Análisis: Embr

Una sátira divertida para compartir con amigos




Este mes ha sido el elegido para el Early Access de Embr Uber Firefighters y en No soy gamer hemos preparado un análisis para que sepas todo lo bueno y lo malo del juego desarrollado por Muse Games.

Como ya lo dijimos anteriormente el juego es una sátira de la sociedad actual y su relación sobre la evolución del capitalismo y como ha ido adentrándose en las costumbres de las personas con respecto a los servicios como la compañía de bomberos.
Puedes leer la nota aquí.

Historia

En el juego encarnamos a un bombero de una ciudad hyper capitalista, donde luego de completar una rutina de entrenamiento nos convertimos en un Respondr de la compañía Embr, durante el transcurso del tiempo tendremos diferentes trabajos que nos harán generar ingresos que nos servirán para adquirir más equipos y desarrollar nuestro trabajo de manera más eficiente en contratos más complicados.


Jugabilidad

La mecánica de juego en Embr es sencilla, somos un bombero, por lo que manejamos muchas herramientas clásicas del oficio. Esta mecánica te la enseñan mediante la primera fase del juego que es el entrenamiento. Aprendes a cómo usar la manguera de agua, así como a recargar la misma.

El entrenamiento también te explica los métodos que hay para superar dificultades como puertas cerradas, para lo cual usamos un hacha para romper la misma y acceder al lugar, como si fuese un mini juego de Minecraft.


También podemos usar los interruptores de electricidad para evitar un corto circuito que puede lastimarnos y hacer descender nuestros puntos de vida, así como prender los ventiladores para eliminar los gases tóxicos que bloquean nuestros caminos.


Asimismo, nos advierten que existen barriles con material inflamable y puertas con concentración de fuego que si golpeamos por error nos lastimará mucho y podríamos morir si no tenemos cuidado.

Aparte de las básicas herramientas de bombero que se nos enseña a usar, y los peligros que se encuentran en cada trabajo encargado, nos muestran los beneficios, como la paga por el servicio y las recompensas que se puede encontrar en cada trabajo.


Embr propone objetivos primordiales y opcionales en cada trabajo, los más sencillos incluyen rescatar a 4 víctimas atrapadas en un incendio, pero a medida que se va superando cada trabajo la dificultad y los objetivos impuestos aumentan.


El modo multijugador es sin duda el mayor plus del título, poder compartir horas de juego con hasta 4 amigos siempre es divertido. Lanzar a la víctima desde grandes alturas de la zona del incendio mientras se apuesta si caerá en el lugar indicado es una buena forma de pasarla bien, y es que, si fallas la victima puede morir y convertirse en un esqueleto.

El clásico fuego amigo es infaltable, y es que puedes usar tu hacha para romper los barriles y puertas inflamables y hacer explotar los alrededores para molestar a tu compañero, o prender la electricidad y lanzar agua encima.

O simplemente pueden tomarse las misiones en serio y trabajar en equipo para poder lograr los objetivos de los trabajos y aprender qué hacer y qué no hacer ante una situación de riesgo como son los incendios.  


Quizá el juego falle un poco en la libertad de acción en el modo offline, si bien hay bastantes cosas que puedes hacer en multijugador como ya se ha comentado, no ocurre lo mismo cuando jugamos solos.

El juego se limita a dar las misiones y nosotros cumplirlas, por eso es que el multijugador se lleva los laureles de este título.  

Gráficos

El juego en la mecánica de sus gráficos tienen una estética animada muy caricaturesca.  El juego cuenta con una combinación de sistemas de gráficos cúbicos y circulares que hacen parecer estar en una caricatura.



La ambientación del escenario donde sucede todos los trabajos de bombero están bien conectadas, el trabajo de animación de la electricidad, el fuego y el agua están correctamente fluidos, el aspecto que tiene el juego es de buena calidad, no es la mejor que existe, pero cumple satisfactoriamente con las expectativas.



Sonido

El sonido del juego es de lo menos positivo del mismo, la música ambiental en analogía con lo que se vive en cada trabajo y los sonidos de suspenso ayudan a entrar en ambiente cuando juegas solo, pero en Embr no sucede. 

En su reemplazo tenemos melodías que intentan, siguiendo la lógica satírica del juego,  animar el ambiente, pero esta estrategia no funciona en esta ocasión. A esto agrégale que la variedad de música es limitada, hace que escuchar la misma melodía a cada rato vuelva monótono cada trabajo del juego. 

El sonido del efecto del agua, del fuego, de la electricidad y del gas son parecidos a como sonarían normalmente en una situación real. Los pasos del personaje, el acto de romper lunas, y demás acciones también cumplen la misma premisa. 

Conclusiones:

El contenido del juego puede ser mejor explotado, sobretodo en el modo offline donde el transcurso de trabajo a trabajo se siente muy monótono. El desarrollo de una historia más solida es quizá una buena solución.

El multijugador es, sin duda alguna, lo mejor que puede ofrecer este videojuego. La opción de tener la oportunidad de jugar en compañía de amigos le añade un gran plus y podría decirse que justifica el hecho que solo pueda adquirirse pagando.

Al ser un juego de acceso anticipado, recordemos que aún no esta terminado, tenemos la posibilidad de ver mejoras sustanciales y nuevo contenido que enriquezca la mecánica de Embr.  

Lo bueno:
  •  El multijugador
  • La fluidez gráfica


Lo malo:
  •  Poca variedad de música
  • Modo offline muy simple


-         

NOTA:
70


No hay comentarios.