Análisis: MLB The Show 22

 El simulador de béisbol de Sony ya está disponible en todas las consolas y nosotros te contamos nuestra opinión.


El 5 de abril Sony Interactive Entertainment puso a la venta en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series y Nintendo Switch, una nueva entrega del simulador de béisbol MLB The Show. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión final. 

Aunque seguramente para muchos usuarios de Latinoamérica este juego haya pasado desapercibido, San Diego Studio de Sony Interactive Entertainment ha venido ofreciendo una entrega anual de MLB desde el 2006. Aunque esta franquicia ha sido exclusiva PlayStation desde su creación, desde 2021 se publicó también en consolas Xbox, algo realmente impensable años atrás, cuando no se permitía ni crossplay entre plataformas. Desde este año, la apuesta de MLB The Show es más grande, llegando también a consolas de Nintendo y promocionándose en lugares donde el beisbol no es tan popular, o sea en la mayor parte del mundo. 

Todos saben lo que es, pero seguramente muchos no saben cuales son sus reglas. El objetivo de este deporte es batear una pelota para desplazarla por el campo y correr, buscando alcanzar la mayor cantidad de bases posibles hasta dar la vuelta al punto donde se bateó. Mientras que los jugadores defensivos deben buscar la pelota bateada, antes que el bando contrario llegue a alguna de las bases. Por otro lado el lanzador dispone de cuatro  lanzamientos, que de resultar  fallidos, permitirían al bateador avanzar a la primera base, mientras que el bateador del otro equipo dispone de tres intentos para batear, antes de ser eliminado. 


Sepas o no sepas como jugarlo y cuales son sus reglas, MLB The Show 22 está pensado para todo tipo de jugadores, contando con un gran abanico de opciones de accesibilidad. Lamentablemente, una de ellas no es el idioma español, por lo que necesitaremos inglés básico para poder seguir las reglas del juego, si es que no las sabemos. 

MLB The Show 22 nos da varias opciones sobre la mecánica principal jugable que tiende ser muy similar tanto para el lanzador como para el bateador. Podemos disponer entre la jugabilidad clásica que es la más sencilla; de pulsación, mediante el panel táctil; análoga, donde cobra más protagonismo el uso del joystick; Meter, donde deberemos apretar el botón en el tiempo indicado; o pintpoint donde deberemos apretar rápidamente el botón que se nos indique. 

Road to the Show es el modo de juego principal donde crearemos y entrenaremos a nuestro jugador, llevándolo partido a partido hacía el camino de la victoria. Para eso primero deberemos elegir nuestro estilo de juego y nuestra apariencia física, y luego empezaremos con una serie de locutores reales poniéndonos en contexto de la liga. Seguidamente, tendremos una sala se espera que actuará como submenú en donde nos alistaremos para el partido. Entre partido y partido nos alistaremos para la victoria, no solamente jugando sino también tomando decisiones entre partido y partido. 

Entre los otros modos principales de juego encontramos Diamond Dynasty que está basado en cartas para crear nuestras alineaciones y las cuales podremos comprar o conseguir en distintos eventos. Si has comprado el juego de manera anticipada o tienes una edición especial, seguramente tendrás buenos paquetes de cartas esperando a ser abiertos.  Eso sí, para adentrarte a este modo el juego se asegura que sepas lo que estás haciendo, por lo que encontraremos unas cuantas misiones de introducción.

También encontraremos el modo de Marzo a Octubre en el que básicamente a través de momentos clave deberemos impulsar a nuestro equipo a la victoria. Finalmente, encontraremos Franchise, que es un modo en donde seremos el manager y deberemos gestionar y tomar decisiones para nuestro equipo.

En el juego contaremos con un total de 35 equipos y 30 estadios. 


Aunque ahí no quedan todas las opciones de juego, ya que encontraremos también opciones de juego rápido y de tutorial como Challenge of the Week, exhibition, cooperativo online, ligas personalizadas, modo retro, entre otros. Así como opciones de creación como la de creación de estadio. 

Como mencionamos es un juego muy accesible, y no solo por todas las posibilidades de batear o lanzar, sino también por la cantidad de opciones, enfocadas tanto al gameplay, a la interfaz o la cámara, en donde por ejemplo podremos volver mucho más sencillo desde batear la pelota o hasta ajustar el ángulo de la cámara en el tiro. 

Como habrán notado por la presencia de cartas o cromos, sabrán que el juego cuenta con microtransacciones. La mejor manera de conseguir stubs (moneda del juego) para comprar paquetes de cromos será con dinero real. Digamos que el cambio es prudente, pero finalmente adquieres stubs para comprar paquetes que podrían terminar sin darte algo interesante, por lo que realmente como en todo loot box, nunca sabes lo que estás comprando.


 Gráficamente el juego luce muy bien. Corre a 4K con 60 fps y tiene tiempos de carga muy cortos tanto en PlayStation 5 como en Xbox Series X . Lo hemos jugado en ambas consolas, y en realidad la diferencia visual es imperceptible. La única ligera diferencia a considerar es que la versión de PS5 tiene mejor vibración y utiliza el micrófono del dualsense en determinados momentos, pero solo eso eso, puesto que no hay soporte de gatillos hápticos.

Aún así podríamos decir que la mejor versión sería la de PS5, aunque irónicamente, la versión de Xbox sería la más accesible, puesto que mientras los usuarios de PlayStation gastan 59.99 o 69.99 dólares, dependiendo la generación, los usuarios de Xbox One y Xbox Series tienen desde el día 1, el juego incluido en su suscripción de Xbox Game Pass. 


Otro de los grandes aciertos del juego es contar con crossplay, así que no importa en qué plataforma tengas tu juego, podrás jugar tranquilamente con cualquier jugador de otra plataforma. Además si tienes el juego en más de una, por ejemplo: lo compras en Play, pero lo descargas en Xbox gracias al game pass; o lo tienes en Xbox, pero lo compras en Switch para jugarlo en la calle, con una cuenta en MLB The Show podrás jugar con tu misma grabación en ambas plataformas. 

Respecto al sonido, MLB The Show 22 llega con un OST bien americano, que no decepciona y acompaña bien el gameplay. El juego también cuenta con extensos diálogos de locutores y narraciones bien acertadas, y que ayudan a sumergirnos como si estuviéramos dentro del estadio. También contamos con un extenso menú de audio, donde podremos mover individualmente cada item de sonido. 



Conclusión: 

MLB The Show 22 es un paso importante en el camino de volver este simulador de deportes tan conocido como NBA 2K o Madden NFL. Esta nueva entrega está llena de contenido y promete tener a los fanáticos de este deporte, pegada por muchas horas. Irónicamente al ser un juego de Sony, los usuarios de Xbox se llevan las cosas más fácil, pues podrán contar con el juego desde el día 1 en el Game Pass.

Su punto negativo, la presencia de micro transacciones dentro de una mecánica de cromos, que dentro de todo, a terminado por convencer a los usuarios. Su punto más positivo, que Sony esté buscando posicionarla en todas las plataformas y con presencia de crossplay y cross save. 


Lo mejor: 

- Versatilidad en el gameplay
- Los locutores le dan vida al road to show.
-  El crossplay y cross-save
- Está disponible en el gamepass

Lo malo: 

- Menú principal algo simple
- La presencia de loot boxes o sobres de cromo, en este caso.
- Que la versión PS5 no aproveche los gatillos adaptativos
- No tiene textos al español



NOTA
83/100

Análisis hecho con un código de PS y uno de Xbox brindado por PlayStation Latam*

Publicar un comentario

0 Comentarios