ANÁLISIS: Little Witch Academia: Chamber of Time

Después de casi medio año de su lanzamiento en Japón, llega a latinoamérica en exclusiva para PlayStation 4 y PC. Nosotros ya lo jugamos y acá te contamos nuestra opinión




Luego de que Netflix volviera popular este anime fuera de Japón,  no había excusa para que el Little Witch Academia no llegue a latinoamérica. El único problema es que el juego no había sido pensado para nuestras simples y comunes mentes no japonesas, por lo que tal vez no sea un título para todo tipo de jugadores.

Historia:

En primer lugar, no necesitas haber visto la serie para jugar el videojuego, pues en los primeros minutos hay unas pequeñas escenas para ponernos en contexto, contarnos quien es Akko, quienes son sus amigas, sus rivales y como así estamos asistiendo a la academia de brujas. Por otro lado, podrás ver vídeos opcionales explicativos donde nos presentan a los personajes por separado y que sirven para ponernos en un mejor contexto de la situación.

Explorando la biblioteca, Akko descubre un pasaje secreto que la llevaría a un misterioso reloj, el cual activará una especie de conjuro que hará que los días se repitan constantemente. Akko juntará a sus amigas e incluso a las que no lo son tanto, para intentar arreglar las cosas y descifrar este misterio.


Si la trama de este videojuego fuera anime, sería una OVA. No aporta nada a la trama oficial, pero nos regala una entretenida historia complementaria e independiente con un inicio y un final, que termina siendo una anécdota de vacaciones de Akko y sus amigas. 


Un RPG beat 'em up simple pero entretenido

Chamber of Time se resume como eso, por un lado, los calabozos nos harán recordar a los beat'm up noventeros en 2D, pero por otro lado las mecánicas de nivel, equipables y desarrollos de magia le dan su toque RPG, brindándole algo de profundidad al juego. 

El sistema de peleas es sencillo y cumplidor. Consta de botones para ataques, fuertes, medianos y débiles; además de combinaciones de botones para magias, las cuales aparte de usar puntos de magia tienen un medidor que nos indica cuando podrá volver a ser usadas.




Mientras que en el lado RPG, pelear con enemigos nos hará subir niveles y así nuestros personajes recibirán puntos de stats que podremos distribuirlos en sus estadísticas como queramos, dando también un cierto grado de personalización entre ellos.

Los equipables como armas y accesorios serán dropeados por nuestro enemigos o podrán ser encontrados en cofres dentro de los calabozos. Aunque es importante resaltar que estos tienen un nivel mínimo de requerimiento para ser equipados, por ejemplo: si Diana tiene nivel 9 no podrá equiparse un anillo de nivel 11, sino solo de su mismo nivel o por debajo.

La magia se desarrolla mediante constelaciones que se van desbloqueando con puntos.



Por último, es importante resaltar que solo podremos usar 3 de los 7 personajes en batalla, por lo que es importante ir variando en cada calabozo que visitemos, pues quienes no pelean no recibirán experiencia.

Su mayor defecto, la cantidad de recadeo en la historia principal

El juego está constituido por un mapa principal (la Academia) y 7 calabozos medianamente grandes,  constituidos entre 10 a 20 pantallazos como máximo. 

Teniendo en cuenta que hablamos de un juego que  desarrolla su acción dentro de sus calabozos como un beat 'em up, un contenido así podría llegar máximo a las 6 o 7 horas, si es que también hacemos todo el proceso rpg, sumado a cinemáticas y diálogos de la historia principal. Con eso hubiera sido más que suficiente, pero LWA abusa de su mapa y poco contenido creado, llenando los huecos con un sistema de recadeo y casi 50 pequeños calabozos que se sienten ahí solo para alargar el juego

Como lo mencionábamos, hay 49 calabozos pequeños a los que solo podremos acceder encontrando sus llaves. Una de las sorpresas que trae el juego para hacerse forzadamente más largo, pues ni siquiera estamos hablando de calabozos nuevos, sino de pequeños extractos de los calabozos grandes solo que con diferentes dificultades. 



Pero nada tan pesado y estresante como su sistema de recadeo. "Consigue esto, llévalo a tal profesora para que te de información y te mande de nuevo a tales calabozos a conseguir tales objetos para que te pueda preparar tal poción, así se la das a tal persona y te puede brindar tal item que puedes canjear por la llave del siguiente nivel",esta prácticamente es la mecánica de recadeo que se repetirá cada vez que quieras entrar a un nuevo calabozo; lo cual, si has dominado el juego, te conoces la academia de memoria y mandas a dormir a Akko más de 3 veces por día (para que corran las horas, pues los eventos suceden solo en cierto lapso de horas determinados) podrá tomarte mínimo entre hora y  hora y media. 

Aunque si todo esto no ha colmado tu paciencia y quieres más, también tienes subeventos (como misiones secundarias) las cuales en su mayoría tendrán que ser resueltas en un solo día del juego, sino al día siguiente tendrás que repetirlas desde el principio. 





Lo mejor del juego, sus jefes:

Y es que. mencionando todo el sufrimiento anterior, cada vez que entrabamos a un nuevo calabozo era un momento de total felicidad y satisfacción que no podían concluir de mejor manera que con sus particulares jefes. Desde una gallina gigante, un gato egipcio, un lobo de tres cabezas, hasta un demonio con marcas de invocaciones satánicas; no podemos negar que los jefes son lo más ingenioso y creativo del juego, pues, aunque la mayoría de estos se venza  a puro golpe, sus diseños hablan por sí mismos:




Como lo mencionamos anteriormente, tendremos que repetir estos calabozos más de una vez, sobretodo los minicalabozos, por lo que les será reconfortante leer que hay más de un jefe por calabozo y estos aparecen al final de ellos de manera al azar (salvo la primera vez que pasas el calabozo donde si tienes un jefe fijo).



Conclusión:

Little Witch Academia: Chamber of Time no es un juego para todo el público. Sus jefes y sistema de farmeo tal vez sean lo mejor del título, pero su intento por alargar el juego se nota bastante y lo vuelve pesado. Recomendado para los amantes del anime que tengan bastante experiencia como gamers o para amantes del género RPG japonés.


Lo mejor: 
- Sistema de entrenamiento
- Sus jefes
- Voces en japonés

Lo malo:
- No está en Switch, siendo un título que podría destacar más en esa plataforma a comparación de PC y PS4.
- Por momentos, inexplicablemente (no es inexplicable, es su motor gráfico) se lagea. Experiencia que llega a su peor tope con el jefe del nivel de hielo, donde parece correr a 10 fps. 
- Sistema de recadeo principal.
- Repetitivo


Nota: 6.8


No hay comentarios