Análisis: F1 22

 Si siempre quisiste experimentar la velocidad de conducir un auto de Fórmula 1, pero apenas puedes pagar el tren, acá el simulador que estabas buscando


Escribe: Retrotriped

Electronic Arts publicó F1 22 el 1 de julio en PS5, PS4, Xbox One, Xbox Series y PC, nueva entrega del famoso simulador de Fórmula 1 donde aparte de conducir,  deberemos saber gestionar correctamente a toda nuestra plana de ingenieros para crear la máquina más versátil y veloz.  Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión

Para los que no estén familiarizados con la saga, F1 22 es un título de simulación, no arcade, ni de karts,  es por eso que el éxito consiste en saber dosificar la aceleración, al mismo tiempo que el frenado. F1 22 hace referencia a una de las competiciones automovilísticas más importantes del mundo y, como tal, tiene su propias que lo caracterizan: mientras en otros juegos te premian por hacer atajos, aquí son penalizados con infracciones que se pagan con valiosísimos segundos extra de tiempo que pasan factura al momento de completar cada circuito.



F1 22 tiene un gameplay orientado 100 % a la conducción responsable y deportiva, con mucho énfasis en aprender a dominar las curvas frenando y acelerando siempre y tantas veces que sea necesario. Esta mecánica requiere paciencia y una capacidad de desaprender todo lo que pudiste haber experimentado de otros juegos de carrera más enfocados al arcade.

El juego sabe muy bien que esta experiencia de conducción no será tan intuitiva para todos, por lo que te ofrece guías visuales directamente en la pantalla que te orientan no solamente cuándo debes frenar o acelerar, sino también tu posición ideal en la pista antes de cada curva. Evidentemente, todas estas ayudas pueden quitarse si eres un jugador experimentado.


LA EXPERIENCIA COMPLETA DE LA FÓRMULA 1

F1 22 es el videojuego oficial de la competencia automovilística y, como tal, no hablamos de solo un simple juego de carreras de autos. Este título anima a que aprendas toda la cultura que hay detrás, más allá de las carreras que ve el espectador final.

Conocer tu máquina, labrarte una reputación como corredor, dejar arriba el nombre de una escudería y conformar el mejor equipo de ingenieros son solo algunas de las actividades que debes tener en cuenta en tu camino hacia la victoria.

Las carreras están sentadas por fechas a lo largo de un año. Entre cada una de ellas puedes pedirle a tus ingenieros que hagan mejoras para tu monoplaza. Estas mejoras, además de dinero, cuestan tiempo, el mismo que debes saber gestionar para llegar con las mejoras a la siguiente fecha del campeonato.



Una vez llegado el día de la carrera dispondrás de una hora y media (contada en tiempo real) para familiarizarte con el circuito. Durante este tiempo tendrás la posibilidad de completar diversas tareas que te asigne tu escudería para mejorar su reputación, obtener datos de investigación, o simplemente, subirle la moral a todo el equipo y es que, si no lo has notado aún, el juego siempre busca la manera de hacerte sentir parte de un equipo y que hay un ejército de personas trabajando detrás de ti.

Luego de este tiempo (que se puede skipear si lo crees necesario) pasas a una carrera de prueba, de una vuelta, en donde se decidirá tu posición en la parrilla de salida para finalmente iniciar la tan esperada carrera de campeonato en donde tú, junto con otros 23 corredores, compiten por demostrar su maestría en el circuito.

El campeonato completo dura 24 fechas o, dicho de otra forma, contempla la visita de 24 circuitos ambientados en diversas partes del mundo. Este lapso de tiempo también puede reducirse en las opciones iniciales del juego.

Importante notar que cada circuito se juega, comúnmente, a cinco vueltas; pero puedes ampliarlas a 10, 15, 24 e, inclusive, a reglas oficiales (entre 50 y 71 vueltas) lo que podría llevar a que cada carrera pueda durar más de 2 horas.




VIVE COMO UN FAMOSO

Aunque tu objetivo principal es el de ganar carreras para hacerte un nombre en el campeonato de la Fórmula 1, el videojuego te da la posibilidad de experimentar cómo vive un piloto.Una casa lujosa, autos deportivos a montones, ropa de marcas exclusivas y visitantes famosos. Todo este derroche de lujo puede vivirse dentro del modo de juego llamado F1 Life.

En F1 Life dispones de tu casa que, a la vez, es tu museo personal. Aquí no solamente puedes elegir el color de tus paredes, decoración y azulejos, sino que también puedes exhibir hasta 6 autos superdeportivos para el deleite de visitantes virtuales que solo repiten una animación de sorpresa una y otra vez.

Por si esto fuera poco, tú también debes lucir bien, por lo que se te brinda la posibilidad de entrar a una especie de mercado virtual en donde puedes comprar ropa licenciada para tu personaje. Desde zapatillas Adidas hasta audífonos Beats. Todo puede ser comprado con el dinero que ganas en las competencias.

Importante notar que absolutamente nada de lo que hagas en este modo va a afectar a tu desempeño (o al de tu carro) en el modo de juego principal.




MULTIJUGADOR

¡Regresó la pantalla dividida! Una característica muy apreciada por los jugadores pero que cada vez parece más algo del pasado es la posibilidad de jugar con tu amigo en un mismo dispositivo. Esta posibilidad se mantiene presente en F1 22 y se agradece muchísimo.

El multijugador online, por otro lado, también está ahí, pero hay tan pocos jugadores en simultáneo que iniciar una partida se hace de espera casi infinita; a esto, además, hay que sumarle los tiempos que se invierten en extensos menús con muchas opciones de personalización que hay entre carrera y carrera.

No se confundan: tener tantas opciones de personalización puede resultar hasta interesante, pero desalienta totalmente el espíritu del juego rápido, cuando solo quieres sentarte un rato a competir y sin pensar en nada más. Importante notar, además, que el juego no te permite seleccionar un auto preconfigurado para ir a la par con tus oponentes, sino que elige el que estás usando actualmente en el modo de competición de F1. Esto es un gran contra, puesto que pueden emparejarte con jugadores veteranos, que tienen muchísimas más mejoras y a los cuales, por más que lo intentes, nunca vas a poder superar.




GRÁFICOS Y SONIDO

F1 22 usa gráficos en tres dimensiones realistas, muy detallados y tiene compatibilidad con trazado de rayos. El motor gráfico que usa, EGO, sin embargo, sí empieza a notarse un poco desgastado con respecto a lo que está logrando Unreal.Tanto los escenarios, como los mismos autos se muestran con una calidad muy alta, con reflejos vibrantes y sombras dinámicas marcadas.

El único punto en contra es el de los personajes humanos y es que, si bien es cierto no controlamos a uno directamente, se nota un evidente descuido tanto en las expresiones faciales, como en la baja cantidad de modelos para las multitudes y en la ausencia de simulaciones de cabello y telas.

EA Sports se ha venido caracterizando por tener un convenio más bien amical con las diversas disqueras musicales, esto nos lleva a encontrarnos una vez más con el famoso EA Trax, la plataforma musical que EA siempre pone a sus títulos.




El EA Trax está muy bien escogido, con temas que van desde el rock electrónico pesado, pasando por el lounge y algo de trap. Estas canciones, sin embargo, solo suenan durante las pantallas de selección o mientras estás en F1 Life. El torneo en sí no dispone de una banda sonora, dado que esta puede influenciar en tu estado de ánimo durante las carreras y el juego busca tu concentración absoluta.

Lo que sí hay durante las carreras es el sonido fidedigno de tu motor cuando conduces. Todos los detalles al momento de frenar, acelerar, avanzar o cambiar de caja están muy bien cuidados. Nunca se siente un vacío sonoro sino, más bien, dinamismo y realismo todo el tiempo.




Conclusión: 

F1 22 es la nueva edición de la exitosa saga licenciada que, como es habitual, nos pretende sumergir en la experiencia de la conducción profesional automovilística; este año, sin embargo, está muy orientada a la experiencia de un solo jugador, dejando un online que cumple, pero que puede pecar de pesado para aquellos que tienen una forma más casual de jugar.

Por otro lado, se nota la mejora gráfica a diferencia de otras entregas anteriores, más aun si se tiene activada la tecnología de trazado de rayos. Es cierto que el juego no alcanza niveles de fotorrealismo, pero cumple con hacerte sentir que realmente estás dentro de la experiencia.

Su modo de juego alternativo, F1 Life, se siente más como un añadido superpuesto con el único fin de entregarte más contenido patrocinado y con la esperanza de que puedas comprar digitalmente ciertos activos. Tener tantas marcas licenciadas es una gran ventaja dentro de un juego, pero el hecho de intentar que todos tengan un espacio preponderante puede ser un arma de doble filo.

Lo bueno:

- Gráficos muy lindos y manejo de cámara fluido.
- La experiencia automovilística no tiene igual.
- Abundantes personalizaciones tanto dentro, como fuera del entorno de las carreras.
- La selección musical en EA Trax.

Lo malo: 

- La gran personalización del juego puede ser muy cargante para jugadores novatos.
- F1 Life se siente como pretexto para que compres material patrocinado.
- Los gráficos y animaciones de los personajes humanos dejan mucho qué desear.
- Un multijugador desierto y que puede pecar de abrumador.


NOTA:

70/100

Análisis hecho con un código para Steam brindado por Electronic Arts*


Publicar un comentario

0 Comentarios