Análisis: Wonder Boy Collection

 4 de los primeros títulos de Wonder Boy llegan una  interesante colección a Switch y PlayStation 4. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión


El 3 de junio, Bliss Brain puso a la venta Wonder Boy Collection, recopilatorio que trae a Switch y PlayStation 4, lo primeros títulos del mítico Wonder Boy. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.

Wonder Boy Collection incluye Wonder Boy (1986),  Wonder Boy in Monster Land (1987),  Wonder Boy in Monster World (1991) y Monster World IV (1994), clásicos de arcade y de la 3ra y 4ta generación de consolas. Lamentablemente quedan fuera de la colección,  Wonder Boy III Monster Lair y Wonder Boy III The Dragons Trap, títulos que se lanzaron entre Wonder Boy in Monster Land y Monster World. 



Wonder Boy

El título pionero de la franquicia. Lanzado en 1986 en arcades y posteriormente en consolas con distintas versiones. Esta entrega tiene una jugabilidad única, ya que las secuelas buscaban innovar en su jugalidad para hacerse distinto a su hermano Adventure Island, que nació por unos derechos vendidos doblemente. A través de 8 mundos divididos en distintos stage, deberemos enfrentarnos a distintas fases de nuestro archivillano y rescatar a nuestra novia. 

Acá hay un montón de características que Adventure Island mantendría, como lanzar martillos, montarse en un skate, comer frutas para mentener energía, piedras que nos quitan energía, entre otras.


Wonder Boy in Monster Land

Lanzado en arcades en 1987 y un año después en consola. Westone intenta diferenciarse del clon legal Adventure Island, presentando un juego que mantiene la esencia, pero con una jugabilidad muy diferente. El salto diferencial fue brusco, pero esta entrega encontró el éxito en arcades y consolas, gracias a su complejidad y factores RPG.

 La época de ambientación también cambió en este juego, mostrando una aventura más conceptualizada en la edad media, incluyendo el uso de magias y dándonos la oportunidad de vestir armadura. Además nuestro personaje ahora tendrá corazones de vida y ya no morirá de un solo golpe, aunque la complejidad de los niveles también aumenta.


Monster Boy in Monster World

5to juego de la saga, y primero de la lista de esta colección que salió directamente en consola (Sega Mega Drive). Este título conserva mucho de Wonder Boy in Mosterland, pero con un diseño mucho más pulido y nuevas características jugables. El juego es el primer título de la saga de la generación de los 16 bits, y se nota un gran salto gráfico, aunque en jugabilidad, aún no consigue aprovecharse todas las ventajas jugables que esto significaba.

Acá podremos cambiar nuestra espada por una lanza o tridente,  y nuestros cambios de escudo también se notarán en la animación de nuestro personaje. El juego consigue ser mucho más largo que su antecesor y visualmente para la época era todo una maravilla, tanto por sus enemigos como por su variedad gráfica en los niveles. 


Monster World

6ta entrega de la saga y el primero que pone a una chica como protagonista, por lo que también se evitó en el título la palabra boy. Monster World conserva mucho de los dos títulos anteriores de la lista, pero con la diferencia de tener una jugabilidad mucho más fluida.

 Westone le saca mejor provecho a las ventajas de los 16 bits del Mega Drive,  podemos ver no solo un juego visualmente mucho más llamativo, sino que con una jugabilidad y movimientos de personaje muchos más precios, fluidos y rápidos, ofreciéndonos un plataformero que ha conseguido envejecer de manera excelente. 


Dentro de la colección, los juegos que más podría disfrutar un usuario nuevo serían Wonder Boy y Monster World IV.  El primero por su simpleza  y el último por su excelente jugabilidad. El segundo y tercero de la lista, podrían resultar frustrantes y poco atractivos para jugadores nuevos, aunque seguramente quienes los hayan disfrutado hace 30 años, podrán encontrar un gran factor de nostalgia que los anime a rejugarlos. 

Wonder Boy es una saga exigente en su dificultad, sobre todo los dos primeros títulos, hechos para arcade, o sea pensados para que el jugador deje sus fichas e intente una y otra vez. Ahora, no es necesario que suframos tanto para pasar estos juegos, con los añadidos de cargar estado/ guardar estado y el añadido de rebobinar, hasta el más manco podrá conseguir terminarse estos 4 títulos. 


Otra de las posibilidades que nos ofrece la interfaz de la colección es la posibilidad de ajustar el tamaño y proporción del juego. Podemos jugar tanto con el mismo tamaño del juego original, pasando por 4:3 a pantalla completa o en 16:9 con la imagen estirada. También podremos cambiar la intensidad del escalado y hasta darle el efecto de monitor de tubo. También encontraremos una opción para asignar controles, algo que será de mucha utilidad, puesto que cada juego tiene una asignación diferente y puede resultar a veces incomodo o confuso.

Finalmente encontraremos una galería, que aunque es algo escasa, encontramos imágenes de las portadas, manuales y otros artes curiosos, como unas imágenes donde se indican el nombre de los enemigos y cuantos puntos dejan al matarlos. 




Conclusión:

 Wonder Boy Collection es un importante recopilatorio para fans y coleccionistas, que nos trae de vuelta 4 de los primeros títulos de esta popular franquicia. Tener la posibilidad de jugar estos títulos donde sea en la Nintendo Switch o de conseguir trofeos en el PlayStation 4, son un plus que nos motivará a volver a vivir estas aventuras de principio a fin, con menos dificultades que antes, gracias a su opción de rebobinar. 

La ausencia del 3er y 4to juego de la saga es uno de los puntos que evitan que esta sea una colección redonda. Aunque también pudieron agregarse más opciones de personalización, como bordes intercambiables y una galería más completa que incluya todas las portada y manuales, además del OST. 

 Lo bueno: 

 -  Poder tener estos clásicos en Switch y PS4

- La opción rebobinar

-  Que la saga Wonder Boy siga viva

- El  primer y último título han envejecido muy bien


Lo malo: 

-  Textos en español solo de la interfaz de la colección, no en los juegos.

-  La ausencia de Monster Liar y Dragon's Trap

-  Ausencia de una galería que incluya más imágenes, OST, y por qué no, algún material audiovisual de la época. 

-  La ausencia de un marco para cada juego o intercambiables. 


NOTA

80/100

Análisis hecho con un código para Switch brindado por INNIN Games

Publicar un comentario

0 Comentarios