Análisis: Bounty Battle

 No es Super Smash Bros, pero no está mal


El día de hoy te traemos el análisis de lo que todos definimos como el Super Smash Bros de los juegos indies. En No Soy Gamer ya lo hemos jugado y te presentamos nuestra opinión al respecto.

Historia

La introducción del juego nos muestra a los héroes en sus distintos mundos siguiendo sus propias aventuras, pero repentinamente se ven víctimas de una fuerza oscura que los absorbe y transporta a un mundo donde deben luchar por su supervivencia.


Jugabilidad

En cuanto a la jugabilidad de este juego, tenemos que contemplar 4 puntos, que en su mayoría son positivos.

Empecemos por los controles y la función de cada uno, en el juego hay una opción donde te detalla este aspecto, los controles de movimiento y salto, los de ataques simples, los ataques fuertes, los contraataques y los ataques especiales de cada héroe elegible.


En cuanto a los modos de juego debemos decir que no son un punto, ni positivo ni negativo, se balancean perfectamente, por ejemplo, hay una opción de sala de entrenamiento, donde puedes practicar con cualquier personaje y aprender a seguir correctamente las mecánicas del juego.

Después está la opción de jugar un torneo, que en verdad es muy confuso, ya que pareciese un modo historia el cual seguir, principalmente porque pareciera estar dividido por escenas con diferentes personajes impuestos y no elegibles.

El modo desafío es de lo más normal, eliges a un héroe y debes derrotar a tus enemigos en un 1 versus 1 o un todos contra todos, exactamente igual a Smash Bros.


Hablemos ahora del principal punto positivo del juego, las luchas. Los personajes cuentan con diversas habilidades, secuencias de ataque y demás. Los personajes y los escenarios están muy bien encajados.

Tenemos por ejemplo al "Prisionero" directamente traído de Dead Cells, un juego independiente que supuso una increíble sorpresa cuando fue lanzado, y es que darle la posibilidad al protagonista de revivir eternamente, hizo que la rejugabilidad no fuera forzada. Además del personaje, en el juego hay un escenario de lucha inspirado en la franquicia del personaje. 

Otro de los populares personajes del Smash Bros Indie viene directamente del juego Guacamelee, lanzado en el 2013. El personaje de Juan Aguacate traido a la vida por su mística mascara también cuenta con un escenario inspirado en el personaje que luce bastante atractivo. 

Si bien es cierto que en Nuclear Throne hay hasta 12 personajes jugables, el elegido para este mundo de batalla no pudo ser otro que el pequeño Fish junto a su característica guitarra y revolver. 


Pero la incorporación de la mecánica de lo que llamamos el “Anti Spammer” es lo que lo hace tan bueno, ya que obliga al jugador a poder manejar una cierta estrategia de lucha, evitando las denominadas combinaciones infinitas que hacen fácil una pelea.

En la cabeza de cada héroe hay un temporizador que indica cuando estés a punto de llegar al límite del spam, esto hace que el personaje se quede congelado, lo que lo vuelve indefenso a los ataques al no poder reaccionar ni defenderse. Esta mecánica le agrega un buen grado de competitividad al juego.


 
Dejamos como última mención al “Multijugador”, ya que no es llamado como tal, en su lugar el nombre elegido es “Contra”, que lastimosamente parece que solo se puede jugar de forma local, es decir con una misma red común.

La incorporación de un multijugador en línea hubiera sido un gran plus, ya que, si bien es cierto que los modos de juego en offline no son perfectos, no están tan mal como para que el juego pierda tanta calidad.   

La incorporación de esta opción hubiera significado un atractivo comercial mayor, lo que a su vez significaría un mayor flujo de jugadores en línea, lastimosamente no hay esa opción.


Gráficos

En este aspecto los desarrolladores del juego hicieron un gran trabajo, los diseños de los personajes y los escenarios están muy agradables a la vista, respetando sus ideas originales de cada título incluido en el juego.

Los efectos especiales de cada secuencia de ataque y de los ataques especiales están muy bien trabajados, se podría decir que esta es la mayor virtud del juego, no hay trabas, no hay problemas con los fotogramas por segundo ni mucho menos hay bugs que hagan decaer la fluidez de los combates.


Música

La ambientación musical del juego es clásica, los sonidos empleados son muy similares a los de Nintendo, el narrador de los enfrentamientos también es de los clásicos narradores que exageran las presentaciones, misma época arcade.

Todo eso al momento previo de las peleas, porque una vez estamos en pleno combate solo se escuchan los sonidos ambientales de las caídas, los golpes y poderes, pero no hay ni una sola melodía o música fuera de eso.

Conclusiones

  • Es un buen juego, con mucho potencial, sin embargo, la falta de un modo online le hace perder mucho potencial, ya que su multijugador local no está a la altura.
  • Quizás el punto más fuerte del juego son sus diseños de personajes y escenarios, hay una buena variedad de héroes a elegir y los más emblemáticos tienen sus propios escenarios elegibles.
  • El modo offline no es malo, pero es muy confuso, se supone que la opción torneo es para elegir a algún personaje y luchar por una copa o algún premio, sin embargo, no es así.
  • La mecánica de “Anti Spammer” es un tremendo acierto por parte de los desarrolladores, garantiza una buena competitividad y evita las victorias injustas.  


Lo bueno:

  • Buen gameplay
  • Muy buenos diseños de personajes y escenarios
  • Divertidos combates

Lo malo:

  • No hay opción para jugar en línea
  • El modo offline es confuso 
NOTA
75



No hay comentarios.