Análisis: New Gundam Breaker

Arma, modifica, mejora y prepara tu Gunpla para la batalla


New Gundam Breaker es el cuarto título de la saga Gundam Breaker. El juego salió a la venta el 22 de junio del 2018 para PlayStation 4 y pronto llegará también a PC.

En New Gundam Breaker nos pondremos en la piel de un nuevo estudiante de una academia de manejo de Gunpla. Desde los primeros días darás a conocer tu habilidad y serás el ojo de todas las chicas de la academia, que después de ayudarlas en sus misiones no dudarán ni un segundo que eres el amor de su vida. 

Es así que con una simple y banal trama que podría ilusionar a un virgen u ofender a una feminista, llega la historia de New Gundam Breaker que abusa de lo repetitivo y los clichés, pudiendo ser suprimida completamente sin alterar la experiencia de juego.


Pero bueno, ahora pasemos a lo importante, los modos de juego. El primero es el modo configuración, que no es, obviamente, las opciones de juego. En configuración pasarás bastante tiempo entretenido armando tu gunpla, modificándolo y mejorándolo. Cada vez que pases unas cuantas misiones, te verás intrigado por volver a este modo para revisar si tienes alguna nueva pieza o habilidad que beneficie las estadísticas de tu gunpla. 


En este modo contaremos, aparte de el archivo con nuestros gunplas creados, con las opciones montaje, pintura y galería. De la primera hablamos en el anterior parrafo, en pintura puedes elegir los colores de las partes de tu gunpla, algo que ayuda a la personalidad de este. Finalmente en galería podemos hacer posar a nuestro robot para hacerle fotitos en distintos escenarios y subirlas a nuestras redes sociales.  


El modo un jugador empezará con 4 misiones que nos servirán de tutorial. En ellas aprenderemos a pelear, usar nuestros ataques especiales, subir de nivel, recolectar piezas, entre otras cosas. Una vez superadas las 4 primeras misiones, podremos seguir diferentes series de misiones que pondrán a prueba nuestras habilidades.

Las series de misiones toman el nombre de nuestras compañeras de clase, tenemos misiones de Yui, Lori, Ryoko, Malika, Chinatsu, Shion y Recocoo. Cada serie tiene entre 5 a 8 misiones como máximo. Algunas resultarán pan comido y será fácil hasta terminarlas con calificación S, pero otras realmente nos exigirán usar tácticas y estrategias de combate para salir victoriosos.



Mientras más avances en una serie de misiones, más cercana será tu relación con la protagonista de esa 'saga' de la historia, que más que saga parece punto de vista de la historia. Generalmente, al final de cada bloque de misiones, tu personaje y la protagonista empezarán un romance. Claro, que eso no interfiere a nada en lo jugable. Es importante recalcar que solo terminando una serie de misiones podrás sacar los créditos del juego


Por otro lado, las misiones son muy entretenidas y estratégicas. Uno de los puntos más interesantes en estas es que tu gunpla empezará cada batalla en nivel 1, por lo que para subir de nivel y desbloquear habilidades, tendrás que romper contenedores y vencer enemigos. Esto  te lleva a dos diferentes soluciones, usar los primeros minutos de los 10 que dura la misión para romper cajas y subir tu nivel o irte de frente a la pelea y farmearte a golpe limpio, que puede llegar a ser más arriesgado en algunas misiones.

Los escenarios son amplios y realistas, pero aunque en un principio parezcan variados, cuando ya lleves varias misiones superadas, te parecerán muy repetitivos. Aunque con lo espaciosos y completo que son estos, no llega a ser algo que desanime mucho.


Por el lado de la jugabilidad, se puede decir que es buena y entretenida, pero falla en 3 cosas catastróficamente: la primera es la confusión entre la acción de correr y saltar, pues ambas son con con el mismo botón, pero no se pueden hacer de manera simultanea (sabemos que es difícil de explicar, pero cuando lo jueguen se darán cuenta); lo segundo es el sistema de enfoque, pues a veces lo haces con un enemigo sin querer lo que te impide correr y alejarte, cuando eso es lo único que quieres hacer; finalmente cuando la pantalla se llena de enemigos hay unas caídas de frames tan importantes que realmente a veces no puedes ni saber que está pasando.

Multijugador: 

Una vez hayas preparado tu gunpla y aprendido todos los mecanismos de batalla, al fin estarás listo para las batallas online, pero ahí te encontrarás con el peor defecto del juego, no hay nadie con quien jugar.

Luego de poseer el juego por una semana y jugar 2 horas por día, podemos afirmar que hasta el momento solo hemos tenido éxito encontrando una sola batalla online. Hemos pasado horas en total esperando a alguien en el Quick Match, pero pese a que se conectaba un o 2 jugadores más, era necesario contar con 6 para empezar la partida, algo que nunca tuvimos la dicha de ver. En 'Crear equipo' hemos esperado también sin éxito que otros jugadores se unieran a nuestro grupo.  Solo en 'Unirse a Equipo' pudimos jugar una partidita entera el primer día que probamos el juego.

Este problema de base de jugadores online es algo gravísimo en el primer mes de salida del juego, pues solo se puede esperar que vaya peor, si es que no relanzan el juego con alguna oferta o arreglan algún problema de matchmaking que pueda estar teniendo el juego. Quizás una actualización que haga que las batallas puedan ser mínimo de 2 jugadores, pueda ser una solución momentánea al problema.



Conclusión:

Estamos ante un título con una idea jugable interesante y divertida, pero vestido de una historia innecesaria y con un multijugador que pareciese nunca podremos disfrutar. Dentro del modo un jugador y en configuración nos esperan más de 30 horas de diversión asegurada. Recomendado para los amantes de los gunpla y de las lolis.


Lo mejor: 

- El modo de juego es muy divertido. Pese a que las misiones son algo repetitvas, la libertad para afrontarlas las hace muy interesantes.
- La personalización de los gunpla, muy variada y entretenida.

Lo peor:
- Una historia que parece estar introducida a la fuerza o por separado.
- No hay nadie para jugar online.


Nota: 6.7

No hay comentarios.