, bajar, saltar entre plataformas, usar la tirolesa para subir varios metros colgado de las paredes y más. Taro Takahashi no tendrá vidas visibles, pero cada vez que muramos, regresaremos al punto de control, que muchas veces nos hará volver gran parte del nivel. Así que uno de los principales enemigos serán los abismos, ya que con una sola caída moriremos. 

Los enemigos están bien diseñados, con ataques y movimientos característicos. También encontramos imponentes boss de los cuales tendrán que ser derrotados con mucho cuidado y siguiendo un patrón, al menos desde la dificultad normal para arriba. Cada enfrentamiento es muy disfrutable y cada diseño de boss es digno de aplaudir, por lo que el juego se luce en este aspecto. 


El juego viene con 4 dificultades: Muy fácil, fácil, normal y difícil. Si queremos la experiencia recomendada, deberemos ir a normal, y también si queremos que el juego nos logre durar más de una hora. Nosotros acabamos el juego en el modo normal en una 1 con 23 minutos. En el modo fácil lo hicimos en 38 minutos, mientras que en el modo muy fácil en 26 minutos. 

El juego no es muy rejugable, y si hay algo que realmente lamentamos es su duración. El juego se siente incompleto, no terminado. 5 niveles no son nada para un plataformero. Lo ideal hubiera sido 12 o 13 episodios, manteniendo la duración por capítulo, o hasta al menos 8. Tener solo 5 se siente como si el tiempo o las ganas se hubieran acabado y se haya optado por sacarlo así, sabemos que seguramente eso no es lo que ha sucedido, tal vez haya sido su opción desde el primer momento, pero seguramente muchos no lo tomarán así. Es por eso que invitamos a los jugadores a ir directo por la dificultad normal, si queremos que el juego dure más que el capítulo de una sitcom. 


El juego también cuenta con un tutorial, tal vez hasta innecesario que nos va mostrando cada acción del personaje. No obstante saludamos la inclusión de esta opción, ya que al menos nos trae un escenario nuevo. Por otro lado, tenemos el modo arcade, en el que para replicar la experiencia de las recreativas, solo tendremos una vida para superar los 5 niveles. 

Gráficamente, el juego nos da una propuesta de proporción de 4:3, quedando los bordes libres para poner algún wallpaper que el mismo juego nos da. El título viene de manera predeterminada con filtro bilineal y filtro CTR, simulando la experiencia que nos daban las consolas en los televisores de tubo. Incluso podemos darle una curvatura al cuadro de la imagen para simular estos TVs con pantalla ovalada. Si estas opciones no nos interesan y queremos una experiencia más nítida, podemos desactivarlos. Lo mismo con la música, podemos tener un sonido más al estilo retro como los del chip de sonido FX o con efectos más actuales. 

Respecto al OST funciona es grandioso y transmite esa vibra de manera excelente esa vibra y nostalgia de aquella época. Los efectos de sonido tampoco buscan ser actuales, sino ser lo más parecido posibles al de los plataformeros noventeros, haciéndonos pensar en Contra o Castlevania.



Conclusión: 

Steel Assault pudo ser el plataformero retro ideal, sino fuera por su muy pequeña duración. El juego es un pequeño bocado de nostalgia, muy bien creado, pero que le falta mucho para ser una aventura completa. No obstante, puede ser un buen inicio a una franquicia, y está de más decir, que está super recomendado para todos los amantes de la época dorada de los 16 bits.


Lo mejor: 

- Los enfrentamientos contra los bosses
- El diseño de cada nivel
- Todas las opciones de filtro gráficas para tener una experiencia retro más pura.
- Tener una mecánica como es la tirolesa, como algo distintivo, es una gran oportunidad de empezar una gran franquicia.
- En Steam (en Perú) puedes encontrarlo a 27,90. Precio perfecto para ser una aventura pequeña

Lo peor:

-  La duración parecía broma de mal gusto
-  Faltan más desbloqueables o extras para incentivar la rejugabilidad

NOTA
79/100
Análisis hecho con un código para Switch brindado por Masamune*












Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch