Steam: cómo recuperar tu cuenta ante un robo

 ESET Latinoamérica, compañía líder en detección proactiva de amenazas, explica cómo recuperar una cuenta de la plataforma de juegos Steam que fue robada, incluso si los atacantes modificaron el correo.

Se estima que la industria de videojuegos alcanzaría un valor de mercado de 197 mil millones de dólares para 2022 y que sobrepasará los 250 mil millones para el año 2025. Esto, combinado con el hecho de que es una industria que apunta a personas cada vez más jóvenes, provocó un crecimiento de la actividad de cibercriminales. Actualmente 1 de cada 3 gamers recibió un intento de engaño a través de alguna plataforma de videojuegos, y al ser Steam una de las plataformas más populares de distribución de videojuegos, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, explica cómo recuperar cuentas que han sido robadas y de qué manera asegurar las mismas. 

Steam suele ser el escenario de un sinfín de estafas en las que delincuentes mediante la suplantaciones de identidad y la ingeniería social buscan robar cuentas y la información sensible que contienen para comercializarlas en foros clandestinos o realizar otras estafas. De hecho, el área de soporte recibe más de 20 mil solicitudes de ayuda diarias por problemas vinculados a la seguridad o recuperación de cuentas. 

Desde ESET explican qué hacer si se sufre el robo de una cuenta de Steam:

Si se observamos que alguien más ha utilizado la cuenta de Steam, ya sea por alertas de inicio de sesión o mediante la detección de un comportamiento sospechoso, es importante mantener la calma para intentar proteger los datos.

En primer lugar, se debe cambiar la contraseña, independientemente de si los cibercriminales la hayan modificado o no, ya que se puede que estos datos están en su poder. Esta acción se puede realizar desde la aplicación de Steam o desde su sitio web. Solo se requiere contar con acceso al correo electrónico o número de teléfono asociado a la cuenta. Además, esta acción cerrará la sesión en todos los dispositivos en los que se hayas abierto la cuenta, incluso en los del atacante. Es importante que asegurarse que la nueva contraseña no esté relacionada con la anterior y que la misma sea única y segura. Para ello ESET comparte algunas recomendaciones.

Si no se permite recuperar el acceso mediante esta vía, ya sea porque el cibercriminal modificó alguno de los datos o porque no se tienen los accesos adecuados, se debe contactar de forma directa al área de soporte de Steam y presentar alguna prueba de propiedad de la cuenta, como se detalla en su web. Por ejemplo, enviando detalles de información de pago utilizada previamente.

En segundo lugar, la persona deberá revisar las últimas transacciones realizadas en la cuenta, como compras o ventas de contenido. En caso de no reconocer alguna de estas se debe reportar mediante la misma aplicación, tal como detallan en los artículos de Ayuda.

Finalmente, se debe tomar nota de la información a la que pueden haber accedido los atacantes tras ingresar a la cuenta para anticiparse a lo que puede ocurrir. Por ejemplo, información como nombre completo, datos de contacto o país de origen puede llegar a ser utilizada por estafadores que intenten en un futuro contactarse para realizar un engaño a través de un phishing.

Además, se deben analizar los posibles daños colaterales que pueden surgir de este ataque. Si los datos de pago en la aplicación estuvieron expuestos se deben monitorear las cuentas para reportar cualquier movimiento irregular. Si se sospecha que el atacante puede tener en su poder información financiera se podría incluso solicitar el congelamiento de una cuenta o la renovación de la tarjeta de crédito en la entidad bancaria. Por otro lado, si existe la posibilidad de que las credenciales (usuario, correo electrónico y/o contraseña) comprometidas estén siendo utilizada para acceder a otra aplicación o servicio se deben modificar estas claves de inmediato, ya que se podría sufrir el secuestro de otras cuentas.

ESET comparte consejos para asegurar una cuenta de Steam:

En primer lugar modificar la contraseña por una robusta, que no haya sido utilizada para acceder a otro servicio y utilizar un administrador de contraseñas.

La plataforma cuenta con un sistema de autenticación en dos pasos llamado Steam Guard que las personas pueden activar. Esta opción añade una capa extra de seguridad para que la misma no dependa solamente de una contraseña. De esta manera, cada vez que se desee iniciar sesión en un dispositivo que no se haya indicado previamente como “confiable” o en el que no se haya iniciado sesión previamente, se recibirá un código de un solo uso, ya sea por correo electrónico o en la app móvil.

Esta herramienta es clave, ya que será útil en casos donde el atacante intente iniciar sesión desde un dispositivo ajeno al del usuario. Sin embargo, no será tan útil en el caso de que se hayamos sufrido el robo de algún dispositivo en el que se tenga la cuenta activa o si el atacante tiene también acceso al nuestro correo electrónico. Para estos casos más complejos y si aún es posible iniciar sesión desde otro dispositivo, se puede marcar a cualquier dispositivo como no confiable para que solicite el código de acceso cada vez que alguien intente iniciar sesión.

Inicio de sesión con Steam Guard activado

Para prevenir muchos de estos ataques es importante estar alerta ante comunicaciones sospechosas que digan provenir de Steam ya que, según sus usuarios y la misma compañía, es una estrategia utilizada con frecuencia para roban cuentas. 

Finalmente, es importante contar con una solución de seguridad de confianza que proteja tanto los dispositivos de escritorio como móviles, ya que estas herramientas ayudan a detectar de manera temprana las acciones malintencionadas.


Publicar un comentario

0 Comentarios