Análisis: Battletoads

Los sapos regresan después de 20 años con un nuevo estilo visual. ¿Será esta la merecía secuela que se merecía luego de tantos años de ausencia?



El pasado 20 de agosto llegó a Xbox One y PC, el esperado regreso de los sapos favoritos de los 90, Rash, Zitz y Pimple. Nosotros ya lo jugamos y te contamos si valieron la pena tantos años de espera. 

Han pasado bastantes años de la época de gloria de estos sapos. Ahora sin fama y sin necesidad de salvar el mundo, están trabajando en empleos convencionales y teniendo una vida, podría decirse, común, aunque todo indica que están viviendo en la pobreza. Rash quiere volver a popularizar su grupo, por eso está trazando un plan para encontrar a Dark Queen y volverla a enfrentar. Ahora intentará convencer a sus amigos para volver a la carga y traer de vuelta sus días de gloria.  



De hecho con la narrativa hay un asunto interesante, pues siempre está presente y hasta justifica cada cambio de estilo de juego, cada minijuego. La historia está presentada como si fuera una serie de animación, al estilo Rick and Morty,  en la cual su humor no está centrado y/o dirigido a niños. De hecho dan a entender con la narrativa que la historia está dirigida para aquellos que conocieron la saga en los 90s. 

El estilo de juego es un tributo a la saga clásica. Mantiene gran cantidad de niveles al estilo beat em up, pero obviamente sigue siendo una gran mezcla de géneros. Se nota que en esta nueva entrega se ha querido explotar este punto, pues tenemos gran cantidad de minijuegos, niveles beat em up, niveles a contra tiempo,  de coches, de puzzles y hasta nos meten unas cuantas fases del bullet hell. 



Nuevamente nuestros sapos estarán armados con una serie de combos y remates exagerados. Si bien los combos son los mismos para cualquier personaje, varía las animaciones y tipo de ataques que estos realizan. 

 Podemos afrontar el juego de hasta 3 jugadores, lo cual podrá hacer la experiencia mucho más divertida, lamentablemente al estar en época de pandemia, no hemos podido probar este modo, ya que se limita solo a multijugador local. Al jugarlo de uno, podemos elegir uno de los tres sapos para pelear, pero al agotar su vida, saldrá otro de los 3 como relevo. Necesitarán cierto tiempo para hacer el respawn. Por lo que si nuestras 3 ranas mueren sin que tengan tiempo de reaparecer, perderemos la partida. 

Claro, la gran diferencia con los battletoads tradicionales es que si nuestros sapos mueren, regresaremos al último checkpoint y no al inicio de nivel como en las entregas clásicas. Además no tendremos continues contados, por lo que podremos intentarlo una vez tras otra desde el checkpoint. 



Podemos afrontar el juego en tres dificultades: renacuajo, sapo o battletoads. La diferencia entre una y otra básicamente será el daño que nos harán nuestros enemigos y el daño que podemos hacerles. Además tanto la dificultad fácil como la normal nos da la opción de invensibilidad, mientras que battletoads no tendremos esta opción.

Invensibilidad es el último recurso que podrán usar los jugadores para poder pasar un nivel. Si morimos varias veces en una parte, se nos activará un icóno para activar este último recurso hasta el siguiente checkpoint. Así ningún ataque enemigo, ya sea en niveles beat em ups o de naves, podrá afectarnos. Definitivamente es un modo que solo recomendamos cuando haya alguna parte que los tenga frustrados por horas sin poder superarla. Obviamente, activar este último recurso va contra todo lo que Battletoads era en sus épocas de gloria, por lo que no somos tan partidarios de su presencia. 



Battletoads está cargado de acción pura. El juego puede parecer corto por todas las facilidades que nos han dado para no frustrarnos por la dificultad, pero definitivamente llega a ser más largo que la entrega de NES, la cual fue la más larga. El juego se divide en 4 actos, de los que podemos decir que los dos primeros son excelentes; el 3ero es un poco repetitivo, aunque retador; y el último acto podemos sentir que el juego nos está quedando corto y nos dejó con ganas de más. 

Destacamos el regreso de los niveles de carros. De hecho seguimos pensando que  el nivel de NES era inigualables, pero no podemos decir que estos sean inferiores. Por otro lado, los niveles de bullet hell han puesto a prueba nuestra paciencia más de una vez, pero llega a hartar que nos presenten 3 niveles de este tipo cuando se pudo hacer espacio a un nivel tributo de la clásica Karnath's Lair (fase de gusanos), Volkmire's Inferno (de los cohetes en la lava) o Clinger Winger (el de los monociclos). 


Una de las cosas que más nos gustó del título fueron sus minijuegos. De hecho, al inicio este tipo de niveles nos parecían como un pequeño descanso de machacar botones en las peleas, aunque posteriormente este tipo de niveles continúan apareciendo sin ninguna razón que los justifique que no sea narrativa. Incluso hay minijuegos super retadores como en el que debemos hackear un sistema de seguridad junto a Dark Queen, el cual puede llegar a ser frustrante. 

Otra cosa que nos gustó es la aparición de nuevos personajes jugables, aunque no ahondaremos mucho en el tema para que no pierdas la sorpresa cuando juegues el título. Aunque para que tampoco te emociones mucho, te comentamos que Rash, Zitz y Pimple son los únicos personajes con ataques y sistemas de combos. 

La duración del título es un promedio de entre 5 y 7 horas, dependiendo cuantas veces mueras y tengas que repetir zonas.  Teniendo en cuenta las dificultades, el multijugador y los objetos coleccionables que podemos encontrar en cada nivel, podemos decir que es un título con alto nivel de rejugabilidad.




Gráficamente el juego logró convencernos, si bien las animaciones nos espantaron en los primeros trailers, luego de ver más gameplays, y finalmente, por fin jugarlo, podemos afirmar que aunque fue una decisión arriesgada optar por este estilo gráfico, al final todo parece funcionar bien y encajar con el estilo de su narrativa. 

Probablemente hasta los mismos desarrolladores tengan en claro que aunque usaron un estilo gráfico que al final funcionó bien, los fans deseaban ver a los sapos en 3D, así que a futuro Battletoads podría llegar con un lavado gráfico total, o al menos, eso nos da a entender en una conversación el mismo juego. Así que preparados. 



Respecto al sonido, su banda sonora nos ha llegado a cautivar, pero más por las reversiones de temas clásicos que por el nuevo OST. Aunque sin lugar a dudas el OST del juego funciona bien. Los efectos de sonido han tenido una clara evolución y acompañan más que correctamente cada golpe, toque y acción. 

Algo muy importante a mencionar es que esta es la primera vez que le escuchamos voz en el juego, por lo que hemos descubierto como suena la voz de Rash, Zitz, Pimple y Dark Queen. Definitivamente, es una acierto la voz de cada personaje, a tal punto que hasta pudimos imaginar que siempre sonaron así. 





Conclusión: 

Battletoads regresa después de 26 años y por suerte todo ha salido bien. Es un juego que no decepciona, que tiene la misma esencia que el original y que nos volverá a pegar a la pantalla como años atrás. ¿Pudo ser mejor? la verdad es que sí, pero también pudo ser mucho peor, y  si bien la decisión gráfica no convence a todo el mundo, podemos asegurar que cuando tengas el control en la mano volverás a senitr la misma sensación de juego. 


Lo mejor: 

- Gran variedad de niveles, no escatima al innovar. 
- Multijugador de 3 jugadores.
- Los niveles bullet hell son una locura
- La música original reversionada es una locura. 
- Historia del juego muy divertida y con constantes bromas
- Sigue siendo retador
- Llega a precio reducido. 20 dólares en Xbox/Microsoft Store. 37 soles en Steam. 

Lo peor:

- No tiene multijugador online.
- En la última recta sientes que el juego queda corto.
- Demasiadas ayudas para jugadores casuales. 


NOTA
80

No hay comentarios.