ANÁLISIS: Ratchet & Clank: Rift Apart

Ya terminamos Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, y estamos listos para contarles nuestra opinión acerca de este exclusivo de PlayStation 5. 


El 11 de junio sale a la venta una nueva entrega de Ratchet & Clank, y uno de los primeros exclusivos de PlayStation 5, que decide dejar la consola de anterior generación de lado.¿Por qué no salió en PS4? ¿Es una secuela a la altura de los títulos anteriores? Todo esto y mucho más se lo contaremos en las siguientes líneas. 

Ratchet ha estado en un largo periodo de descanso y se siente algo incomodo con un reconocimiento a su nombre. Este evento es repentinamente atacado por enemigos que buscan atrapar a Ratchet. Luego de destruir a estos enemigos y en aparente calma, Clank tiene la inoportuna idea de regalarle en ese momento un dimensionador reparado por él para que Ratchet busque a su familia. Nefarius, quien estaba detrás del ataque, rápidamente se apodera de este dispositivo. Ratchet al intentar recuperarlo, dispara el dispositivo y provoca que las dimensiones empiecen a mezclarse, apareciendo diversos portales. 

Ratchet podrá usar el dispositivo de su guante para poder cruzar estas fallas y así seguir al Dr Nefarius, pero en su intento de recuperar el dimensionador, este dispositivo explota justo en un enfrentamiento de Ratchet, Clank y Nefarius. Todos se separan, Clank termina encontrandose con una lombax misteriosa llamada Rivet, mientras que Ratchet solo parte en búsqueda de Clank, y en su camino hará un nuevo amigo, un robot llamado Kit.


Así empieza la aventura que prácticamente nos embarcará en dos caminos separados. Por un lado jugaremos con Ratchet y Kit, y por otro, con Rivet y Clank. Inexplicable y convenientemente, todas las mejoras y armas que consiga uno, las tendrá el otro, por lo que no tendremos que gestionar doble armamento y equipo. Nosotros no podremos elegir libremente a qué personaje usar, sino que esto dependerá exclusivamente de la historia y el planeta que visitemos. 

En el gameplay se puede decir que Rift Apart sigue manteniendo la base de los anteriores Ratchet & Clank, sigue siendo un shooter desenfrenado en tercera persona donde las armas son las protagonistas. Aunque esta nueva entrega suma otro factor protagónico a la fórmula y son las fallas, agujeros dimensionales donde podremos saltar espacios o viajar a otros universos.

Claro, este tipo de viajes no serían posibles sin la gran velocidad de lectura del SSD de PlayStation 5, motivo principal por lo que Rift Apart queda afuera de la anterior generación. Porque aunque el juego podría verse bien en PlayStation 4, a 1080p y con ciertos recortes, la experiencia de viaje en las fallas sería irreplicable. 



Ratchet and Clank: Riff Apart trae 9 planetas para explorar, 5 donde el protagónico recaerá sobre Rivet y 4 en donde lo tendrá Ratchet. Y sí, basicamente en el juego sentiremos que el protagónico se lo roba Rivet, quien parece estar a cargo de las partes más épicas del juego. Si bien la historia arranca con una serie de sucesos relacionados principalmente con Ratchet, en el transcurso del juego, la historia y conflictos de Rivet terminan quitándole el protagonismo a nuestro Lombax de siempre. 

De cierto modo esta decisión de ir intercalando de personaje mientras avanza la historia es un detalle que ayuda bastante a lo narrativo, un punto que había resultado algo flojo en anteriores entregas. Acá la historia se siente ágil y mientras vas avanzando con un personaje, queda en suspenso lo ocurrido con el otro, y creemos que esos cambios, sumados a la tensión de ambos personajes a punto de encontrarse, le suma bastante a la historia.


La dificultad del juego no es muy exigente en su dificultad normal, pero sí lo suficiente como para que estés concentrado en todo momento, ya que algún descuido y serás repetitivamente atacado por los enemigos.  Muchas veces sufrirás por municiones, por lo que te recomendamos usar el martillo para los enemigos más pequeños siempre que se pueda, y a la vez;  ir comprando armas;  usar todas casi equitativamente, para que todas puedan subir de nivel; y hacer todas las mejoras posibles a tus armas. 

Puedes equipar como siempre hasta 4 armas en accesos rápidos, pero para usar el resto, solo deberás apretar triángulo y tendrás toda las ruedas de armas a tu disposición, sin necesidad de entrar al menú. Mientras cambias de arma en esta rueda al estilo Doom, todos los enemigos y lo que te rodea se detendrá, por lo que no tendrás que buscar la indicada apresuradamente. 


En el juego nos encontraremos diversos jefes, incluso algunos de ellos nos atacarán en pareja. Acá es donde se verá a prueba nuestra gestión de municiones, pues muchas veces tendremos que recurrir a armas que incluso nunca solemos usar, todo por falta de municiones en nuestras preferidas. Mientras batallamos, siempre deberemos revisar la zona y matar enemigos pequeños, a ver si encontramos vida o municiones para nuestras armas. 

En el transcurso de la historia nos encontraremos con un par de minijuegos obligatorios que se irán repitiendo mientras avanza la trama, solo que cada vez más difíciles. El primero es protagonizado por clank, en donde deberá ayudar a posibilidades dimensionales de él a tener un camino construido para poder llegar a un portal. El segundo es protagonizado por Kit donde entrará a ciertos sistemas para eliminar nidos de virus. El primero puede llegar a ser frustrante las últimas veces, pero el otro no llega a suponer gran reto. 


El juego dura un promedio de 12 horas, pero después de terminar la historia aún queda mucho contenido por descubrir. En primer lugar, completar todas las misiones secundarias que dejamos atrás en los planetas. No son muchas, pero algunas nos llevarán algo de tiempo, como conseguir las zurpitas en Sargasso. 

Luego de acabar la historia se desbloquea el modo desafío, el cual viene a ser como un new game plus, donde conservas tu nivel, tus armas, tu equipo y las mejoras de tu armas, pero los enemigos son ligeramente más desafiantes (al menos que le bajes la dificultad definida en tu primera vuelta).  Lo más interesante de este modo es que encontraremos nuevas armas, entre ellas las omega, las cuales son versiones mejoradas de las clásicas que podrán mejorarse a niveles más altos.

Con  todo esto tendrás al menos 30 horas de contenido asegurado, aunque si vas por el platino, quizás este pueda conseguirse en menos, puesto que conseguir todos los trofeos en este juego no es algo extremadamente demandante. 


Ratchet & Clank: Rift Apart puede jugarse en 3 modos: el modo fidelidad, donde tenemos una resolución 4k a 30 fps con raytracing; modo rendimiento rt, modo en que baja la resolución para llegar a los 60 fps, pero sin perder el raytracing; y modo rendimiento, donde sacrificamos el ray tracing para poder llegar a los 60 fps sin perder mucha resolución.

Por nuestro lado, nosotros preferimos quedarnos con la resolución y llevamos la mayor parte de nuestra aventura en modo fidelidad, nuestra experiencia con los fps igualmente fue grata, ya que nunca baja de los 30 fps e incluso a veces pareciese que tuvieramos algo más. Ojo que igual probamos los modos rendimiento y quedamos igualmente encantados, ya que para diferenciar el downgrade gráfico hay que acercanos bastante a nuestra pantalla, y si jugamos a 2 metros o 2 metros y medio de distancia, como deberíamos de hacerlo en una pantalla 4k, apenas notaremos la diferencia. 

Gráficamente el juego es una maravilla. Exclusivos como Demon Souls o Returnal habían jugado bastante con las zonas oscuras, los alumbrados de antorchas, las neblinas, los rayos, pero hasta ahora pocos juegos nos habían brindado en esta next gen una experiencia en zonas abiertas, iluminados y coloridas. Riff apart no para de brillar visualmente, e incluso en los escenarios abiertos espaciales juega muy bien con las luces y sombras como para poder hacer un bello recuadro con cada fotograma. Recomendamos jugarlo con HDR. De no tener disponible esta opción en nuestra pantalla, deberemos configurar bien nuestro monitor para evitar perdernos los detalles visuales.


Respecto al dualsense, es aprovechado de la manera que esperamos que un juego first party lo haga.  Respecto a la vibración, desde un disparo, un dash, hasta un pequeño paso, tendremos un tipo de respuesta, haciéndolo una experiencia sensorial a la altura de Returnal.  El gatillo háptico no se queda atrás, ofreciéndonos diferentes grados de resistencia para cada arma, incluso algunas armas actuarán distinto si apretamos el gatillo háptico a la mitad o si lo apretamos hasta el fondo, ofreciéndo disparos más rápidos o de más municiones simultáneas. Si jugamos sin audífonos, también tendremos ciertos efectos de sonido en el dualsense, que de cierta manera compensa la falta de inmersión que se tiene jugándolos sin headsets. 

Y ya que hablamos de sonido, el dualsense juega un papel importante si es que jugamos con parlantes de tv o equipo de sonido. Los efectos de sonido son muy importantes en este juego y tener algunos de estos efectos en el dualsense hacen que no sea una experiencia sonora tan plana. Aunque si tenemos la oportunidad de jugarlo con unos buenos headtsets o con los nuevos Pulse 3D, disfrutaremos mucho más el juego, teniendo un sonido direccional y de proximidad que genera más inmersión. Incluso podremos darnos cuenta muy fácilmente de lo bien que está implementada esta tecnología, poniéndonos en el centro del campo de batalla y haciendo girar nuestra cámara, para poder sentir como va girando el sonido. 

El doblaje en español latino es correcto, pero algunos chistes se pierden en el doblaje o porque las voces no los hacen con la tonalidad adecuada. No obstante las voces de Ratchet y Rivet son de cierto modo tan buenas como las originales en inglés, aunque el dejo argentino o uruguayo de Clank, si ha conseguido descuadrarnos al principio, aunque rápidamente nos acostumbramos, siendo finalmente un atractivo más, puesto que es una de las voces con más personalidad. 


Conclusión: 

Hay muchos factores que hacen que Rift Apart deje de ser solo un juego bueno, como los demás Ratchet and Clank, para pasar a ser un juego excelente. El protagonismo compartido y los cruces dimensionales son los dos agregados más marcados. Sin embargo, tanto los tiempos de carga nulos, experiencia de sonido, visual y sensorial de nueva generación también juegan papeles importantes en esta evolución.

Un juego de aventuras y shooter en tercera persona con bastante personalidad y altamente rejugable, recomendado para todos los que tienen un PlayStation 5. Bien sea porque el estilo de juego es de tu interés o porque explota todas esas novedades que la nueva consola de Sony trae, este debería ser un juego necesario en tu biblioteca.

Lo bueno: 

- Introduce excelentemente a la contraparte de Ratchet y Clank (Rivet y Kit)
- Tiempo de carga casi nulo
-  Se conserva la escencia de los anteriores Ratchet, pero a la vez es innovador. 
- Aprovecha bien el dualsense y el sonido 3D
- Muy rejugable
- Trofeo platino fácil

Lo peor:

 - Las misiones secundarias están contadas con los dedos.
- Al cargar los escenarios de una, si nos topamos con un bug (raramente pasará) es probable que no baste con solo volver al anterior punto de control, sino que deberemos reiniciar el juego

NOTA
91

Análisis hecho con un código de PS5 brindado por PlayStation Latam*

No hay comentarios.