Análisis: Crash Bandicoot 4: It's About Time (Switch)

Han pasado varios meses desde su lanzamiento oficial, pero finalmente llegó a Nintendo Switch. El marsupial más querido junto a su hermana Coco están de vuelta para salvar el día. Nosotros lo jugamos y luego de comparar, ver ventajas y desventajas en esta consola híbrida, te contamos qué tal nos fue.

Crash Bandicoot 4: It's About Time es un juego desarrollado por Toys for Bob y distribuido por Activision. Un videojuego de plataformas recordado por muchos, ya que volveremos a controlar a Crash y a Coco en una aventura muy sin precedentes.

El Dr. Neo Cortex y N. Tropy fueron liberados gracias al sacrificio involuntario de Uka Uka. Esto alertará a Crash y Coco quienes buscarán la forma de detenerlos una vez más. Para ello descubrirán nuevas máscaras mágicas aliadas que los ayudarán en esta aventura entre líneas temporales y espacio.

Crash, Coco y algunos personajes sorpresa irán visitando varios lugares en distintas épocas para intentar frenar al mal y restaurar el equilibrio del universo. 

El juego es un regalo para los fans de la saga, porque durante toda la aventura se mantiene la esencia de los títulos anteriores, pero con la ligera diferencia que en esta entrega la dificultad se siente mayor. El juego tiene la opción del modo moderno, un modo con vidas infinitas, en el que no importa cuántas veces muramos, volveremos al último checkpoint.

Por otro lado, tenemos el modo retro, en el que cuando pierdes tus vidas, tendrás que jugar la fase desde el inicio. Todo un desafío como para volver a sentir la experiencia de títulos pasados de la saga.

Jugabilidad:

El juego es del género de plataformas en 3D donde tenemos la opción de escoger entre Crash y Coco durante los niveles y tener la opción de ir intercambiando personajes cuando queramos. Junto a ellos, hay más personajes que se unen parcialmente para que puedas controlarlos en determinados momentos de la historia.

Crash y Coco tienen el mismo patrón de movimientos, solo que varía la forma y animación al realizarlos (Mientras que Crash se tira de panza al suelo, Como lo hace mediante un sentón). Hay distintos modos de recorrido en los niveles, por un lado habrán misiones donde avanzaremos hacia adelante de forma recta, hay otro modo donde iremos hacia la pantalla, como viniendo hacia nosotros mismos. Hay también recorridos por partes en línea lateral como los bonus o niveles mezclando direcciones.

Claro que esta nueva entrega nos trae un nuevo abanico de mecánicas que dan frescura y reinventan el juego. Estos poderes llegan gracias a las máscaras mágicas aliadas, que nos darán la oportunidad de hacer un spin turbo, ralentizar el tiempo, invertir la gravedad en nuestro personaje o hacer cruces dimensionales para aparecer o desaparecer objetos. Definitivamente todo esto le abre una gran gama de opciones al juego y se prestan para nuevas situaciones e ideas muy locas para niveles. haciendo también, el gameplay mucho más variado. 

Hay una gran cantidad de villanos y trampas que impedirán tu recorrido hacia el punto final de la misión y lo más genial de algunos niveles que podrás combatir contra bosses justo antes de llegar a la meta. 

El juego tiene una dificultad moderada por lo que con práctica y muriendo muchas veces podrás superar los obstáculos correspondientes del lugar. Si eres de los que busca pasar todo al 100%, obteniendo todas las cajas, pues la dificultad aumentará porque será una mezcla de tensión y ansiedad para querer recolectar todas las cajas y gemas ocultas.

Estos coleccionables podrás encontrarlos en cada nivel y si juntas muchas de estas gemas como también frutas Wumpa podrás desbloquear aspectos  para tus personajes. (Traje de huesitos por default en Nintendo Switch). También está el modo contrarreloj al que solo podrás acceder una vez terminado el nivel. Superando este modo podremos obtener una reliquia de zafiro, oro o platino. 

Crash Bandicoot 4 tiene un modo  de juego llamado N. Version, que trata de repetir los mismos niveles finalizados con la variedad de qué están invertidos como si de un espejo se tratara. En estos modos podremos coleccionar más gemas y cintas de Salto al pasado. 

Con estas cintas tendremos la opción de jugar niveles especiales donde veremos a Crash y Coco en las cámaras de pruebas de Neo Cortex como un vistazo al pasado.

El juego curiosamente nos trae un modo multijugador, que si bien no es la gran cosa, si sirve para darnos alguna novedad y diversión con otras personas. En primer lugar, en cualquier momento de nuestra campaña, podemos activar la opción "juega y pasa", en el que hasta 4 jugadores pueden cooperar por turnos para pasar un nivel con el mismo mando.

También está el modo Batalla, solo que esta vez competiremos con amigos, rotando el mando, y viendo quien se desenvuelve mejor en el nivel elegido. Sin lugar a dudas, no son modos que reunirá a gente, pero que pueden servir cuando llegue visita o algún familiar tuyo también quiera jugar.

Experiencia en Nintendo Switch:

Este título nos da la facilidad de jugarlo en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor teniendo una muy buena compatibilidad con el mando Pro de Nintendo Switch. Existen diferencias claras entre esta versión de Switch con sus versiones de otras consolas.

Gráficamente en la Switch podemos decir Crash Bandicoot 4: It’s About Time se ve de forma muy aceptable, claro está que a nivel técnico ha sufrido muchas limitaciones, pero esta adaptación se ve agradable y llena de colores.

La iluminación, textura  y los shaders han sido modificados y reducidos para que el juego pueda verse correr perfectamente. De cierta forma, las comparaciones son odiosas, pero en este caso, esta versión de Switch no tiene nada que envidiar porque el esfuerzo y cariño que le han puesto al juego para adaptarlo a esta versión es notoria.

Los personajes, enemigos, la naturaleza que recorres y en general los múltiples escenarios que visitas se ven estupendos, pero existen diferencias entre la versión portátil y jugarlo con el dock. En el modo portátil el juego corre a 540p teniendo caídas solo en algunas cinemáticas y en algunos casos se ven partes algo borrosas como si te diera la sensación de neblina. Mientras que jugarlo en tu televisor mediante el dock podrás disfrutarlo a 720p y en 30fps de ambas opciones de juego.

El juego se sentirá muy fluido en ambas formas de juego, por más limitaciones que tenga el modo portátil o efectos de dithering o tramado,  la experiencia se sentirá a la par como jugarlo en la Tv o con otra consola.

La reducción de carga poligonal tanto de personajes como escenarios es un acierto para que el juego corra de forma correcta y se vea muy vistoso. El trabajo de Toys for Bob se nota muchísimo y realmente se agradece su esfuerzo y dedicación para traernos una muy buena entrega.

Mientras jugaba en el modo portátil pude sentir que algunos gatillos se sentían muy sensibles por lo que debía de medir bien al momento de calcular saltos con los personajes. Esto no ocurría con un mando pro y a lo mejor puede que sea parte de la comodidad de uno u otra forma de jugar.

El apartado de audio es sin duda magistral. El juego cuenta con temas que desde el inicio te trasladará a la época de los crash clásicos gracias a su temas nostálgicos. El compositor es Walter Mair y es el responsable de crear tan maravillosa música. Esa mezcla de nuevos temas, con antiguos y canciones reimaginadas logra que no desentonan en lo absoluto.

Los tiempos de carga son mejores que en una PS4 y realmente se agradece. No se han encontrado ningún tipo de bugs a lo largo del juego, cosa que se agradece. Este título está llegando con un precio de 40 dólares, muy por debajo del precio en otras consolas. Muy buena estrategia de parte de Nintendo, ya que saben que la franquicia de Crash se vende muchísimo y gracias a la gran acogida meses atrás, este precio cae de perilla tanto para Nintendo como para el público. Algo adicional para agregar es que el juego cuenta con voces y textos en español latino por lo que puedes sumarle una cosa más positiva a tu experiencia.

Conclusión:

Crash Bandicoot 4: It's About Time está muy bien optimizado en la Nintendo Switch. El juego corre muy fluido, sin ningún tipo de bug y realmente ha sorprendido lo muy bien trabajado del título de parte de Toys for Bob. Pudimos notar que el juego corre a 720p en modo dock a 30 fps mientras que en el modo portátil si se siente el pequeño malestar, ya que corre a 540p y presenta fastidio en cuanto al tramado e iluminación.

Estos puntos negativos no quitan para nada la experiencia sensacional que te trae esta versión y podrás disfrutarlo sin mucho problema durante toda su aventura. Se han reducido algunas cositas como la carga poligonal, pero esto ayuda mucho a la fluidez del mismo juego. El juego es muy recomendable que lo tengas y más aún porque el precio es muy accesible.

Lo Bueno:

  • Sigue teniendo la esencia de los juegos clásicos y la historia es una genialidad.
  • Está muy bien optimizado para Nintendo Switch.
  • Se han quitado muchas cosas como iluminación y textura, pero es para bien del juego. 
  • Va muy fluido sin ningún tipo de bug.
  • En la televisión se disfruta mejor y a 720p.
  • El precio.

Lo Malo:

  • En el modo portátil tiene pequeños problemas de dithering.
  • El juego llega a 540p.
  • La sensibilidad de algunos botones se sienten diferente al jugar en modo portátil.

NOTA: 
88

Análisis hecho con un código para Switch brindado por Activision*


No hay comentarios.