Análisis: Death's Door

Un título de aventuras y de mazmorras con un estilo oscuro que llega a Xbox One, Xbox Series y PC. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.


Devolver Digital y Acide Nerve sacaron a la venta 'Death's Door el pasado 20 de julio, para Xbox One, Xbox Series y PC.  Nosotros ya lo jugamos y te damos nuestro veredicto final.

En Death's Door seremos un cuervo, en un primer vistazo algo parecido a Prinny, que tendrá la labor de recolectar almas. Cuando te roban un alma asignada a ti, tendrás que partir en busqueda del ladrón, recorriendo mazmorras, descubriendo nuevas zonas, y siempre cada cuando regresando a tu oficina, para rendir cuentas con tu jefe. 


Esta simple premisa es la excusa para aventurarnos en un juego de aventuras que combina acción con mazmorras con puzzles, envuelto en un aura desesperanzadora y muy particular, que es lo que precisamente le da vida a este título. Respecto a las aventuras en calabozos o uso de objetos, a veces puede parecerse algo a Zelda;  respecto a la acumulación de almas para canjearlas por mejoras, se nos puede venir a la mente Dark Souls; en sí, Death's Door mezcla mecánicas juegos y termina funcionando muy bien.

Cargados inicialmente con una sola espada, partiremos de nuestra oficina en búsqueda de una alma robada. La oficina se presenta como la zona central del juego. Acá deberemos volver cada vez que necesitemos información, cambiar almas por una mejora o simplemente porque es el lugar donde se conectan todas las zonas a través de puertas. Esta zona se distinguirá facilmente por estar en blanco y negro.


Posteriormente a nuestra espada podremos conseguir otro tipo de armas de golpe directo, algunas más efectivas, otras no necesariamente tanto. También tenemos objetos que gastarán un punto de habilidad por uso, y los iremos desbloqueando mientras avanzemos el juego, estos son el arco, magia de fuego, bombas mágicas y gancho. Estos objetos serán de mucho uso en las mazmorras, como para prender antorchas, derribar paredes o ir de un lugar a otro, incluso, nos invitan a retroceder zonas y volver a explorarlas, ya que muchas veces encontraremos unas rocas que un inicio no pudimos derribar, una telaraña que antes no pudimos quemar, etc. 

En un principio tendremos 4 puntos de vida y 4 puntos de magia. Para incrementar esto debemos ir acumulando fragementos de vida y magia. Deberemos encontrar 4 para poder incrementar un punto de cada uno. Generalmente estos fragmentos estarán ocultos en caminos alternos, entradas escondidas, etc.

 Las vidas en Death's Door son infinitas, porque prácticamente al morir, te regresan al último checkpoint, pero tus puntos de vida serán decisivos cuando debas de enfrentarte a una horda de enemigos o a un jefe. También encontraremos semillas, las cuales podremos sembrar en una especie de macetas, en las cuales podremos absorver la planta para recuperar nuestra vida. Solo hace falta una sola semilla por maceta para que esta vuelva a cargar nuestra vida en cada intento. 


El sistema de batalla es simple, podemos manejarlo casi siempre solo con ataques físicos.Todos los enemigos tendrán un patrón de ataque por lo que no se recomienda lanzarse a atacar a los enemigos a lo loco, sino ser cauteloso, atacar y rodar para esquivar. Si manejamos esto, ya tenemos el juego ganado. Eso sí , habrán ocasiones que deberemos de hacer uso de nuestros objetos a larga distancia como el arco contra las vasijas explosivas. 

El enfrentamiento contra jefes es uno de sus puntos fuertes, a parte de que todos tienen un diseño fabuloso, muchos de ellos son muy retadores. Sirve de mucho seguir el patrón y ser paciente para clavarle cada golpe. Muchas veces en un primer intento podrán parecer duros de caer, pero un par de intentos después, incluso puede ser que los venzas sin recibir daño alguno. 


Nuestro personaje recibirá almas cada vez que derrote un enemigo o encontrando esferas. Estas almas las acumulamos, y por suerte a diferencia de Dark Souls, no las perdemos al morir. Podemos canjearlas en cualquier momento en la zona central. Las primeras mejoras costarán 400, las segundas 600 y así se irá incrementando el precio. Podemos mejorar nuestra Fuerza, Destreza, Celeridad y Magia, la mayoría de nombres son autodescriptivos y las mejoras de Destreza harían que nuestros ataques cargados demoren menos y además tener más precisión. 


El juego tiene una duración promedio de 10 horas, esto variará depende de nuestra habilidad en combate o que tan rápido resolvamos los puzzles. Si queremos recorrer todo para no perdernos ni un solo fragmento o secreto, podriamos superar las 15. El ritmo es muy bueno y intentarlo una tras otra vez, tras una muerte, se hace un proceso adictivo. La dificultad es balanceada, no es para nada un juego difícil, pero tampoco podrás salir victorioso machacando botones a diestra y siniestra en los combates.

Gráficamente, estamos ante un juego que se luce por su diseño artístico más que por su punche gráfico. Death's Door logra crear una ambientación de inframundo, de mundo olvidado, que le da bastante personalidad al título. Sin ir muy lejos, el primer contacto con todo a blanco y negro, viendo las primeras pequeñas luces de color, es la primera buena impresión que tuve del juego.

Definitivamente, Deaths Door es el tipo de título que se disfruta muchísimo mejor a 60 fps. Si lo juegas en una Xbox One tradicional, tendrás que limitarte a los 30 fps, pero si lo haces en una Xbox One X, Xbox Series X o S, si podrás jugar a 60 fps. Quienes vayan a disfrutar el juego en una PC, si tu PC no llega a correrlo a 4k 60 fps, recomendamos que antes de sacrificar framerate, optes por sacrificar resolución.


Nosotros jugamos la versión de Steam, y sí tuvimos que jugar a 1440p para poder llegar tranquilamente a 60 fps, o bueno, 59 fps como indica en las opciones. Algo curioso que nos sucedió en esta versión es que intentamos jugamos con el mando de Xbox Series X y no respondía, mientras que el de Xbox One si funcionaba correctamente; auqnue si el mando de Xbox One estaba activo, entonces el de Series X también funcionaba. 

Respecto al sonido, la medalla de oro se la lleva su excelente OST de melodias instrumentales creadas por David Feen, que reflejan melancolia, soledad  y tristeza, pero sin dejar de ser melodías amistosas, melódicas y entrañables. Cada zona tiene una melodía y todas funcionan muy bien en sus escenarios. Por otro lado los efectos de sonido son correctos y acompañan bien el juego. 


Conclusión: 

Death's Door puede coger un poco de distintos juegos, pero termina siendo uno con identidad propia y del que esperamos ver más entregas. Un título con mucha personalidad que destaca en su diseño de arte y su OST, pero también nos presenta una jugabilidad muy acertada, que consigue ser muchas veces adictiva. Si tenemos en cuenta que el juego se lanza por solo 20 dólares, no podemos dejar de recomendarlo para cualquier jugador que ame los juegos de aventura.

Lo mejor:

-  El OST
- Diseño de arte del juego
- Las batallas con los bosses
- Pese a su gameplay de pelea sencillo, funciona muy bien.

Lo peor: 

- El sistema de mejora debería tener resultados más notorios en el personaje y no ser tan lento. Tal vez hubiera funcionado un árbol de mejoras más amplio
- Pareciese que en PC consume más recursos de los que debería


NOTA
82/100

Análisis hecho con un código de Steam brindado por Devolver Digital*

Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch