Análisis: The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel IV

 La saga llega a su fin con esta monumental entrega. Nosotros ya la jugamos y te contamos nuestro veredicto final.




El 23 de octubre del año pasado, estabamos escribiendo la reseña de la tercera parte de este juego. Hoy exactamente después de un año, ya sabemos como continúa la historia de Rean Schwarzer y compañía, que esta vez recibe su merecido cierre. The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel IV saldrá a la venta en PlayStation 4 este 27 de octubre con una exclusividad temporal. Los que desean jugarlo en Switch y PC (Steam) tendrán que esperar hasta el próximo año.

Antes de continuar, mencionamos que esta reseña puede contener ciertos spoilers en imágenes, como personajes jugables y enemigos. Sin embargo intentamos cuidadosamente no mencionar situaciones vitales para que puedas descrubrirlas y sorprenderte por tí mismo para cuando juegues el título.

Nuevamente mencionamos que para empezar a aventurarse a esta última entrega de la saga, te recomendamos haber jugado las tres primeras entregas. No obstante, esto no es necesario porque al iniciar el juego nos ofrecerán contarnos lo ocurrido anteriormente, y luego de eso, todo esta historia previa estará disponible en nuestro menú principal por si queremos consultar algún detalle. 

Eso sí, si no sabes nada de The Legend of Heroes, dejanos comentarte que estamos ante una franquicia de donde se desprendenden distintas sagas. Trails es prácticamente la sub saga más nueva, pero a su vez, la más éxitosa. La calidad de esta franquicia la ha convertido rápídamente en una las sagas de RPG más importante en Japón, llegando a pisar cerca los talones de grandes franquicias como Dragon Quest y Final Fantasy.


Trails of Cold Steel IV continúa los eventos de la 3ra entrega, tiempo después de la desaparición y captura de Rean. El juego está dividido en un prólogo, 3 actos principales y dos epílogos. Los 3 capítulos principales son el cuerpo del juego y cada uno de ellos posee una estructura que va repitiéndose varias veces.

El título JRPG sigue teniendo matices de novela gráfica, pero esta vez reducen un gran porcentaje de horas de conversaciones en escenas principales, que a nuestro parecer, hacen el ritmo de juego más ágil. Las largas escenas de conversaciones fueron una de las cosas que no nos convencieron de la entrega anterior, llegando al punto de que si saltábamos esas escenas nos ahorrabamos al menos 20 horas de juego en total. La tercera entrega llegaba a tener hasta interludios de conversaciones, que podían  durar hasta una hora, cortándonos bastante el ritmo de juego, a nuestro parecer. 

El juego puede durar entre unas 50 a 100 horas de duración, dependiendo de tu estilo de juego. Si decides saltarte las animaciones, si juegas en high speed, si haces las misiones secundarias, si te paseas por todo el mapa o decides simplemente seguir los marcadores, o según la dificultad de juego que elijas, todo terminará influyendo en tu marcador de tiempo al acabártelo y realmente, este puede variar mucho. 


Sobre los combates

Los combates siguen siendo muy continuistas no presentan casi ninguna novedad, en comparación a la entrega anterior. El sistema de batallas es muy parecido a un rpg por turnos tradicional, aunque tenemos un par de sistemas que le agregarán la complejidad y particularidad por la que Trails se caracteriza.

Entre las acciones de ataque que podremos hacer, tenemos 'atacar'; 'arts', que es la opción para usar magia; y 'crafts' que es la opción para usar habilidades. Las habilidades y magias consumen distinta barras de puntos, crafts nos hará gastar CP, mientras que con arts gastaremos EP. Los CP se pueden recuperar rápidamente peleando, pero también son muy fáciles de gastar. Con los EP sucede lo contrario, ya que generalmente tendremos que recargarlos manualmente, pero nos permiten muchos más usos de magia. A su vez, crafts se divide en habilidades normales y s-craft, que actúa como nuestro especial; mientras que arts se divide en magias de ataque y de soporte.

A esta entrega se incluye un nuevo tipo de Craft, que son los Craft Summon, en los que cada personaje podrá invocar a su skell para un super ataque que puede llegar a ser más letal, y consumir más CP, que nuestro mismo S-Craft.

Por otro lado, nuestras magias y habilidades tienen un cierto alcance o una cierta trayectoria, sumandole un componente muy importante a nuestra estrategia en pelea.  Estos alcances pueden ser de tipo linea recta o en distintos tamaños de círculo.


Algunos de nuestros ataques o crafts desencadenarán en un ataque extra llamado combat link, este puede ser de tres tipos assist, ataque simple o doble que no gasta break points; assault, ataque multiple que requiere al menos 2 personajes y gasta 2 break points; y finalmente, burst, ataque que necesita a los 4 personajes en batalla y gasta los 5 break points. Para acumular break points solo necesitaremos desencadenar el combat link y no gastar los puntos, usando solo assist.

Otra particularidad en las batallas es que nuestros 4 personajes deberán estar agrupados en dos enlaces, de esta manera subirán su nivel de asistencia y podrán brindarse acciones de support en batalla, sin gastar nuestros turnos. 

Para cambiar nuestros personajes, no solo podremos cambiar a los personajes en el menú, sino también en la misma batalla. Esto es otro plus para la estrategia del juego, porque cuando un personaje ya no le quedan CP, EP o está debil, podemos rápidamente hacer que otro tome la batuta sin que perdamos turno. Ojo que aunque habrán partes en las que tengamos a disposición gran cantidad de personajes, en batalla solo podremos tener a 4 en pelea y hasta 4 en reserva.

Sin embargo, las batallas más épicas en el juego se darán con nuestros skells, increibles mechas con grandes poderes, piloteados por nuestros protagonistas. Lamentablemente, no los podremos usar a disposición, pero por suerte en esta entrega veremos incluso más batallas con skells que la entrega anterior. 



El mundo exterior y los calabozos:

Trails of Cold Steel IV estará lleno de numerosas rutas y gran cantidad de ciudades, entre conocidas y nuevas. Esta vez tenemos más libertad de movimiento por el mapa, pero de vez en cuando nos saldrán los dichosos mensajes que nos impedirán ir a una zona que aún no debemos visitar. 

Aunque las rutas siguen siendo casi pasilleras, esta vez nos invitan un poquito más a la exploración con zonas un poco más anchas o más caminos que se bifurcan.  Algo a destacar es que los escenarios en las rutas son mucho más variados respecto a paisaje, comparado a la anterior entrega, la cual tenía escenarios muy monótonos en las rutas. También encontraremos rutas más abiertas, que no se limitan a dejarnos seguir por una pista que marca las direcciones de ruta. Sería interesante encontrar más zonas así en las nuevas sagas de The Legend of Heroes. 

 La marca de misión principal hará que la mayoría de veces estemos guiados hacia donde ir, en otras solo habrá que checar cual es el nombre de tu destino y verificarlo en el mapa o minimapa. Podemos viajar rápidamente con nuestra nave a cualquier punto del mapa, algo que simplifica mucho más la jugabilidad al momento de querer hacer misiones secundarias.


Por otro lado, los calabozos no son tan sencillos como en la entrega anterior,pero siguen manteniéndose simples. Lo más complicado será hacerle frente a los numerosos enemigos que encontraremos y el enfrentamiento con el jefe de turno del calabozo.  En la mayoría de calabozos, habrá una ruta que es la correcta y otras que nos desvien un poco para encontrar un cofre o algún interruptor. También encontraremos pasillos secretos por los tuneles de ventilación que generalmente nos llevarán a salas con cofres o switchers que nos abrirán compuertas o nos dejarán seguir avanzando.  

También habrán calabozos donde deberemos dividir a nuestro team en 2 o 3 grupos. En este tipo de calabozo, cada grupo sigue su propio camino y deberá activar distintos switch o mecanismos, para darle pase al otro grupo. Podremos hacer modificaciones entre los miembros del grupo, con el fin de tener cada team bien nivelado.


Narrativa

Trails of Cold Steel 4 se muestra mucho más ligero en su narrativa, brindándonos una historia que parece haber aprendido de sus errores de sobrecarga de información. Igualmente, si no hemos jugado los 3 primeros títulos o no dominamos el inglés, seguramente no entenderemos todo al 100%.

Teniendo en cuenta esto, el juego nos ofrece nuevamente un arco central fácil de entender, dejando lo complicado para las subtramas. Trails of Cold Steel IV nos narra un cierre con paciencia, como si de una temporada de más de 20 capítulos se tratara, pero sabe mantenerte pegado a su historia y logra construir un cierre a la talla de una saga que tiene una gran cantidad de personajes  y una trama que se ha ido desarrollando por años. 

El juego es vez es contado por actos, pero a diferencia de la entrega anterior, cada acto supone un ritmo de juego. Por ejemplo, en el primero generalmente deberemos llegar a una ciudad nueva, explorar, luego tener una batalla normal contra un jefe y finalmente concluir con una batalla de skells. Este ritmo de juego se repetirá unas cuantas veces. Por otro lado, en el segundo acto, viajaremos en la nave, donde deberemos cumplir una misión secundaria antes de cada misión principal para seguir avanzando, esto nuevamente una tras otra vez. 


Gráficos y sonido: 

Gráficamente, el juego luce muy idéntico al anterior con algunas pequeñas mejoras en sombras e iluminaciones. De hecho te llega a dar la sensación de estar jugando una inmensa expansión del título del año pasado, permaneciendo también la interfaz tal cual como la dejamos en la entrega anterior. 

Respecto al sonido, el soundtrack de Trails of Cold Steel IV podría estar entre uno de los mejores soundtracks de videojuegos JRPG, superando por mucho a  la tercera entrega, que ya tenía un OST muy bueno. El juego cuenta con voces en inglés y japonés, pero recomendamos jugarlo con voces en japonés que consiguen transmitir mucha más emoción en cada diálogo, y como tendremos muchísimo diálogo en el juego, es mejor disfrutarlo de la mejor manera. 


Conclusión: 

Trails of Cold Steel IV es el broche de oro y merecido cierre de aquella saga que vio la luz en el 2015 su primer entrega en occidente. Un JRPG monumental, lleno de contenido y con una historia atractiva para todo el que lo juegue, pero que emocionará a aquellos que han seguido esta larguísima trama desde el inicio.  

Si bien es una saga conservadora y que no se ha animado a hacer grandes cambios, entre entrega y entrega siempre se ha presentado alguna mejora gráfica, alguna pulida en gameplay, entre otras diferencias. Así que si comparamos la 1 con la 4, veremos la gran evolución que ha tenido Trails of Cold Steel. Hay que aclarar que no es un juego para todo público, pero cualquier amante del JRPG debería probarlo. 

Si aún no has jugado ningún Trails, puedes encontrar los 4 en PS4, además los tres primeros pueden encontrarse en Steam. Si no tienes tiempo para jugar todos, recuerda que este título te explica a grandes razgos todo lo que necesitas saber para entender la historia de Rean y compañía.

Lo mejor:

- Sistema de batalla
- Batallas con Skells
- Fan service
- Gran duración
-  Se reduce en gran porcentaje el lado de novela gráfica con conversaciones larguísimas que estaban muy presentes en la tercera entrega.
- El soundtrack es increíble 
- Memorable cierre

Lo peor: 

- Tampoco esta entrega está en español
- Te puedes perder en la historia si no has jugado las entregas previas.
- La estructura de cada arco hace que pueda sentirse repetitivo, algunas veces.
- Estás obligado a hacer algunas misiones secundarias para seguir


NOTA 
90

*Análisis hecho con una copia para PS4 brindada por NIS America 

No hay comentarios.