Análisis: Mario Strikers: Battle League

Mario y compañía regresan con todo a las canchas. ¿Será Battle League una secuela a la altura? Acá te damos nuestra opinión


Mario Strikers: battle League

El pasado 10 de junio, Nintendo sacó a la venta Mario Strikers: Battle League para Switch, esperada secuela  y tercera entrega del "Mario Fútbol" que vio la luz por primera vez en GameCube. Luego de jugarlo por una semana, estamos listos para contarles nuestro veredicto final. 

Super Mario Strikers vio la luz en GameCube en el 2005, un arriesgado título de futbol protagonizado por Mario, que en vez de proponer algo parecido a un simulador, nos ofrecía un gameplay exagerado, que reinventaba las reglas de futbol e incorporaba el uso de objetos para atacar al enemigo, además de aquellos populares goles X2. Solo dos años después, en el 2007, llegó a Wii  Mario Strikers Charged Football, una secuela que no innovaba tanto gráficamente, pero que pulía su gameplay y mejoraba su fórmula. 

Este 10 de junio del 2022, y luego de una larga ausencia de 15 años, regresa el "Mario Fútbol" con Mario Strikers: Battle League, primer juego en HD de la serie, y primero de actualización constante, centrándose mucho más en la experiencia online. Lo mejor, es que la experiencia se mantiene, y el multijugador consigue ser nuevamente un mar de risas.

 


El gameplay del juego es muy intuitivo, tanto si has jugado previamente Mario Strikers o es la primera vez que lo haces, pero has jugado cualquier otro juego de futbol, no tendremos ningún tipo de problema en hacernos a los mandos. Tendremos un botón para disparar;  uno para el pase bajo; otro para el alto pero que también nos servirá para golpear; y uno para usar objetos. No obstante, ese sencillo gameplay esconde decenas de acciones más sofisticadas, que podrán ser el factor decisivo entre nuestra derrota o victoria, por lo que recomendamos antes de jugar, hacer el tutorial completo. 

Una vez hayamos pasado el tutorial, seguramente descubriremos detalles importantes que se nos habían pasado por alto.  Por ejemplo si cargamos el tiro, pero lo soltamos antes que el indicador circular se llene, tendremos un tiro perfecto. También podremos golpear y hacer un golpe cargado, pero si cargamos y soltamos el botón en el tiempo correcto, tendremos un golpe perfecto. Cancelación de golpe, cancelación de tiro, finta,  pases largos, pase con disparo, entre otras acciones, valdrá la pena practicarlas en el tutorial, si quieres empezar con buen pie en el online y en las copas offline.

Obviamente, en Mario Striker no hablamos de juego limpio, y golpear al rival para quitarle la pelota o inhabilitarlo momentáneamente, será una de las acciones que más realizaremos. También tendremos algunos objetos, que encontraremos dentro de "bloques ?", que nos ayudarán a tirar al piso e inutilizar al enemigo por un lapso de tiempo o nos darán algún power up. Entre ellos encontramos hongo, estrella, caparazón roja, caparazón verde, plátanos y bombas.

hiperchutazo Mario Strikers: Battle League

Nuevamente, vuelve a cobrar protagonismo el hiperchutazo. Aquel tiro cargado con animación incluida, que nos permite meter dos goles de un solo tiro. Para realizar el hiperchutazo, primero deberemos agarrar un bola de energía llamada orbe strike que aparecerá eventualmente en la cancha. Una vez la hayamos agarrado, nuestro team irradiará una energía temporal de 20 segundos. Dentro de ese tiempo deberemos posicionarnos en el lado del campo enemigo y hacer un tiro cargado, evitando que ningún jugador del equipo contrario esté cerca en una posición que pueda golpearnos. Cuando logremos la carga, saldrá un marcador y una aguja que se moverá de un lado a otro rápidamente, si logramos apretar A cuando la aguja esté en el sector azul dos veces, conseguiremos un tiro infalible. Si no lo conseguimos y damos en la zona naranja, tendremos algunas posibilidades de anotar, pero el arquero tendrá posibilidades de defenderse. Si damos en la zona negra, tendremos menos posibilidades aún de anotar.

Por más que intentemos, muchas veces va a ser difícil conseguir dos aciertos en la zona azul. Así que si fallamos el tiro perfecto, lo mejor es ir situando uno de nuestros jugadores cerca a la linea del área de penal, por si el arquero la devuelve, podemos rematar con un chutazo, y así al menos, anotar un gol.  


En las opciones del menú principal encontraremos los modos de juego Partido Libre (offline-local-online), Copas (offline)  y Club Striker (online). Además encontraremos los apartados accesorios, entrenamiento y opciones. 

En el modo partido libre, podemos jugar un partido amistoso con nuestras reglas. Podremos elegir la duración, el uso de hiperchutazos o el de objetos. Puede jugarse en una sola consola hasta 8 jugadores (4 jugadores por equipo). También podremos jugar en inalámbrico local con otra persona con un Switch y una copia de juego, pero solo podrán participar 2 jugadores. Finalmente, también podremos jugar un partido amistoso online y jugar contra cualquiera, jugar con un amigo contra cualquiera o jugar contra un amigo. 

El Modo Copas es el modo central offline. Acá de 1 a 4 jugadores pueden participar en distintas copas en las que tendremos que pasar por 3, o en el caso que perdamos uno, 4 partidos. Salvo la última, que es la Copa Campeones, ni una de las copas es especialmente más difícil que la otra. La diferencia entre las copas, es que nos enfrentaremos con adversarios con distintas especialidades. Por ejemplo, en Copa Turbo son rápidos, en Copa Músculo son fuertes, en Copas Astros son buenos con los pases. 


En cada copa tendremos 2 vidas. Eso significa que podemos perder un partido e igualmente poder ganar la copa. Si perdemos 2 veces, se nos dará la oportunidad de volverlo a intentar pero gastando 100 monedas, si perdemos, el siguiente intento costará 200 y así sucesivamente. Por cada copa ganada, recibiremos 400 monedas. Una vez que hayamos completado todas las copas, se abrirá el modo galáctico que nos dará un reto mucho mayor contra jugadores mucho más agresivos. Acá el premio por copa es de 1000 monedas.  Ojo que si queremos sacar los créditos del juego, solo basta ganar en las copas del modo normal.

Finalmente encontraremos el Modo Club Strikers, modo online que promete temporadas y actualizaciones constantes, ideales para tenernos metidos en el juego por un buen tiempo.  Acá podremos unirnos a un club o crear nuestro propio club, pudiendo seleccionar nuestro estadio, uniforme, política del club. Si nosotros somos dueños del club, tendremos la facultad de dejarlo como de libre ingreso,  hacer el ingreso con aprobación previa o hacerlo exclusivo para amigos. 

Cada jugador del club podrá ganar en partidos online monedas para sí mismo, pero también fichas (que son como tuercas) que serán como la moneda con el que el líder del club podrá personalizar el estadio, como agregar adornos o cambiar los arcos, por ejemplo. Los miembros que no sean líderes del club no podrán hacer esas compras, pero podrán hacer votaciones que serán como sugerencias de objetos para comprar. Obviamente, la única manera de ganar estas fichas, es dentro del club y en modo online. 


En Mario Striker: Battle League tendremos de inicio solo 10 personajes disponibles, un número que se queda corto, teniendo en cuenta que cada equipo usa 4 jugadores (y ya no se usan koopas o Shy Guys como parte del equipo). Entre los personajes disponibles tenemos a Mario, Luigi, Bowser, Peach, Rosalina, Toad, Yoshi, Donkey Kong, Wario y Waluigi. Por suerte, la llegada de un DLC con más personajes es inminente, y esperemos que, al menos, un par de ellos sean gratuitos. 

Cada personaje no solo se diferencia uno del otro por sus animaciones y su carisma, sino que cada personaje tendrá un balance de estadísticas distinto. Unos pueden tener más fuerza, otros más velocidad, otros ser mejor en disparar. Igualmente, podremos equipar accesorios a cada personaje, y eso alterará sus estadísticas. Ningún accesorio mejorará una estadística sin quitarte de otra, por lo que un jugador sin accesorios no significa que esté en desventaja de uno que los use. Simplemente, su uso estará destinado a si queremos mejorar alguna estadística en especial, sin importar reducir de otra. 

Estos accesorios podrán adquirirse en la tienda del menú principal, a cambio de la moneda normal del juego. 


Finalmente, de momento hay 5 estadios, y aunque son medianamente variados, todos conservan el césped como su base, sin lugar a canchas de arena, piedra, losa o hielo. También se espera que nuevas actualizaciones traigan nuevos estadios. Eso sí, aparte de los 5 estadios estándares del juego, también podrás usar en juego libre el estadio modificado por tu club, una interesante opción que cubre de cierta manera la ausencia de variedad.

Sobre la duración, esto dependerá de nosotros. Pasar la copas normales podrá ser cosa de un par de tardes. Pasar las Galácticas, requerirá sí de más esfuerzo y dedicación. Por otro lado, las temporadas de juego y el contenido online seguramente nos tendrá pegados un buen tiempo más, tomando en cuenta todo lo que se puede comprar y modificar en los estadios de nuestro club.

La dificultad del juego es relativa. No obstante, el verdadero reto está en el online y la Copa Galáctica. Nosotros recomendaríamos seguir el tutorial paso a paso porque encontraremos jugadas interesantes que podremos aprovechar contra nuestros rivales, y que seguramente aún mucha gente en el online no ha tenido la paciencia de revisar. 



Gráficamente el juego aprovecha muy bien la potencia de la consola, y consigue darnos una experiencia nítida y fluida, tanto en portátil como en el modo dock. El juego va a 720p en portátil y a 1080p en el dock, todo eso a 60 fps, que raramente decaen. En las escenas de animación de los disparos, los fps bajan a 30. Para las repeticiones en zoom, se hace un truco en disminuir los fps, aprovechando la cámara lenta, para tener una imagen mucho más detallada. Hay que destacar que la vibración acompaña muy bien cada pase, cada tiro, y sobre todo cada golpe, y hace que la experiencia de juego sea mucho más inmersiva. 

Respecto al sonido, destacamos las divertidas voces y sonidos de los personajes, los efectos de sonido, que aunque son simples van muy bien con el juego, y también el maravilloso soundtrack con sonidos rock y fuertes guitarras eléctricas, acompañando muy bien a la acción.


Conclusión: 

Mario Strikers: Battle League mantiene la misma esencia de sus antecesores y consigue ser divertido y adictivo, sobre todo cuando se juega con amigos. Una entrega más enfocada en el online, modo que promete retenernos por mucho tiempo, luego que el contenido offline haya sido explotado a tope. Las nuevas posibilidades que abren los accesorios y las personalizaciones de estadios, son dos de los agregados más importantes y que le suman una cuota de actualidad a su fórmula. Lo único que se nos queda corto es la variedad de personajes y la falta de estadios con otro tipo de suelos. 

Lo mejor: 

- Muy divertido en multijugador. Hace tiempo no reía tanto con un juego.

-  Hasta 8 jugadores pueden jugar en una sola consola

- La inclusión de accesorios

 - Los movimientos pro del juego hacen que el juego se preste para competitivo

- Haber cambiado los Koopas, Shy Guys, Dry Bones y demás por personajes principales

- El modo online es el nuevo eje del juego


Lo malo: 

- Poca variedad de personajes

- Uno que otro modo de juego más, no habría estado de más

- Faltan estadios con distintos suelos 


NOTA

87/100

Análisis hecho con un código para Switch brindado por Nintendo Latam*

Publicar un comentario

0 Comentarios