Análisis: Hanako: Honor & Blade

El juego de la Japón feudal en línea que llegó para divertirnos, pero solo eso 


El 14 de septiembre, +Mpact Games, puso a la venta en PC el título Hanako: Honor & Blade, un juego en línea de luchas inspirada en la edad feudal japonesa, donde podremos controlar a samuráis, lanceros, ninjas y arqueros para enfrentarnos a otros jugadores con los mismos tipos de personajes elegibles.

El juego no cuenta con una historia definida, es más, no cuenta con una opción de juego que nos pueda dar algo parecido a una historia, como una especie de campaña para jugar en offline. Pero, si somos genéricos podemos decir que el juego cuenta la historia de un guerrero japonés que lucha por obtener la victoria para su clan en el campo de batalla.

El juego es simple y cumple con su objetivo, brindar diversión en sus modos multijugador. La diversión está asegurada por el simple motivo de que puedes demostrar si eres o no el mejor en el campo de batalla. La dificultad varia de acuerdo a cada enfrentamiento. Al ser un juego netamente online, la dificultad cambiará dependiendo de a que tipo de jugador enfrentemos, al momento de redactar está nota, debo decir que nadie ha logrado superarme en el juego.  




El primer punto a tocar es con respecto a los modos de juego y su falta del juego offline. El juego cuenta con 2 opciones principales dentro de la interfaz, el modo Campaña y el modo Duelo. Ambos cuentan con “mini juegos” que buscan variar un poco el estilo del desarrollo del juego.

Pero también contamos con la primera opción que es la “Cola rápida” que busca a los jugadores dispuestos a jugar cualquiera de esos mini juegos y los coloca al azar. Por ejemplo, tenemos el modo Batalla, Asedio al castillo, y Captura de pergaminos, modos que están combinados de las dos principales que nos muestra la interfaz. Sin duda una gran forma de acelerar el juego.

En el caso de asedio al castillo, el objetivo es claro, debemos abrirnos paso entre los enemigos y hacer daño al castillo enemigo para ganar la partida. En la captura de pergaminos el juego cambia, y tu objetivo es robar los pergaminos ubicados en diferentes zonas del mapa. Finalmente, está el modo batalla, a mi punto de vista el más divertido, donde gana el equipo que logre acabar con el enemigo más rápido. 



Y al propósito de la interfaz, el diseño del modo de espera para cargar partida es el mismo siempre, teniendo como base la edad feudal de Japón creo que se pudo haber recurrido a mejores piezas artísticas inspiradas en esa época. 

El gameplay del juego en general está muy bien hecho, no encontré ningún tipo de bug al momento de entrar a las partidas en línea, es decir que corre de gran manera, pero obviamente requieres de una conexión a Internet decente.

El punto súper negativo que tiene este juego es el aspecto offline, la carencia de un modo en el que jugar en solitario para descubrir algún tipo de historia o simplemente para pasar el rato mientras perdemos la conexión a Internet. El espíritu de muchos juegos de pago es saber complementar el aspecto online, con uno offline, por más sencillo y corto que hagan el lado offline. Cualquier juego se hace más divertido y rentable con una campaña offline en solitario y lamentablemente este juego no cumple con este gran requisito. Quizás la mejor opción es que trabajen en un DLC que agregue una campaña para mantener vivo al título.

Otro punto bueno, es la fluidez que tienen los combates en el juego y el acceso a las puntuaciones al momento que desees. Las batallas se hacen más divertidas por los ataques especiales de cada clase de guerrero que puedes seleccionar.



No hay mucho que comentar sobre los gráficos del juego, es un trabajo indie y se nota bastante en cada recoveco. Igualmente los escenarios funcionan y no se ven nada mal, y aunque sobresale su simpleza, también podemos notar que se trabajo efectos de ambientación para que no sean tan planos. Si ponemos en balanza lo bien que corren todos elementos en pantalla y lo fluido que todo se ven los momentos de más acción, sin necesitar de recurrir de mucho trabajo por parte de nuestro computador, podríamos decir que lo que más salió perdiendo fue el diseño de personajes, sobre todo cuando apuntamos sus rostros.

Respecto al sonido, el juego no consigue brillar tampoco en este aspecto, pero los efectos de sonido de las batallas te recuerdan mucho a la vieja escuela, por lo que con el factor nostalgia puede salvar en algo este punto.



Conclusión:

El juego tiene el objetivo claro de divertir al usuario y es en lo que se enfocaron al momento de desarrollarlo, y si cumple con tal objetivo. Aunque no creemos que logre atraparlo mucho tiempo.  La cultura del Japón feudal tiene muchos recursos que pueden explotarse, sin embargo, Hanako no lo hace.  Se siente la ausencia de un juego offline que nos deje entrar en contexto o prepararnos para la batalla online. 


NOTA
70

 Análisis hecho por un código de PC brindado por One Pr Studio*


Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch