Análisis: Samurai Warriors 5

 El regreso por la puerta grande


El 27 de julio, Koei Tecmo sacó a la venta Samurai Warriors 5 para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch. Una nueva entrega del famoso spin off de Dinasty Warriors que ve la luz 7 años después de su predecesora ¿Vale la pena? te lo contamos a continuación

Samurai Warriors 5 nos pone como protagonistas a  Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi, que protagonizarán la guerra de la era Sengoku desde el la guerra de Ōnin hasta el Incidente de Honnōji. En el juego tendremos 2 puntos de vista protagonizados por los personajes antes mencionados, con lo que lideraremos una lucha ante miles de enemigos. Ojo que eso no quiere decir que solo podamos usar 2 personajes en la campaña, puesto que Samurai Warriors incluye de lanzamiento 27 personajes, muchos de los cuales tendrán su partecita de protagonismo en la historia de este juego. 

Samurai Warriors es una saga con fiel sequito de jugadores, pero aún, al menos en nuestro continente, no ha llegado a tener una popularidad mainstream, por lo que si no has jugado aún ni un título de la saga o no sabes de lo que va, es entendible. Sin embargo, es probable que hayas jugado uno de sus hermanos y no te hayas dado cuenta, ya que los populares One Piece Pirate Warriors, Hyrule Warriors o Fire Emblem Warriors, también son creaciones de Koei Tecmo y tienen un gameplay que amplios rasgos es el mismo. 


1 contra 1000. Esta es la manera que nos venden el juego y no está nada equivocada. En este título nos pondremos al mando de un personaje con el que tendremos que derribar hordas de enemigos. Cada batalla se libra en un mapa donde tendremos diversos objetivos, algunas veces estos aparecerán a la par, otras veces irán apareciendo depende del tiempo y otras, luego de haber superado objetivos previos. Se nos presentarán muchas veces mapas con zonas en un inicio cerradas donde generalmente tendremos la batalla con el jefe de turno. En el recorrido por un mapa podremos derrotar fácilmente entre 1000 a 2000 enemigos, y si nos enfocamos en derribar a todos, podemos pasar fácilmente los 3000.



Samurai Warriors 5 se parece a simple vista en lo jugable a su predecesor, conservando muchos diseños de menús e interfaces parecidas, pero esta vez opta por notables cambios en el estilo gráfico, mejorando el nivel del Cel Shading y cambiando los detalles del rostro de muchos personajes. Por otro lado, se atreve a meter muchos más enemigos en pantalla, pudiendo topar totalmente nuestro campo visual en muchas ocasiones. 




Para no ser un simple machacabotones compulsivo, fuera de los ataques normales y fuertes,  nuestros personajes podrán aplicar 4 habilidades que podrán usarse mezclando un botón con cada una de las direccionales, Estas habilidades son equipables antes de la batalla y podrá brindarnos no solo habilidades de ataque, sino también de support o recuperación. Además podremos usarlas sucesivamente en batalla, esperando solo unos cuantos minutos entre uso y uso, mientras carga la barra. 

Por otro lado tendremos la barra Musou Attack, que en un inico tendrá solo un cuadro y a futuro se se irá incrementando. Este movimiento final será un ataque de una serie de movimientos en cadena que causará gran daño, y el que recomendamos guardarlo para los enemigos "objetivos" o cuando nos sintamos realmente acorralados. Además, si estamos montados en nuestro caballo, nuestro Musou Attack será una fuerte embestida. En cambio, si hacemos el Musou Attack junto a nuestro aliado en batalla, tendremos un ataque conjunto.

 Por último, una barra llamada Rage, que al llenarse, con un botón podemos consumirla e incrementar nuestras estadísticas momentáneamente. Si usamos Musou Attack con el rage activado, tendremos un ataque especial aún más fuerte, pero volveremos al estado normal inmediatamente después.

También tendremos la ayuda de nuestro caballo, que podemos llamar en cualquier momento y nos ayudará a llegar a nuestro objetivo más rápido y también a esquivar enemigos. Como si fuera poco también podremos atacar montados en nuestro caballo y aunque podemos arrasar enemigos desde él, también nos hace más vulnerables.


El juego cuenta con modo cooperativo local, que divide la pantalla en dos, una opción muy divertida si tienes alguien con quien jugar, pero que a la vez sacrifica campo visual y detalle gráfico. Nosotros lo jugamos en una PlayStation 5 con una copia de PS4 y el downgrade gráfico fue considerable cuando iniciamos este modo, así que no queremos ni imaginar como sería en Switch. Desafortunamente este modo termino siendo más que solo una curiosidad, ya que solo puede jugarse cooperativo en el free mode, o sea para volver a jugar un nivel ya superado con el personaje que quieras. El juego también debería contar con un modo online cooperativo, pero hasta el momento de hacer la reseña no ha estado disponible. 

El juego está dividido en 12 capítulos, 6 por el lado de Nobunaga y 6 por Mitsuhide, cada uno de estos capítulos tienen  en promedio entre 3 a 8 mapas de batalla. Por lo que solo para pasarnos la campaña, podremos demorarnos unas 35 a 40 horas. El detalle es que, aunque los mapas son diferentes, los objetivos y rutina de batalla generalmente son los mismos, entonces el juego termina cayendo en lo repetitivo. Por suerte, hacer bailar a nuestros enemigos en el aire con nuestros ataques como si fueran de cartón, y el sistema de desarrollo de los personajes es tan divertido como para perdonar esto y estar pegado al menos unas 50 horas al juego. 


Cada personaje tendrá un árbol de habilidades que podrá ser llenado con skill points, que ganaremos en cada batalla o también podremos comprar. Si bien la campaña dura 40 horas, si te pones por meta completar los árboles de habilidades de los 27 personajes, podrías llegar a superar las 200 horas de juego. Entre las mejoras, tendremos incrementos de stats, adquirir habilidades nuevas o incrementar nuestra barra de especial. Algunos puntos del árbol estarán bloqueados hasta que nuestro personaje llegue a cierto nivel o hasta algún suceso determinado en la campaña. 




También nuestros personaje podrán cambiar de armas por otras mejores, que incluso pueden subir de rango, modificando los cristales incrustados en ella o agregándole más, si es que tienen las ranuras disponibles. Por eso, las mejores armas que encontremos serán las que tengan más ranuras. Ojo, que no solo hay que preocuparnos para subir el rango del arma, ya que si el personaje no tiene el rango de manejo suficiente, no la podrá usar. Con los personajes principales, no habrá problema, pues siempre los tendremos en constante batalla y subiendo su rango, para el resto de personajes, si queremos darle una arma de rango elevado como B, A o S, tendremos un largo camino que recorrer. 

También tendremos un nivel de mejoras en nuestro menú, podemos mejorar nuestro Dojo, nuestro establo, las tiendas, aunque para esto vamos a tener que dejar un gran dineral y una gran cantidad de materiales. Aunque haciendo esto, también tendremos más posibilidad de ganar más recursos y consumir menos. 


Gráficamente, nuestra opinión viene de la versión de PlayStation 4 jugada en PS5. El punto flojo en nivel visual son los escenarios, que parecen de juego de Wii U o del último tramo de PS3 o 360. La simpleza gráfica está debidamente justificada teniendo en cuenta la cantidad de objetos que tenemos en pantalla  en movimiento y a todo momento. Teniendo en cuenta que es un juego que está enfocado en las consolas Switch, PlayStation 4 y Xbox One, es entendible que se opte por suprimir visualmente bastantes recursos, para poder conseguir un juego fluído y estable. En PS5 el juego se sintió como seda,cargas rápidas, totalmente fluído a 60 fps estables, transmitiendo un sentimiento agradable al ver como todo baila en pantalla de manera tan ligera.

Respeto al sonido, tenemos una muy buena banda sonora con música estilo oriental que funciona muy bien el ejuego. No hay muchas opciones de sonido, pero el juego consigue un cojunto correcto, más apreciable con headsets o con barras de sonido 5.1, y no es que tampoco presente un sonido inmersivo, pero se da el trabajo de hacer algunos efectos surround con los parlantes traseros. Las voces del juego están en japonés, y aunque quizás muchos sientan la ausencia del inglés, a nosotros nos parece la manera de ideal para jugarlo.



Conclusión: 

Samurai Warriors 5 tiene todo lo que un buen musou debe tener, aunque peca de ser muy repetitivo y simplista en sus objetivos, donde muy rara vez, nos piden otra cosa que atacar a ciertos targets. De igual forma, el sistema de progresión actúa como complemento perfecto para convertirlo en un juego adictivo y en el que invertiremos muchas horas. 


Lo mejor:

- Gran cantidad de personajes

-Muchas acciones en batalla que hacen que el combate no sea un simple machacabotones.

- La cantidad de enemigos en pantalla es sorprendente.

- Sistema de progresión muy adictivo. 

- Corre a 60 FPS en la mayoría de plataformas


Lo peor: 

-  No hay textos en español

- Tiende a sentirse repetitivo a la larga

- No puede jugarse cooperativo en el Musou Mode. 


NOTA
82


Análisis hecho con una código de PS4 brindado por One PR Studio*


Publicar un comentario

0 Comentarios

Página de noticias y reseñas sobre videojuegos y tecnología. Todo sobre juegos de consola y PC. PlayStation 5, Xbox Series, PC y Switch