Análisis: Realme 9i

 Un dispositivo de gama media enfocado para videojugadores aficionados


El 22 de febrero se lanzó oficialmente en Perú el Realme 9i, equipo de gama media enfocado en el público gamer. Con un precio desde 1059 soles se pone a la venta en nuestro país en los colores Negro Prisma y Azul Prisma ¿Vale la pena? Te lo contamos en las siguientes líneas. 

El Realme 9i cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 60 Octa-Core, 128 GB de capacidad de almacenamiento (con ranura de SD admitiendo hasta 1 TB),  4 o 6 GB de RAM dependiendo la versión y una batería de 5000 Mah con carga rápida de 33W. Respecto a sus cámaras, tenemos 3 en la parte trasera: una principal de 50 MP  con apertura f/1,8, uno macro de 2MP con apertura de f/ 2,4  y un lente b&w de 2MP con f/2.4. Mientras que la cámara selfie cuenta con 16 MP y una apertura de f/2.1.


Nuestro primer contacto con el Realme 9i 

Básicamente nos encontramos ante la distintiva caja  amarilla del Realme, diseño que se usa para la mayoría de equipos a excepción de la línea GT de gama alta. En la caja del equipo nos encontramos el Realme 9i, case transparente, garantía del producto, cable de carga USB Tipo C y su cargador Dart 33W. 

El Realme 9i cuenta con una pantalla de vidrio Dragontrail Pro, que es mucho más resistente que Dragontrail tradicional. La parte trasera está hecha de plástico un acabado muy elegante y con una textura sutil de líneas, además los lentes tienen un marco de plástico con un acabado más parecido al vidrio.  La pantalla ocupa un 84.2% del equipo, teniendo un marcado contorno negro alrededor. Finalmente, la muesca de la cámara selfie se encuentra en la izquierda superior, casi pasando desapercibida.

Encontramos en la parte inferior del equipo el conector jack 3.5 mm para audífonos, el puerto USB Tipo C y las bocinas; al lado izquierdo tenemos los botones de volumen y la ranura para la SIM y MicroSD. Mientras que en el lado derecho tendremos el sensor de huella digital, actuando también como botón principal.  Las medidas son 16,44 cm de largo, 7,57 de ancho , 0.84 centímetros de alto y con un peso es de 190 gramos. 

Un equipo enfocado al gaming

El Realme 9i definitivamente va a ser una de las mejores opciones de gaming que puedas encontrar bordeando los 1100 soles. Eso sí, como mencionamos, el equipo llega en dos versiones, una de 4GB y otra de 6GB, la diferencia entre ambos equipos son de 100 soles: la versión de 4GB está 1059 soles y la versión de 6 GB está 1156. Si llegas a este equipo especialmente para jugar, entonces te recomendamos encarecidamente ir por la de versión de 6GB, puesto aunque podemos tener hasta 5GB extras como RAM virtual, estos 2GB extra serán super importantes si queremos obtener un mejor framerate o jugar y transmitir al mismo tiempo. 

Probamos el equipo en varios juegos como Call of Duty Mobile, donde tuvimos que elegir entre Calidad Gráfica en Bajo con FPS en Alto o  tener Calidad Gráfica en Muy Alto con FPS en Medio. Mientras que en PUBG New State, si bien nos dejaba poner los gráficos a tope, teníamos un importante descenso de FPS en los momentos de acción, por lo que la configuración recomendable para nosotros fue FPS en Muy Alto con Gráficos en Medio.

En otras palabras , el equipo puede dar muy buenos resultados en gaming, pero tampoco podemos suponer un resultado similar al de un equipo de gama alta. En este caso, generalmente vamos a tener que decidir entre un framerate super fluído o utilizar los gráficos en las mejores calidad, al menos en los juegos más exigentes. Lo que sobresale en este equipo es que cuenta con un software especial para gaming. Y aunque sabemos que varías marcas manejan este tipo de programas, ninguna de estas te mide el framerate. 


Game Space será nuestro mejor aliado en nuestros momentos de gaming, esta app de Realme podrá medir en tiempo real el porcentaje de uso del CPU, el uso de la gráfica, además de poder ver los frames por segundo a tiempo real. Además la app servirá como un launcher para nuestros juegos, que no se limitará a lanzarnos como podemos hacer desde el menú principal, sino que también optimizará el rendimiento en 3 perfiles. 

 En modo energía baja, los juegos no exprimirán todo el potencial del equipo, pero tendremos más tiempo de juego, modo perfecto por si queremos tener una sesión muy larga del juego o si tenemos baja batería; el modo pro gamer exprimirá tu equipo al máximo para conseguir un gran rendimiento; y finalmente, el modo equilibrado, como su nombre lo dice es un balance entre los dos anteriores. En cada perfil podremos ver la medición de cuanto es el consumo de los recursos según el perfil. 

Otro de los puntos a favor del equipo es que al calentarse no se vuelve molestoso. Hay muchos equipos que se sobrecalientan cuando son explotados al máximo, generalmente en juegos, y su pantalla tiende a volverse una plancha de pelo, prácticamente. Si bien es cierto, como todo equipo, el Realme 9i sube su temperatura cuando es forzado, este la mantiene a una temperatura adecuada, que no llega a ser molestosa. 



Otras de los aspectos de este equipo para resaltar respecto al gaming es su pantalla de 90 HZ, que nos permitirá llegar hasta 90 fps, siempre y cuando la potencia del  equipo y la app nos lo permita; además, una resolución de 1080 x 2412p (con 400 pixeles por pulgada);  y un brillo de 480 nits, excelente para disfrutar tu pantalla en exteriores. Por otro lado esos 5000 Mah de batería nos permitirá disfrutar de muchas horas de juego y con la carga de 33W podremos cargarlo rápidamente para volver a la acción sin que pase mucho tiempo. 

Un juego de cámaras correcto para su rango de precio.

 En el cocktail de cámaras destacamos la cámara principal de 50 MP, aunque si no la configuramos manualmente no la estaremos aprovechando a tope, usando solo 12 MP.  Los 50 MP solo los podremos usar en modo Foto, ya que en retrato estaremos haciendo uso también de la cámara B&W para crear el efecto de profundidad. 

A grandes rasgos podremos decir que la única cámara que se salva de condiciones de poca luz es la principal, puesto que con la cámara macro o con la selfie tendremos resultados pobres. La cámara principal se puede apoyar de la opción HDR y Mejora de Escena IA Activada para dar buenos mejores resultados con el postprocesado

Por otro lado, la cámara selfie puede ayudarnos a dar una mejor foto en la noche, solo si se apoya al brillo de la pantalla, que se activará automáticamente si la foto lo requiere. Y respecto al modo noche, no sobresale, si bien es cierto este es un modo en el que siempre deberemos permanecer la cámara quieta por unos segundos, acá será muy fácil echar a perder la foto. 

Cámara principal exteriores

cámara ultramacro interiores 


La interfaz de la cámara es super amigable. Como opciones principales tenemos Noche, Video, Foto y retrato. En el apartado "Más" podemos encontrar otras opciones como Ultra Macro, Extra HD, panorámica, Escáner de textos, Modo Experto (pro), Foto por Intervalos y Cámara Lenta.  Si queremos poner uno de estos modos extra en los principales, podremos agregar o retirar de la interfaz principal los que prefiramos. Eso sí  ni Foto, ni Video podrán moverse. 

Respecto al video, este es uno de los punto más flojos. Tanto la cámara principal como la selfie solo nos dejan dos opciones de grabación: 720p con 30 fps y 1080 p con 30 fps. En el rango de precio, al menos se esperaría tener un 1080p con 60 fps. Además los 60 fps sería un agregado que contrarreste de cierta manera la falta de estabilizador en la grabación de videos. Eso sí, hay que reconocer que la calidad de video se mantiene muy decente, incluso en situaciones de baja luz. 


selfie con poca luz (se apoya del brillo de su pantalla de 480 nits)

Modo Noche 


Realme 9i  es muy buen equipo para  ver contenido audiovisual Gracias a su pantalla de de 6.6 pulgadas con una resolución 1080 x 2412p. La calidad máxima a reproducir es 1080p con 60 fps, pero pese a su potente brillo, no es compatible con HDR , aunque tampoco es que muchas apps de móviles lo aprovechen actualmente. Y bueno, gracias a su batería de 5000 Mah, podremos ver unos cuantos capítulos de nuestra maratón preferida, antes de una carga. 

Respecto al sonido, el volumen es lo suficiente alto para que un dos o tres personas puedan disfrutar contenido tranquilamente en una sala. Tenemos sonido estéreo y los bajos son muy decentes. Además por suerte tenemos la facilidad de conectarlo con cualquier audífono que use jack 3.5 mm, entrada que muchos móviles ya están eliminando. 

Otro de los puntos a destacar del Realme 9i es el uso de su memoria virtual, que independientemente tengamos la versión de 4 o 6 RAM, podemos tener hasta 5 de RAM extra, que aunque no actúan con la misma rapidez que la RAM normal, de hecho nos salvará de varias situaciones como streamear algun juego desde nuestro mismo móvil.  Además de tener una tasa de refresco adaptativa. Marcando selección automática se acomodará en estático a 30Hz, películas a 48Hz, TV en vivo a 50Hz, videos a 60Hz y juegos entre 60/90Hz, según los fps. 


Conclusión: 

Realme 9i es un excelente equipo de gama media, recomendado totalmente para el usuario que lo quiera específicamente para gaming. Con su potente procesador, brillante pantalla, buena batería, sumado a sus perfiles de optimización y medición de los fps en tiempo real, lo hacen una de las propuestas más atractivas en su rango de precio. Por otro lado, si estás buscando un equipo con buen desempeño en sus cámaras, Realme 9i cumple modestamente en fotos, pero es el video su punto flojo. Así que si eres creador de contenido, tal vez debas buscar otras opciones. 


Lo bueno: 

- El Game Space de Realme

- Batería de 5000 Mah con carga rápida 33W 

- Muy buen desempeño en juego

- Diseño elegante

- Ram Virtual de hasta 5GB 


Lo malo

- Video limitado a 1080p con 30fps / sin estabilizador

- Ausencia de gran angular o tele/ selfie muy modesto


NOTA
85/100


Nota en base a especificaciones y relación entre calidad/precio*






Publicar un comentario

0 Comentarios