10 problemas comunes de tu laptop y cómo solucionarlos

Acer  nos ayuda a determinar diez de los problemas de PC más comunes y cómo solucionarlos con el mínimo esfuerzo.




Aunque el auge y la proliferación de las PC ha hecho que tanto el trabajo como el juego sean mucho más fáciles para sus propietarios, hay pocas cosas más frustrantes que tener que lidiar con los problemas de tu PC. Por eso hemos pedido a Acer, un líder del mercado, que nos ayude a determinar diez de los problemas de PC más comunes y cómo solucionarlos con el mínimo esfuerzo.

Tu PC se niega a encender

Muchos problemas de tu PC pueden llevarte al enojo, porque, si tu equipo no enciende, te estarás quedando solamente con un trozo de metal y plástico muy costoso. Si tienes un problema de este tipo, el primer paso es verificar que la fuente de alimentación de la PC esté enchufada y funcione correctamente, verifica si hay un circuito desconectado en la toma de corriente o considere usar un cargador de energía diferente (si está disponible). Otras posibles soluciones incluyen desconectar los dispositivos periféricos defectuosos, verificar si tu monitor o pantalla funciona correctamente y, si todo lo demás falla, copiar tus archivos y realizar un restablecimiento de fábrica en tu PC.

Problemas para permanecer conectado a tu red Wi-Fi

Es posible que no sepas esto, pero si tu Wi-Fi se desconecta de tu PC con regularidad, es probable que la configuración de energía esté causando el problema. Si utilizas la configuración de "ahorro de energía", la opción predeterminada limita la cantidad de energía que va a tu tarjeta de red. Este problema se puede resolver fácilmente abriendo Configuración avanzada en el menú Opciones de energía y luego seleccionando Configuración del adaptador inalámbrico > Modo de ahorro de energía > Máximo rendimiento. Esto asegurará que no experimentes problemas de Wi-FI debido a la falta de energía.

Problemas que ocurren después de la actualización más reciente de Windows

Nuevos problemas de tu computadora después de una actualización de Windows ocurren de manera bastante común debido a la posibilidad de que los archivos se corrompan accidentalmente mientras se descargan, controladores que no se actualizan, etc. Sin embargo, la solución es sencilla, gracias al historial de versiones integrado de Windows y los mecanismos de resolución de problemas. Simplemente restaura tu PC a una versión anterior antes de que las actualizaciones surtan efecto y vuelve a instalarlas manualmente para resolver el problema.

La impresora inalámbrica no funciona correctamente

Una impresora defectuosa es uno de los problemas de funcionamiento más molestos que se pueden experimentar, especialmente si tienes poco tiempo y tratas de producir documentos físicos de manera rápida. Las posibles soluciones incluyen verificar la impresora para asegurarse que los cartuchos de tinta estén instalados correctamente, que tenga papel y restablecer la impresora para actualizar su conexión. Además, también es recomendable comprobar que los controladores que facilitan la comunicación entre el PC y la impresora estén actualizados recientemente.

La PC se reinicia aleatoriamente sin razón

Los reinicios aleatorios pueden ser particularmente exasperantes durante episodios de intensa concentración en el trabajo o en actividades de ocio, lo que puede causar la pérdida de varias horas de esfuerzo. Hay varias opciones para solucionar este problema, incluida la investigación si la placa base, la tarjeta de red y la tarjeta gráfica de su PC ejecutan los controladores de software más recientes y escanean su PC en busca de malware, virus y similares. También puede deberse a que la placa base se sobrecalienta y se activa el reinicio por razones de seguridad, por lo que debe verificar si sus ventiladores funcionan correctamente y no tienen polvo.

Tener una aplicación que no responde o congelada

Si experimentas una aplicación congelada o que no funciona, la forma más fácil de solucionarlo es presionar CTRL + SHIFT + ESC para abrir el Administrador de tareas de Windows y cerrar manualmente el programa. Si tales problemas continúan ocurriendo, debes verificar si necesitas descargar alguna actualización o, en su defecto, considerar desinstalar y reinstalar la aplicación en cuestión.

La PC comienza a funcionar muy lentamente

Dependiendo de la antigüedad, las capacidades y la cantidad de datos presentes en tu PC, puedes comenzar a notar que todo, desde abrir aplicaciones hasta navegar por Internet, está tomando mucho más tiempo que antes. Es posible que simplemente tengas demasiados programas sin usar en tu disco duro, así que considera eliminar cualquier aplicación que no hayas usado de tres a seis meses. Otra posible solución incluye verificar si tu firewall o software antivirus está interfiriendo inadvertidamente con el funcionamiento de tu PC.

Dispositivos periféricos como ratones y teclados que no funcionan

Si tiene problemas con el teclado y el mouse que no funcionan correctamente o no funcionan en absoluto, puede ser difícil lograr algo en su PC. Si sus dispositivos periféricos son inalámbricos, debe verificar si están completamente cargados. Para los periféricos con cable, vale la pena comprobar si el problema radica en un puerto USB determinado o en el propio periférico. Otras soluciones incluyen ejecutar el solucionador de problemas de hardware y dispositivos en Windows, verificar si algún dispositivo necesita actualizar su software e iniciar su PC en modo seguro para ver si hay problemas con aplicaciones de terceros.

No se pueden abrir archivos adjuntos de correos electrónicos

Si no puedes abrir un archivo adjunto que te enviaron por correo electrónico, es muy probable que simplemente no tengas instalado el software correcto. Para abrir correctamente un PDF, por ejemplo, deberás haber descargado e instalado una versión gratuita de Adobe Acrobat para acceder al contenido del archivo. Debes verificar la extensión del archivo para determinar si tienes la aplicación o el programa correcto para abrir el archivo y descargar uno si es necesario.

Tiempos de arranque excesivamente largos al cargar Windows

Si descubres que tu PC tarda una eternidad en arrancar, podría valer la pena deshabilitar cualquier aplicación innecesaria para reducir el tiempo de arranque general. Después de abrir el Menú de configuración, selecciona Aplicaciones > Inicio para ver una lista de las aplicaciones que se inician automáticamente y su impacto en el tiempo de inicio. Simplemente cambia el interruptor junto a la aplicación que desees deshabilitar y mejora significativamente sus tiempos de arranque.

Ya sea que tengas problemas para mantenerte conectado a Internet, tu PC no encienda, tus aplicaciones preferidas no funcionen correctamente o experimentes problemas después de una actualización de software importante, tu productividad estará disminuyendo y notarás cómo el estrés aumenta. Estas soluciones te ayudarán a hacer que tu PC funcione en poco tiempo, lo que te permitirá continuar con tu trabajo o actividades de ocio como lo desees.


Publicar un comentario

0 Comentarios