Análisis: Shin Megami Tensei V

Shin Megami Tensei vuelve, abandonando nuevamente las batallas con cámara estática. Nosotros los jugamos y te contamos nuestra opinión



El 11 de noviembre Atlus sacó a la venta Shin Megami Tensei V, esperada secuela de una saga que terminó siendo algo desplazada por su spin off "Persona", pero regresa para recordarnos quien sembró las bases de esta franquicia. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.

Un estudiante común de instituto se ve arrastrado repentinamente a otra dimensión. Un mundo en ruinas que yace sobre los restos de lo que parece fue Tokio. Acosado por los demonios de este mundo hostil, su única posibilidad de sobrevivir es aceptar la ayuda de un ser misterioso llamado Aogami. Tras fusionarse, se convertirá un Nahobino, una criatura maldita que posee la capacidad de enfrentarse o aliarse con demonios.


Shin Megami Tensei V recoge muchos aspectos que funcionan en la Saga Persona para mejorar su sistema jugable y su identidad, pero sin intentar no perder su esencia. Básicamente seguimos ante un título de recolectar y fusionar demonios, pero con una cámara de batalla más similar a los últimos Persona, y un elenco protagónico humano joven y variado, que tranquilamente podrían protagonizar una entrega de su spin-off. 

Shin Megami Tensei V es un RPG por turnos de caza de criaturas, con pocas semejanzas a Pokémon, pero con mucho en común a la saga Dragon Quest Monster, por ejemplo. El primer peleador de nuestro grupo será nuestro protagonista, que esta fusionado con un demonio, pero los otros peleadores de nuestro grupo serán demonios aliados, que nosotros mismos habremos convencido de sumarse a nuestro grupo. 

Nuestro grupo batalla a batalla irá ganando experiencia, con lo que subiremos de nivel y subirán nuestras estadísticas. También nuestro equipo irá aprendiendo nuevas habilidades, aunque como solo podemos tener aprendidas unas cuantas, llegará el momento que tengamos que olvidar algunas para aprender otras nuevas.


Si ya has jugado otros Shin Megami Tensei, sabrás que stos demonios no evolucionan como otro tipo de criaturas, sino se fusionan entre sí para crear otro tipo de demonios. En este sistema de fusión no hay una aparente camino ordenado para volverlo más fuerte, e incluso mediante fusiones podría volver a convertirse en un demonio en el que ya se había transformado. Por suerte podremos ver todas las posibilidades de fusión antes de elegir una, así podremos tener muy claro que demonios nos conviene fusionar.  Al fusionarse, aprenderán nuevas habilidades, pero muchas veces terminarán perdiendo otras. Así que también este es un factor a tomar en cuenta. 

Para reclutar demonios deberemos entrar en un tipo de negociación, por lo que en el menú de pelea en vez de pelear con ellos, deberemos poner la opción hablar. Normalmente nos harán una o dos preguntas y si contestamos bien, podremos convencerlos de unirlos a nuestro team o pasar a otra fase de la negociación. Lo más común es que pasemos a otra fase de negociación donde el demonio nos pedirá maccas (el tipo de monedas del juego), vida, puntos de magia o elixirs para unirse a nuestras filas.  Algunos, no obstante, te pedirán que estés a su nivel o solo podrás negociar con ellos en cierta posición de la luna. 

Shin Megami Tensei V nos presenta mundos más abiertos para explorar, siendo todo lo contrario a los calabozos pasilleros de Persona. El problema es que al estar diseñado especialmente para Switch, no esperemos mundos repletos de vida, al contrario, aunque son visualmente bonitos, generalmente estos están vacíos. Igualmente es una notable mejora con Shin Megami Tensei IV en 3DS.


Respecto a las batallas,  estas recompensan que usemos siempre el ataque efectivo contra nuestro enemigo. Tendremos una barra llamada Magatsushi que al llenarse podemos consumirla para que nuestro equipo tenga turnos con ataques críticos, super útil cuando nos topamos con enemigos fuertes o jefes. Algunos enemigos fuertes negociarán con nosotros antes de la batalla, como intentándonos robar si no queremos entrar en pelea, generalmente nos pedirán fuertes sumas de maccas.

Generalmente los jefes suponen un reto grande, y muchas veces nos obligarán a farmear para volver a intentar vencerlos.  Y como cada 15 minutos nos encontraremos con un jefe, este farmeo constante se llevará muchas horas de nuestro tiempo de juego, y la mayor parte se nuestras 50 o 60 horas  que nos cueste terminarlo. Si eres una persona impaciente o poco constante, seguramente terminarás estresado o frustrado y preferirás pasar a otro juego. Incluso poniendo el juego en modo casual, la cosa no cambiará mucho, porque el farmeo siempre deberá constante y también la fusión de criaturas para el desarrollo de estas. 

A diferencia de nuestros demonios, para que nuestro personaje principal tenga mejoras adicionales, como mejoras de habilidades, deberemos reunir puntos de gloria y canjearlos en el mundo de las sombras en la sección aprendizaje de Milagros. Los puntos de Gloria los ganaremos de 5 en 5 encontrando Mimans, pequeños demonios que se encuentran repartidos y ocultos por el mapa. Aunque también podremos encontrar puñados de Gloria escondidos en algún punto del mundo abierto. Por otro lado, Gustave, de la Guarida del Cadáver, nos recompensará con objetos cada vez que lleguemos a cierto número de Miman encontrados. 


Gráficamente Shin Megami Tensei V es un gran avance respecto a su antecesor, pero obviamente, este no es mucho mérito teniendo en cuenta que la anterior entrega perteneció al 3DS. Esta entrega pudo ser mucho más gráficamente, algo más similar a un Persona 5, pero está construido con limitaciones para que pueda moverse excelente en la Nintendo Switch, y pensándose como su plataforma principal, aunque seguramente más adelante llegue a PC. 

Respecto al  sonido, las voces en japonés y el OST se llevan el protagonismo. Las voces consiguen transmitir sentimientos en sus textos y las voces de los demonios agregan misticismo al título. La música es grandiosa en todo momento y sin lugar a dudas, es uno de los puntos más fuertes de esta entrega. El juego cuenta con textos en español, aunque algunos menús se quedan en Inglés para conservar el diseño original japonés, en que los textos de menú estaban en Inglés, pero todo lo demás en japonés. 




Conclusión

Shin Megami Tensei V ha logrado adaptarse a la actualidad medianamente bien, sin perder su esencia. Definitivamente no será un RPG para todos, pero quienes aman el rol japonés o son fanáticos de la saga, esta entrega será oro puro. Definitivamente. un excelente trabajo de Atlus y un gran peso pesado en el catálogo de este año para Nintendo Switch. 


Lo bueno

- Todas las posibilidades que podemos tener con las fusiones
- Los diseños de demonios se han actualizado muy bien
- Un soundtrack tremendo
- Con traducción al español
- Un RPG muy sólido

Lo malo

- Puede llegar a ser frustrante
- Requeriremos mucho farmeo para seguir avanzando
- Mundos abiertos muy vacíos 

NOTA 
85/100






Publicar un comentario

0 Comentarios