Análisis: The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia

Analizamos este juego de Bandai Namco que está basado en el anime y manga del mismo nombre. Esta es nuestra opinión del juego exclusivo para PlayStation 4.


Basado generalmente en la primera temporada de la serie, aunque con algunos agregados de la segunda, llega en exclusiva para Playstation 4, 'The Seven Deadly Sin: Knights of Britannia', el nuevo juego de peleas de Bandai Namco, que promete darle muchísimas horas de diversión a los fanáticos de la saga.

A rasgos amplios, nos encontramos con un juego de pelea muy similar a  J Stars Victory y 
 con un diseño de niveles parecido a Attack on Titan.. ¿Entonces, no espera un juego genérico?, por suerte no, porque el acertado modo de aventura, más la personalidad y peculiaridad de los personajes invaden el juego de originalidad.



Knights of Britannia nos presenta dos modos de pelea: estos son aventura y modo duelo. El primero nos mete en la historia de The Seven Deadly Siins y en el segundo, podemos tener batallas tanto en local, online o otra la PC.

Volver a vivir la aventura

La historia que viviremos en el modo aventura es fiel al anime. Toda la historia principal estará basada en la primera temporada de la serie, y como si eso no fuera poco, podremos jugar algunos capítulos centrados en la trama de la segunda, de manera post game.


En el modo aventura recorreremos las tierras de Britannia con el Boar Hat, en un mapa donde encontraremos misiones principales, secundarias y errantes. Es nuestra elección pasar por algunas misiones secundarias y errantes, pero cada batalla librada es una posibilidad más para conseguir cristales y objetos para desbloquear casillas en nuestro tablero de habilidades (sí, hay uno y es uno de los detalles más importantes del juego).  Sin embargo, si quieres pasarte el juego solo superando las misiones principales, llegará un momento en el que no aparecerá la siguiente hasta que no hayas superado algunas secundarias necesarias. 

El modo en que está planteada la historia, resume y representa muy bien a lo que pudimos ver en el anime. Todos los personajes están muy bien representados, aunque algunos pierden un poco de su originalidad en las peleas. 

Existen varios tipos de batallas: uno contra uno, dos contra dos, dos contra uno -a tu favor- dos contra uno - en tu contra (las más difíciles)-, matar hordas de enemigo en cierto tiempo, peleas contra enemigos gigantes y misiones de recado (en las que Elizabeth deberá recoger ingredientes en un tiempo determinado, mientras Hawk la defiende los enemigos)


No todas las misiones errantes estarán disponibles desde un inicio, por lo que es importante ir pasando las misiones principales y secundarias para liberar nuevas batallas. Por otro lado, algunas misiones errantes estarán disponibles en algunos  lugares del mapa donde no podremos llegar con el Boar Hat así como está, por lo que tendremos que hacerle unas cuantas mejoras para que llegue a lugares antes inaccesibles.


Respecto a las batallas, podremos usar no solo a Meliodas y los Siete Pecados, sino también a compañeros y enemigos, depende el suceso de la historia que estemos jugando. Los personajes están divididos en tres tipos: tipo velocidad, tipo fuerza y tipo magía. 

De los tipos de peleadores, los más fácil de usar y familiarizarse son los tipo velocidad, como Meliodas, pues como su nombre lo indica son mucho más rápidos y son los ideales para hacer grandes combos y/o sorprender al enemigo. Los del tipo fuerza, aunque causan mucho daño con sus golpes, tienden a ser muy lentos. Finalmente los de magia, si se saben usar pueden ser los más útiles, causando grandes daños continuos con sus hechizos, de este último tipo, King es un caso especial, pues es el único personaje que ataca siempre de lejos.


Los personajes tienen una cantidad regular de combos, 3 ataques especiales y uno definitivo, todos ellos se realizan de manera completamente igual, tanto como para uno u otro personaje. Esto lo convierte en un juego accesible y fácil de jugar, aunque le quita de cierta forma la profundidad necesaria como para ser incluido en el tipo competitivo de peleas.  Por otro lado, cubrirte anticipadamente puede librarte hasta del ataque más potente, si es que este no viene desde atrás tuyo, pues de esa manera podrían romper tu guardia. 

La dificultad del juego es medianamente fácil antes de los créditos. Es posible que en este punto solo nos causa verdadera dificultad el jefe final, con el que será necesario aplicar una estrategia de pelea y no simplemente lanzarse a los botonazos.  Después de los créditos, aparecen algunas misiones errantes con más dificultad, y estas son las que le dan la sazón necesaria al juego. 

Finalmente, la última misión principal, a la que nos enfrentaremos con el último personaje desbloqueable, será todo un dolor de cabeza si es que no has desbloqueado todos ( o la mayoría de) los PS adicionales de Meliodas en la tabla de habilidades. 




Llenar el tablero será nuestro motivador para pasar y rejugar las misiones secundarias y errantes, pues estas no solo le darán habilidades equipables a nuestros personajes o mejorarán sus puntos de vida, sino que también desarrollarán el Boar Hat, haciendo que pueda cruzar orillas y hasta volar, además de poder encontrar más cristales en búsqueda. 


Modo duelo

En este modo podremos armar batallas individuales y cooperativas, tanto en modo local, modo online , como en PC. Dentro del tipo online, podremos elegir si queremos pelear con un amigo en especial, mediante salas privadas, o queremos buscar un match de pelea al azar. 


De los tipos de pelea, la más atractiva es la cooperativa, pues llega a ser la más estratégica y menos predecible.

Por otro lado, uno de los inconvenientes en el modo online abierto es que aunque te deja hacer filtro regional, no hay ninguna manera que nos sepa equilibrar con un adversario que esté a nuestro nivel, por lo que puede tocarnos  tanto con el más friki experto del mundo como alguien que recién está probando "a ver qué tal" el online.

Finalmente, para sacarle provecho al modo duelo, es necesario aclarar que primero se deben desbloquear los escenarios y personajes jugables en modo historia, pues sino nos limitaremos a una baja cantidad de contenido.

Uno gráficos llamativos y una interfaz ahorradora.

Gráficamente el juego está muy bien, los escenarios aunque no tan originales, se ven muy bien. Las batallas van muy rápido y pocas veces bajan los fps bajan debido a objetos en movimiento en la escena. 

Por otro lado, nuevamente un juego de Bandai opta por el ahorro de espacio, cosa que se agradece mucho en la época de los juegos de 50 Gb, pues finalmente estos juegos con poco peso son los que se quedan más tiempo en el disco duro de nuestra consola.

The Seven Deadly Sins para no sacrificar visualmente el desempeño de las batallas y ahorrar espacio, opta por minimizar los detalles de su interfaz, poniéndonos un mapa simple y conversaciones de la historia con sprites, logrando empacarnos todo el contenido en un poco más de 4Gb.



Conclusión

 The Seven Deadly Sin es un juego de peleas que disfrutarán, más que nadie, los amantes de la saga o el anime en general. Igual no deja de ser un buen juego de peleas para el público general. Su modo duelo aunque es simple, cumple, y su aventura, memorable aunque tarda en agarrar dificultad.

Lo mejor:
- Al fin The Seven Deadly Sins tiene un juego que sale de Japón
- Buena duración para un juego de peleas si te propones pasar las misiones secundarias y errantes.
- Gran cantidad de personajes y escenarios desbloqueables. Todo jugando, nada de DLC. 
-  Nos resulta como un resumen práctico de la serie.
- La dificultad de los últimos jefes, memorable. 
- Si nos esforzamos podremos tener un trofeo de platino en menos de 30 horas, pues no es necesario rejugar el juego o hacer consas imposibles para desbloquear los trofeos.
-  Que un juego completo y bueno pese 4Gb en esta generación se agradece mucho.

Lo peor:
- Tarda en ponerse difícil.
- Las primeras horas puede parecer algo genérico.
. Poca profundidad en el sistema de pelea.




No hay comentarios.