Análisis: Little Nightmares 2

La tan esperada secuela de terror plataformero por fin llega y lo hace de una manera magistral. No solo es una entrega más larga, sino también más terrorífico. Nosotros ya lo terminamos y luego de varios sustos, te contamos que nos pareció.

Little Nightmares 2 es un juego desarrollado por Tarsier Studios y distribuido por Bandai Namco. Un título de plataformas y puzzles que te mantendrá tenso durante toda su campaña. Si con la primera historia de Little Nightmares sentiste escalofríos por lo lúgubre de sus escenarios y su siniestra banda sonora, es esta secuela la piel se te eriza a cada momento, ya que el juego ha mejorado en todos sus aspectos.

Nada más comenzar el juego controlaremos a Mono, el protagonista de esta nueva aventura. En nuestro recorrido por lugares escalofriantes y enemigos espantosos nos encontraremos a una conocida nuestra. Así es, la pequeña Six está de vuelta. La misma que nos deleitó en el primer título y que en esta ocasión nos servirá de mucha ayuda para resolver enigmas y sobretodo ayudando a Mono para que acceda a otros lugares que no podría lograrlo de manera solitaria.

El concepto es muy similar a la primera entrega, deberás de escapar de la zona que te encuentras mientras te enfrentas al boss de turno. Lo peor que podrás hacer es confiar en que todo es igual, en esta oportunidad tanto los puzzles como enemigos a derrotar son más complejos, sin mencionar lo aterradores que pueden llegar a ser.

La trama es muy misteriosa y conforme avanzas en la historia te vas haciendo otras preguntas sin tener respuestas. Esto en plano es un tremendo punto a favor, porque te hace querer seguir avanzando, enfrentándote a tus miedos y sintiendo que algo de la nada va a salir. Quieres saber porque Mono está en ese lugar al igual que Six que sabemos logró escapar en la primera parte. Sin duda son cositas que te mantienen en vilo durante todo el juego.

Jugabilidad y diferencias con su primera entrega:

De primer plano uno siente que es igual al título original, ya sea por los objetivos que tienes que hacer, la música o lo visualmente aterrador que se pueda mostrar. Ese es el primer error que puedes cometer, puesto que esta nueva entrega es totalmente novedosa, pero manteniendo la esencia de su juego original. 

El cambio más fuerte del juego es que Mono no jugará la campaña solo, sino que estará acompañado. Six, la pequeña de gabardina amarilla y muy querida por los amantes de Little Nightmares estará a su lado acompañándolo y ayudándolo a cada momento. Claro está que habrán situaciones en donde estarás solo y deberás de enfrentarte a los jefes de forma individual, pero al tener a alguien más a tu lado te hará sentir más tranquilo.

Six será una pieza vital para ti, no será un estorbo y la inteligencia artificial que maneja es de lo mejor. Es más, hay situaciones en donde Six te facilitará las cosas en los puzzles. Puedes avisarle para que te ayude a que te dé impulso, puede cogerle de la mano para caminar juntos y habrán momentos donde no quieres que le suceda nada a ella.

Mono puede usar armas para eliminar amenazas. Habrá momentos en el juego donde se te permitirá el uso de martillos, tubos u otros objetos que te servirá para acabar con enemigos molestos. Por más que la mecánica sea sencilla, no debes subestimar el patrón de ataque de los enemigos porque si fallas el ataque puedes llevarte más de una sorpresa.

Otra cosa que se agradece es al momento de obtener llaves para las cerraduras. A diferencia del juego anterior donde tenías que tener la llave contigo arrastrándose hasta la cerradura, acá podrás guardarlo en tu traje y así tener las manos libres. Algo que sin duda es muy beneficioso, más aún cuando estás en lugares peligrosos.

Siguiendo con la jugabilidad de Mono podremos usar los mismos comandos de siempre como correr, saltar, agacharse, barrerte al correr, trepar y balancearse. Uno de los cambios es que ya no tendrás un encendedor para alumbrar tu camino, este es reemplazado por un comando de 'Llamado', que te servirá para pedir ayuda a tu compañero. Claro está que más adelante obtendremos una linterna porque de todas maneras habrán zonas muy oscuras que no querrás deambular sin luz.

El sigilo es tu arma más poderosa en el juego. Las situaciones donde deberás de mantenerte en silencio y sin mover  un músculo te ayudará a mantenerte con vida. Los enemigos no son sencillos, mucho menos los Jefes que constantemente te están acosando durante todo el trayecto. Lo más seguro es que mientras más mueras, mejor será tu jugabilidad, ya que irás aprendiendo en el acto, pero lo que es altamente recomendado es tener mucha, pero mucha paciencia.

Puzzles:

Una de las fortalezas del juego también son los puzzles clásicos que te encontrarás. Sentimos que eran un poco más complejos que los del primer títulos e inclusive estos puzzles son más visuales. Lo más seguro es que te tomará muchos minutos descifrar el enigma, pero al momento de descubrirlo te hará sentir como: "Rayos, era de esta forma tan sencilla".

Hay puzzles que te servirán como escape o acceso a otras áreas, como también puzzles para obtener algún objeto necesario para que actives otras cosas. Todo está bien repartido y lo importante para resolver los puzzles es tener los ojos bien abiertos, ya que todo es más sencillo de lo que parece. Claro, decimos esto una vez que hicimos todos los puzzles en su momento, pero eso ya depende del grado de observación y paciencia que al parecer llegó a desesperarme en ciertos momentos, cosa que agradezco.

Los Bosses:

El plato fuerte del juego y los causantes de no poder dormir bien son los jefes de cada nivel. No solo son aterradores, sino que sus diseños perturbadores se te quedan impregnados en el cerebro a tal grado de no querer topártelos constantemente en el juego. Sientes que el alma vuelve a tu cuerpo cuando acabas con uno de ellos, pero vuelves a sentir pavor cuando conoces al nuevo jefe del nivel. 

Exacto, uno es más aterrador que el otro y como el mismo nombre lo dice, Little Nightmares es solo un reflejo de nuestras pesadillas y tormentos de niño. Es como si ese personaje estuviera inspirado en tus más aterradores temores de niñez y realmente se agradece por plasmar esa situación en el juego. 

El diseño de cada uno de ellos te resulta inquietante y de alguna u otra forma te hacen sentir que en realidad tu eres Mono y que el juego está hecho para que superes esos miedos que tanto daño te causaron de pequeño.

En lo particular existe un jefe que por poco nos hace dejar dejar el juego, ya que su diseño es un calco de uno de nuestros más grandes temores, no estoy seguro si esta situación les pasará a ustedes, pero si creo que no seré el único que se sentirá tenso al momento de jugar y mirar a los costados creyendo que algo te observa.

El escenario y ambiente:

El juego está hecho para general terror y mantenerte concentrado generando una sensación de miedo y nerviosismo. Cada locación en la que te encuentres te hará sentir que en algún momento saldrá alguien y te matará. No importa si es una silla o un conjunto de tela en el suelo, desconfía de todo, de tu entorno y solo confía en tu habilidad para salir airoso del lugar.

No hay detalles que pase desapercibido, todo lo que está colocado en el lugar que te encuentres te sugestiona, te hará dudar, te hará querer regresar y buscar otro camino. En este aspecto, Tarsier Studios lo ha hecho de forma magistral.

El escenario puede que sea lineal donde iremos solo a la derecha o izquierda para progresar en la historia, sin embargo hay cosas más allá. Puedes acceder a lugares yendo para arriba, rompiendo la barrera del plano 2D y entrando a la tercera dimensión. Mono tienen más opciones para explorar y aunque a lo mejor dejes pasar zonas para explorar más por el miedo que por otra cosa.

Hay coleccionables en el juego, Mono podrá encontrar sombreros que le servirán como estética, sin que te beneficie, pero muy vistosos. También encontrarás como una especie de niños penando o almas en pena vagando por la zona que deberás de cogerlos y así liberarlos de su tormento.

La música:

Little Nightmares debe ser jugado con audífonos de todas maneras. Su música logra llegar al cerebro generando una sugestión constante. Habrán zonas con un silencio sepulcral solo para que luego algo de la nada aparezca y te haga saltar del miedo. La música desde el Main Theme ya te está avisando con lo que te toparas más adelante. 

Las gotas de agua al caer, el piso que rechina mientras caminas, la respiración del enemigo, todo te hace sentir cargado de temor y te sugestiona sobremanera. Solo un ejemplo, es avanzar por el pasadizo y de la nada empieza a sonar el piano que es tocado por la profesora. Esa escena es tan escalofriante como fantástica.

A diferencia del título anterior, esta entrega tiene una duración más prolongada, se siente muy largo y nos tomó más de 6 horas terminarlo. Este aspecto fue un pedido de los fans a la desarrolladora en su momento para que el juego sea más largo y pues si que hicieron caso.

Conclusión:

Little Nightmares 2 es una secuela muy bien lograda, con nuevas mecánicas y una historia que te mantendrá tenso de principio a fin. Mono es un personaje muy bien construido y ahora con la ayuda de Six, buscarán la forma de escapar de ese lugar de pesadilla con unos jefes tan espeluznantes que te harán soñar con ellos de forma angustiante. 

El juego mantiene la esencia del título original y las cosas nuevas que se agregaron solo pule un trabajo majestuoso de parte de Tarsier Studios. En Little Nightmares 2 encontraremos de todo, puzzles, villanos escalofriantes, locaciones aterradoras y una música que te sugestiona en todo momento.

Lo Bueno:

  • Jugar con Mono y tener la ayuda de Six.
  • Los jefes son increíblemente aterradores.
  • La música te mantiene en vilo en todo momento.
  • La duración del juego.
  • La jugabilidad.
  • El tiempo de carga del juego.

Lo Malo:

  • La perspectiva de la cámara puede ser tediosa en algunas situaciones.

NOTA: 
92

Análisis hecho con un código para PS4 brindado por Bandai Namco Latam*


No hay comentarios.