Análisis: It takes Two

 Va a ser difícil que hagan un cooperativo mejor

El pasado 26 de marzo, EA sacó a la venta It Takes Two para PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series y PC. Nosotros ya lo jugamos y luego de pasarlo un par de veces, te contamos nuestro veredicto final. 

Los juegos en cooperativo para modo local siempre son escasos, en un mundo donde los títulos online competitivos o juegos offline para un solo jugador son los más solicitados. Es por eso, que títulos como Battletoads o Mario 3D World son un éxito, ya que nos dan la opción de jugarlo con un amigo o más en modo local. It Takes Two, de los creadores del también popular cooperativo 'A Way Out', llega con la innovadora propuesta  de 2 o nada, igualmente usada en el anterior título. En este modo el cooperativo no es una opción, sino la regla. Es obligatorio. Si bien es todo un riesgo jugarsela por ese concepto, todo parece indicar que funciona bien, y que tiene mucho futuro.

It Takes Two nos pone en la piel de Cody y May, una pareja de esposos apunto de divorciarse, quienes luego de revelarle a su hija sobre esta decisión, terminan misteriosamente hechizados y convertidos en juguetes. Para los ojos de su hija, ellos son invisibles, por lo que tendrán que buscar la manera de deshacer este hechizo solo con la ayuda de Book of Love, un libro que parece estar detrás de todo lo ocurrido, o al menos saber qué está pasando. 


Basicamente esta es la premisa de este juego, que sorprendentemente terminó siendo el cooperativo local más variado, completo y divertido hasta la fecha. Un título que mezcla varias mecánicas de varios estilos de videojuegos, y en donde cada zona, se nos propondrá un tipo de gameplay diferente. Aunque claro, el pilar siempre será la cooperación.

Pero antes de hablar de su gameplay, volvemos a mencionar que el título solo puede jugarse en cooperativo. No hay forma de iniciarlo con un solo jugador y que el segundo personaje sea completado por la CPU, ya que ambos jugadores tienen la misma importancia y ambos deberán cooperar en todo momento, descifrando puzzles, eliminando enemigos e interactuando con todo lo posible. 

El juego puede jugarse en modo local, el modo de juego ideal, pues solo necesitas un mando extra; y también puede jugarse en modo online, donde es importante saber que solo necesitarás un juego, y el otro jugador deberá adquirir un "pase de amigo" gratuito y descargar el juego. Aunque claro, esto debe ser, obviamente, en la misma plataforma. 


It Takes Two nos propone un sistema de juego variado, que va alternando conforme vamos llegando a nuevas zonas. Como mencionamos, el pilar es la cooperación, y esto se toma en cuenta en el diseño de los niveles y como las habilidades que vamos adquiriendo, se complementan magistralmente en cada zona para poder resolver todos los obstáculos que nos propone. 

Por ejemplo: en una zona, cada personaje tiene un polo distinto de imán, lo que hace que un personaje ayude a atraer algunas plataformas y el otro sirva para empujarlas;  Otra zona nos propone un estilo de juego tipo shooter, donde un jugador lanzará un tipo de jabón inflamable, mientras que el otro disparará fosforos prendidos. Al juntar ambos, podemos provocar explosiones e incendios, super útil contra enemigos y barreras que nos cierran el paso;  En otra, un personaje podrá jugar con el tiempo, mientras que el otro podrá clonarse; en otro, uno será un mago y otro un guerrero, representando un entretenido juego de rol occidental; y así sucesivamente.

Esto es una de las propuestas más beneficiosas del título y es precisamente la formula para nunca aburrirnos. Puesto que, al momento que ya nos hemos acostumbrado a lo que propone una fase, pasamos de zona y todo cambia, ofreciéndonos una zona y un concepto totalmente distinto. 



Lo bello es ver como estos cambios se entrelazan con la historia de manera tan orgánica. Muchas de las habilidades de los personajes tendrán que ver con algo de su personalidad, algún sentimiento o comportamiento que han tenido en su relación. Por ejemplo, May obtiene el poder de clonación ya que sentía que no podía clonarse para trabajar y estar con sus seres queridos al mismo tiempo; mientras que Cody obtiene el control de tiempo, exactamente por anhelar eso en su relación. 

Cada zona también tendrá un boss. En estas situaciones y en similares, a nuestros personajes les aparecerá una barra de vida. Si la perdemos y morimos, podremos reaparecer apretando un botón repetidas veces, pero si ambos personajes mueren a la vez, el juego se reiniciará en el último checkpoint. De este tipo de muertes deberemos cuidarnos precisamente en los bosses, ya que muchas veces nos pondrán en aprietos con multiples ataques paralelos.


Y claro, los bosses son uno de esos ingredientes que suman a que la experiencia sea única: ya sea por las diversas mecánicas a las que deberemos recurrir para matarlos, las situaciones de diversión y tensión a las que nos someten, su dificultad variada, y su frecuencia continua. Nos encontraremos con muchos bosses, en el título. Muchas veces más de uno por zona, pero cada encuentro es único y eso lo hace tan especial, además de las coordinaciones desesperadas gritando en las que terminaremos con nuestro compañero de juego. 


En nuestra aventura no encontraremos ningún tipo de coleccionables, pero sí varios minijuegos. Si eres de los que te interesan los trofeos y logros, encontrar todos los juegos podría considerarse un tipo de coleccionable, ya que saltaría un trofeo.

 Por otro lado, no hay muchos factores que lo hagan rejugable, ya que el camino siempre será el mismo. Aunque claro, no está de más pasarte el juego una vez más, pero con el otro personaje, ya que siempre será sometido a retos distintos que los que vivió el otro. Un buen motivo adicional para volver atomar esta aventura sería jugarlo con una persona distinta, ya que la acompañarías en su descubrimiento ante esta aventura, y eso también puede ser muy entretenido.


La duración del título va entre 10 a 15 horas. Todo dependerá de que tan rápido resolvamos los puzzles y que tan buenos sean ambos jugadores. En Youtube hemos encontrado longplays de 9:30 horas, pero nuestra primera vez ante el título, sin que nos hayamos demorado mucho intentando descifrar los puzzles, tomó como 12 horas y media. La segunda vez, sabiendo lo que debíamos hacer, pudimos pasarla en 11. 

Por otro lado, lo hemos podido jugar tanto en cooperativo local como online, y la experiencia es casi idéntica. Nosotros lo jugamos desde una PS5 con el segundo jugador con el pase amigo conectado desde una PS4. Aunque pensamos que la diferencia de tiempos de carga nos iba a jugar en contra, mágicamente esto no sucedio. El tiempo en el PS4 cargaba casi tan rápido como en el PS5, a punto de no tener que esperar prácticamente nada a que el otro jugador ya esté listo para empezar. Eso sí jugándolo de este modo sufrimos un par de bugs, que vinieron desde la versión PS4, puesto que solo ese jugador quedó bugeado. Una de estas veces se solucionó solo cuando el primer player pasó de zona, pero la siguiente vez tuvimos que reiniciar al anterior punto de control.  Esto no pasó ni una sola vez cuando lo jugamos en cooperativo local en la PS5.


Gráficamente, el juego luce de lujo en una PS5 y corre perfectamente a 4K con 60fps. Recomendamos tener activado el HDR si tenemos la opción compatible en nuestro televisor, puesto que el título juega mucho con las iluminaciones y zonas oscuras. Aunque los personajes que encontraremos son animados, los escenarios trasmiten mucho realismo, y sin lugar a dudas disfrutar la experiencia en una consola de nueva generación o en una PC potente, sería lo ideal.  Hay mucho que se explota en lo gráfico, y mucho para disfrutar visualmente en nuestra aventura. No por tener una estética animada en los personajes principales, signifique que sea un juego que necesite de pocos recursos. 

Otro detalle interesante es que el movimiento de los personajes está hecho por motion capture, pese a ser personajes animados. Lo que logra un abanico increible de movimientos en los personajes y un nivel de detalles de movimiento realista. 


Respecto al sonido, todos los aspectos son de lujo. Los efectos y sonidos ambientales son dignos de juego triple A,  por más que el tipo de juego no lo requiera. El soundtrack es increible y variado depende la zona. Hay canciones realmente épicas, como en la batalla contra el Rey y Reina en el tablero de Ajedrez o como la música del nivel del reloj, por poner algunos ejemplos. 

Sin embargo, creo que la medalla de oro se la lleva la interpretación vocal de los personajes, que sumado al motion capture, consiguen darle realmente vida a los personajes. Cody y May transmiten empatia, parecen dos personas reales, y esto sin duda no podría haber sido sin esas voces tan expresivas. Sin esa voz de ingenuo de Cody o ese dejo inglés de May. 


Conclusión:

It Takes Two es el mejor juego cooperativo que podrás encontrar hasta la fecha. No solo es super divertido y ofrece variados sistemas de jugabilidad, sino también es extenso y está perfectamente hilado por una historia simple, pero llena de detalles y metáforas.

Cuanta seguridad tenía Josef Fares (su creador) al ofrecer 1000 euros a quien no le guste el juego, siempre tuvo claro que eso sería imposible. It Takes Two no solo es el mejor cooperativo, sino que se va perfilando como la mejor opción hasta la fecha como GOTY para este 2021.


Lo mejor: 
- Variedad de estilos de gameplay
- La importancia de la colaboración en cada habilidad que adquieren nuestros personajes.
- Bosses imponentes que no nos dejarán soltar el mando ni un segundo. 
- Las interpretaciones de ambos personajes
- La historia como hilo conductor de este festín de tipos de gameplay. 
- Tener el pase de amigo para jugarlo online de a 2 con una sola copia del juego

Lo malo

- Será difícil que un juego cooperativo pueda superar esto
- Nos hubiera gustado quedarnos más en algunas zonas junto a sus estilos de juego como el nivel en el castillo.


NOTA
100/100


Análisis hecho con un código para PS5/PS4 brindado por Electronic Arts*






No hay comentarios.