Joven de Michigan es enviado al desierto por adicción a Counter Strike

Dejó de jugar videojuegos por dos meses



Josh es, un joven de Michigan (EE.UU), adicto y especialista en Counter Strike: Global Offensive. Según el programa 20/20, de la cadena de televisión ABC, el adolescente podía permanecer jugando por más de 12 horas diarias. Cabe resaltar, que la adicción a los videojuegos es un problema serio, puesto que interfiere gravemente con la vida personal y las actividades diarias del sujeto.

Los padres de Josh intentaron alejar poco a poco a su hijo del videojuego sin lograr resultados, ya que el joven empezó a tener conductas rebeldes y cambios de actitud. Esta situación incitó a que los progenitores tomarán medidas más drásticas.


Josh debía tomar terapia y alejarse por completo de los videojuegos en un viaje forzado a los desiertos de Salt Lake City por dos meses. Durante su estancia en el desierto, el jugador no contó con ningún objeto tecnológico y tuvo que pasar una serie de restos establecidos.

Según los científicos a cargo, el tratamiento habría tenido efectos favorables. Los exámenes que se le practicaron a Josh, indican que su actividad cerebral había mejorado.

No hay comentarios